Conoce en qué consiste la Piedra del Sol maya

La cosmogonía mexicana es muy venerada no solo en este país, sino a lo largo y ancho del mundo. Las creencias impuestas por los mayas son las más ricas que pueden encontrarse dentro de la historia universal. En esta oportunidad, la Piedra del Sol es el foco para dar pie a este interesante artículo.

PIEDRA DEL SOL

Historia de la Piedra del Sol

Es una piedra monolítica situada en el período posclásico mesoamericano. Se presume que su primera aparición dio lugar entre los años 1250 y 1521 a.C. A ciencia cierta no hay conocimiento alguno sobre el autor de la Piedra del Sol, ni el tiempo exacto en que fue tallada. No obstante, los historiadores han indagado que este objeto iba a servir para la construcción de un mural en piedra bastante alto por parte los mexicas en sus últimos años de gobierno.

De acuerdo a las declaraciones de Diego Durán, establece que la Piedra del Sol es de grandes dimensiones, con grabados de días, meses y 21 semanas en su calendario. Mientras tanto, Juan de Torquemada en uno de sus textos más famosos Monarquía Indiana ilustra a Moctezuma Xocoyotzin como el cacique que ordenó a sus súbditos que trajeran una roca de grandes dimensiones que estaba escondida en Tenanitla hasta Tenochtitlán

Posiblemente, la roca madre fue producto de una gran erupción del volcán Xitle, hasta el punto de ser trasladada desde San Ángel hasta la población de Xochimilco. El nombre de Ezequiel Ordoñez es trascendental para comprender la historia de la Piedra del Sol, porque determina que la roca es basalto de olivino. Gracias a un peso inusitado, la piedra fue arrastrada aproximadamente 22 km hasta Tenochtitlan.

Durante el periodo de conquista, esta roca inmensa residió en el Templo Mayor. El relieve siempre permaneció en su zona posterior, es decir, siempre estuvo al descubierto en este recinto. Cuando Alonso de Montúfar estuvo a cargo del arzobispado en México ordenó que la Piedra del Sol fuese enterrada en el lugar con el propósito que los feligreses retuviesen en su memoria todos los ritos de sacrificio que dieron lugar en él.

Para el siglo XVIII, una serie de cambios en la ley constituyeron nuevas corrientes en la Nueva España, gracias al mandato del virrey Juan Vicente de Güemes. Entre esas modificaciones, solicitó la mejora de algunas calles y espacios públicos. La Plaza Mayor fue una de las grandes beneficiadas por estos arreglos arquitectónicos, con la inclusión de un sistema para drenaje y la nivelación de su piso.

PIEDRA DEL SOL

El 17 de diciembre de 1790, mientras el maestro de obras para aquel entonces José Damián Ortiz de Castro descubrió la Piedra del Sol cuando reparaba las banquetas de la Plaza Mayor. La roca estaba a 60 metras de la gran Puerta Virreinal y a 40cm a media vara. Para extraer de la tierra, se necesitó de una doble polea gracias al peso descomunal de esta piedra maya que constituye la cosmogonía de la tribu.

Antonio de León y Gama acudió al lugar para indagar un poco más sobre el origen de la Piedra del Sol, al igual que en su significado en pleno instante de ser encontrada. Según la opinión de Chavero, fue este último personaje quien dictaminó a la piedra como parte esencial para comprender el calendario primitivo azteca. ¿Conoce todos los Mitos mayas? No deje de hacerlo, porque son extraordinariamente interesantes.

Más adelante, Gama introdujo una petición a José Uribe, canónigo de esa época, para que la Piedra del Sol no fuese enterrada, gracias a que ese acto es un ritual pagano, con antecedentes en el tiempo de varias sepulturas. El investigador resalta la importancia que tiene en Italia el hallazgo de monumentos del pasado, con el fin de rescatar un poco su esencia, permitiendo el realce de la Piedra del Sol.

Una época floreciente en que abundan los monumentos arquitectónicos permitió que la Piedra del Sol resultase atractiva para la vista de todo un público. El monolito tuvo mucho éxito luego de su descubrimiento en 1790 con plena promoción de su estudio para revelar todos los pormenores de su origen real. Incluso, Gama resalta que es una piedra de gran sentido artístico, por lo cual inmediatamente llama la atención de todos.

