Perro Pomsky: Características y todo lo que debes saber

El Pomsky es uno de los caninos más bellos y queridos de todos. Producto de cruces, quizás al azar, ha resultado esta alucinante criatura que ahora todos quieren tener. Por eso en este post te contaremos sobre esta mascota.

pomsky

Origen del perro Pomsky

El Pomsky es natural de EE. UU., donde se cree que quizás accidentalmente, por descuido o sencillamente por el azar de cruces de experimentación se llegó a este alucinante can.

No se conoce con exactitud quien guió los primeros cruces ni cuáles eran sus motivaciones, aunque queda claro que los resultados fueron sorprendentes.

Al tratarse de una criatura algo nueva, no existe una línea sanguínea estable. De tal suerte que no debe sorprender que hayan claras variaciones tamaños y otras características entre uno y otro perro.

Tal situación conlleva a que las instituciones oficiales no reconozcan al resultado de este cruce como raza. Así que quizás lo correcto sea tratarlo como un mestizo. Aunque esta condición no les impide sobre salir sobre las mayoría de las razas conocidas.

Resulta que el Pomsky presenta un aspecto muy particular, lo que lo ha convertido en una de las mascotas más demandadas. No obstante, los ejemplares Pomsky más apreciados son aquellos que se parecen más a un Husky en miniatura.

Recordemos que para la obtención del Pomsky se cruzaron dos razas muy diferentes: el Husky Siberiano y el Pomerania. El primero es activo y de porte entre medio y grande; En tanto que el segundo es de porte entre medio y pequeño.

Pero a pesar de la diferencia existente en la mezcla, el producto es una bella criatura de porte medio, de pelaje afelpado y con un temperamento alegre y amigable. En suma, esto es lo que se conoce por un canino Pomsky.

pomsky

Características físicas del Pomsky

Como ya hemos dicho, al no tratarse de una raza con varias generaciones de linaje, existen diferentes versiones de Pomsky. Esto se traduce en que no hay unos lineamientos que fijen oficialmente algunos rasgos propios, como color, peso y altura, entre otros.

Eso es algo que sólo sucede con las razas establecidas, entre estas las de sus progenitores ancestrales: el Husky Siberiano o el Pomerania.

Sin embargo, sí se da un patrón común que es el más buscado por quienes desean ser propietario de un perro Pomsky. Para que se enmarque entre los lineamientos, el ejemplar debe ser de porte entre mediano y chico. Luego son los de porte más bajitos los más buscados.

En su etapa de crías, los Posmky son muy similares a un tierno peluche. Son chicos y con cuerpo algo redondeado, envueltos por un grueso manto de pelo esponjoso y agradable al tacto. Mientras que el color suele ser bastante parecido al del Husky Siberiano, aunque de pelo más corto.

Mientras que un Pomsky maduro puede alcanzar entre los diez y los quince kilogramos. De tal forma que su porte distintivo es medio-pequeño. Los individuos que superan este parámetro no sin tan apreciados.

pomsky

Difícil de predecir

A pesar de todo, siempre resulta difícil predecir cómo se verá un cachorro de Pomsky cuando sea adulto. Esto es porque no hay rasgos que puedan determinar si será un canino de porte chico, medio o grande, tal como suele ocurrir con las razas establecidas.

Tal situación se da porque algunos individuos heredan los genes que marcan el tamaño del Husky, por lo que terminan siendo mascotas de gran tamaño.

Algo similar sucede con el color de los ojos de un Pomsky. Este es muy variable, aunque el azul es el más requerido, mientras que el más común es el marrón oscuro.

Otra cosa que varía en esta alucinante criatura, es el color de su pelo. Este será fijado por los rasgos del padre, pudiendo ir desde el blanco o gris, a un color más oscuro, como el marrón o incluso el negro.

Carácter de los perros Pomsky

Tal como ya hemos adelantado, el pelaje de los cachorros de Pomsky los convierte en unos delicados y agradables peluches. Pero es su carácter jovial y su temperamento sociable y juguetón lo que les otorga su encanto enternecedor más particular.

Salvo muy escasas excepciones, a los Pomsky les gusta compartir con la chiquillería de la casa, con quienes suelen compartir alegremente largos momentos de juegos.

