Porfirio Díaz: Biografía, carrera, economía y más

José de la Cruz Porfirio Díaz Mori, se desenvolvió como un militar mexicano que logró desarrollarse bajo el cargo de presidente de la República.

porfirio-díaz-2

Porfirio Díaz

Muchos se preguntan ¿Quién fue Porfirio Díaz? Este fue un militar y político mexicano que se desenvolvió en el poder presidencial por treinta y un años, estructurados en siete periodos. Sus tiempos de mandato fueron denominados por los historiadores mexicanos, el lapso de Porfiriato.

Su primer periodo como jefe de Estado se efectuó posterior a la victoria establecida tras las acciones de la Revolución de Tuxtepec. Batalla que se ejecutó entre el 28 de noviembre del año de 1876 al 6 de diciembre de ese mismo año.

El segundo desarrollo de su gobierno se efectuó dentro de la época del 17 de febrero de 1877 al 5 de mayo de ese mismo año. Posterior a ello, se desenvolvió dentro de los rangos constitucionales para el 30 de noviembre de 1880, posterior a establecerse las normativas requeridas para la constitución del país.

Después de todos esto acontecimientos, tomó el poder presidencial de México sin ningún tipo de interrupción desde el año de 1884 hasta 1911. Es importante mencionar que antes de desenvolverse como presidente se manejó como militar.

Aspectos  militares

Porfirio Díaz, destacó como militar en batallas como la de la Segunda Intervención Francesa en México. Por otro lado, se desenvolvió de manera brillante en la Batalla de Puebla, así como el Sitio de Puebla, la Batalla de Miahuatlán y también la Batalla de la Carbonera.

A su vez, es importante mencionar que para el 15 de octubre de 1863, el entonces presidente Benito Juárez, decide nombrar a Porfirio Díaz General de División. Posterior a esto, el 28 de ese mismo mes se efectúan elementos militares enfocados en el mandato militar en los estados de Veracruz, Oaxaca, Tlaxcala y Puebla.

Es importante destacar que dentro de los personajes que resaltaron Porfirio Díaz lo hizo, mediante sus decisiones militares en las batallas desenvueltas dentro del estado de Oaxaca. Entre sus buenas decisiones, trazó cuadrillas de guerrilleros en contra de los franceses, con la intención de acabar con los intentos de dominio por parte de Francia.

Para inicios de abril de 1867, Porfirio Díaz decide dirigirse hacia Puebla, para que posterior al 15 de abril lograra el triunfo y de esta forma llevara tropas de rango republicano hacia la ciudad capital de México.

Porfirio Díaz decide ejecutar alzamientos de armas en contra del gobierno federal motivado por ideales contrarios en dos ocasiones. Su primer acto con armas fue en contra de Benito Juárez, ejecutando el Plan de la Noria. Si deseas puedes conocer un poco más sobre artículos como este con Ignacio Manuel Altamirano

Estos acontecimientos llevaron consigo un enfrentamiento con Sebastián Lerdo de Tejada. Es tras esto que elabora el Plan de Tuxtepec. Este plan fue ejecutado con éxito, lo que llevó a Porfirio Díaz a desarrollarse como presidente del territorio de México.

Se describía como un defensor total de elementos que llevasen hacia la evolución y progreso. Entre las acciones con mayor importancia que efectuó mientras se mantuvo en el cargo de jefe de estado estuvo el logro de realizar una expansión progresiva del ferrocarril en México.

Biografía

La biografía de Porfirio Díaz indica que nació en Oaxaca México, en la anteriormente denominada provincia de Antequera, el 15 de septiembre del año d 1830. Su bautizo fue ejecutado por José Agustín Domínguez como padrino, el mismo día en el que nació.

porfirio-díaz-3

Es importante mencionar que fue el sexto hijo de la unión de José Faustino Díaz Orozco y María Petrona Cecilia Mori Cortés, pareja que se unió en sagrado matrimonio para 1808. Se debe mencionar que el padre de este personaje de importancia para la historia mexicana se desenvolvía en el área de minas y metales.

Además de ello, José Faustino, decide formar parte de las tropas de insurgentes dirigidas por Vicente Guerrero. Es en estas tropas militares que Jóse Faustino se desenvolvió como veterinario, para posteríos gracias a sus labores ser nombrado coronel.

En 1819 los padres de Porfirio Díaz logran concebir a su primera hija que es llamada Desideria. Posterior a ello, nacen los gemelos Cayetano y Pablo, sin embargo, sus vidas se envuelven en la desgracia tras morir a temprana edad. Después nacen otras dos chicas llamadas Manuela y Nicolasa. Para 1830 nace Porfirio y finalmente su hermano menor llamado Felipe Díaz Mori, que nace para 1833.

Es importante mencionar que para 1820 los padres de Porfirio se trasladan hasta el centro de la ciudad de Oaxaca. Aquí deciden comprarse un mesón que se encuentra cercano a un templo de la Virgen de la Soledad. La misma es conocida por alojar a viajeros que pasan por esa ciudad.

Finalmente, José Faustino Díaz se motiva a iniciar con un negocio dedicado a la herrería. Esto permitió que la familia contara con una situación económica favorable por unos cuantos años.

Epidemia de cólera morbus

En el periodo de verano de 1833 se desplegó una epidemia de cólera morbus que se desenvolvió en la ciudad de Oaxaca. Es por esta razón que a inicios de agosto José Faustino Díaz se vio contagiado por la enfermedad y decidió para finales del mismo mes realizar su testamento. Los bienes fueron otorgados en su totalidad a su esposa.

porfirio-díaz-4

Posterior a la desgracia, la familia no se pudo mantener en el mesón por lo que decidieron mudarse hacia el Solar del Toronjo. Ante la situación vivida en esos tiempos es que nace alguna de las frases memorables de Porfirio Díaz, inspirado en sus memorias “Su buen juicio y sus deberes de madre le proporcionaron la manera de prolongar por mucho tiempo aquellos escasos recursos”

Por otro lado, las muchachas Díaz Mori, Manuela, Desideria y Nicolasa, decidieron iniciar con actividades de tejido, costuras y elaboración de alimentos y postres, con el propósito de venderlos para así mantener una economía estable dentro del núcleo familiar.

La matriarca a su vez, procede a sembrar nopales con la intención de producirlos para posterior al resultado venderlos. A su vez inició con la cría de cerdos, tras capacitar uno de los patios de su hogar para realizar esta actividad.

Primeros años de estudio

Fue para 1835 cuando Porfirio Díaz ingresa en la Escuela Amiga. Esta estructura educativa se encontraba dentro de los rangos de control del estado de Oaxaca. Es aquí donde el personaje logró aprender a leer y a su vez a escribir.

Se dice según su biografía que de muchacho la mayoría del tiempo se dedicaba a jugar y compartir con los amigos y vecinos que tenía en el Solar del Toronjo. Por otro lado, según relatos, en un momento en medio de un enojo entre hermanos, decide colocar pólvora a la  nariz de Félix, mientras este descansaba, prendiéndole de esta forma fuego. Esto provocó que le llamaran a Félix el chato Díaz.

Seminario

El padrino de Porfirio se llamaba José Agustín Domínguez y Díaz, sujeto que se desenvolvía como sacerdote y posteriormente como Obispo de Antequera. Este le recomienda a la madre de Porfirio que lo ingrese a un seminario.

porfirio-díaz-5

Por lo tanto para 1843 el personaje ingreso al Seminario Tridentino de Oaxaca, desarrollándose dentro del rango de bachillerato en artes. Este proceso se dio por un lapso de tres años. Es por esta razón que para 1846, Porfirio llegó a saber sobre estudios de física, matemática, lógica, gramática, latín y retórica.

Contó además con buenas calificaciones, sobre todo en las clases de latín. Es por esta razón que procede a ofrecer clases de este idioma a Guadalupe Pérez, quien era el hijo del licenciado Marcos Pérez, con la intención de solventar dificultades económicas familiares.

Las intervenciones por parte de Estados Unidos hacia el territorio mexicano, trajo consigo cierto levantamiento y rebeldía por parte de los integrantes de los seminarios. El de Oaxaca, no se quedó atrás con estas acciones, es por ello, que los miembros del mismo, comenzaron a verse motivados con la lucha contra estos invasores.