El 2 d julio de 1791 el monolito hizo parte de la Catedral Metropolitana en uno de sus ponientes. Alexander von Humboldt fue el encargado de estudiar con mucho detalle el aspecto iconográfico en la Piedra del Sol. Otro suceso extraordinario que vincula esta roca es la intervención de Estados Unidos en México, utilizando el objeto como tiro al blanco en la Plaza Mayor.

PIEDRA DEL SOL

Algunos años más tarde, en 1855 para ser exactos, la Piedra del Sol fue trasladada hasta la Galería de Monolitos, que está ubicada en la Calle Moneda, gracias a la petición suministrada por Jesús Sánchez, el director de la institución. Nueve años más tarde, sufrió otro cambio de sede para conformar el Museo de Antropología e Historia.

Descripción

Todo lo que yace en la Piedra del Sol es realmente interesante, porque da cuenta de una visión compleja que los mayas tenían del mundo desde su creación. Inmediatamente, todos los detalles ocultos que posee este monolito antiguo de buena valoración. ¿Está al tanto de cuáles son los Dioses aztecas y su totalidad? Probablemente esta pregunta es una constante que puede averiguar inmediatamente.

Disco central

Beyer y Caso son los primeros en tener un acercamiento concreto con el disco central. Ambos reflejan al dios del Sol Tonatiuh y un cuchillo para sacrificar en base a piedra. Al no contar con sus  manos, esta deidad posee unas garras que sostienen un corazón humano. En resumen, esta es la opinión de Alfonso Caso en relación con esta zona de la piedra:

«En medio de la Piedra del Sol puede observar a detalle el rostro de Tonatiuh. Para sus extremos están las garras, que simulan muy bien las patas de cualquier águila. En ellas hay un corazón humano bastante estrujado. La visión de los aztecas del sol es muy razonable, porque comparan su fuerza con el águila que sobrevuela por las mañanas.

Navarrete y Haydn en 1974 declinan las declaraciones de Beyer y Coso para afirmar que la deidad que está en el centro es Tlaltecuhtli. Esta deidad es una de las más destacadas en toda la población náhuatl, con gran culto por parte de su población. En esta caso suele apreciarse dos garras prominentes de águila en compañía de un círculo. En la zona posterior está otro de los círculos que, en sumatoria, son 4 en total.

De todos los círculos mencionados nace el quinto sol, que al final de cuentas es el origen del hombre náhuatl. El alimento esencial de este primitivo es el maíz con agua. La leyenda de los Soles es capaz de explicar el nacimiento con mayor detalle.

Las cuatro eras

Es imposible dejar a un lado las cuatro eras o los cuatro soles que están en medio de la representación. Es pertinente recordar que la fusión de estos elementos da pie al nacimiento del Quinto Sol, con una presencia más actual en la cultura.

  • En la zona superior derecha está presente la figura del 4 jaguar, cuya referencia llega hasta el año 676 años. La primera era mexica culmina en este periodo gracias a unos seres monstruosos que salieron en la faz de la tierra para acabar con toda la raza humana de esa época.
  • Para la zona izquierda está el 4 viento, con datación definitiva hasta el año 364, gracias a un evento de vientos, huracanes y tornados que sacudieron a la civilización. A los ciudadanos que no pertenecen a la tierra los convirtió en monos.
  • Bajo el 4 viento está el círculo de 4 lluvia, uno de los más significativos para la cultura mexicana. En esta oportunidad, una lluvia de fuego en el año 312 transformó a toda la ciudadanía en guajolotes.
  • Finalmente, está el último círculo, el 4 agua, el más aproximado al mundo como es. El hundimiento por agua acabó con toda una sociedad en el año 676. Los sobrevivientes apenas sufrieron la transformación a peces.

Tal como indica, todas las eras tienen un año definitivo que conlleva a una especie de catástrofe para cerrar un ciclo importante en la humanidad. Sin embargo, para ver el año exacto en cada uno de los círculos es necesario contar con un prisma azteca. De igual modo, 676, 312 y 364 tienen un rasgo en común: cada uno de esos años son múltiplos de 52.

El 52 es una cifra importantísima para el calendario de los mexicas, porque es el equivalente de un siglo completo en su cosmogonía. Dicho esto, hay dos círculos solares que han durado 13 siglos: el 4 jaguar y el 4 agua, de los más mortales para la humanidad, con sucesos extraordinarios que acabaron estrepitosamente con dos épocas trascendentales. 364 son 7 siglos, mientras que 213 años son 6. Dicho esto, la suma total de siglos en la Piedra del Sol son 13, 7, 6 y 13.

