Características del Pez Dorado, Alimentación y Cuidados

Tiene sentido que el Pez Dorado sea la mascota predilecta de niños y adultos, puesto que son unos pequeños peces de atractivo color muy sencillos de cuidar. Asimismo, es una especie muy común en los acuarios de todo el mundo, ya que son muy tranquilos y pacíficos, convirtiéndolos así en el compañero ideal para los demás peces. En este artículo te contaremos cuáles son sus características, su alimentación y sus cuidados.

pez dorado

¿Qué es un Pez Dorado?

En líneas generales, los peces resultan una de las mejores alternativas cuando se habla de tener mascotas, y aún más cuando son para los pequeñines de la casa. Estos diminutos animales pueden ser de gran ayuda para que aprendan a cuidar y disfrutar de la compañía de otro ser vivo y, de igual manera, tomar en serio la responsabilidad que conlleva tener una mascota. El pez dorado no es la excepción, debido a sus muchas virtudes.

El origen del Carassius auratus como es su nombre científico, se remonta a China, puesto que allí los criaban en pequeños acuarios para el consumo humano y para convertirlos en mascotas. Los antepasados de los peces dorados, eran en la antigua China un fácil objetivo de capturar para luego ser criados en cautiverio. Desde ese entonces, en otras zonas de la región se fue expandiendo la tendencia de crear estanques para reproducir a los peces y cruzarlos entre especies, dando como el resultado al pez con esa coloración dorada tan particular que hoy en día es tan común en todos los hogares.

A causa de ello, los peces dorados o también llamados carpines dorados, se convirtieron en una de las especies pioneras para la domesticación. Aunque el tipo de pez también será un factor influyente, el carpín dorado llegó inclusive a modificar su peso y tamaño como consecuencia de su cambio de hábitat. Su tamaño dependerá de su genética y cuidados, este pececito puede llegar a medir 10, 60 o hasta 90 centímetros de longitud. Por otro lado, su peso variará depende si estuvo criado en su hábitat natural o no, en cautiverio pesan aproximadamente unos 1,5 kilogramos y en el mar hasta tres.

De igual modo, su promedio de vida también se verá influenciado por los cuidados y el lugar dónde se críe, es decir, en cautiverio o en su hábitat natural, pero usualmente viven alrededor de unos 15 años. Estos animales no son para nada violentos, al contrario, son bastante sociables, por lo que se pueden tener en un acuario con otros peces y no pasará absolutamente nada. Los peces dorados son de un color amarillo, que a simple vista puede verse como dorado gracias a los tonos naranjas en la cola y aletas, las cual resultan de gran utilidad a la hora de alimentarse.

Características

Una de las características más resaltantes de este pez es su peculiar color, destacando los tonos amarillos y naranjas brillantes por todo su cuerpo, dando un aspecto de color dorado. Pese a ello, en ocasiones se dan algunos casos de peces dorados con pequeñas manchas blancas. Estos tienen una particular manera de nadar pues son muy hábiles y rápidos, y aún más cuando se trata de buscar su alimento. Además, los carpines dorados suelen mantenerse en grupo para no sentirse amenazados ante cualquier depredador y, de igual manera, protegerse los unos a los otros.

pez dorado

El tamaño de este pez ronda los 60 cm de longitud. Sin embargo, dependiendo de los cuidados que se les dé, aunado a su genética, existen ejemplares que han llegado a medir 90 centímetros. Por otro lado, el peso es otro aspecto que puede variar en los peces dorados, puesto que este dependerá de muchos factores, como si fue criado en cautiverio o en su hábitat natural. Si el pez ha vivido durante toda su vida en mar abierto puede pesar hasta unos 30 kilos, pero si ha sido criado en cautiverio su peso es menos de la mitad, debido a que no tuvo suficiente espacio para crecer y desarrollarse de manera correcta.

Los peces dorados son muy longevos, lo que los convierte en las más mascotas más idóneas para tener, puesto que no los tendrás que reemplazar con tanta frecuencia. La esperanza de vida de un pez dorado resulta bastante alta, puede llegar a vivir entre 15 y 40 años. Al igual que con el tamaño y el peso, este promedio dependerá de los cuidados que se les proporcione, como una alimentación correcta y un espacio adecuado para vivir.