Por ello, iniciaron con ideas revolucionarías que se vieron aupadas tanto por los sacerdotes y los maestros que se desenvolvían dentro de la institución. Es por esta razón, que para octubre del año de los movimientos invasores de los estadounidenses, un grupo de alumnos decide reunirse con el gobernador del Estado, con la intención de solicitar se les otorgara el ingreso dentro de las fuerzas del ejército nacional. Es importante mencionar que Porfirio Díaz formaba parte de ese grupo.

Este grupo de muchachos, se ubicó dentro del Batallón de San Clemente. A pesar de todas estas acciones, la guerra culmina al poco tiempo y ninguno de los integrantes del grupo logró desenvolverse dentro de la guerra.

Clases de latín

Porfirio Díaz se desenvolvió como tutor de latín con Guadalupe Pérez, quien era hijo del importante licenciado Marcos Pérez, personaje con grandes relaciones con Benito Juárez.

porfirio-díaz-6

Se debe mencionar, que un día tras culminar con las clases con Guadalupe, el padre del mismo, decide invitar a Porfirio a participar junto a ellos, en una entrega de premios que se efectuó en el Colegio Liberal.

Tras aceptar el tutor del pequeño de los Pérez, conoce en el evento al gobernador del estado de esa época, quien era Benito Juárez. Ahí el muchacho observa cómo se desenvuelven personajes como Marcos Pérez y Benito Juárez y además de ello, procede a escuchar palabras que expresan conocimientos que no se obtienen dentro del seminario. Es por esto, que tras este evento decide dejar de lado el seminario.

Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca

Porfirio se motiva tras sus acciones a entrar al Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca, para el momento en el que el joven decide entrar en el instituto, el lugar era conocido por supuestamente tener elementos de herejía. Por esta razón su padrino quien ya se desenvolvía como obispo decide retirar el apoyo económico que le brindaba, así como el emocional.

A pesar de su nueva situación, Porfirio Díaz logra evolucionar dentro de sus estudios en el área de derecho. Lo que lo llevó a obtener a finales del año de 1850 el título de maestro dentro del Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca.

Por otro lado, la situación económica en la que se encontraba su familia lleva a Porfirio a convertirse en bolero. Posterior decide laborar dentro de una armería en donde se desempeña bajo el oficio de arreglar rifles y posterior a ello pasa a ser carpintero.

Para 1854 procede a sustituir a Rafael Urquiza dentro de la labor de bibliotecario del Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca. Todas estas actividades tuvieron la intención de mejorar la situación económica en la que se encontraba su familia.

Es importante mencionar que tras el abandono por enfermedad de la cátedra de derecho natural de Manuel Iturribarrí, es Porfirio Díaz quien lo sustituye. Este nuevo cargo mejora considerablemente la situación económica de su familia y a su vez lo lleva hacía una nueva etapa en su vida profesional.

porfirio-díaz-6

Desenvolvimiento en estudios

Se debe mencionar que este personaje se desenvolvió con gran habilidad en el derecho romano. Lo que lo llevó a ser el estudiante con mejores calificaciones en su generación.

Entre los compañeros con quienes se relacionó estuvieron Matías Romero y José Justo Benítez. Por otro lado, fue estudiante de Benito Juárez en derecho civil desde el año de 1852 a 1853.

Vida de sus hermanas

Cuando muere su padre la hermana de Porfirio, Desideria, decide casarse con Antonio Tapia, quien se desenvuelve como comerciante dentro del territorio de Michoacán. Es con este hombre que tiene varios hijos. Sin embargo, de estos solo dos logran sobrevivir. La mujer vivió en Michoacán hasta la hora de su muerte.

Por su parte Nicolasa decide casarse a una muy temprana edad y a su vez queda viuda al poco tiempo de haberse casado. Es tras estos acontecimientos, que no llega a dejar ningún tipo de descendencia.

Manuela por otra parte, se desenvolvió en una relación extramatrimonial con un médico llamado Manuel Ortega Reyes. Es tras esto que nace Delfina Ortega Díaz, quien al trascurrir los años pasa a ser la esposa de su tío Porfirio.

Carrera militar

El primero de marzo de 1854 en el actual Estado de Guerrero, Florencio Villareal y Juan N. Álvarez, deciden exteriorizar el Plan de Ayutla, que busca acabar con el desarrollo presidencial de Antonio López de Santa Anna. Personaje político que se encontraba ejerciendo la presidencia por décima primera vez, desde  abril del año de 1853.

Es a través de esta publicación que se inicia con la llamada Revolución de Ayutla. Se debe mencionar que quien orquestaba los mayores movimiento en Oaxaca era Marcos Pérez, junto a sus más importantes compañeros de ideales. Es por ello, que entre todos comienzan a trazar un plan con la intención de colaborar con el movimiento revolucionario.

Tras esto, proceden a contar con contactos relacionados directamente con personajes de origen mexicano que se encontraban en la ciudad estadounidense de New Orleans bajo el rango de exiliados. Entre estos estaba el caso para ese entonces de Benito Juárez, quien se había trasladado hasta la zona por disputas con Santa Anna.

Sin embargo, esto trae consigo el encarcelamiento de Marcos Pérez y otros miembros que se comunicaban mediante cartas con los exiliados, puesto que la policía secreta del gobierno logra descubrir sus acciones.

Porfirio Díaz en su búsqueda revolucionaria trata de visitar a Pérez, sin embargo, no se le es tan fácil debido a las restricciones impuestas por parte del gobierno contra estos prisioneros.

A pesar de ello, Porfirio no se rinde, por lo que llega a escalar torres del convento con colaboración de su hermano una noche de noviembre. Esto lo lleva a comunicarse con Pérez mediante el idioma latín.

Posterior a esta situación, se les otorga amnistía a las prisiones y por lo tanto Porfirio decide informarle la decisión a Pérez. Para diciembre de ese mismo año Pérez es exiliado por el gobernador y a su vez se le emite una orden de captura a Porfirio Díaz, puesto que el mismo decide votar públicamente en contra de Santa Anna, apoyando así a Álvarez.

Juan Álvarez para ese entonces, decide estructurar un grupo guerrillero, con la intención de enfrentar las tropas federales en el territorio de Teotongo para febrero del año d 1855. No dejes de informarte con artículos como Biografía de Guadalupe Victoria

porfirio-díaz-8

Renuncia de Santa Anna

Para el 9 de agosto de 1855, Santa Anna, decide renunciar a su cargo como presidente, tras acontecimientos suscitados en su contra. Es por ello, que se embarca en el puerto de Veracruz hacia Cuba.

Es Juan N. Álvarez quien pasa a ser presidente del territorio mexicano, puesto que es el quien dirigió los movimientos revolucionarios en contra de Santa Anna. Para el 27 d agosto de ese mismo año Benito Juárez regresa, tras estar unos años en el exilio en los Estados Unidos. Posterior a ello, Benito Juárez es nombrado gobernador de Oaxaca.

Por otro lado, Celestino Macedonio, se desenvolvía como secretario del gobierno Estatal. Es por esta razón, que se tomó la atribución de nombrar a Porfirio Díaz como el jefe político a cargo del Distrito de Ixtlán.

Díaz logra realizar la primera guardia dentro de esta zona, a pesar de contar con varios personajes en su contra, como era el caso del jefe militar estatal. Es junto a estas nuevas tropas, que Díaz participa en Oaxaca en una batalla en el año de 1856. En este acontecimiento histórico es herido de bala y tras esto Esteban Calderón procede a operarle.

Premio por sus servicios

Porfirio Díaz fue premiado por las acciones liberales que efectúo mientras se mantuvo en su servicio militar. Quien le entregó este reconocimiento fue el presidente Ignacio Comonfort. Por otro lado, fue él quien le entregó la dirigencia militar de Istmo de Tehuantepec, que se ubicaba en Santo Domingo Tehuantepec.

porfirio-díaz-9

Tras este evento, se suscita una rebelión de rango conservador, por  lo que Porfirio Díaz decide tomar el mando de Jamiltepec, que se encuentra en el territorio de Ixcapa. Es gracias a esta acción que se logró mantener a raya los eventos orquestados por los conservadores.