PIEDRA DEL SOL

La sumatoria de cada siglo azteca por separado da una totalidad de 39. Si los matemáticos expertos se fijan en esta cifra, darán cuenta que 39 es un múltiplo de 13, mientras dos épocas específicas (7+6) también suman 13. En conclusión, este número estará implícito como parte de la cultura mexica de la siguiente manera:  13-13-13. Si esto no es suficiente, el número 52 también es múltiplo de 13, así que esta Piedra del Sol esconde datos numéricos muy extraordinarios.

Puntos cardinales

Así como la Piedra del Sol tiene cada círculo solar, también cuenta con la aparición de los puntos cardinales. Por ejemplo, está el norte signo 1 Pedernal, signo 1 lluvia el sur, este con Xiuhuitzolli un signo heráldico y oeste, siglo 7 mono. En cada uno de los puntos cardinales es sencillo encontrar un grupo considerado de signos, que dan cuenta de los cinco semanas en grupo de tres meses hasta formar un año.

Primer anillo

Este anillo es bastante significativo para la cultura mexicana, porque da cuenta de los 20 días sagrados que fueron oficializados en el Tonalpohualli. Lo curioso del caso es la combinación en cada uno de estos días con 13 números, porque tal composición da origen a los años. Entre sus principales curiosidades, estos días fueron registrados en un códice basado en la piel de un venado, para guardar evidencia de todo lo acontecido en el tonalámatl.

La estructura de este calendario en su salida al mundo comprendía un total de 260. Como solo 20 de ellos tenían un nombre específico, la tarea a elaborar es la combinación de todos los nombres para conformar una cantidad que supera los tres dígitos, o en su defecto, una cifra mayor a 21. El número básico es el  y el final, el 13, en forma de puntos.

El Tonalpohualli tiene una característica particular, que solo la inteligencia de los mexicas lograron pensar: el calendario en trecenas (20 semanas de 13 días) de los cuales 5 estaban destinados para el trabajo cotidiano y el resto para el descanso o introspección. La división de horarios consistió en 13 horas para el día y otras 9 para la noche (generalmente en la que el cuerpo reposa hasta dormir). Dicho esto, es hora de conocer un poco sobre los días bautizados:

Cipactli: Este día está ubicado dentro del eje Este en el calendario. Es una criatura muy voraz mitad cocodrilo y mitad pez (aunque también es vista como una especie de lagarto). Su cualidad es estar hambrienta en cada momento del día, aumentando su peligrosidad. Considerada la única criatura marina de su época, hasta que Quetzalcóatl dio muerte para iniciar la creación del universo. Con todo el cuerpo del monstruo crearon la tierra, con la ayuda de otros dioses que participaron en el proceso.

Cuando los dioses dividieron el cuerpo de cipactli, crearon el cielo y la tierra. El principal problema de los dioses era dónde ubicar al hombre en aquel espacio tan abierto, sin saber qué hacer. Posteriormente, tomaron algunos árboles para delimitar los hemisferios. De ese mismo modo, hicieron la separación entre el mundo de los vivos y difuntos. La literatura griega y latina ha mencionado con mucho hincapié a todos los Dioses del Olimpo, su importancia y poderes que indudablemente debe conocer.

El primer día de este calendario está respaldado por la deidad Tonacatecuhtli, el jefe de la fertilidad o sustento. Tuvo gran participación en crear el mundo, además de separar la tierra de todos los océanos existentes. Su nombre en la lengua azteca significa «Señor de nuestras carnes o señor del mantenimiento» por ser el proveedor del bienestar para los primeros hombres que habitaron la tierra.

Ehécatl: Es el dios del viento de acuerdo a los testimonios de la cultura mesoamericana. Tiene gran parecido a Quetzalcōātl en cuanto a su fisonomía de serpiente intimidante que al mirar denota un poder increíble. También mantiene una vinculación con el nacimiento del universo, porque gracias a su aliento atraía las lluvias para crecer los sembradíos. Aparte, con esta misma acción hace salir el sol para dispersar la lluvia que ha creado con sus poderes.

Otra de sus cualidades es dar vida a todo aquello que está en estado de reposo, o cuerpos inertes. Llegó a enamorarse de una humana llamada Mayah. Como no fue correspondido, abrió la oportunidad para que todos los seres humanos despertarán su capacidad de amar para reconocer el amor de la chica. El amor que este dios sintió por Mayah quedó expresado en la figura de un árbol frondoso. Finalmente, es el segundo día ubicado en la zona norte de la Piedra del Sol.