El temperamento de estas criaturas es calificado como excelente en todos los sentidos. No obstante, como es sabido, requieren ser educados adecuadamente desde su más temprana edad. Con esto se logra que la convivencia entre el perro y su propietario sea la deseada.

Aún con su tierno aspecto, no debemos olvidar que el comportamiento del Pomsky va a depender de los genes aportados por cada progenitor.

Puede ser territorial

Esto quiere decir que, si recibe más genes de la raza Pomerania, será más propenso a celar su territorio. Los que vienen de esta línea también pueden relacionarse poco con niños y otras mascotas. Aunque esto se solventa fácilmente con un adecuado adiestramiento.

Ahora, si los genes dominantes le vienen del Husky, entonces los cachorros no presentarán problemas para adecuarse a vivir con las personas, de manera especial con los niños.

Los Pomsky en su etapa adulta, son igual de sociables y afectuosos que los cachorros. Pero esto será cuando hayan sido formados adecuadamente.

Aquí hay que tener en cuenta, que la diferencia entre una cría y un Pomsky adulto, es que en su edad madura requieren mayor actividad física. De tal manera que ir al parque para que el can se ejercite o dar buenos paseos, es indispensable para que este queme toda la energía excedente.

Así que generalmente, siempre y cuando se instruya y socialice de manera adecuada al ejemplar, los Pomsky resultan ser dinámicos, alegres, juguetones y afectuosos. En resumen, son todo lo que una persona puede desear de su peludo amigo.

¿Cómo educar a un cachorro?

Este amigable peludo es un canino inteligente y obediente. Esta condición facilitará un correcto entrenamiento y educación en líneas generales.

Pero en este punto lo primero es entender que el Posmky requiere de mucha actividad para impedir que se estrese y no dejar que pueda llegar a generar destrozos molestos en la casa.

Ten en cuenta que, si esta tierna mascota no libera toda su energía, es capaz presentar severos problemas de conducta, producto de la ansiedad.

De tal suerte que mientras más se ejercite, más equilibrado será su carácter y por ello más tranquila y amigable se mostrará ti mascota Posmky.

En el caso del adiestramiento, este se requerirá sobre todo en aquellas crías donde predomine la raza Pomerania, como ya hemos advertido. Esto es con la finalidad de mejorar su socialización y lograr una convivencia adecuada, de manera especial si vivirán con una familia con niños.

El adiestramiento temprano también ayudará a impedir comportamientos territoriales en extremo. Así que para educar a un Pomsky, será indispensable usar el adiestramiento positivo, con la idea de reforzar la buena conducta y motivar a nuestra mascota para que siga aprendiendo.

Cuidados necesarios para los Pomsky

En líneas generales, los cuidados que hay que brindar a estas peludas criaturas son muy parecidos a los de cualquier otro canino de su porte. Sin embargo, habrá ciertas y pequeñas atenciones particulares, que te mostraremos para que tengas siempre en mente. Veamos las más importantes:

Alimentación adecuada

No olvides que la alimentación es la base de la salud de tu mascota. Si decides alimentarlo con pienso, deberás elegir uno de buena calidad. Pero si optas por la Comida casera para perros, necesitarás información sobre exigencias de nutrientes y las variaciones semanales de la comida, entre otras cosas.

Aunque esta forma de dieta nos demanda mayor dedicación, siempre será la más saludable de las alternativas.

En todo caso, lo importante es no cambiar de dieta de forma drástica. Así que una vez elegida la forma de alimentación, el cambio de una a otra, incluyendo de un pienso a otro, debe hacerse de manera progresiva. De esta manera evitamos el rechazo o problemas estomacales.

En lo que respecta a su hidratación, el Pomsky va a necesitar tener de forma constante a su alcance una vasija con agua potable; mucho mejor si está fresca y luego la podemos cambiar varias veces en el día.

Una recomendación adicional sobre su alimentación, es que si el ejemplar se parece en porte a un Pomerania, lo ideal sería darle la cantidad estimada para razas pequeñas. Pero si su porte corresponde al de las razas de perros medianos, como el Husky, lo indicado es ofrecerles las cantidades determinadas para estas razas.

Atenciones médicas

En términos generales, podría decirse que el Pomsky es un can saludable y fuerte. No obstante, a causa de ser el resultado de un cruce relativamente nuevo, no se conocen con certeza las enfermedades a las que son más vulnerables.