Se debe mencionar que en el territorio de Tehuantepec, es que Díaz llega a conocer a Mauricio López, quien se desenvuelve bajo aspectos liberales. Además de ello, tuvo la oportunidad de desenvolverse junto al administrado de correos de lugar, que era conocido como Juan Calvo. Así como a Juan A. Avendaño quien se desenvolvía en la zona como juez y comerciante y a Charles Etienne Brasseur, quien era un francés que se encontraba viajando por el territorio.

Por otro lado, Díaz para la época, desarrolló una conexión con los elementos propios de la cultura zapoteca y a su vez la cultura mixteca. Además es importante mencionar que se vio motivado en conocer cada día más de los mixtecos porque su madre era descendiente de estos aborígenes.

A su vez, tuvo la oportunidad de compartir con Juana C. Romero, mujer de importancia que descendía de una resaltante familia de políticos. Así mismo, mientras se desarrollaba el Porfiriato, el hombre decide formar parte de los resaltantes aspectos propios del Istmo.

Se debe acotar que fue para 1860 que Porfirio Díaz, por primera vez sale del territorio de Oaxaca. Demostrando en otras zonas del país según testimonios como el de Brasseur, que era un hombre con alta distinción, puesto tenía rasgos de nobleza. Sin dejar de lado, elementos propios del mexicano.

Para muchos, Díaz tenía cierto halo de la aristocracia. A su vez se relucía su buen carácter e ingenio a la hora de tomar decisiones relacionadas a la evolución de su país. Es a través de esto que comenzó a ser denominado el hombre de Oaxaca.

 Guerra de reforma

En el momento en el que se inicia con la Guerra de Reforma, Porfirio Díaz, formó parte de las tropas dirigidas por José María Díaz Ordaz e Ignacio Mejía en las batallas ejecutadas en Calpulalpan.

porfirio-díaz-10

Es idóneo señalar que tras su gran desenvolvimiento, se le otorgaron en tan solo tres años los cargos de coronel y teniente general. Finalmente, tras el triunfo liberal que se formalizó el 11 de enero de 1861, Porfirio, decide postularse como diputado federal, del estado en el que nació. Este obtiene el triunfo en el parlamento, bajo la representación de Oaxaca, en el llamado Congreso de la Unión.

A pesar de este triunfo Díaz decide mantenerse por un tiempo lejos de su cargo con la intención de formar parte de las filas de batalla, tras la ejecución orquestada por los conservadores hacia Melchor Ocampo, Santos Degollado y Leandro Valle, quien ocupó su lugar mientras estuvo ausente de su cargo fue Justo Benítez.

Convención en Londres

Para el 31 de octubre de 1861 se realiza en Londres una reunión en donde se desenvolvían representantes de España, Francia e Inglaterra. Todos estos países tenían un fin en común que se relacionaba directamente a conseguir un método para obligar a México pagar sus deudas.

Esta situación se generó posterior a la suspensión de los pagos ejecutados por Benito Juárez, puesto que el país se encontraba en bancarrota. Lo que motivó a los franceses, españoles e ingleses a dirigirse hacia el suelo mexicano desde las costas de Veracruz, Orizaba y Córdoba.

Estas tropas militares extrajeras, se encontraban dirigidas por Juan Prim, Dubois de Saligny y John Russell. Sin embargo, gracias a Manuel Doblado, quien para ese entonces cumplía con el cargo de Ministro de Relaciones Exteriores, las tropas de origen español e inglés se retiran, puesto que salió a relucir los Tratados de La Soledad.

A pesar de las negociaciones, no se logra acordar nada con las tropas francesas, por lo que las mismas deciden mantenerse dentro del territorio mexicano. Es para inicios de marzo de 1862 que proceden a establecerse al interior del país. Estos contaban con alrededor de 5000 soldados, que se encontraban comandados por Charles Ferdinand Latrille, quien poseía el título de Conde de Lorencez.

Es a finales de abril de ese año que las tropas francesas se establecieron en Las Flores, zona que conformaba el territorio de Veracruz. Tras estos acontecimientos, Benito Juárez decide indicarle a Ignacio Zaragoza, que forme parte del ejercito liberar que acciona finalmente en la Guerra de Reforma, con la intención de acabar con las fuerzas francesas que se establecieron en Puebla.

Para inicios de mayo Porfirio Díaz, en alianza con otros militares, deciden brindar apoyo en contra de los franceses en la Batalla de Puebla. Es tras esto que se logra la victoria, lo que lleva a las tropas enemigas a retroceder hasta Orizaba.

Se debe mencionar que Díaz tuvo la labor de defender la zona izquierda de la ciudad. En donde constantemente resistió ataques orquestados por las fuerzas francesas. Por otro lado, tras la derrota y huida, son Porfirio Díaz y González Ortega, quienes se entregan a la tarea de perseguir a la tropas invasoras, con la intención de acabar por completo con ellas.

Sin embargo, Zaragoza decide frenar sus acciones, lo que llevó a los franceses a escapar con éxito. Posterior a esta acción por parte de Zaragoza, el soldado decide mandarle una carta Juárez, con la intención de informarle todo lo ocurrido en batalla. En ella, señaló de manera resaltante todas las hazañas efectuadas por parte del Porfirio Díaz.

Muerte de Zaragoza

Para inicios de septiembre muere Zaragoza en el territorio de Puebla. Por otro lado, a inicios del año de 1863, el emperador de Francia Napoleón III decide mandar más tropas hacia México, con la intención de lograr la victoria por completo y así desarrollar un proceso geopolítico europeo nuevamente en el continente americano.

Federico Forey era quien se desenvolvía como dirigente de las tropas que se encontraban en Puebla desde abril de 1863. Por otro lado, fue Jesús González Ortega quien procedió a defender junto a sus tropas la plaza. Se debe resaltar que obtuvo colaboración de Miguel Negrete y Felipe Berriozábal y Díaz.

Todo esto llevó a unas cuantas batallas con resultados fallidos por ambos bandos de la partida. Sin embargo, tras mucho esperar, los franceses logran el control para mediados de mayo. Es por esta razón que Porfirio Díaz decide destruir todas las armas y documentos con el fin de que los franceses no se apoderaran de ellos.

En el momento en el que los franceses logran pasar las fortalezas en donde se resguardan las tropas mexicanas, todos los militares que formaban parte de los ideales republicanos fueron tomados como prisioneros de la corona francesa.

Captura y detención

Porfirio Díaz. Junto a otros participantes de las tropas de batalla militar, fueron capturados y a su vez retenidos dentro del Convento de Santa Inés, que se ubicaba en Puebla. Posterior al reclutamiento los prisioneros militares fueron direccionados hasta Veracruz. Es acá donde se les llevaría hacía Martinica.

Sin embargo, gracias a su destacable astucia, tanto Berriozábal como Díaz, logran huir hasta la capital del territorio mexicano. Mientras esto ocurría se efectuaba un proceso de escape por parte de Juárez y sus más leales miembros del gabinete. Esto se debía a que las tropas invasoras de Juan Nepomuceno Almonte iban tras ellos con colaboración del ejército francesas.

Todo esto lleva a Díaz a comunicarse con Juárez para finales de mayo, en esta conversación destaca la pregunta hecha por el presidente, relacionada a que tan dispuesto estaba Díaz de luchar por la libertad de su país.

Ante esto Porfirio indica que debe organizar y desplegar un batallón que se nivele a las fuerzas francesas y sus aliados conservadores. Es a través de esto y bajo influencia de Sebastián Lerdo de Tejada, que el presidente le otorga a Díaz 30000 hombres miembros de sus tropas militares más confiables.

Junto a estas tropas Díaz decide dirigirse hacia el territorio de Oaxaca. Además de ello, es catalogado como gobernador interino. En el mes de junio llega hasta Oaxaca junto a Manuel González y su hermano Felipe. Es importante mencionar que González había huido de los conservadores tras la muerte de Comnfort.

Batallas entre guerrillas

En el trascurso del año de 1864, se efectuaron numerosas batallas entre guerrillas dirigidas por parte de Díaz y González. Esto permitió que Oaxaca jamás fuese dominado por los franceses.