Calli: El significado de esta palabra en la lengua mexica es «casa». El dios que protege a todos los nacientes de este día es Tepeyollotl, el máximo creador de los montes, montañas, cerros, colinas, ecos y temblores. En cualquier representación pictográfica aparece en forma de jaguar. Denota una fuente de sacrificio para todas las bestias que vivieron antes de la gran inundación, explicada en el círculo solar de 4 agua.

Es el corazón de la tierra y cada vez que ocurre un temblor, el sonido de las entrañas terrestres es una exclamación de este dios, para imponer su fuerza. Queda expreso en el norte del calendario, siendo el tercer día a destacar de esta cosmogonía mexica.

Cuetzpallin: Cuya significación es «lagartija» en la lengua mexicana antigua. El poniente para este cuarto día es el sur. Quienes nacen en este cuarto día están bien representados por el dios Huehuecóyotl, el máximo exponente de las artes, danzas ceremoniales, protector de todos los adolescentes y adultos mayores. La figura más frecuente de este dios es el de un coyote que está bailando de manos y pies con algunos platillos que hacen ornato a su presencia.

La cultura ha establecido que este coyote es una imagen burlona de todas las tribus norteamericanas que han sido estafados. Sin embargo, este personaje es experto en realizar cantos corales y narraciones. Su lado negativo es la intriga que suele cometer para causar rivalidad entre dos bandos, a tal grado de ocasionar guerras para saciar su aburrimiento.

Los mexicanos han llegado al acuerdo que el coyote en lugar de ser un personaje del mal, resultó una fuente de astucia que todas las personas nacidas en este cuarto día poseen. Los hombres de gran belleza están semejantes a este dios, gracias a una presencia que impone al primer contacto. Entre otras concepciones, la sabiduría humana respalda a estos nacientes que cuentan con su protección.

CoatlResguarda la misma significación de la serpiente, muy propia del dios Quetzalcóatl. La diosa encargada de representar este día es Chalchiuhtlicue, monarca de todos los lagos y grandes corrientes de agua. Es el quinto día que rige la serpiente y por tal razón, está en este listado como la diosa que erigió el líquido a todas las civilizaciones norteamericanas. Los habitantes antiguos de México encomendaron a esta deidad sus viajes, para retornar con salud y todos los proyectos cumplidos.

Ella es la responsable de encender el cuarto círculo en la Piedra del Sol. Mientras Chalchiuhtlicue comandó la tierra, todo su reinado estuvo cubierto por agua. A través de un diluvio fortísimo que arrasó con algunos territorios, lapidó su Trono para convertirse en una diosa de temer. Tuvo la capacidad de transformar a muchos humanos en peces.

Miquiztli: El sexto día de este calendario está en el punto cardinal norte en la cosmogonía mexica.  Tecciztecatl, un caracol de personalidad soberbia. Tuvo la oportunidad de transformarse en sol, pero apenas alcanzó ser la luna. Este dios está amparado por el cielo nocturno.

Mazatl: El Oeste es el punto cardinal para el este día en particular en el calendario. La palabra significa «venado» cuyo dios protector es tláloc, monarca de las lluvias y tempestades. La cultura indica que es venerado durante el primer mes del año azteca, para rociar sus sembradíos.

Tochtli: El día del conejo está ubicado en el punto cardinal sur de acuerdo al Tonalpohualli. Mayahuel es la diosa encargada de proteger a todos los nacientes de este día. Está asociada con otras diosas de su estirpe, como aquellas que respaldan a las mujeres en su lecho de parto. Ayuda a proveer la flora, especialmente a todas las siembras que han tenido un desarrollo difícil por las inclemencias del tiempo.

Atl: El agua es el líquido que purifica a toda la humanidad que nació en este día regido bajo el sentido este.  Xiuhtecuhtli es una deidad importante en la mitología mexicana, porque con su fuego o calor es capaz de cuidar a todos las personas de este calendario. Su apariencia es de un hombre viejo con el rostro amarillo o naranja.

Xiuhtecuhtli: Es conocido como el día del perro, siendo Mictlantecuhtli, el señor de los muertos en cada una de sus regiones, el principal protector de este día. Controla en buena forma todo el inframundo y el mundo de las sombras. Su cabello es encrespado y sus ojos son semejantes a un par de estrellas.

