¿Se ha preguntado para qué sirve un pluviómetro? Es una herramienta que se emplea para poder medir el volumen de lluvia que cae en un área determinada, con la finalidad de estimar la medida de precipitación y de saturación de agua que ha recibido. Por ello le invitamos a leer este artículo y enterarse de más información al respecto.

pluviómetro

Pluviómetro

Se encuentra entre las herramientas que más utilidad tienen en el mundo de la meteorología y con una relevancia muy creciente. La palabra que se utiliza para designarlo proviene del vocablo pluvio que quiere decir lluvia y el segundo vocablo es la palabra metro que está vinculada a la forma en que se mide la cantidad de precipitación. Por esa razón, un pluviómetro es una herramienta para medir la cantidad de lluvia que ha caído.

Este pluviómetro es un elemento que comúnmente se encuentra inserto en todas las oficinas e institutos meteorológicos y es un aparato que transfiere una gran cantidad de datos, con los que se puede tener conocimiento, tanto de la meteorología como la climatología de un área o zona específica. Toda la cantidad de líquido que desciende de los cielos es medida  por esta herramienta. Es de fundamental en la climatología y la meteorología.

¿Qué es pluviómetro?

Este es una herramienta que se utiliza para poder estar en capacidad de calcular las precipitaciones que caen en un área específica durante el lapso en el que se efectúa ese cálculo. Estos datos sobre las precipitaciones se van recogiendo y analizando con tal precisión que pueden servir de base para realizar una ficha climatológica de una zona.

Con todos los datos que han sido obtenidos, se efectúan mediciones de las precipitaciones por semanas, meses, estaciones, y año tras año, para poder observar las fluctuaciones en la cantidad de lluvia que cae en una zona específica en un período de tiempo y con ello se logran confeccionar estadísticas.

Pongamos por caso, si un área tiene precipitaciones anuales de media de unos 500 mm, esto es posibles que se haya podido determinar si se han venido haciendo un seguimiento destallado de la cantidad de lluvia que ha caído en la misma, por medio de los registros de los datos pluviométricos recogidos durante muchos años.

De hecho, los primeros reportes se hicieron hacia los años de 1800. El pluviómetro puede registrar cualquier tipo de precipitación como puede ser la nieve, llovizna, aguanieve, lluvia o el granizo. No se pueden utilizar para calcular otras manifestaciones acuosas que dependen únicamente de  la condensación del agua.

La función primordial de un pluviómetro es la de poder medir las precipitaciones de agua, en cualquiera de sus tipos, siempre que deriven de condiciones meteorológicas, en una zona para poder determinar los datos necesarios.

Origen del pluviómetro

Aunque parece algo muy moderno, las mediciones de las precipitaciones han sido registradas desde los años 500 antes de Cristo. Los primero en medir la cantidad de lluvia caída fueron los griegos. Años después, en la India, ya contaban con verdaderas mediciones de recolecciones de lluvias. Para ese fin se empleaban recipientes y envases que recogían el agua de lluvia y procedían a medir la cantidad de agua que se quedaba almacenada en ellos.

En estos supuestos, las mediciones de la lluvia se efectuaban con la finalidad de crear un registro de datos por zonas, pero no tenían la finalidad de medir la lluvia para analizar los datos y elaborar los perfiles de los Elementos del Clima de las áreas, sino que se hacían con el objetivo de poder ayudar a mejorar el producto de los cultivos de determinadas áreas.

Con cada año, se fueron midiendo la cantidad de precipitaciones, para poder tener una idea de cuanta era la cantidad de agua de la que se podía disponer para los cultivos. De manera que la necesidad de poder medir la cantidad de precipitaciones en una zona surgió de la necesidad de poder conocer si estarían cubiertos o no los requerimientos agrícolas.

pluviómetro origen

Esto ha podido ser comprobado mediante los escritos religiosos que fueron encontrados en Palestina, en los que se habla de la forma en que influía la precipitación de las lluvias en el abastecimiento que era esencial para el riego de los cultivos. Por lo tanto, en esa época, el objetivo de hacer estas mediciones estaba relacionado exclusivamente con el abastecimiento de agua potable para consumo humano y de agua para poder regar los campos.