A pesar de esta victoria personal del estado, la situación era preocupante, puesto que los conservadores cada día ganaban más terreno tras tantas victorias en batalla. Es por esta razón que Juárez decide salir de Monterrey para dirigirse hacia Paso Norte.  Lee un poco más sobre artículos como niños héroes

En lo que se suscitaban estos acontecimientos, un grupo de tropas junto a clérigos con ideales conservadores, deciden trasladarse hasta Viena, Austria, con la intención de entregar la corona del Imperio de México al archiduque Maximiliano de Habsburgo junto a su esposa Carlota en octubre de 1863.

La decisión de entregar el poder a Maximiliano se genera tras una discusión realizada entre personajes políticos y a su vez miembros de la alta sociedad de México, en donde el archiduque era el mejor prospecto para desenvolverse como emperador. Es entonces que se establece para el 10 de junio de 1864, el nuevo Imperio de México.

Fortificación de Oaxaca

Para inicios de febrero del año de 1865, Porfirio Díaz procede a realizar elementos que logren fortalecer la situación en la que se encuentra Oaxaca. Todo esto en busca de que las tropas dirigidas por Aquiles Bazaine que estaban a pocos esfuerzos de tomar Antequera, sean mermadas.

Bazaine inicia con su proceso de establecimiento en el territorio de Oaxaca para mediados del mes de febrero y tras varias situaciones en las que se procede a batallar por territorio, Díaz decide rendirse a mediados de junio.

Ante esto Bazaine, ordena que deban fusilar a Díaz pero Justo Benítez logra convencerle que era innecesario acabar con su vida. Es tras esto que lo llevan a la prisión que se ubicaba en el Convento de las Carmelitas, en el territorio de Puebla.

A pesar de estos momentos oscuros en su vida, es ahí donde Díaz logra entablar migas con el barón húngaro Louis de Salignac, puesto que este era el que se dedicaba a controlar la cárcel.

Por otro lado, Díaz busca escapar con un cuchillo y cuerda un día en el que el comandante militar no se encontraba dentro de las instalaciones de la cárcel. Ante esta situación el barón lo descubre pero debido a su amistad procede a quedarse callado y dejarlo escapar.

Mientras esto ocurría, un grupo de hombres se desplegaba con la intención de salir al combate. Además antes de efectuar cualquier acción procedieron a informar mediante una carta las acciones que se tomarían a Juárez.

Ejército de Oriente

Díaz realiza actividades de reclutamiento por un año y medio y tras lograr su objetivo decide volver hacía el sur del territorio mexicano. Es en esta zona en donde recibió ayuda del cacique con ideales liberales Juan Álvarez.

Tras esto, decide estructurar el Ejército de Oriente, con la cual logró su triunfo para el 3 de octubre de 1866, en la llamada Batalla de Miahuatlán. Posterior para el 18 de octubre del mismo año el éxito por parte de las tropas de Díaz se dio en la Batalla de la Carbonera.

Porfirio Díaz decide atacar la ciudad de Oaxaca, después de una preparación hacia sus tropas de dos meses. Logra tomar el control de la ciudad d Oaxaca en la noche del 27 de diciembre. Por lo que decide escoger un gobernador para que se encargue de las decisiones políticas, económicas y militares del estado.

Por otro lado, al tomar el control de Oaxaca, Díaz procede a destituir y en determinados casos también a ejecutar a personajes que conformaban las fuerzas militares francesas. Asimismo el arzobispo de Oaxaca decide declararse contra los movimientos políticos republicanos, por lo que Díaz procede a ejecutarlo, con la intención de disipar cualquier tipo de rebelión. Juan de Dios Borja, es quien se desenvuelve como gobernador desde 1867.

Retirada francesa

Tras todos los acontecimientos que llevaron al fracaso Napoleón III, decide retirar sus tropas para inicio de febrero de 1867. Por lo que Bazaine, pide la retirada de sus hombres. Es importante mencionar que la prensa jugó un papel importante en las acciones tomadas por el emperador de Francia, puesto que generaron diversidad de opiniones que afectaron en cierta forma las acciones parlamentarias de Francia.

Por lo que se trató con esta acción de disipar ciertos elementos propios de los prusianos que en el futuro serían los protagonistas que desembocarían la Guerra Franco Pursiana en el territorio francés.

Caída del Imperio De México

Las medidas tomadas por parte del emperador Napoleón III trajeron consigo el inicio de la caída del Imperio de México. Entre las razones relacionadas a esta situación está, que el emperador sin el apoyo francés contaba nada más con 500 hombres en sus tropas militares.

Tras esto se decide realizar los movimientos liberales, en donde Maximiliano contaba con conservadores como Miguel Miramón y Tomás Mejía, quienes proceden junto a sus pequeñas tropas dirigirse hasta Querétaro, en donde fueron recibidos por Mariano Escobedo, la cual se vio vencida el 15 de mayo de 1867.

Mientras esto ocurría Carlota de Bélgica, esposa de Maximiliano, procede a dirigirse hacia París y Roma, con la intención de hablar con Napoleón III, Francisco José I, el Papa Pío IX y Eugenia de Montijo, en busca de apoyo para así mantener vivo el imperio.

En las conversaciones no logró lo esperado, por lo que no recibió apoyo hacia su esposo. Todo esto la llevó a sufrir un ataque de locura en Roma, por lo que su familia decide recluirla en el castillo de Bruselas, en donde murió el 19 de enero de 1927, a sus 87 años.

Para marzo de 1867, Díaz inicia con el proceso de recuperación del territorio de Puebla. Estas acciones se efectuaron por tres semanas, lo que llevó consigo la preparación requerida para acabar con las tropas comandadas por Leonardo Márquez, personaje que decide trasladarse hasta Toluca tras su derrota.

Fue el 2 de abril de 1867, cuando se realiza el asalto final hacia Puebla por parte de Porfirio Díaz. Por lo que Puebla dejó de ser la ciudad del sur que se encontraba bajo el control  francés. Tras esto solo faltaba por acabar con el control francés en Quéretaro y la ciudad capital mexicana.

Fuerzas fortificadas

Mientras Porfirio Díaz se dirigía hacía Toluca, Márquez quien se encontraba bajo el control del territorio entrenaba alrededor de 700 hombres. Para mediados de abril las tropas dirigidas por Gonzalo Montes de Oca proceden a llevar a cabo un enfrentamiento con Márquez.

Los victoriosos en el ataque fueron las tropas que batallaban a favor de la liberación de México. Por lo que Márquez decide dirigirse hasta Cuba, en donde se establece hasta su muerte en 1913. Esta es denominada por la historia la Batalla de las Lomas de San Lorenzo.

Ya con este triunfo lo único que quedaba era acabar con el poder que restaba de los franceses. En lo que se desarrollaba la situación idónea para el ataque, Porfirio Díaz decide prohibir cualquier tipo de ataque, saqueo o robos. Ante esto, dos hombres de su tropa decidieron desobedecer, por lo que fueron castigados con el fusilamiento.

Maximiliano por otro lado, procede a entregar el poder de la plaza de Querétaro a Mariano Escobedo, tras verse acorralado, lo que trajo consigo que lo llevara a la prisión junto a Mejías y a Miramón.

Todos estos personajes fueron fusilados tras quebrantar leyes internacionales, nacionales y el Tratado de la Soledad. Es importante mencionar que muchos fueron los que pidieron el perdón del emperador y sus otros dos seguidores. Sin embargo Benito Juárez decidió no mostrar clemencia.

Se debe mencionar que según registros, se le hizo creer al pueblo mexicano que Maximiliano no había muerto, creando la teoría que este regresaría a la capital a luchar por sus derechos gubernamentales. Sin embargo Porfirio Díaz decide publicar su muerte, con el objetivo de acabar con estos rumores sin fundamentos.

Reconocimiento Juárez

Benito Juárez tras todas las actitudes realizadas por parte de Porfirio Díaz decide emitir en una carta dirigida a Guillermo Prieto, el potencial que poseía  el joven Díaz, resaltando el desarrollo que podría generar su estancia en algún puesto de poder.

Además de ello, en un discurso realizado el 15 de julio Benito Juárez procede a reconocer las cualidades de Porfirio Díaz en público. A su vez le brindo un premio reconociendo las habilidades y triunfos efectuados por las tropas de Oaxaca.