Ozomatli: El día del mono posee su punto cardinal en el oeste.  A diferencia de la deidad anterior, Xochipilli es el príncipe de las flores, monarca de todo lo bello que reside en la naturaleza. Es el placer transformado en Dios, cuando los hombres sacian sus deseos en el alcohol y demás ceremonias.

Existen otros días que dan cuenta de este importante calendario con representación en la Piedra del Sol con las siguientes expresiones:

  • Malinalli.
  • Ácatl.
  • Ocelotl.
  • Cuauhtli.
  • Cozcacuauhtli
  • Ollin.
  • Tecpatl.
  • Quiáhuitl.
  • Xóchitl.

Segundo anillo

Esta sección de la Piedra del Sol contiene varios cuadrados con una función específica. En cada uno de ellos se encuentran los cinco días de la semana. Además, hay otras ocho divisiones con un ángulo distinto que hace referencia a los puntos cardinales.

Tercer anillo

Está ubicado en la parte inferior de la Piedra del Sol. En esta oportunidad está presente el dios Xiuhcóatl, bajo la figura de varias serpientes de fuego que rodean el monolito. Todas las zonas de las serpientes están segmentadas para elevar al dios hasta el cielo, mientras cada parte está flanqueada por bastante fuego. Si los curiosos se fijan bien, todas las serpientes hacen el número 52, que es el siglo azteca oficial que señala la Piedra del Sol.

En la zona superior de la piedra también hay rastros de las serpientes, pero esta vez el rastro está en las colas, hasta conformar la fecha Matlactli. De acuerdo a la historia de México, tal fecha radica en el año 1479 como parte de «Fuego Nuevo».

Numismática

La Piedra del Sol tiene una significación realmente importante para la cultura mexicana. Es tanta su trascendencia que los bancos han utilizado algunas figuras para los anversos de sus monedas, como los siguientes casos:

  • La moneda de 5 centavos construida en níquel entre 1905 y 1914. De la Piedra del Sol extrajo el efecto de los rayos solares, que otorgaron un buen sentido vistoso a los bordes de la moneda de acuerdo al impacto de la luz natural.
  • La moneda de 5 centavos construida en níquel, que estuvo en circulación entre 1936 y 1942 mantuvo ese efecto de los rayos solares que tanto gustaron en la primera edición de este dinero.
  • Moneda de 10 centavos que circuló durante 1936 a 1946 en níquel contó con el efecto resplandeciente del sol a través de los rayos. En este caso, el efecto es parcial, pero jamás total.
  • La moneda de 5 centavos construida en acero inoxidable permaneció 10 años en circulación. Esta vez aparece una especie de pentágono inscrito en la pieza.
  • La moneda de 10 centavos en acero inoxidable que permaneció en circulación durante el periodo 1992-2002 tenía una aceptación parcial del pentágono inscrito en la Piedra del Sol. En 2002 no descontinuaron el diseño de esta moneda, pero si redujeron considerablemente su tamaño inicial.
  • Las monedas de 20 centavos entre 1992 y 2002 tuvieron mejores materiales de construcción como el bronce y aluminio combinados. También estaba el pentágono inscrito en la pieza de manera no completa. Después de 2002 ocurrió el mismo evento con las monedas anteriores, pero cambiaron el bronce y aluminio por el acero inoxidable.
  • Moneda de 50 centavos construida entre bronce y aluminio que circuló entre 1992-2002 con la inscripción del día 13 en la Piedra del Sol (ácatl) con el pentágono inscrito en la pieza. En 2002 ocurrió lo mismo que monedas anteriores, con una reducción en su tamaño.
  • Moneda de 1 peso de carácter bimetálico con anillo en acero inoxidable, a partir de 1992 inició su circulación con el anillo resplandeciente a través de los rayos.
  • La moneda de 2 pesos de carácter bimetálico con centro de bronce-aluminio y anillo de acero inoxidable representa los días paralelos en cada uno de los bordes.
  • La moneda de 5 pesos es similar a la anterior en todos los aspectos, tanto en construcción como en años de construcción. Una diferencia significativa es la alusión a las serpientes en los bordes.
  • Moneda de 10 pesos construida en su centro con material de cuproníquel y el resto con bronce-aluminio. En su interior puede observarse un poco el disco central de la Piedra del Sol.
  • Moneda de 500 pesos construida en su totalidad por oro con motivo del Mundial de Fútbol 1986. Esta vez aparece el disco completo.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.