Conoce cómo son las Pirámides del Antiguo México

Te invitamos a conocer en el siguiente artículo cuáles son las Pirámides del antiguo México más importantes y representativas de la historia y cómo muchos de estos lugares se han convertido en espacios culturales y turísticos. Aprende de su historia, origen y significado a continuación.

PIRÁMIDES DEL ANTIGUO MÉXICO

Pirámides del antiguo México

Habla de la historia de México es hacer referencia sin duda alguna a sus construcciones antiguas, las cuales han marcado un antes y un después en la manera de observar la cultura en ese país. En nuestro artículo de hoy vamos a estar conociendo brevemente acerca de las Pirámides del antiguo México y parte de su historia.

Para nadie es un secreto que las pirámides de México están descritas como un tipo de construcciones que nos trasladan de forma automática a la época prehispánica, cuando muchas de las comunidades indígenas del momento empezaron a poner a prueba sus habilidades en cuanto a la arquitectura, creando este tipo de construcciones históricas.

Muchas etnias aumentaron sus conocimientos arquitectónicos a tal punto que pudieron desarrollar todo tipo de construcciones, entre ellas pirámides, templos y algunas ciudades que aún en tiempos actuales continúan llamando la atención de todos. Prepárate a conocer todo el apasionante mundo que rodea a las pirámides del antiguo México.

Antes de comenzar es importante destacar que las pirámides de México se convirtieron en edificaciones altamente representativas para muchas comunidades indígenas de ese país, especialmente para los mayas y la etnia la mexica. Existen muchas construcciones de renombre, por ejemplo el Templo Mayor, Calakmul y por supuesto el de Teotihuacán.

Templo Mayor

Nuestro recorrido por las Pirámides del antiguo México lo vamos a iniciar en el Templo Mayor, considerado por muchos como una de las edificaciones de mayor historia del país. De acuerdo a los cálculos que se tiene, este templo fue hallado por primera vez en el siglo XX y desde entonces se convirtió en un lugar sagrado para las comunidades que tenían la tradición de evangelizar.

PIRÁMIDES DEL ANTIGUO MÉXICO

Recordemos que durante esa época colonial, las personas encargadas de evangelizar solían tener la tradición de edificar las iglesias sobre los mismos templos prehispánicos – ocultándolos. De hecho llegaban a usar las piedras de estos templos para crear sus propias iglesias.

En otras ocasiones se encargaban de destruir por completo los templos indígenas para construir desde cero sus iglesias. Es importante mencionar que los evangelizadores consideraban a los templos indígenas herejes y ese era uno de los motivos que los llevaban a destruir por completo este tipo de edificaciones. Era una práctica simbólica en la que se imponía la religión católica por encima de las creencias locales.

Por esa razón es que se cree que el descubrimiento de lo que se conoce como el Templo Mayor no es tan antiguo como en otros casos. Según detallan algunos estudios llevados a cabo, se ha dado a conocer que este templo fue construido encima del lugar señalado por Huitzilopochtli para que los mexicas fundaran Aztlán.

En un primer momento la construcción del lugar se realizó únicamente con lodo y madera, sin embargo con el trascurrir de los años la edificación se fue adaptando a nuevos cambios debido a que los gobernantes de Tenoctitlán tenía la costumbre de realizar sus aportes para hacer posible la remodelación del lugar, hasta convertirse en toda una joya arquitectónica en la historia de México.

También es muy oportuno mencionar que Huitzilopochtli está considerado como el primer dios que recibió culto o adoración en el Templo Mayor. Con el paso del tiempo y con la finalidad de impedir alteraciones en el equilibrio del universo, los mexicas empezaron a rendir culto a otras deidades, entre ellas a Tláloc .

Por ese motivo, la pirámide dedicada en un principio al dios Huitzilopochtli se volvió doble, pues allí habitaban las máximas deidades mexicas, como lo eran Tláloc y Huitzilopochtli.

Teotihuacán

En el Estado de México se encuentra situada la Zona Arqueológica de Teotihuacán, un lugar en el cual se pueden encontrar dos de las pirámides del antiguo México más populares y famosas de todos los tiempos como lo son la pirámide del Sol y la de la Luna. Ambas pirámides son ampliamente visitadas y cuentan con una amplia e interesante historia que vale la pena conocer.

Como dato inicial podemos mencionar que la Zona Arqueológica de Teotihuacán se encuentra caracterizada por su impresionante extensión y complejidad. Ciertamente hasta los momentos no se ha podido establecer a ciencia cierta cuánto surgió esta histórica estructura, pero han sido muchos los arqueólogos y antropólogos quienes se han dedicado a tratar de desvelar todos los secretos que se esconden detrás de este lugar llamado Teotihuacán.

Muchos de estos estudiosos han coincidido en algunos datos claves, por ejemplo la fecha de fundación de la ciudad. La mayoría asegura que fe en el año 500 antes de Cristo cuando la ciudad se fundó. Además sostienen que la ciudad fue abandonada por sus habitantes cerca del siglo VII, aunque nadie ha podido dar con las razones o motivos que llevaron a estos habitantes a abandonar la ciudad.

Lo cierto es que Teotihuacán duró mucho tiempo convertida en una ciudad sin pueblo, sin habitantes, donde solo se respiraba soledad y más soledad. Así se mantuvo al menos hasta la llegada de los mexicas, considerada como la primera comunidad indígena encargada de darle vida nuevamente a la ciudad. Los mexicas quedaron impactados por la majestuosidad de las construcciones y le dieron por nombre Teotihuacán.