Asimismo se le otorgó la Hacienda de La Noria, en donde posterior se realizaría el Plan de La Noria. Por otro lado, el hermano de Díaz, Felipe, debido a sus grandes habilidades se le nombra gobernador de Oaxaca. Esto fue realizada a través de votación popular. A  su vez Porfirio decide mudarse nuevamente al territorio de Oaxaca.

 Relaciones amorosas

Mientras que se encontraba en tiempos de guerra Porfirio Díaz tuvo algunas relaciones de rango amoroso. Entre las más resaltantes se encuentra la aventura amorosa que mantuvo por unos años con Juana Catalina Romero. Mujer que además de ayudarle con los elementos propios de la Guerra de Reforma, le brindó apoyo emocional.

Es importante mencionar, que la relación perduró posterior a la guerra. Inclusive se cree que en los momentos en los que se encontraba en amenaza de muerte se dirigía hacia el hogar de su amante.

De igual forma, según registros históricos Díaz también mantuvo una relación con Rafaela Quiñones,  quien se desenvolvía como soldado en la guerra de la intervención. Es tras este amorío que nace en 1867 una hija llamada Amanda Díaz, que se mantuvo junto a Porfirio hasta 1879.

Por otro lado, el 15 de abril de 1867, Porfirio Díaz procede a casarse con su sobrina Delfina Ortega de Díaz, tras ser perdonado por Benito Juárez por la unión entre una pareja con parentescos genéticos.

Posterior a ello, nace en 1869 el primer hijo del matrimonio, el niño fue llamado Porfirio Germán, sin embargo este muere a pocos meses de nacer. Después de dos años logran procrear unos gemelos, pero estos al igual que su primer hijo mueren al poco tiempo de nacer.

Para 1873, nace Porfirio Díaz Ortega, quien fue el primer hijo que llegó a vivir hasta la edad adulta. Por otro lado, para mayo de 1875 nace Luz Victoria, quien cuenta con ese nombre tras la victoria lograda en Puebla.

Elecciones de 1867 y años posteriores

Posteriormente, cuando finaliza la guerra con los batallones franceses. Benito Juárez, bajo apoyo del artículo 128 de la Constitución realizada para 1857, logra declararse presidente. Por esta razón, procede a efectuarse unas elecciones presidenciales para el domingo 25 de agosto del año 1867.

El candidato de mayor importancia era Benito Juárez. Quien lo enfrentaba en las urnas electorales era Porfirio Díaz. Es importante mencionar que el gobierno que  Porfirio Díaz ofrecía se basaba en elementos de desarrollo para el país. Los resultados de los dos candidatos de las elecciones fueron los siguientes:

  • Benito Juárez 2344 votos.
  • Porfirio Díaz 785 votos.

Tras los resultados, el Congreso que se veía representado por Manuel Romero Rubio como presidente del órgano, procede a declarar públicamente a Benito Juárez como presidente de la República mexicana de manera constitucional.

El periodo de Juárez a partir de ahí iniciaba el 1 de diciembre de 1867 y culminaba el 30 de noviembre de 1871. Estas acciones se colocaron en las calles de la ciudad capitalina desde el 23 de septiembre del año de la elección. Con la intención de dejar claro al pueblo los acontecimientos que se estaban desarrollando.

Derrota de Díaz

En el momento en el que se le informan los resultados, Porfirio Díaz se siente totalmente deprimido tras la derrota y a su vez triunfo de Juárez en las elecciones presidenciales. Es por esta razón que procede a dirigirse hasta su hacienda La Noria.

Es en este lugar en el que a inicios de febrero de 1868 se le informa el cese del Ejército de Oriente, que para julio del año anterior se había disminuido a 4000 hombres dentro del desarrollo de tropas.

A su vez, Benito Juárez a través de Matías Romero, quien se desenvolvía para ese entonces como Ministro de Gobernación, le ofrece a Porfirio Díaz el cargo presidencial de la legación de México en Washington D.C, por sus notables hazañas. Sin embargo, a pesar de ser un cargo sumamente resaltante, Díaz prefiere no aceptar la propuesta.

Desarrollo de su vida

De 1869 a 1870, Porfirio Díaz decide vivir en su hacienda La Noria, junto a su esposa Delfina, en busca de un poco de tranquilidad. Bajo este periodo de su vida, se procrean los tres hijos que mueren al poco tiempo de haber nacido.

Ante esta situación tan dolorosa, su esposa Delfina cree que los acontecimientos se ven relacionados a aspectos de índole religiosos. Esto se debe a que su unión matrimonial se dio a pesar de contar con una relación de parientes sanguíneos.

Por otro lado, mientras esto se suscitaba, La Noria era el lugar protagonista en el que Porfirio Díaz iniciaba con una fundación dirigida a labores relacionadas a cañones, pólvora y municiones. De igual forma, Díaz manejó, elementos propios de la agricultura.

Asimismo, su hermano Félix Díaz Mori para ese entonces se convierte en el gobernador de Oaxaca. Mientras se mantuvo como gobernador, se vio afectado por unas discusiones y a su vez ciertos enfrentamientos, debido a los impuestos de a la madera con regentes de Juchitán.

Para mediados de febrero de 1870, el gobernador junto a sus tropas, conformada por quinientos hombres, entran a la ciudad e inician con el asesinato de personas de todos los rangos, género y edad, incluyendo a mujeres y a niños inocentes. Estas acciones fueron llevadas a cabo, con la intención de disipar cualquier tipo de insurrección.

Antes de partir del lugar el gobernador decide entrar a la iglesia de la zona con la intención de saquearla. Es por ello, que ordeno bajar la estatua del santo patrono de Juchitán, en busca  de dejar claro el control que poseía sobre el pueblo.

Tiempo más tarde Díaz Mori decide mandar las piezas destruidas al pueblo. Estas acciones provocaron que para marzo de 1872,  se ejecutara un plan que resultaría en la captura del gobernador. Posterior a esto, proceden a castrarlo para finalmente ejecutarlo. Las acciones fueron realizadas con la intención de dejar claro que debía pagar por las acciones realizadas en Juchitán.

La revolución de La Noria

Para 1871, Porfirio Díaz decide nuevamente postularse en las elecciones de rango presidencial. Es importante mencionar que Benito Juárez se postulaba por tercera ocasión.

Por otro lado, se encontraba como contrincante electoral también  Sebastián Lerdo de Tejada, quien para ese entonces se desenvolvía como presidente de la Suprema Corte de Justicia del país.

Estas elecciones presidenciales, fueron realizadas el 27 de agosto de 1871. Sin embargo, los resultados se publicaron para octubre de ese año, entregándole nuevamente el triunfo a Juárez. Los resultados concretos se verán a continuación:

  • Benito Juárez con 5837 votos.
  • Porfirio Díaz contó con 3555 votos.
  • Mientras que Sebastián Lerdo de Tejada obtuvó 2874 votos.

Inconformidad

Los resultados de las elecciones trajeron consigo inconformidad por parte de Díaz y Lerdo. Es por ello, que se ven motivados a realizar impugnaciones dirigidas a los resultados revelados por el Congreso.

Tras acciones que no logran resultados favorables, Lerdo decide regresar a su cargo dentro de la Suprema Corte de Justicia. Sin embargo, Porfirio Díaz no se rinde ante el fracaso. Es por esto que tras grandes acciones obtiene el visto bueno de varios ciudadanos del sur del territorio mexicano.

Muchos de los seguidores de Díaz se concentraban dentro del  estado de Oaxaca. Entre sus filas integraban militares y dueños de haciendas. Todas estas acciones  llevan a Díaz y a su grupo a realizar para inicios de noviembre de ese año el Plan de La Noria. Este se basaba en una unión militar en contra de Benito Juárez. Por lo que con esto se inicia con la Revolución de La Noria.

Las acciones lideradas por Porfirio Díaz, trajeron consigo que el estado de Oaxaca, Chiapas y Guerrero se unieran a las tropas de Díaz. Con ello, se logró una victoria en el territorio de Toluca. Sin embargo, es aquí donde las derrotas iniciaron, sin poder  cesar.

