Por qué ronronean los gatos

Los gatos pueden ronronear

Si hay algo que todas las personas sabemos de los gatos es que ronronean pero, ¿por qué ronronean los gatos? Muchas personas creen que lo hacen cuando están a gusto y contentos.

No obstante, los gatos también emplean el ronroneo para comunicar otros estados tanto a otros gatos como a nosotros.

Los gatos ronronean cuando se sienten a gusto

Debido al gran avance sobre el bienestar animal, la sociedad está más volcada con entender cómo los animales comunican sus sentimientos. De hecho, los gatos generan gran curiosidad entre la comunidad científica. Nada extraña ya que durante más de 10.000 de años han estado conviviendo con los humanos y, actualmente es una de las mascotas más populares a nivel mundial.

De todos los carnívoros son los que más repertorio de vocalizaciones tienen, esto podría deberse a la organización social que tienen, la actividad nocturna y el largo período de contacto que tiene la madre con las crías.

¿Cómo producen el ronroneo?

Se produce a través de impulsos nerviosos que actúan sobre los músculos de la laringe y hacen que esta vibre entre unas 25 y 150 vibraciones por segundo. Entonces cuando el gato inhala y exhala aire la glotis se abre y se cierra, y así se produce el ronroneo.

¿Por qué ronronean los gatos?

Los gatitos usan el ronroneo para comunicarse con su madre

Los gatitos ronronean a partir de los dos días de vida, suelen hacerlo cuando están mamando. Es la principal forma de comunicación con la madre. La gata antes de tener a las crías ronronea, y una vez que nacen se cree que el ronroneo le sirve para orientar sobre su ubicación a los gatitos. Es algo recíproco, ya que los gatitos ronronean para indicarle a la madre cómo están.

En el caso de gatos adultos suelen ronronear cuando están contentos, indistintamente estén solos o acompañados. Si se encuentran en un estado de ansiedad o frente a un gato dominante lo utilizan para tratar de apaciguarlo, pueden ronronear más alto y en una postura corporal más tensa para calmar la tensión.

De hecho, según estudios, también utilizan el ronroneo para conseguir que el propietario responda a su demanda. En este caso concreto se ha descubierto que junto al ronroneo emiten un sonido con una frecuencia parecida a la del llanto de los bebés humanos . De este modo, digamos que activa el «instinto maternal» del propietario, quién reacciona dándole lo que pide, ya bien sea atención, comida, juego, etcétera.

Otro dato curioso es que utilizan el ronroneo con fines curativos. Las frecuencias que están entre 24 y 150 vibraciones por minuto hacen que se activen estímulos mecánicos en el escrito , esto repercute en el metabolismo de los huesos, generándose nuevas células óseas, lo que hace que el tejido óseo se remodele y repare. Esto es un mecanismo bastante peculiar, ya que en el caso de los perros obtienen estos mismo beneficios cuando caminan o corren. Sin embargo, los gatos lo han adaptado a su forma de vida “sedentaria”.

Otra utilidad del ronroneo es fortalecer los músculos y reparar los tendones, además de facilitar la respiración y reducir el dolor o la hinchazón.

¿Por qué hay gatos que no ronronean?

Algunos propietarios se asustan al ver que su gato no ronronea y lo primero que se le viene a la cabeza es que su gato no es feliz. Esto no tiene nada que ver, se debe más bien a un factor social del gato, hay gatos que son más “parlanchines” y ronronean más que otros. Ya bien sean porque sean más sociables y otros más introvertidos. Por lo tanto, no deberías alarmarte porque tu gato no ronronee en el caso de que lo haga muy poco. Pero si suele ronronear con frecuencia y deja de hacerlo, sí es conveniente prestarle atención.

Mi gato ronronea, ¿y un león ronronea?

No todos los felinos ronronean. En el caso de los felinos pequeños como gatos, linces y pumas, el hueso hioides que está en la base de la lengua se encuentra osificado y es rígido , así que cuando la laringe vibra les permite ronronear. Por otro lado, los felinos grandes como los leones, tigres y leopardos el hueso hioides no está osificado totalmente y está unido al cráneo por medio de un ligamento elástico. Por lo tanto no pueden ronronear pero sí rugir, cosa que nuestro pequeño gato no.

Otros sonidos distintos al ronroneo

Por qué ronronean los gatos

Sin duda alguna, el ronroneo de los gatos es lo que más nos cautiva de ellos, no obstante hay otros sonidos que emiten, y que deberíamos saber reconocer que expresan, como son:

  • Maullido. Es un sonido que dura desde una fracción de segundo hasta unos pocos segundos, y el gato hace el sonido abriendo y cerrando la boca gradualmente. En algunos casos, un maullido puede ir acompañado junto a otro sonido. No tiene un significado cerrado. Simplemente, es una forma con la que el gato consigue captar la atención de la persona, para que valore alguna situación del entorno. Por ejemplo, maullar para que le abras la puerta, le eches de comer.
  • Llamada de socorro. Este sonido suele ser de las crías. Bien porque se han quedado solas o están atrapadas en algún sitio o debajo de la madre, la madre es quien sabe interpretarlas bien.
  • Trino o chirrido. Es un sonido entre un maullido y un gruñido, caracterizado por un aumento de tono y una duración de menos de un segundo. Los gatos hacen esto sin abrir la boca. Suele ser parte de la comunicación entre la madre y el gatito, y también la utilizan los gatos adultos para enviar saludos amistosos a otros gatos o personas.
  • Llamadas sexuales. Tanto los gatos machos como las hembras emiten un aullido intenso y persistente para atraer a una pareja cuando se encuentran en celo. También los machos lo usan para marcar territorio. Muchos propietarios toman la decisión de esterilizar a sus gatos precisamente por estos “maullidos” pertinentes.
  • Bufido y escupido. Un gato que intenta protegerse y las amenazas pueden abrir mucho la boca y expulsar aire bruscamente. El resultado es un silbido que dura casi un segundo, conocido como resoplido. Los gatitos con menos de tres semanas ya saben hacerlo. Cuando la descarga de aire dura solo una pequeña fracción del tiempo, el sonido producido es un escupitajo o resoplido corto.
  • Aullidos y alaridos. Hacen sonidos amenazantes, maullidos aparentemente interminables. Se caracterizan por ser agudos y ruidosos. Esta fuerte amenaza ayuda a prevenir peleas directas entre gatos.
  • Gruñido corto. Fue un sonido bajo y amenazador que dura desde una fracción de segundo hasta unos pocos segundos
  • Grito o chillido de dolor. Este sonido suele hacerlo un gato cuando se lastima, es muy agudo y repentino, como si fuera un estruendo. El grito también marca el final del apareamiento.
  • Cacareo. Es un sonido complicado de describir, pero una vez que lo escuchas es imposible olvidarlo. Esta es una serie de sonidos agudos que hace el gato cuando le tiembla la mandíbula. Una situación típica en la que un gato hace este sonido es cuando está mirando fijamente a su presa con un obstáculo en medio. Expresa un estado de intensa excitación y puede frustrarse por la incapacidad de alcanzarlo.

En resumen, se puede decir que el ronroneo se identifica más bien con un estado emocional alto, negativo o positivo, indistintamente, depende de la situación. Espero que te haya sido útil este artículo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.