¿Por qué los Perros Dejan de Comer?, Causas y ¿Qué Hacer?

Por qué los Perros dejan de comer es una pregunta que suele ser frecuente y una de las principales preocupaciones en cualquier persona que posea un perro. En el momento en que nuestros caninos dejan de comer se puede observar como estos se vuelven más inactivos y van perdiendo peso. Si quieres saber más acerca de la alimentación de todos los caninos, no dudes ni un momento en seguir leyendo este artículo.

porque los perros dejan de comer

¿Por qué los Perros Dejan de Comer?

Muchos perros acostumbran a tener un apetito enorme, que siempre pueden comerse lo que sea, a pesar de esto, muchos canes se aburren de comer los mismos alimentos hasta que empiezan a perder la emoción por comer, incluso pueden negarse a hacerlo. Cuando esto pasa produce una gran preocupación en cualquier dueño; es importante reconocer que cualquier alimento que no sea el correcto para nuestro perro, puede hacer que este pierda una gran parte de apetito.

Regularmente, esto pasa por el mismo aburrimiento del perro hacia su dieta diaria, en peores casos te trata de algún tipo de enfermedad. En este artículo podrás encontrar distintas dietas ideales para tu perro para hacer su comida mucho más apetitosa entre otros detalle de su alimentación.

Causas de la pérdida del apetito

Las causas por las que tu perro puede dejar de comer son vastas, es de suma importancia que cuando notes falta de apetito en tu can, lo lleves a tu veterinario de confianza lo más rápido que puedas, de esta forma podrás eliminar cualquier tipo de dudas y descartar enfermedades.

La gran falta de apetito en un canino puede, al igual que en los seres humanos, llegar a ser anorexia. En el caso de las personas la anorexia se trata de una enfermedad meramente mental, en los perros se trata de una enfermedad física la cual debe ser tratada con la mayor rapidez posible. Las posibles causas de esta peligrosa enfermedad pueden llegar a ser:

Enfermedad

Regularmente la falta de hambre en los perros es causada por alguna enfermedad, especialmente si se empiezan a observar otro tipo de síntomas en nuestra mascota. Aunque nuestro perro este presentando una falta de apetito, no nos indica al 100 % que pueda tener una enfermedad de gravedad, pero de igual forma es importante acudir al veterinario lo más rápido que se pueda, la falta de apetito puede indicarnos una variedad de enfermedades que va desde el cáncer, algunas infecciones sistémicas, enfermedades dentales, dolores, algún problema relacionado con el hígado e incluso insuficiencia renal.

porque los perros dejan de comer

Vacunación

Gracias a los grandes avances en la medicina, existen distintas vacunas para muchísimas enfermedades perjudiciales para todas nuestras mascotas. A pesar de todo esto, y de los grandes beneficios que tienen las vacunas en la salud de nuestros perros, estas mismas pueden llegar a tener efectos secundarios. La mayor parte de estos efectos son bastante leves, pero estos incluyen la pérdida de apetito.

Un golpe en la cabeza

Al momento de un golpe en la cabeza, puede ocasionar graves daños a nivel neuronal en nuestro perro, muy específicamente una parte del cerebro del animal, la cual se hace cargo de comunicarle al cerebro la necesidad que su cuerpo tiene de alimentarse.

Obstrucción intestinal

Es muy importante recalcar que el único que puede verificar esto es nuestro veterinario de confianza. Este mismo hará las distintas pruebas pertinentes para determinar de forma exacta si la falta de apetito de nuestra mascota se trata de una obstrucción intestinal, esta obstrucción puede ser causada por algún alimento u objeto que nuestro amigo haya ingerido y se haya quedado atascado en su intestino.

Problemas de comportamiento

Muchísimos perros tienden a ser extremadamente exigentes, o puede estar pasando por situaciones de mucho estrés o que los hacen sentir muy incómodos, estas situaciones pueden llegar a ser la presencia de algún otro canino cerca, o que su lugar de comida este en una mala altura para ellos. Nunca asumas en primer momento que tu perro es exigente, recuerda que la falta de emoción por comer puede ser causada por alguna enfermedad grave, asegúrate de llevarlo a un veterinario antes de sacar cualquier tipo de conclusión.

