¿Sabes que es una pododermatitis en perros? Pues, la pododermatitis en perros se trata de una enfermedad que está relacionada con las patas de estos animales, que también son una parte muy importante y muy delicada de la anatomía canina, ya que se encuentra en constante conexión con el suelo, y si no se tiene cuidado, puede tener serias consecuencias, en este artículo trataremos más sobre esta.

pododermatitis-perro-1

Los Perros

La pododermatitis en perros es una de las enfermedades que puede lesionar a nuestras mascotas, de forma constante. Lo que desde ya podemos adelantarte es que es una dolencia que puede tener muchas causas y que es esencial que se pueda tener un diagnóstico correcto, porque de ello va a depender que se pueda imponer el medicamento correcto, para que el tratamiento sea exitoso. Para ello, el primer paso que necesariamente debes dar es acudir al veterinario.

¿Qué es la Pododermatitis en Perros?

La pododermatitis se trata de una hinchazón que se presenta en las secciones interdigitales de las patas delanteras y traseras de los animales, como consecuencia de distintos orígenes. Lo que usualmente ocurre es que el elemento que desencadena esta clase de enfermedad sea que el perro haya recibido un golpe en esa área o que se haya introducido un cuerpo extraño y que se haya producido una lesión.

Por esa razón, será una dolencia que se presenta de forma reiterada en los perros que se muevan por áreas boscosas o que ejecutan actividades de cacería, carreras o saltos, porque es común que se puedan llegar a sufrir de algún percance en sus patas. Un cuerpo extraño puede ser cualquier objeto que sea susceptible de provocar lesiones, como es el caso de cristales, de espinas o de piedras especialmente angulares.

Causas de la enfermedad

Pero, pesar de lo que ya te hemos dicho, la pododermatitis en perros puede tener muchos otros orígenes, como la acción de sustancias que sean dermoirritantes que pueden ser los causantes de la dermatitis por contacto, de alguna alergia, pero también se puede considerar como causa de una pododermatitis la existencia de parásitos, como pueden ser los ácaros de la sarna o las pulgas, o que el animal haya desarrollado hongos.

Así mismo, hay dolencias de origen endocrino como el hipotiroidismo, autoimnunes o quistes interdigitales, pueden ser igualmente causantes de una pododermatitis. Y la lista se incrementa con los problemas psicológicos pueden ocasionar que el perro se lama esa área en exceso, provocando una pododermatitis.

Síntomas de la Pododermatitis

En todo caso, la pododermatitis puede afectar a sus cuatro extremidades, y puede exhibir algunas de las características siguientes:

  • Eritema, es decir, enrojecimiento.
  • Edema o inflamación que puede extenderse a las patas.
  • Nódulos o pequeños bultos.
  • Heridas, fístulas o ampollas.
  • Exudados serosanguinolentos.
  • Hinchazón.
  • Si el perro se lame, el pelo de la zona puede verse oscurecido.
  • Dolor y lamido frecuente, lo que agrava el cuadro.

Mi perro tiene las patas hinchadas, ¿es pododermatitis?

Si tu mascota tiene las patas hinchadas, rojas y peladas, es probable que estés frete a un caso de pododermatitis, no obstante, esta no es la única explicación que puede tener esos síntomas.

Como ya te  hemos indicado, la pododermatitis en perros, también se puede presentar en otros animales como gatos, conejos y otros, es una hinchazón de las áreas interdigitales, por lo que si se trata de las almohadillas de las patas las que están hinchadas, lo primero que debes pensar es en la presencia de algún cuerpo extraño, o que tu perro haya efectuado ejercicio por un tiempo mayor al que se recomienda o con una intensidad que no es la normal. Entonces, no necesariamente debe tratarse de una pododermatitis.

pododermatitis-perro-2

Por otra parte, un perro puede sufrir de hinchazón en las patas porque haya surgido de alguna clase de trauma o que tenga un problema en la circulación. Pero como no se trata de que adivinemos con respecto a la salud de tu querida mascota, te recomendamos que los traslades inmediatamente al veterinario para que éste pueda realizar una exploración física y poder establecer cuál es la causa de la dolencia que tiene nuestro amiguito.

Diagnóstico

Como hemos podido señalar, hay múltiples causas que pueden dar origen a una pododermatitis, siendo muy relevante que el veterinario pueda acertar rápidamente con el diagnóstico y su causa. Si encontramos que sólo está afectada una pata, entonces lo más probable es que en su origen se encuentre un golpe o traumatismo o que se trata de un daño por efecto de la actuación de un cuerpo extraño.

Sin embargo, si la pododermatitis se encuentra localizada en más de una pata, entonces probablemente el diagnóstico se oriente hacia alguna dolencia del tipo autoinmune, algún tipo de alergia, o una clase de sarna.

En este caso, el veterinario debe examinar el pelo y la piel del área afectada, para que sea capaz de conseguir los parásitos o los ácaros que pueden ser los causantes de la dolencia. En los casos en los que no se detecte una causa, será necesario recurrir a efectuar una biopsia. Inclusive será necesario realizar unos análisis de sangre de tu mascota.