A nadie se le ocurrió en aquel momento que esos datos serían importantes para la elaboración de predicciones sobre el comportamiento de la Temperatura y Humedad, así como del clima y del tiempo.

Hicieron falta que transcurrieran más de 15 siglos, para que en 1441 en Corea, se inventara el primer pluviómetro fabricado en bronce y con una ranura tipo estándar. Ese tipo de pluviómetro se utilizó durante alrededor de 200 años, hasta que en el año 1639, Benedetto Castelli, quien fuera discípulo de Galileo Galilei, logró efectuar las primeras mediciones de las precipitaciones en Europa. Este nuevo instrumento era manual y mostraba el nivel de lluvia que caía por horas.

Pero en el año 1662, ya se había inventado el primer pluviómetro que poseía recipientes balanceados. Gracias a este tipo de herramientas, no sólo se tuvo la capacidad de registrar la información sobre la cantidad de precipitación, sino que también pudo registrar información meteorológica  como la temperatura del aire y la dirección que llevaba el viento.

¿Cómo funciona el pluviómetro?

El aparato debe ser colocado en un lugar elevado, con la finalidad de que registro el nivel de la lluvia. De esta manera, no se verá afectado por ninguna clase de obstáculo. Al momento de medir, el recipiente comienza a llenarse de agua de lluvia a medida que se precipita y, al concluir, de acuerdo a la medida que marque, ese será el volumen de precipitación de la zona.

Con un pluviómetro estaremos en capacidad de calcular la cantidad de lluvia, de granizo, de nieve, de llovizna y de aguanieve que haya caído en un área específica. Tiene una estructura de cilindro y tiene una de sus partes con forma de embudo para poder recoger mayor cantidad de agua.

Tipos de pluviómetro

Hay varios tipos de pluviómetro, entre los cuales se encuentran:

  • Manual: Es la clase más común. Se trata de un instrumento de medición muy simple del volumen de lluvia que se precipita en una zona. Está conformado por un recipiente de tipo cilíndrico con una escala graduada. Así la altura a la que llegue el agua que fue recogida en el recipiente será la equivalente al novel de precipitación caída y se mide en milímetros.
  • Totalizadores: Esta es una clase de pluviómetro de mayor precisión. Recoge el agua que se precipita por medio de un embudo. Este embudo trasvasa el agua a otro recipiente que está graduado. Lo usual es colocarlo a una determinada altura del suelo y cada 12 horas se toma nota del registro del agua que haya caído. Pero en el caso de este tipo de pluviómetro es que no se puede establecer el horario en el que ha tenido lugar la precipitación.
  • De sifón: Con esta clase de pluviómetro se pueden obtener los volúmenes  y el tiempo que duró la lluvia más cercanos a la realidad. Está compuesto por un tambor giratorio que está rotando a una velocidad fija. Se gradúa con una pluma que en su parte interna que va flotando de manera vertical. Si no lleve, la pluma hará una marcación por una línea horizontal.
  • De doble cubeta basculante: Se trata de un instrumento que recolecta el agua por medio de un embudo y la transporta a un pequeño recipiente en forma triángulos dobles que pueden ser de metal o de plástico. Tiene una  juntura en un punto medio que hace la función de equilibrar en conjunto. Una vez que se llega a la precipitación esperada, que suele ser normalmente de 0,2 mm, se observarán modificaciones en el equilibrio del otro recipiente, mientras que la primera comienza a contar.

La relevancia del pluviómetro se remonta a la antigua Grecia. Aunque en principio su aplicación estaba destinada en la distribución de agua para el consumo y para la agricultura, lo que era de absoluta relevancia para la obtención del alimento de la población.

Con el transcurso de los años, su relevancia ha ido en franco ascenso, de tal forma que hoy el pluviómetro se emplea en el estudio de la climatología en todo el mundo y el poder predecir los cambios en los Tipos de Clima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here