Vejez

Una vez que nuestro amigo canino alcanza su tercera edad, se debilitan muchos sentidos como lo son su sistema digestivo, su gusto, su olfato y obviamente su atrofia mucho su actividad física. Por todas estas razones el hecho de alimentarse supone una tarea un poco más ardua para nuestro perro.

porque los perros dejan de comer

Estrés

Existen diversas situaciones que pueden generar un grave estrés en nuestro perro, y este mismo estrés ocasionarle esta pérdida repentina de su apetito. Entre todas las posibles situaciones que pueden generarle estrés están: una mudanza o algún cambio muy radical en el lugar que frecuenta, la pérdida de algún familiar o de alguien dentro del entorno del hogar, no ejercitarse de forma regular o enfrentarse de forma constante a cosas que le den miedo. Si alguna de estas situaciones se dan de forma permanente, debes darle un tiempo a tu mascota para que se acostumbre y todo vuelva a la normalidad; sin contar que debes hacer que tu perro se sienta lo más cómodo que pueda.

Medicamentos

Al momento de notar una pérdida importante en el apetito de nuestro can, debes preguntarte cuales son los fármacos que ha consumido recientemente, pues, muchos de estos medicamentos pueden ocasionar efectos secundarios, entre estos la falta de hambre de nuestra mascota.

Hidratación

Debemos asegurarnos muy bien que nuestro perro se está hidratando de la forma correcta, si tu amigo no se está alimentando y no se está hidratando, tu deber es llevarlo al veterinario lo más rápido posible, ya que tu perro podría llegar a deshidratarse completamente muy fácil.

Otras Causas

Muchas otras causas pueden estar relacionadas con una gastritis, heridas, problemas hormonales, entre otros problemas. Sea como sea, si tu amigo peludo presenta una pérdida de apetito debes llevarlo al veterinario lo más rápido posible antes que se pueda convertir en un problema mucho más grave.

Esta falta de apetito puede ocasionar graves consecuencias en el cuerpo de nuestro perro, principalmente una baja en sistema inmunológico, lo cual significaría que nuestro perro sería menos capaz de luchar contra cualquier tipo de infecciones o enfermedades cotidianas. Esto mismo puede llegar a causar también una gran debilidad en las funciones orgánicas, entre otros problemas que pueden llevar a un colapso multiorgánico, lo cual puede acabar en la muerte de nuestro perro. Por esto es importante recalcar de nuevo que la mejor opción siempre será llevarlo al veterinario.

porque los perros dejan de comer

Un gran método para prevenir esta falta de apetito es respetar estrictamente la rutina y los horarios de comida de tu perro, lo cual significa no darle nada de comer entre sus horas de comida. Al momento que empieces a percibir un aburrimiento en su dieta diaria, trata de variar dándole alimentos más sabrosos, algunos ejemplos pueden ser, alimentos secos con algunos pedazos de pollo, trozos de huevo duro, entre otros muchos alimentos. También es importante no ceder para nada en sus caprichos, ni tampoco acostumbrarlo a comer de nuestra mano.

Consecuencias de la falta de apetito en nuestros perros

La falta de apetito de forma prolongada, puede generar muy malas consecuencias para nuestro perro. Solo hacen falta diez días para que el organismo de nuestro amigo empiece a fallar completamente, luego de quince o veinte días desafortunadamente este podría morir por la gran debilidad. Por esta misma razón debemos tener extremo cuidado con la falta de apetito en todas estas situaciones de riesgo:

  • Cuando tu perro presente una baja de peso mayor al 10 % de su peso cotidiano
  • Cualquier perro que haya afrontado cualquier tipo de intervención quirúrgica
  • Si presenta algún tipo de náuseas o diarrea e forma prolongada
  • Cualquier perro que haya sufrido del algún tipo de herida o lesión, infecciones, alguna afección que incluya la fiebre, o incluso traumatismos
  • Que presenten alguna enfermedad crónica o que se estén sometiendo a algún tratamiento con antibióticos

Medidas de urgencia

En el momento que tu mascota cumpla tres días sin alimentarse, debes estar extremadamente alerta y empezar a tomar medidas más drásticas. Además de llevarlo inmediatamente a tu veterinario de confianza, también debes:

  • Debes hacer que la nariz de tu mascota este totalmente limpia, esto mismo hará que el olor de su comida sea mucho más fuerte lo cual lo atraerá y va a estimular su apetito
  • Debes suministrarle comidas mucho más apetitosas, un pollo deshuesado con algo de arroz suele ser una maravillosa opción.
  • Existen distintos fármacos que pueden estimular mucho el apetito de nuestro perro, sin embargo, estrictamente estos deben ser recomendados por nuestro veterinario. Muchos de estos medicamentos traen incluso suplementos de Omega 3
  • Puedes intentar alimentar a tu perro dándole la comida desde tu mano hacia su boca, o también metiendo los alimentos a su hocico, esto le puede ser de gran ayuda pero solo lo debes hacer en caso de ser necesario.

porque los perros dejan de comer

Si ninguna de estas alternativas logran mostrar resultados positivos, es de su suma importancia que tu veterinario comience inmediatamente un proceso de alimentación intravenosa y también investigar rápidamente la raíz de todo este problema. Fundamentalmente, debes estar muy atento al comportamiento de tu perro, y sobre todo no alterarnos sí nuestra mascota puede llegar a rechazar algún alimento después de hacer mucho ejercicio o si se encuentra concentrado en otra cosa, estas cosas pueden llegar a ser alguna hembra en celo que se encuentre cerca, o alguna alteración que esté en el ambiente.

También, en muchas oportunidades los perros no comen para así llamar la atención de sus dueños o porque pueden verse aburridos de su dieta diaria. Pero, si se trata de esto, el comportamiento no deberá durar más de un solo día, sí esto persiste debemos estar muy alertas, ya que la actividad favorita de nuestro can siempre será alimentarse, si se niega a esto debe estar ocurriendo algo mucho más grave dentro.

¿Qué hacer cuando tu perro no quiere comer?

Realmente puede que haya una solución mucho más fácil de lo que crees, es muy probable que a tu perro nunca le haya gustado su dieta, pero este se la comía porque no tenía otras opciones, pero, luego de mucho tiempo alimentándose de esa forma este se cansa. Por esta misma causa es muy importante que cuando empieces a notar que tu perro presenta una falta de apetito, pruebes suministrarle otras comidas con sabores diferentes o tal vez, cambiar la marca de su comida para experimentar los sabores que realmente le gustan, esto lo motivará mucho más a comer.

Para hacer frente a su falta de apetito no debes optar por alimentarlo con comida de humanos. Evidentemente, estas comidas le serán mucho más apetitosas a tu perro, pero estas no contienen los nutrientes y vitaminas que el cuerpo de un can necesita. Además de esto, podrías incluso llegar a enfermar a tu perro, tomando en cuenta todo esto, no sustituyas su comida por la de humanos, mejor asegúrate de encontrar la comida que verdaderamente le gusta.

Otra gran estrategia puede llegar a ser combinar las comidas, puedes usar distintas marcas o sabores de alimentos enlatados o secos, con uno de estos lo puedes alimentar en las mañanas y el otro suministrarlo en la noche, incluso puedes intentar probar uno nuevo cada semana hasta que encuentres el correcto, recuerda que entre más fuertes sean los olores de la comida, más apetito tendrá nuestro amigo.

En todo el proceso de probar nuevas comidas o sabores, acompaña a tu perro mientras se alimenta, en la mayoría de ocasiones él disfruta mucho de nuestra compañía, por esto mismo él siempre se acerca al momento de nosotros alimentarnos. Esta estrategia resulta ser muy efectiva para recuperar el apetito de nuestro can.

Después de todo lo mencionado debes asimilar que es completamente normales que todos los perros se aburran en algún momento de comer siempre la misma comida, tomando en cuenta esto, no debes esperar a que tu perro se empiece a aburrir, mejor asegúrate de combinar o cambiar sabores luego de algunos meses para evitar que se aburra en algún determinado momento.

Aparte del aburrimiento o del disgusto que tu perro puede tener hacia su dieta diaria, pueden haber muchas otras razones por las que tu amigo no se quiera acercar a su alimento. Aparte de todas las razones que han sido mencionadas a lo largo del artículo, otra razón puede llegar a ser algún cambio en el clima muy drástico, mucho estrés, o cambios muy bruscos en su rutina o entorno; así mismo, puede que tu perro esté presentando alguna enfermedad en su boca, y por esto mismo le puede llegar a ser doloroso el hecho de comer.

