Planta santa rita: Cuidados, multiplicación y más

Las plantas con colores vivos en sus flores o sus hojas son un punto de atención en los jardines de todo el mundo, hay muchas especies que cuentan con esta característica y una de ellas es la planta de Santa Rita. En este artículo se describirá esta especie, cómo se reproduce, su cultivo, sus cuidados, sus plagas, enfermedades y como tratarlas.

planta de santa rita o buganvilla

Planta Santa Rita

La planta de Santa Rita de una de las especies del género Bougainvillea, un género es un nivel de clasificación con el que se organizan las especies de los Reinos de los seres vivoseste en específico contiene 18 especies aceptadas oficialmente y otras que aún se encuentran en observación, esto porque se debe determinar si se trata de una especie o si es una variedad que tienen características diferentes.

Las buganvillas son plantas bastante parecidas, que pueden ser arbustos o pueden ser árboles que no logran alcanzar grandes alturas. Muchos de ellos son perennes, otros son caducos, de hecho una misma especie puede ser una planta perenne o una planta caduca dependiendo del clima que tenga el lugar en el que se encuentra. También algunas de ellas tienen propiedades medicinales, aunque la planta de Santa Rita no cuenta con sustancias específicas para ser utilizada de esta forma.

La especie protagonista de este artículo es conocida como planta de Santa Rita o Bougainvillea de Santa Rita dependiendo del lugar en el que se encuentre, este nombre se le da en Argentina, Bolivia y también en Uruguay. Mientras que otras especies de ese mismo género con las que es confundida tienen nombres como papelillo, veranera o trinitaria.

Esta planta es bastante conocida por su abundante floración que da unas flores bastante llamativas por sus vivos colores, además de eso puede ser encontrada en varios lugares porque se adapta muy bien a varios entornos y sus cuidados no son demasiado exigente.

Hay una pequeña confusión con esta planta porque hay otra especie que también recibe el nombre de planta de Santa Rita, pero pertenece a la familia Rubiaceae, esta especie en cuestión también es conocida como Isoca o Ixoca. Este artículo se enfoca en la planta de Santa Rita o buganvilla. Ambas especies tienen una floración de color fucsia, naranja o con tonos rojos.

La Santa Rita que pertenece a la familia Rubiaceae también es un arbusto que tiene una floración bastante abundante, proviene de Asia y también es bastante conocida por lo llamativas que son sus flores, además de eso su cultivo no es demasiado exigente y es muy común en diversos jardines.

Puede alcanzar el metro de alto e incluso el triple de su tamaño en casos excepcionales de variedades que han estado en espacios con las condiciones favorables para ello. Las flores de esta especie pueden ser de color blanco, amarillo o naranja, aunque hay variedades con otros colores, la flor Santa Rita crece en racimos que simulan que la planta tiene bolas de flores. En cuanto a las hojas estas son de color verde y pueden medir hasta diez centímetros.

Características

Podemos ver algunas características que describen la planta de Santa Rita en la siguiente lista:

  • Esta especie no es un Árbol sino un arbusto con flor, que también puede crecer como una trepadora y alcanzar una altura de hasta 1 metros. Todo dependerá de la poda con la que se controle su crecimiento o si se dejará crecer sin cortarla.
  • Su tallo en leñoso y por crecer en zonas tropicales o subtropicales, es por esto que son bastante resistentes a los climas cálidos y también a temperaturas bajas, aunque esta resistencia la adquieren a medida que crecen, cuando son muy jóvenes no resisten muy bien climas demasiado fríos.
  • Su floración se da canto la primavera está llegando a su final y cuando el otoño está por comenzar, formando flores que pueden ser de color blanco, naranja, fucsia, rojo y hay variedades que las producen de color violeta o amarillo. Estas son flores pequeñas con colores bastante vivos.
  • Las hojas de esta planta parecen corazones y pueden desprenderse por completo de las ramas dependiendo del clima que tenga el entorno en el que se encuentren, si las condiciones son favorables estas pueden ser perennes.
  • La planta de Santa Rita puede reproducirse por medio de esquejes, con acodos o injertos.

características de la planta de santa rita

Reproducción

La reproducción de la planta de Santa Rita debería hacerse con ayuda de un especialista porque su reproducción por medio de esquejes es bastante complicada. En cualquier caso, estos esquejes deben mantenerse guardados al menos por dos meses en un lugar donde la temperatura sea de 24 °C aproximadamente, donde la iluminación no sea demasiada y tenga suficiente humedad. Los especialistas utilizan cajas de calefacción para esto.