Quienes lograron disipar las acciones por parte de Díaz y sus tropas fueron Ignacio Mejías y Sóstenes Rocha. Por otro lado, los sublevados de La Noria, a pesar de contar con variedad de derrotas, lograron obtener seguidores dentro del pueblo de clase baja de México. Lo que trajo consigo mayor cantidad de aliados.

A su vez, en el momento en el que las tropas de Díaz buscan pasar por Puerto Ángel en Oaxaca, con la intención de dirigirse hacia Panamá en 1872, el ejército de juchitecos logra secuestrar a Félix Díaz, a este lo asesinan como venganza por sus acciones tomadas contra el pueblo juchiteco en el pasado.

En la noche de su muerte Manuel González, quien además de formar parte del liderazgo de la sublevación era compadre de Porfirio Díaz, recibe una carta en donde se le indica que Félix Díaz había sido ejecutado.

Muerte de Benito Juárez

El 18 de julio de 1872, muere Benito Juárez en la capital mexicana. Mientras esto se suscitaba, Díaz y González, mantenían una reunión en busca de apoyo, con Manuel Lozada, quien se desenvolvía como cacique de Nayarit.

Según el relato, se indica que cuando Díaz oyó el cañonazo que expresaba la muerte del presidente, este preguntó qué era lo que ocurría, a lo que los cercanos al hombre le indicaron que Juárez había muerto.

Es tras esto que se procede a nombrar como presidente interino a Lerdo de Tejada. Por lo que los planes ejecutados por Díaz dejaron de tener sentido, puesto que ya no había razón alguna para pelear contra los aliados de Juárez.

La situación motivó a  Díaz a seguir manteniendo comunicación con Lozada, pero al expresar sus planes, este no le brinda apoyo alguno. Lo que resulta en un levantamiento por parte de los revolucionarios. Es importante mencionar que para octubre de ese mismo año, se realizan las elecciones presidenciales.

Los candidatos fueron Porfirio Díaz y Sebastián Lerdo de Tejada. Quien se llevó el triunfo fue Lerdo de Tejada, por lo que el Congreso procede a publicar el periodo de Lerdo que se conformaría desde el 1 de diciembre de 1872, hasta el 30 de noviembre de 1876.

Por otro lado, se decreta la amnistía hacia los revolucionarios de La Noria, por parte de Mariano Escobedo. Sin embargo, esta decisión  se otorgó a cambio de que   los participantes en este movimiento revolucionario dejarán de formar parte del Ejército de México.

Triunfo de Lerdo

La derrota de Porfirio Díaz trajo consigo escarnio público por parte de los representantes de la prensa de esa época. Es tras esto que Díaz decide regresar hacía Oaxaca.

Al llegar a su hogar se entera que una de sus hija había muerto. Por otro lado, la situación económica deplorable provocó que decidiera vender la hacienda de La Noria. A su vez se asocia a una finca que laboraba como cultivador de azúcar, que se encuentra en Tlacotalpan, zona que forma parte de Veracruz. Puedes leer también Biografia de Agustin de Iturbide

Es en el territorio de Veracruz que los Díaz, obtienen cierta estabilidad en el rango económico nuevamente. Esto se debe a que Porfirio Díaz laboró cultivando azúcar y realizando actividades de carpintería. Es importante mencionar que mientras se desenvolvía en esta actividad inventó una mecedora con abanicos automáticos.

Ambiciones políticas

A pesar de todo lo sucedido Porfirio Díaz, aún mantenía sus ambiciones políticas muy vívidas. Es por ello que para octubre de 1874, se  postula a diputado federal, cargo que tras las elecciones  logró ganar. Posterior a  esto, procede a dirigirse a la Cámara de Diputados.

Por otro lado, al igual que otros diputados que habían formado parte de las filas del ejército de México, se niega a la propuesta de disminución pensionario de militares que no se encontraban ya en servicio a la nación.

También estuvo en contra de  los movimientos que buscaban disminuir el sueldo de los soldados que aun conformaban al Ejército de la nación. Todo esto lo lleva a declararse en contra de la propuesta de Hacienda.

Justo Benítez para ese entonces era quien asistía a Porfirio Díaz, por lo que le aconseja que proceda a realizar un discurso presentando las motivaciones de sus acciones dentro del Palacio Legislativo.

Esta propuesta fue aceptada por Díaz, a pesar de que se encontraba consciente de su poca habilidad como orador. Consideraba que la ocasión lo ameritaba por completo. Es por ello que trata de efectuar un buen discurso.

Se debe resaltar que a pesar de mucho esfuerzo no logra cumplir con las expectativas e incluso llega a llorar en pleno acto legislativo. Esto provocó que muchos políticos se burlaran de la posición de Díaz, según relatos establecidos por José López Portillo y Rojas.

Movimiento políticos de Díaz

A pesar de que lo ocurrido en el parlamento perjudicó un poco la imagen pública que poseía Porfirio Díaz, un grupo político que contaba con ideales radicales al mando de Lerdo, trajeron consigo una estructuración más sólida del movimiento porfirista.

Poco a poco los partidarios del movimiento porfirista fueron aumentando, mientras que disminuían los seguidores de Lerdo. Es importante señalar que la clase social alta, fue la que se vio más motivada a seguir los ideales de Díaz. Esto se debía a que Lerdo decidió destituir del poder a las organizaciones religiosas y a su vez elevó el pago por impuestos a partir del año de 1874.

Por otro lado, se debe destacar que los gobiernos de otras naciones, tampoco se encontraban de acuerdo con las decisiones impartidas por parte de los movimientos lerdistas. Entre los elementos que diferían de sus decisiones estaba que se disminuyó considerablemente la venta de productos a ciertos países, como era el caso de Inglaterra y Francia.

Esta situación política, tanto en el rango nacional como en el exterior, llevó  a Porfirio Díaz a obtener más apoyo y por tanto poder cada día. Es por esta razón que los integrantes del grupo político de Lerdo, se tomaron la atribución de vigilar las acciones de Díaz por algunos meses.

A su vez Manuel Romero Rubio, quien era el asesor político de Lerdo, le ofreció a Porfirio Díaz la presidencia de la Corte Suprema de Justicia, como táctica política. Sin embargo, debido a las condiciones en las que se encontraba la política interior del país, Díaz decidió negarse a la proposición.

La Revolución de Tuxtepec

A finales del año de 1875, Sebastián Lerdo de Tejada, decide expresar el deseo por volver a postularse en las elecciones que se efectuarían para 1876. Esta declaración fue oficializada el 23 de diciembre del mismo año, lo que trajo consigo diversas opiniones por parte de los movimientos políticos que se desenvolvían en México para la época.

Por otra parte, Porfirio Díaz procede a declararse también candidato oficial a las elecciones presidenciales. Además de ello, declara públicamente sus ideales totalmente contrarios al manejo político que había estructurado en su periodo presidencial Lerdo y su gabinete.

Sin embargo, estas manifestaciones fueron oprimidas con rapidez por parte de Lerdo, puesto que consideraba se buscaba  someterlo al escarnio público con estás acciones. Estas situaciones de censura, fueron accionadas por parte de la policía secreta. Lo que a su vez generó mayor desagrado hacia los grupos políticos de lerdismo.

Para el 10 de enero de 1876, se inicia con el Plan de Tuxtepec, organizado por Porfirio Díaz. Este se encuentra conformado por militares de todo el país e incluso posee apoyo de la iglesia católica.

La gran receptividad se debe a la forma en la que Lerdo y su gabinete se manejaban con la sociedad mexicana. Provocando a su vez el inicio de la llamada Revolución de Tuxtepec, que se convirtió en la última guerra del siglo XIX llevada a cabo en el territorio mexicano.

Fidelidad hacia Lerdo

Es importante mencionar que a pesar de contar con un buen número de partidarios, casi todos eran civiles, puesto que aun la mayoría del ejército mexicano se mantenía leal a las  órdenes de Lerdo. Por lo que las tropas dirigidas por Díaz fueron recibiendo derrota tras derrota.

Mariano Escobedo, es quien dirige la victoria en marzo de 1876 contra Díaz, en el territorio de Icamole, que conforma a Nueva León. Muchos afirmaron que tras su derrota Porfirio Díaz procede a llorar delante de todos, sin embargo, no se sabe si esta teoría se ve infundida por el suceso del parlamento.