También debemos plantearnos la posibilidad de que tu perro pueda llegar a sentir anorexia. Puede que no quiera alimentarse por enfermedades mucho más graves que pueden llegar a implicar incluso la pérdida de su olfato, el cual es probablemente su sentido principal. Así mismo puede tratarse de algún desbalance en su sistema nervioso, o incluso tumores o problemas renales pueden hacer que tu perro pierda totalmente su apetito.

Tomando en cuenta todo lo que hemos mencionado a lo largo del artículo, es muy importante que si tu mascota sigo presentando una falta de apetito después de aplicar todos estos consejos y estrategias, lo lleves inmediatamente al veterinario antes que se pueda convertir en algo mucho más grave.

Pasos efectivos para lograr que tu perro se alimente

Existen distintos factores o cosas que debes de tomar en cuenta para poder hallar la razón principal de la falta de apetito de tu amigo, por esto mismo aquí te damos distintos pasos que pueden resultar muy efectivos para que la alimentación de tu mascota vuelva a ser completamente normal.

Paso N.° 1:  ¿Su alimento es adecuado a su edad?

Debes considerar que ningún cachorro va a tener las mismas necesidades que pueden llegar a tener los perros adultos, ni mucho menos los perros que ya están en su tercera edad. Todas las necesidades del ámbito nutricional de nuestro perro son completamente diferentes entre todos los perros, y al igual que pasa con los humanos, las necesidades se van volviendo mayores o solamente diferentes a medida que van pasando los años. Por esto mismo, antes de tomar alguna decisión apresurada debemos preguntarnos a nosotros mismos si la comida que le estamos suministrando contiene los nutrientes necesarios y si es la indicada para su edad.

Hay muchos alimentos de gamas altas que cuidan de forma muy minuciosa todos los nutrientes y vitaminas que exige el organismo de cada perro. A pesar de esto, muchos dueños se dejan guiar por la presentación y por el precio de estos alimentos, antes de pensar objetivamente si es la adecuada para nuestra raza de perro, para su tamaño, o sobre todo para su edad.

Unos de los errores más frecuentes es cuando se le suministra comida de perros adultos a un perro que ya está en su edad anciana. En todos estos casos pueden resultar de una forma no deseada para nuestro can, pues, los ingredientes de las comidas para perros adultas no contienen los nutrientes que exige el organismo de un perro anciano. Esto puede traer consecuencias en su salud que pueden llegar a ser la falta de apetito, o al contrario, la obesidad.

Paso N.° 2: Suministrar comida más atractiva

La correcta alimentación no debe ser para nada aburrida, y así también pasa en el caso de los canes. Puedes aplicar distintos consejos que harán que la comida que le das a tu perro sea mucho más apetitosa para ellos.

 

Entre todos estos consejos podemos encontrar que las galletas para perros se les harán mucho más atractivas si antes de dárselas las humedecemos ligeramente con un poco de agua caliente. Esta acción tan minúscula representa el hecho de que el olor de las croquetas se intensifique mucho, lo cual es de gran importancia, ya que los perros suelen elegir sus alimentos primero por su olor.

Guardar la comida de nuestra mascota en las condiciones más óptimas que sean posibles, esto puede ser de gran ayuda debido a que entre menos aroma pierda la comida, esta será mucho más apetitosa para tu mascota. Esto explica mucho por qué las comidas enlatadas o los alimentos húmedos suelen ser mucho más atractivos y apetitosos para nuestros canes, por todo ese olor que se encuentra concentrado. Un buen truco para hacer que nuestro perro se entusiasme mucho más puede ser dándole la comida directamente desde nuestra mano que ponerla en su comedero.

Otra gran estrategia puede ser combinar su comida habitual con algún alimento enlatado u otros alimentos naturales, recuerda que entre más aroma tenga su alimento, más apetitoso le será. También, muchos veterinarios recomiendan combinar su pienso diario con algunas comidas como lo pueden ser el pollo o huevos; estos mismos alimentos ayudarán mucho a bajar los niveles de ansiedad en nuestra mascota.