La reproducción por medio de acodos se puede hacer mientras la primavera está e curso o en el verano. El acodo se puede sembrar en una maceta con un sustrato rico y con buen drenaje, pero antes se deberá hacer un pequeño corte en la parte inferior del acodo (solo si su taño es leñoso) para que puedan surgir los brotes con más rapidez y sin problema.

Luego de plantarla se deberá mantener su tierra con suficiente humedad, especialmente mientras el verano está en curso. Será necesario asegurar que el acodo se mantenga enterrado porque las raíces pueden desenterrarlo, exponerlo y debilitarlo.

Los acodos aéreos también son una buena opción para reproducir esta planta, aunque el proceso no será tan rápido como con las opciones anteriores. El momento ideal para hacerlo sigue siendo durante la primavera o durante el verano. El primer paso para esto es escoger tallo recto que sea lo suficientemente largo como para quitarle al menos 10 centímetros.

Se deberán quitar las hojas de esa parte cortada y se le harán dos cortes no muy profundos en su corteza, estos deben tener aproximadamente un centímetro de distancia para que se pueda quitar la corteza a partir de ahí y que no se retire con un hilo demasiado fino.

reproducción de la planta de santa rita

Luego de eso se deberá cubrir todo este tallo con una bolsa oscura, luego de eso se echará en esa bolsa tierra mezclada con humus y previamente humedecida. El siguiente paso será cerrar la bolsa en la parte superior dejando una pequeña parte del acodo afuera.

Será necesario regar esta tierra al menos durante todo el verano de forma constante para que se pueda ver como surgen los brotes, sin embargo, se deberá cuidar que no se encharque la bolsa. Ya para el inicio o mediados de la estación del otoño será posible ver las raíces y plantarla en una maceta o en el jardín.

En cuanto al trasplante de esta especie no se recomienda hacerlo sino es estrictamente necesario moverla, esto porque sus raíces son un poco frágiles y podría no resistir este trasplante y morir. En este sentido, será preciso hacerlo con demasiado cuidado si se tiene que mover y se recomienda hacerlo cuando la primavera está por terminar.

Ya cuando se ha movido la planta a otra maceta o a otro lugar del jardín se recomienda quitar solo algunas hojas de buen tamaño, además de eso el lugar ideal para que esté luego de que es trasplantada es un sitio con semisombra. Si ha resistido bien el trasplante se deberá mover de ese lugar a uno con más iluminación y donde el sol le llegue directamente.

Cultivo

La planta de Santa Rita puede ser cultivada tanto en el exterior como en una maceta, lo importante es esperar que la primavera casi termine para hacer la plantación, puesto que este es el momento ideal para hacerlo. Si se desea plantar en el exterior será necesario preparar la tierra con un poco de humus o con mantillo. Se recomienda escoger una ubicación donde tenga soporte para crecer normalmente.

En caso de que se desee plantar esa especie en una maceta se deberá escoger una tierra con buen drenaje y con riqueza de nutrientes para que pueda sobrevivir, además de eso ésta maceta deberá ser grande porque esta planta se extiende considerablemente, de modo que sus raíces necesitarán profundidad para crecer bien.

Se recomienda colocar una capa de grava abajo antes de llenar el contenedor con la tierra escogida. También se deberá colocar un tutor para que la planta pueda extenderse.

Cuidados básicos

Las siguientes especificaciones pueden ser muy útiles para asegurar que crezca muy saludable, aunque esta no es una especie muy exigente.

Iluminación y temperatura

La planta Santa Rita necesita estar en un lugar con suficiente iluminación para que la luz del sol pueda llegarle constantemente. A diferencia de otros Arbustos con flor esta especie tiene un poco más de resistencia a las corrientes de aire de lo que se cree, pero no por esto se recomienda colocarla en lugares donde lleguen vientos muy fuertes, solo se deberá escoger un lugar con la suficiente ventilación para que ella pueda crecer saludablemente.