¿Sabes qué significa Teotihuacán? De acuerdo a la historia, este término quiere decir “La Ciudad de los Dioses”, no obstante recientemente han surgido nuevas versiones en torno al significado real de esa palabra. Algunos expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia señalan que la ciudad no se llama en realidad Teotihuacán sino Teo Huacan, por lo que su verdadero significado sería entonces “Ciudad del Sol”

PIRÁMIDES DEL ANTIGUO MÉXICO

Más allá de estas controversias y confusiones, lo que no se puede poner en duda es que la Zona Arqueológica d Teotihuacán es una de las más visitadas e importantes de México. Esta zona se encuentra constituida de impactantes pirámides y de otros conjuntos arquitectónicos desplegados alrededor de una calzada (La Calzada de los Muertos) que tiene una dimensión aproximada de cuatro kilómetros.

Chichén Itzá, templo de Kukulkán

Seguimos conociendo las más importantes pirámides del antiguo México. En esta oportunidad ha llegado el turno del Templo de Kukulkán, considerado como uno de los lugares más históricos del país azteca. Esta emblemática pirámide se encuentra situada en la Zona Arqueológica de Chichén Itzá, en la península de Yucatán.

Más arriba mencionados que la Zona Arqueológica de Teotihuacán era la más concurrida y visitada de México, sin embargo Chichén Itzá no se queda atrás. Según cálculos se cree que esta zona también se encuentra entre las más visitadas del país y una de las más emblemáticas e importantes, por lo que esconde una interesante historia.

La ciudad fue fundada, de acuerdo a muchos investigadores, entre los años 325 y 550 después de Cristo. Los encargados de fundar la ciudad de Chichén Itzá fueron los mayas, quienes se instalaron en el lugar por algún tiempo. Años más tarde, específicamente en el año 800, arribaron al territorio los toltecas, quienes se encargaron de invadir la región.

Esa invasión provocó una mezcla de cultura entre los mayas y los toltecas, fusión que llevó a adoptar nuevas tradiciones y cultos. Los habitantes comenzaron a rendir culto a Quetzalcóatl aunque bajo el nombre de Kukulkán. Fue por esa razón que las comunidades indígenas de la región procedieron a construir el templo o la pirámide de Kukulkán, en honor a ese dios.

Vale la pena recordar que en el año 2077, Chichén Itzá fue considerada como una de las siete Nuevas Maravillas del Mundo debido a su impresionante arquitectura y a la historia que guarda este lugar emblemático de la cultura mexicana.

Palenque

Existen muchas ciudades históricas en México pero una de las más importantes es sin duda alguna la ciudad Palenque, la cual se encuentra localizada al noroeste del estado de Chiapas. Se trata de una atractiva ciudad maya que puede descubrirse en medio de una selva tropical, rodeada de impactantes paisajes naturales, cascadas y ríos.

De acuerdo a destacados investigadores y estudiosos, la ciudad de Palenque fue fundada en el año 100 antes de Cristo. Estuvo habitada por larga temporada, aproximadamente durante unos mil años, sin embargo de manera inesperada y aún misteriosa, la ciudad fue dejada sola por sus habitantes, quienes escaparon de ella entre los años 600 y 800 después de Cristo.

Los motivos que llevaron a los habitantes de la ciudad de Palenque a abandonar el territorio aún no han podido ser develados. Lo único que se sabe es que la ciudad fue dejada en completa soledad. La ciudad quedó compuesta por vestigios como: la tumba de la Reina Roja, el Palacio, y por supuesto, la pirámide o el Templo de las inscripciones en cuyo interior se resguardan los restos del Rey Pakal.

Calakmul

Antes de hablar de su historia, es oportuno detenernos brevemente en el significado de esta palabra. Según dicen muchos expertos, el término “Calakmul” puede interpretarse como “dos pirámides vecinas” o “La ciudad de los montículos adyacentes”. La verdad es que éste es otro de esos lugares cautivadores e históricos que nos regala la cultura maya.

Calakmul se encuentra situada en Campeche y su historia es realmente interesante. Gracias a muchos hallazgos encontrados, se puede determinar que este territorio fue poblado por primera vez 200 años después de Cristo, fecha en la que arribaron al lugar sus primeros habitantes.

De acuerdo a datos aportados por el Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, la ciudad llegó a estar poblada por más de 50 mil personas durante los años 322 a. C. y 925 d. C. Así como sucedió con el Templo Mayor, Calakmul también fue descubierto en el siglo XX.

Eso ocurrió debido a que durante la Colonia, los recién llegados no hallaron en el territorio metales preciosos, sin tomar en cuenta que para poder ingresar a esta zona se debía correr mucho riesgo, ya que el acceso era realmente difícil, especialmente por la espesura de la selva.

Por esa razón es que la ciudad de Calakmul se mantuvo prácticamente sumergida en el olvido y escondida por más de 600 años, hasta que en los años 30 del siglo XX fue nuevamente descubierta. Actualmente se considera como una de las Pirámides del antiguo México más importantes y emblemáticas de la historia, con muchos datos que ofrecer tanto a propios como a visitantes.

También podrían interesarte los siguientes artículos: 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.