¿Por qué soñamos? Descifrando el mundo onírico

mujer soñando rodeada de colores

Las experiencias oníricas son un fenómeno universal, pero  ¿por qué soñamos? Esta es una pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez,, y es que los sueños son vivencias únicas que sólo ocurren en nuestra mente, creando por momentos escenarios que creemos reales. Sin embargo, al despertar, sucede la magia y la perplejidad: todo ha sido un sueño, y no sabemos por qué ha ocurrido ni a que se debe ese contenido tan vívido o surrealista. Sin duda, son experiencias que despiertan gran curiosidad.

Actualmente no sabemos por qué soñamos. A pesar de todos los avances científicos que la humanidad ha sido capaz de conquistar, aún quedan eslabones sueltos en ciertas materias y los sueños a día de hoy siguen siendo todo un enigma. Sabemos que son fruto de la actividad cerebral, puro producto neurofisiológico orquestado por neurotransmisores. Pero no sabemos por qué suceden esos contenidos. Desde la neurociencia y la psicología se han formulado teorías muy interesantes que dotan de explicaciones plausibles a ese curioso fenómeno. Te las explicamos todas a continuación. Así que, si quieres saber ¿por qué soñamos? Descifrando el mundo onírico desde diversas perspectivas lo descubrirás.

¿Qué son los sueños?

Sueños

Todos soñamos y por lo tanto, todos sabemos qué son los sueños, pero si nos preguntasen ¿qué son los sueños? tal vez encontremos algunas dificultades para dar una definición precisa. No te preocupes, nosotros te lo explicamos:

Los sueños son experiencias oníricas que se producen durante el período de sueño, mientras descansamos, y son escenas proyectadas por nuestra mente donde aparecen imágenes, sensaciones y narrativas que pueden parecer reales o surrealistas. Estas experiencias son generadas por el cerebro, que sigue activo mientras el cuerpo descansa.

Los sueños están orquestados por una serie de procesos hormonales y neuroquímicos que contribuyen a la naturaleza dinámica y variada que caracterizan a las experiencias oníricas. Se cree que la liberación de neurotransmisores, como la serotonina y la dopamina, así como la regulación de hormonas como la melatonina y el cortisol, desempeñan un papel importante en la formación y el contenido de los sueños.

Los sueños  pueden ser puntuales o  recurrentes y éste último caso en particular, pueden ser una gran fuente de información acerca de la vida de la persona que lo experimenta,  pero eso lo dejaremos para más adelante.

Perspectivas psicológicas

procesos cognitivos y aprendizaje

Desde la perspectiva de la Psicología, la función de los sueños se ha abordado mediante varias teorías:

La teoría del procesamiento de la información

Una de las teorías más influyentes sobre el propósito de los sueños es la teoría del procesamiento de la información. Según esta perspectiva, nuestros sueños sirven como un espacio mental donde procesamos y organizamos la información del día. Durante el sueño, el cerebro revisa, clasifica y almacena recuerdos, ayudándonos a consolidar experiencias importantes y descartar detalles irrelevantes. Estos procesos actuarían como facilitadores del aprendizaje y la adaptación.

Teorías psicoanalíticas

Otra teoría, derivada del psicoanálisis de Freud, postula que los sueños son expresiones simbólicas de deseos reprimidos y conflictos emocionales. Lo abordaremos a continuación.

Perspectivas psicoanalíticas

Freud y Jung

Iquierda: Sigmund Freud; derecha: Carl Gustav Jung

Las perspectivas psicoanalíticas se centran en el inconsciente como el lugar del que emergen los sueños y todo su contenido simbólico. Desde Freud hasta Jung, abordaremos los postulados que proponen para explicar por qué se producen los sueños.

La psicología de los sueños según Freud

Según la teoría psicoanalítica de Sigmund Freud, la interpretación de los sueños es una ventana hacia el inconsciente, revelando deseos y conflictos ocultos. Freud creía que los sueños eran manifestaciones simbólicas de impulsos reprimidos y experiencias traumáticas. A través del análisis de los sueños, Freud desarrolló la herramienta terapéutica de la interpretación de los mismos, conocida como «la interpretación de los sueños».