Ayudan a esto debido a que estimulan la producción de serotonina, la cual es un conocido neurotransmisor que es el responsable de bajar los niveles de estrés o nerviosismo en los caninos y también en humanos.

En la situación de optar por combinar las croquetas de perro con algún tipo de comida enlatada, debes estar muy seguro que estos alimentos sean de una alta calidad y sean elaborados con los ingredientes de mayor calidad y los más adecuados para tu perro. A su vez, debes tener en cuenta que si acostumbras a tu mascota a alimentarse de esta forma puede implicar que este llegue a desarrollar obesidad, esto debido a que la comida enlatada acumula una gran densidad calórica.

Paso N.° 3: Una alimentación variada pero saludable 

Según muchos veterinarios y distintos estudios, es muy recomendable suministrarle a tu perro una dieta seca o un pienso de alta gama. Sin embargo, es bien sabido que estas comidas pueden llegar a ser monótonas para nuestro perro hasta el punto de rechazarla completamente, ya que al igual que los humanos, a ningún perro le gustaría comer exactamente la misma comida todos los días de su vida.

Un gran consejo puede ser aplicar una dieta de cocina casera para perros, es importante que esta misma dieta esté siendo controlada y también sea diseñada por un dietista canino; esta es una maravillosa estrategia para que nuestro perro vuelva a disfrutar de su comida y nunca vuelva a mostrar esa falta de apetito. Esta misma estrategia permite escoger de forma exacta la calidad de los alimentos que se le suministran a nuestro perro y también ayuda a esquivar totalmente cualquier comida que le pueda causar alguna alergia.

En cuanto a la alimentación de nuestros amigos caninos existe una grandísima variedad la cual puede encontrar en galletas caseras para perros, e incluso frutas que pueden ser comestibles para perros, estas pueden llegar a ser ofrecidas como golosinas o premios, pero jamás esto debe sustituir su dieta habitual.

Paso N.° 4: El yogurt puede animar al perro a comer

En los casos en donde la falta de apetito sea demasiado grande, puedes intentar agregar ingredientes muy novedosos para tu perro, este puede llegar a ser el yogurt natural. Recuerda que siempre los cambios muy grandes en su alimentación lo motivaran a comer mucho más.

La mejor forma para añadir el yogurt a la dieta diaria de tu perro es poner una cucharada de este lácteo sobre su comida y mezclarlo muy bien; recuerda que no debe tener ningún tipo de colorantes o aditivos, debe estar completamente natural. Este alimento extra le ayudará mucho a sus intestinos a funcionar de mejor manera.

 

Es importante resaltar que por nada del mundo le debemos dejar las sobras de nuestra comida a nuestra mascota, mucho menos que este agarre alimentos que estamos cocinando. Este comportamiento podría llegar a generar un rechazo absoluto y un aburrimiento a su propia comida.

Paso N.° 5: Cambios constantes de alimento son peligrosos

Hacer muchos cambios de forma constante y sin ningún tipo de control veterinario o por un dietista, puede resultar en consecuencias muy graves para nuestro amigo peludo; estos problemas pueden ser distintos problemas en el estómago, problemas renales, o incluso desencadenar en varias diarreas para nuestro perro. Por estas mismas razones que se han dicho a lo largo de todo el artículo, es muy importante antes de hacer cualquier tipo de acción apresurada, llevar a nuestra mascota a un veterinario de confianza, veterinario el cual haciendo distintas pruebas, determinará la causa de la falta de apetito de nuestro amigo.

Al momento de plantearte la pregunta de por qué tu perro no quiere comer o presenta una falta de apetito, debes pensar que un perro feliz siempre será un perro mucho menos propenso a rechazar su alimento. Tener paseos muy largos o hacer una gran cantidad de ejercicio, son buenas estrategias para que nuestra mascota realice la cantidad de ejercicio que necesita y se mantenga sano, además, este mismo estado saludable hará que se alimente de forma correcta.

No olvides si quieres saber más y ampliar tus conocimientos acerca de la fauna del mundo, puedes leer estos artículos que te recomendamos:

Dieta Blanda para Perros

Estreñimiento en Perros

Águila Real Características


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.