El rumor que se esparció durante la guerra de las acciones tomadas por Díaz lo llevaron a ser conocido en batalla como El Llorón de Icamole. Por otro lado, los lerdistas tras el triunfo de Icamole se sentían totalmente confiados de su próximo éxito, por esta razón es que bajan la guardia disminuyendo las acciones militares por todo el país.

A pesar de las acciones, personajes como Donato Guerrero, Manuel González y Justo Benítez, aún se mantenían en batallas desplegadas por todo el interior del país. Por otro lado, Porfirio Díaz, decide trasladarse hacía Cuba, a través de un barco que iba de Tampico Tamaulipas. Para zarpar sin problema alguno, Díaz representa el personaje de un médico español llamado Gustavo Romero.

Es al llegar al territorio cubano que Díaz logra conseguir una variedad de armas y a su vez seguidores que conforman las filas de esclavos del lugar. Sus condiciones se debían al control total que poseía aun el país español en este  territorio.

Regreso a México

En el momento que Porfirio Díaz, procede a regresar a México, logra controlar los territorios de Veracruz y San Luis Potosí. Mientras esta situación se efectúa, Manuel González y Benítez se mantienen con el control del territorio de Guerrero.

Para noviembre, se inician con los movimientos guerrilleros en la zona de Puebla. Mientras esto ocurre, se procede a destituir de su cargo como Ministro de Guerra a Alatorre, quien lo sustituye es Mejía.

Por otro lado, Escobedo, Alatorre y otros miembros del partido lerdista, se establecen en Tecoac, zona que se encuentra dentro de las localidades tlaxcaltecas. Para mediados de noviembre Díaz y Escobedo se enfrentan en una batalla, al inicio de esta Escobedo junto a sus tropas iban ganando. Pero Manuel González junto a su ejército, permitió que las fuerzas federales fueran derrotadas.

Según historias, al finalizar con esta batalla, Porfirio Díaz se acerca a González, quien se encontraba herido y lo apoda El Manco de Tecoac. Además de ello, le agradece, puesto que Díaz esta consiente que sin su ayuda no fuesen logrado el triunfo. Prometiendo además que al tomar el poder González sería nombrado Ministro de Guerra.

Culminación de la guerra civil

Al finalizar con la guerra civil Porfirio Díaz junto a un grupo de combatientes logra llegar a la capital mexicana. Para el 21 de noviembre Díaz procede a ser el presidente provisional.

Tras esto José María Iglesias, quien para ese entonces se desenvolvía como presidente de la Suprema Corte de Justicia, indica que constitucionalmente él debía tomar el cargo. Esto trajo consigo el movimiento de decembristas. Por tanto, en las urnas electorales, se contaban con tres grupos dispuestos a obtener el poder presidencial, los cuales eran los decembristas, lerdistas y porfiristas.

Mientras esto se suscita, los decembristas, deciden agruparse en Guanajuato. Es importante mencionar que quien manejaba los aspectos militares del partido era Felipe Berriozábal.

Esto lleva a Díaz a dejar a cargo de la presidencia provisional a Juan N. Méndez. Por lo que a mediados de diciembre Díaz junto a unas tropas salen de la capital, directo a Guanajuato. Es aquí donde logra obtener el triunfo contra las tropas decembristas para marzo de 1877.

A su vez, se procede a hacer tratados con Justo Benítez e Iglesias, lo que lleva a Benítez a reconocer como presidente a Porfirio Díaz. Por lo que a cambio de su apoyo Díaz le entrega la gobernación de Michoacán, estado en el que había nacido el personaje.

Todas las acciones efectuadas por Benítez y González, sirvieron como apoyo para lograr el triunfo en urnas electorales de Díaz, provocando que para el  mayo de 1877, Porfirio Díaz se convierta en  el presidente legítimo de México.

El Porfiriato

En 1877 Porfirio Díaz es declarado por el Congreso como presidente de la República mexicana, bajo los elementos constitucionales. El primer periodo presidencial de Díaz finalizaba para 1880. Destacó por contar con elementos relacionados a los ideales que había señalado mientras se mantuvo en los movimientos revolucionarios.

Promovió reformas de rango constitucional. A su vez, al finalizar con esta etapa presidencial le da su lugar a Manuel González, quien se desenvolvió en  la presidencia desde 1880 hasta 1884.

En el lapso presidencial de González, Díaz se desarrolló como el Ministro de Fomento y posterior a ello laboró como el gobernador de su estado natal Oaxaca. Cuando finalmente acaba el periodo de González, Díaz decide nuevamente formar parte de los candidatos a las elecciones presidenciales. Se debe destacar que para ese entonces, constitucionalmente un ex presidente se podía postular nuevamente, siempre y cuando no fuera de forma consecutiva.

Ante todo esto, Díaz logra ser reelecto y toma nuevamente el cargo presidencial para el 1 de diciembre. Es importante mencionar que tras tres años de este gobierno, promueve una enmienda que es aprobada por el Congreso, en donde se permite su reelección consecutiva. Esta situación generó que Porfirio Díaz se quedara en el poder hasta 1911.

Reducción de instituciones políticas liberales

La reelección indefinida aprobada por el Congreso, se generó tras acciones anteriores realizadas por Porfirio Díaz. En donde procede poco a poco a reducir el poder de instituciones políticas de rango liberal. Por lo que se comienza a instituir una democracia falsa dentro del territorio mexicano.

Mientras se mantuvo en la presidencia, Díaz se dedicó a eliminar el poder de los adversarios, puesto que  estaba consiente que podrían representar una amenaza fidedigna en su mandato.

Por otro lado, Díaz decide mantener a la prensa a raya, por lo que provoca que la misma, no tenga la independencia que se debía en una nación democrática. A su vez, debido a sus acciones, se puede garantizar que desde 1890 Porfirio Díaz dirigió el país al margen de la constitución.

Además de ello, obtuvo la sumisión del Congreso, por lo que se le permitió modificar las leyes sin problema alguno. Situación que generó que el hombre se otorgara facultades innecesarias e incorrectas por parte de un presidente democrático.

Promesas de paz

La población mexicana se encontraba cansada de las guerras constantes. Es por esta razón que Díaz le promete a su pueblo, establecer al fin la paz en todo el territorio nacional.

Por otro lado, es importante mencionar que México para ese entonces no contaba con suficientes fondos para pagar puntualmente todas las deudas correspondientes. Es por ello, que se debía realizar tácticas que trajeran consigo el capital extranjero. Sin embargo, se debe destacar que nadie procedería a invertir en el territorio si este no contaba con una estabilidad económica y a su vez paz social.

Tras la situación, Porfirio Díaz decide mantener una política estricta, en donde elimina ciertas opiniones distintas a las suyas, llamando a esta acción mejoramiento de labores de gobierno. Para ese lapso de su gobierno el lema de Porfirio Díaz era “Poca política y mucha administración”.

Sin embargo, la paz prometida por el gobernante no se dio por completo. Puesto que Díaz  decide mantener el orden social a través de la fuerza, ordenando a los policías  y soldados  acabar con movimientos opositores que pudiesen traer consigo una amenaza hacia su forma de gobierno.

A pesar de los rasgos autoritarios de su gobierno, la situación económica fue cogiendo estabilidad. Lo que a su vez permitió que hubiese una demanda de trabajo mucho más extensa que tiempos anteriores.

Prosperidad selectiva

Mientras pasaban los años, el gobierno de Porfirio Díaz, fue demostrando que la prosperidad que ofrecía era totalmente selectiva. Esto provocó que poco a poco, el descontento de aquellos menos afortunados se fuese acrecentando. A su vez,  el pueblo mexicano fue entendiendo que Porfirio Díaz ya tenía mucho tiempo ejerciendo la presidencia.

Estos acontecimientos provocaron que Díaz perdiera de a poco el control social y político que mantenía. Por lo que procede a iniciar con campañas de represión a través de las fuerzas armadas.

Entre los actos opositores a su gobierno tratados con mayor dureza se encuentraron las huelgas de Cananea que fueron efectuadas para 1906, la huelga de Sonora y la de Río Blanco realizadas en 1907.