Según esta teoría, cada elemento de un sueño tiene un significado subyacente, y descifrar estos símbolos puede proporcionar insights valiosos sobre la psique del soñador. Para Freud, los sueños eran una puerta de acceso a los rincones más profundos de la mente, una herramienta para desentrañar los misterios de la vida emocional y sexual de un individuo.

La psicología de los sueños según Jung

Según Carl Gustav Jung, la interpretación de los sueños va más allá de meras manifestaciones de deseos reprimidos, como planteaba Freud. Jung propuso que los sueños son expresiones simbólicas del inconsciente colectivo y arquetipos universales. Los símbolos en los sueños, según Jung, ofrecen pistas sobre el proceso de individuación, el camino hacia la autorrealización y la integración de aspectos olvidados o descuidados de la psique.

En lugar de adherirse a significados universales, Jung abogó por una exploración personalizada de los símbolos, considerando que cada individuo tiene un conjunto único de experiencias y contextos culturales que influyen en la interpretación de sus sueños. Así, la interpretación de los sueños según Jung, se convierte en una herramienta valiosa para el autoconocimiento y el crecimiento personal.

Perspectiva neurocientífica

neurofisiología

Desde la perspectiva de la neurociencia, los sueños se exploran como manifestaciones de la actividad cerebral durante el sueño REM (movimiento rápido de los ojos).

Durante este estado, diversas regiones cerebrales participan en procesos de consolidación de la memoria, aprendizaje emocional y modulación del estado de ánimo. La actividad neuronal durante el sueño REM se asemeja a la vigilia, lo que sugiere que el cerebro sigue procesando información de manera activa. Durante esta fase, el cerebro experimenta una actividad intensa, y se cree que los sueños son más vívidos y memorables. Aunque los sueños también pueden ocurrir en otras fases, es el sueño REM el que se ha asociado más estrechamente con las experiencias oníricas.

En cuanto a la neuroquímica del proceso, se estima que la liberación de neurotransmisores como la serotonina y la dopamina, junto con la inhibición de la norepinefrina, contribuye a formación de los sueños.

Y por último, se cree que los sueños podrían ser el resultado de la mente tratando de dar sentido y organizar experiencias pasadas, así como de procesar emociones y regular el equilibrio emocional. Desde esta perspectiva, soñar podría ser una parte esencial de la función cerebral relacionada con la memoria, el aprendizaje y la adaptación emocional.

Perspectiva evolutiva

homínidos

Otra perspectiva sugiere que los sueños tienen un propósito evolutivo. Algunos investigadores argumentan que soñar puede haber evolucionado como una forma de simulación de la realidad, permitiendo a nuestros ancestros practicar respuestas a situaciones de peligro o resolver problemas complejos mientras dormían. Esta adaptación evolutiva habría conferido ventajas en la supervivencia y el aprendizaje.

Los sueños como inspiración creativa

Relojes de Dalí

Los grandes artistas y científicos a lo largo de la historia han atribuido a los sueños algunas de sus ideas más innovadoras. La capacidad de la mente para generar escenarios únicos y conectar ideas de manera inesperada durante el sueño ha llevado a la hipótesis de que soñar nutre la creatividad.

Salvador Dalí, Paul McCartney y numerosos inventores han encontrado inspiración en sus sueños, ilustrando el potencial de este fenómeno para impulsar la creatividad humana.

Todavía no sabemos con exactitud por qué soñamos

Mujer soñando durante la noche

A pesar de décadas de investigación, el misterio detrás de por qué soñamos persiste. Las teorías se entrelazan y complementan, pero ninguna ofrece una explicación completa. Quizás la respuesta resida en la combinación única de procesos psicológicos, neuroquímicos y evolutivos que convergen en la experiencia onírica.

¿Por qué soñamos? Descifrando el mundo onírico, diversas perspectivas han hecho su aportación para dar respuesta a este fenómeno pero tal y como hemos visto, la explicación completa aún está por descubrir.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.