Pero con mucha más razón, deben ser llevados a chequeos veterinarios cada cierto tiempo. Tal consejo toma fuerza cuando se cree que son propensos a afecciones cardíacas, oculares y articulares.

El caso de los problemas de las articulaciones, se debe a su complexión robusta con relación a su pequeño tamaño. Tal desproporción genera una sobrecarga de sus articulaciones.

Todas las anteriores afecciones son propias de la raza Pomerania, de la que además hereda la tendencia a crear placa dental.

Ya por último, recuerda que es obligatorio vacunar a tu Pomsky cuando es cachorro. Mientras que de adulto hay que poner los refuerzos.

Cepillado y baños obligatorios

Cuando tengas a un Pomsky frente a ti entenderás por qué se hace necesario el cepillado en este tipo de caninos.

Esto es porque su pelaje es tan abundante como esponjoso, por lo que demanda un cepillado cotidiano para impedir que se anude y enrede. También se evita con esto la suciedad y restos de hierbas o de palos, así como cualquier cosa que arrastren por las áreas verdes.

A pesar de su pelo, bastarán un par de baños mensuales para que estén aseados, de forma especial cuando se trata de un ejemplar adulto, pues es en esa época cuando se comparta más activamente.

Actividad física media-alta

En tanto sea cachorro, no será necesario obligarlo a realizar actividad física. Con permitirle jugar a sus anchas y salir pasear algunas veces al día bastará. Pero cuando el Pomsky es maduro, será necesario aumentar la actividad física para impedir que se acumulen excesos de energía, que siempre pueden explotar de mala manera.

Como se puede observar, no hay mayores diferencias con relación a otras razas caninas, respecto a sus cuidados.

Básicamente debemos prestar más atención a su pelo, cepillándolo a menudo y no olvidar ninguna cita con el veterinario.

¿Cómo es un perro Pomsky adulto?

Este tipo canes no crece mucho, o al menos no los individuos más buscados. De tal manera que el Pomsky en su etapa adulta puede alcanzar los quince kilos. Como ya hemos dicho, su porte es pequeño buscando a mediano, mientras que su apariencia física es muy parecida al del Husky Siberiano.

Algunos pomskys heredan los asombrosos ojos azules de los Husky, por lo que en el aspecto estético son criaturas ciertamente bellas. Sus facciones redondeadas, inclusive en su edad adulta, siguen dándole un aspecto muy parecido al de un muñeco de peluche.

Bien entrenados, resultan animales en extremo saludables, activos y alegres. No son agresivos ni territoriales, aunque si no están bien educados pueden desarrollar esos hábitos desagradables.

Esta variedad de canes resulta idónea como compañero de apartamento, pues se ajustan perfectamente a espacios no muy grandes. Aunque si se cuenta con un jardín donde pueda corretear, será la mascota más feliz del mundo.

¿Dónde se puede comprar un Pomsky?

Lo primero que debes hacer antes de adquirir un Pomsky, es valorar la opción de adopción. Hay miles de estos perros esperando por un hogar en perreras y organizaciones protectoras de animales.

Además, adoptar uno resulta gratis y con ello le estarías dando una oportunidad a una criatura sin familia. Se pueden adoptar ejemplares de raza o mestizos; también pueden ser crías o adultos. Podría decirse que hay para todos los gustos.

Pero si lo que deseas es un Pomsky, pero no la encuentras en protectoras ni perreras, tal vez no te quede otra alternativa que comprar un cachorro a un criador.

En Los EE. UU. es muy fácil adquirir este tipo de canes, lo mismo que en México, ya que al estar justo al lado lo han introducido a su país con mucha rapidez.

Ahora, si el caso es comprar un Pomsky en Europa, resulta algo más complicado, ya que por lo general quieren meter gato por liebre. Lo que sucede es buscan engañar con cruces sin consolidar del Pomsky. Además, el precio de una cría puede oscilar entre los cuatrocientos y seiscientos euros.

De tal manera que hay que ser cuidadoso y conocer bien las Características de los perros Pomsky para no perder tanto dinero con un cruce indeseado. Esto puede dar origen a un ejemplar en nada similar a un Pomsky verdadero.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.