Por otra parte, en estados como Veracruz se procedía a perseguir y a su vez castigar a los miembros de la prensa que decidían declarar opiniones negativas en contra de la forma de gobierno de Porfirio Díaz.

Logros e injusticias

A pesar de las situaciones de represión, el periodo presidencial de Porfirio Díaz, también destacó por contar con grandes obras relacionadas a los puertos que conformaban el territorio nacional. Por otro lado, se estructuraron correctamente 20.000 kilómetros dedicados a las vías férreas. A su vez estas líneas se dedicaron a llegar hacia los puertos más destacados.

De la misma forma las vías se desplegaron con mayor facilidad hasta la frontera con el país vecino, Estados Unidos, puesto que los movimientos comerciales con el mismo se podrían hacer con mayor facilidad de esta forma, disminuyendo así los costos de traslado del producto.

De esta misma manera, las trasformaciones progresivas del ferrocarril permitieron que los productos mexicanos se exportaran de un sitio a otro dentro del mismo territorio con mayor facilidad. Por otro lado, también fueron utilizadas como método vigilantes de la política del país.

Asimismo, medios de comunicación como el correo y telégrafos se extendieron por casi todo suelo mexicano. De igual forma, gracias al progreso económico se crearon nuevos bancos, lo que permitió que las deudas por parte de México se fuesen pagando poco a poco.

También se procedió a iniciar con actividades que permitieran la explotación del petróleo en el territorio, lo que trajo consigo una buena cantidad de inversionistas de origen extranjero. Provocando a su vez que los recursos económicos y tecnológicos en el país se manejaran de manera favorable en el territorio.

Por otro lado, también se inicia nuevamente con actividades mineras, acción que permitió que México para 1901 se convirtiera en el segundo productor de cobre en todo el mundo.

A su vez en el periodo de gobierno de Díaz se inició con el auge de las empresas textiles. Desenvolviéndose correctamente con el apoyo de franceses y españoles. Las empresas con mayor importancia  de este rango en el país se ubicaron en Puebla y Veracruz.

De igual forma el desarrollo ganadero y agricultor prospero considerablemente en el lapso de gobierno de Díaz. El estado más resaltante dentro de estas actividades era Yucatán, específicamente en Morales y también La Laguna. La producción de caña de azúcar y a su vez de algodón  de igual forma se hicieron mega importantes dentro del desarrollo económico del país.

Crecimiento económico y aspectos negativos

En el trascurso del gobierno de Porfirio Díaz, México logra contar con un buen crecimiento económico. La población nunca antes había pasado por este desarrollo, por lo que muchos podían conseguir préstamos sin gran problema e incluso invertir en grandes negocios o propiedades.

Es por esta razón que muchos fueron  los nacidos y extranjeros beneficiados dentro del territorio nacional. Se logró también pagar la deuda externa que se tenía. A su vez los empresarios estadounidenses logran apoderarse de las refinerías dedicadas al petróleo, resultando en el control de este recurso natural en la nación. De igual forma, intervino considerablemente la inversión estadounidense dentro del desarrollo ferroviario.

Sin embargo, se pudo observar con mayor facilidad la desigualdad que existía entre los muy ricos y los muy pobres, lo que provocó que se estableciera un enorme quiebre en la sociedad de México.

Por otro lado,  debido a las inversiones se comenzaron a usurpar los territorios de los campesinos de origen indígena. Situación que produjo la pérdida de cierta parte de la historia indígena del país. Lo que a su vez generó que muchos pasaran a laborar como peones dentro de los nuevos hacendados.

Desarrollo educativo

Mientras Porfirio Díaz se mantuvo en el poder, se buscó realizar planes estructurales que permitieran en gran medida un desarrollo favorable en la educación, enfocándose más en las ciudades que en el campo.

Estas acciones, generaron una mayor cantidad de población que procedía a educarse dentro del territorio mexicano. Lo que trajo consigo el desarrollo constante y cada vez más en aumento la clase media de profesionales.

Por tanto, se expande  a varios niveles el desarrollo cultural del país, acrecentándose profesionales en el periodismo, teatro y compañías que desarrollasen diversas actividades favorables para la nación.

La evolución intelectual se fue forjando de manera positiva. Además de ello, personajes como Justo Sierra iniciaron con centros de estudio superior, como fue el caso de la Universidad Nacional. Así como José María Velasco quien resaltó por ser un buen pintor de origen mexicano o Saturnino Herrán que también destacó como pintor. Mientras que José Guadalupe Posada se desenvolvió  de manera extraordinaria  grabando escenas propias de la cotidianidad mexicana.

Del porfiriato a la Revolución mexicana

Para 1908, Porfirio Díaz decide realizar una entrevista con James Creelman, quien se desenvolvía como periodista de origen estadounidense. En este evento, se resaltó que México estaba pronto a vivir un movimiento electoral libre.

Esta información provocó que muchos habitantes del territorio se sintieran felices, puesto que ya se podría participar activamente en el desarrollo político de México. Por lo que se originan unos cuantos líderes que pretendían postularse a presidente. De igual forma se realizaron artículos y escribieron libros señalando esta situación.

Entre los personajes más destacados dentro de estos movimientos políticos se encontraba Francisco I. Madero. Este personaje se había preparado y a su vez viajado por varios partes del mundo, puesto que contaba con una familia acaudalada, dueña de empresas y haciendas.

Madero decide fundar el partido Anti reeleccionista, postulándose así como el candidato presidencial. Luego inició con una campaña que constaba en viajar por todo el suelo mexicano, en busca de expresar a la población cuales eran sus intenciones políticas.

El tipo de movimientos políticos realizado por Madero, no se habían efectuado desde el periodo presidencial en el que se desenvolvió Benito Juárez. Es importante mencionar que tras sus acciones e ideales Madero logró contar con una buena cantidad de seguidores.

Peligro para el gobierno de Díaz

Las acciones tomadas por Madero, provocaron gran preocupación por parte de Porfirio Díaz. Puesto que sabía que el proceso de campaña política de Madero estaba provocando esperanzas de un cambio por parte de la población.

porfirio-díaz-34

Es por esta razón que Díaz ordena su detención en Monterrey para 1910, poco antes de celebrarse las elecciones presidenciales en el país. Mientras se mantuvo prisionero a Madero se le informa que nuevamente Díaz había ganado las elecciones presidenciales.

Es importante destacar que el tiempo en la cárcel de este personaje no fue muy extenso, puesto que se procede a pagar su fianza rápidamente, sin embargo, se le obliga a quedarse en la ciudad. Pero ante la situación Madero decide escapar a mediados de octubre hacia los Estados Unidos, en donde inició con el llamado Plan de San Luis.

Fue en este proceso en donde Madero procede a señalar las acciones ilegales relacionadas a las últimas elecciones presidenciales efectuadas en su país. Por otro lado, Madero, decide proclamarse presidente provisional, exigiendo a su vez que se efectúen nuevas elecciones.

Además de ello, se alió con personajes que habían sido desterrados de México, con la intención de que junto a él defendieran unas elecciones presidenciales libres de censura y corrupción.

A su vez le pide al pueblo unirse a su causa. Para mediados de noviembre de 1910 procede junto a un grupo de personas en descontento con Díaz a iniciar con un levantamiento de armas en contra del gobierno.

porfirio-díaz-35

Ejército de Díaz

Se creía que las tropas de Porfirio Díaz estaban estructuradas bajo cimientos sólidos, puesto que habían mantenido la paz por un largo tiempo. Sin embargo, no era cierta esta percepción que se poseía de ella, debido a que en sus filas también existía cierto descontento.

En  tan solo seis meses Madero junto a sus seguidores lograron la victoria. La primera muestra de este triunfo se pudo visualizar cuando llegan controlar la Ciudad de Juárez. Es en este mismo lugar en donde en mayo de 1911 se procede a realizar tratado de paz con Díaz y sus partidarios.

Los acontecimientos provocan que Porfirio Díaz proceda a renunciar a su puesto como presidente, dejando a cargo posterior a elecciones  a Madero. Lo que llevó a Díaz a retirarse al exilio hacia Francia, este murió en 1915.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.