La pododermatitis en perros es una inflamación, y como tal, causa propensión a que se desarrollen complicaciones como alguna clase de infección, con lo cual se convertirá en una  pododermatitis bacteriana, que ha recibido también el nombre de pioderma interdigital, porque se trata de una infección en las áreas que se encuentran entre los dedos.

¿Cómo Curarla?

En esta sección del artículo, nuevamente, tenemos que insistir en que lo más importante es que el diagnóstico sea el correcto, debido a que, para que el tratamiento de la pododermatitis en perros tenga el efecto sanador que se desea, hay que encontrar cuál es la razón subyacente de la dolencia.

Además de encontrar la causa, la pododermatitis en perros en sí puede curarse por medio de un tratamiento tópico. En las pododermatitis infecciosas que tienen un origen bacteriano, el veterinario tendrá que prescribirle al perro un antibiótico que sea el más adecuado para esa dolencia.

Si se trata de una pododermatitis que tiene su origen en unos hongos, entonces el veterinario recetará un antifúngico y si de lo que se trata es de la presencia de parásitos prescribirá el correspondiente antiparasitario, dependiendo de la clase específica de parásito que haya podido ser detectada. Aunque el área afectada es común que se limpie con desinfectantes como la clorhexidina.

Pero, en todo caso, lo que debes hacer es llevar a tu perro al veterinario, porque si existe un cuerpo extraño clavado en la para, el veterinario procederá a extraerlo. Pero si se trata de una sarna o cualquier otra clase de enfermedad sistémica, ello va a necesitar de un tratamiento muy específico, por mucho más tiempo quizás, y habrá que tomar muchas medidas higiénicas que sean las adecuadas para mantener la calidad de vida del perro.

En caso de que se trate de una alergia, eso no se va a poder curar de manera tan simple, pero sí se pueden emplear algunas tácticas para poder reducir o mejorar los síntomas. Pero para que el diagnóstico sea el correcto, se tiene que realizar varios exámenes, incluso se deberán hacer varias serologías de alérgenos ambientales o poner en práctica una dieta de eliminación. También es importante que se tenga un escrupuloso control de los parásitos externos como pulgas y garrapatas.

pododermatitis-perro-3

Remedios Caseros

Para este tipo de dolencia, los remedios que se pueden implementar en la casa, normalmente van dirigidos a limpiar y mantener de forma higiénica el área que se encuentre afectada. Pero cualquier intento de limpieza a fondo debe ser posterior a la visita al veterinario, ello con la finalidad de que no dificultemos el diagnóstico, al modificar las condiciones en que se encuentra la dolencia.

Igualmente, debemos abstenernos de hacer esas limpiezas antes del examen del veterinario, para que no vayamos a empeorar la situación de la dolencia. Si el veterinario recomienda ese tipo de limpieza, o indica un tratamiento tópico, es posible recortar el pelaje alrededor de la zona afectada.

Debemos proceder a hacerlo con gasa o algodón mojado en suero fisiológico y se limpiará el área antes de colocar cualquier medicamento tópico. Pero siempre cualquier desinfectante o fármaco debe ser colocado porque haya sido prescrito por un veterinario.

Si no tenemos a la mano un frasco de suero fisiológico, se puede emplear cualquier jabón siempre que sea de base neutra que tengamos en la casa, que no tenga perfume. De otra parte, para aliviar el picor y eliminar las molestias, se le puede colocar al perro una compresa fría sobre el área hinchada.

pododermatitis-perro-4

¿La pododermatitis es grave?

La pododermatitis en perros no se trata de una dolencia grave en sí misma. Pero resulta de esencial importancia que llevemos a nuestra mascota al veterinario y busquemos su ayuda pronto, para que la situación de nuestro perro no se complique con una infección bacteriana o el perro pueda convertir el problema en algo más grave al morderse o lamerse al sentir dolor.

Una pododermatitis que tiene su origen en un cuerpo extraño o que es causa de un  traumatismo se puede solucionar más fácilmente, pero si tenemos que saber que su diagnóstico y su tratamiento pueden ser muy complicados. Así, en algunos supuestos, la dificultad en el proceso de curación se deberá a la dificultad para encontrar y ponerle fin a la causa subyacente.

Por ejemplo, si la pododermatitis tiene su causa en una enfermedad autoinmune o una alergia, el tratamiento tendrá que ser prolongado o incluso puede que sea de por vida. Recuerda que este artículo es efectuado con la única intención de informar, nunca de sustituir el consejo que te puede dar un especialista, ya que no tenemos ni intentamos tener una facultad ni los conocimientos completos que nos permitan recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico.

En caso de sospecha que tu mascota tiene una dolencia de pododermatitis, lo que te vamos a recomendar siempre es que lleves a tu perro al veterinario, y en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar y ese será siempre nuestro consejo principal.

Si te ha parecido útil este artículo, es posible que también te interese leer:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here