En cuanto a la temperatura, esta especie resiste muy bien aquellas que estén entre los 16 y los 30 grados y pueden sobrevivir climas fríos, aunque en regiones donde existan temporadas de sequía y de mucho frío esta planta puede perder todas sus hojas.

Tierra y abonado

Sobre la tierra ideal para esta especie podemos decir que es aquel que tenga un buen drenaje y que tenga un buen porcentaje de humus, como indicamos anteriormente. Ahora bien, cuando la planta es sembrada en el exterior se recomienda amarrar las ramas mientras estas se van extendiendo, sobre todo si la planta está en un lugar donde hay corrientes de aire (porque sus ramas se rompen con facilidad).

El abonado puede ser al mismo tiempo que se riega, pero solo una vez al mes, el abono ideal es el que es orgánico y que tenga hierro para que los colores sean mucho más vivos.

Riego

En cuanto al riego, este debe ser frecuente al menos cuando está creciendo (por unos dos años aproximadamente), cuando ya es una planta madura puede reducirse la frecuencia con la que se riega, pero siempre debe regarse constantemente durante el verano. Cuando la planta está sembrada en una maceta se recomienda regar solo cuando la tierra se ha secado y evitar siempre hacer un charco.

Poda

Si la planta de Santa Rita ha sido sembrada en el exterior se recomienda podarlas solo después de que el clima frío ha pasado, de modo que tenga un entorno cálido ideal para tener fuerzas y no debilitarse por los cortes.

Se recomienda podarla con los dedos al principio para retirar las ramas pequeñas que crecieron más de lo que otras ramas lo han hecho, para esto si se quiere se puede escoger la forma que se quiere que tenga la planta. Si se desea mantener una forma se cortará la planta con unas tijeras de podar. Si se desea controlar el tamaño se deberán cortar los nuevos brotes también.

Si en cambio la planta ha sido sembrada en una maceta se recomienda podarla cada vez que la floración termine, es decir, anualmente y a comienzos del invierno. De modo que se puedan ver nuevas ramas el año siguiente, la floración sea más abundante y la planta crezca con más fuerza.

En el caso de la planta de Santa Rita en maceta se deberá esperar que crezca al menos por dos años antes de comenzar con su poda, cuando se inicie se deberán cortar los tallos de los lados por un poco más de cinco centímetros, esto para mantener la forma de arbusto que tenía al principio y asegurar que no se extienda demasiado de la maceta.

Cuando llegue la estación del verano se recomienda hacer otra poda, esta se enfocará en quitar las puntas de los tallos nuevos, especialmente aquellos que no dieron flores ese año (los cortes deberán ser laterales). Seguido de eso se deberán quitar las ramas que estén enfermas, secas o no luzcan muy saludables, cuidando de no cortar las ramas nuevas del año pasado, puesto que será su turno de florecer más adelante.

Plagas y enfermedades

Esta especie puede verse afectada por arañas rojas o por pulgones, también las cochinillas pueden afectarla. En este caso se recomienda utilizar un insecticida en la parte baja de la planta.

Además de las plagas mencionadas esta planta puede dejar de crecer repentinamente si la tierra en la que fue sembrada se ha vuelto demasiado compacta, para esto se recomienda cambiar todo el sustrato y colocar uno nuevo con mejor drenaje. En caso de que no floree puede ocurrir que se haya sembrado excesivamente o que no reciba suficiente luz, para esto se deberán reducir los riegos y cambiar de ubicación. En cuanto a las hojas:

  • Si sus hojas se muestran con un color amarillo es posible que el agua también sea excesiva, para esto se puede reducir el riego o cambiar la tierra por una con mejor drenaje.
  • Si las hojas de la planta de Santa Rita parecen ser muy pequeñas se puede optar por un fertilizante.
  • Si sus hojas tienen manchas blancas también se habrá regado demasiado o la planta no está recibiendo la cantidad de aire suficiente para ventilarse, en este caso se recomienda moverla a otro sitio donde pueda recibir más aire y se deberán cortar sus hojas.
  • Si sus hojas se comienzan a secar al igual que sus flores es posible que la planta no esté resistiendo muy bien las altas temperaturas, para ello se puede regar con más frecuencia y se puede proteger de la luz del sol durante un tiempo. Si esto pasa más de una vez lo ideal será moverla a un lugar donde tenga un poco más de sombra.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.