Asimismo, estos peces son muy simpáticos y amigables, cualidades que los han convertido en una de las mascotas favoritas en todo el mundo. Es tranquilo y pacífico con otras especies, por lo que pueden convivir tranquilamente con otros peces en una misma área. No obstante, ten en consideración que no pueden compartir hábitat con peces que sean más pequeños con ellos, porque fácilmente se pueden convertir en su alimento.

Lo más recomendable es agruparlo con ejemplares de su misma especie. Al ser animales sociables es común verlos en colonias de hasta 7 siete peces. Además, tienen otra virtud, son muy curiosos y siempre andan buscando cosas nuevas para explorar y entretenerse. Si elegiste a un pez dorado como tu compañerito de vida sólo te queda cuidarlo y quererlo, la mejor manera de demostrarle cariño a otro ser vivo es estar al pendiente de él.

Alimentación

La alimentación de los peces dorados en su hábitat natural consiste en algas marinas, insectos, bacterias, lombrices, plancton e incluso los huevos de otras especies. Dicho en otras palabras, son peces omnívoros, puesto que tienen características físicas que les permite adaptarse a cualquier tipo de alimentación, ya sea de origen animal u origen vegetal. No obstante, en cautiverio, en los grandes acuarios, usualmente son alimentados con larvas y vegetales secos.

pez dorado

Si tienes un pez dorado como mascota no hay de qué preocuparse, su dieta puede estar basada en los alimentos que venden para peces en las tiendas de animales o también con lo anteriormente mencionado. No olvides que una dieta combinada entre nutrientes vegetales y animales, puede ser de gran ayuda para el desarrollo adecuado de esta especie. Igualmente, existen suplementos que son indicados por profesionales veterinarios que pueden ser muy provechosos para el organismo del pez.

Por esta razón, podemos complementar su alimentación con comida viva como lombrices, pulgas de mar o bacterias, o con vegetales como la lechuga y la coliflor. Además, si quieres consentirlo, de vez en cuando puedes darle camarones. Al principio puede notarse un poco renuente ante la nueva dieta, pero esto será simplemente por pura desconfianza, con el paso de los días le empezará a gustar y se comerá todo lo que le des.

El aspecto depredador de este pez también puede surgir en cautiverio. Ya se había mencionado que algunas veces devora los huevecillos de otras especies, llegando inclusive a comer a sus crías en ocasiones. Por lo tanto, debemos tener sumo cuidado de que no se coma sus propias crías, ni mucho menos las de los demás. En la época de reproducción debemos tener el control de la situación para que esto no suceda, ya que el ambiente puede convertirse algo hostil entres los peces del acuario.

Finalmente, un aspecto muy importante a resaltar es que estos pececitos deben ser alimentados tres veces al día y, en muy pequeñas cantidades. Eso se debe a que los peces dorados sólo comen el alimento durante los primeros dos o tres minutos, el resto lo desechan. Al evitar esta práctica, evitarás que el acuario se ensucie muy rápido y no tendrás que limpiarlo tan frecuentemente. Además, preservarás la salud de tu mascota.

Reproducción

Los peces dorados son animales ovíparos, es decir, animales que nacen a partir de un huevo dejado por su madre. A la hora de reproducirse este pez es un poco complicado, puesto que la reproducción solo es exitosa si este se encuentra en las condiciones más idóneas, ya sea en su hábitat natural o en un acuario. En un estanque, por ejemplo, es mucho más sencilla la reproducción. Esto se debe a que las temperaturas pueden ser modificadas artificialmente, haciendo el ambiente más óptimo para que se lleve a cabo el proceso reproductivo.

pez dorado

A los peces dorados les gusta que este proceso sea realizado en altas temperaturas, además estos esperan a que llegue la época de primavera para ampliar su familia. Sin embargo, no solo las condiciones ambientales deberán ser rigurosas, sino que una correcta alimentación también será un factor determinante, debido a que esta influye en el crecimiento del pez. Los carpines dorados alcanzan su madurez sexual entre los 1 y 3 años de edad.

En contrariedad con lo anterior, no hay ninguna diferencia entre el cortejo en su hábitat natural o fuera de ella. El pez dorado macho es el que insiste y busca a la hembra. Una vez que lo consigue, la empuja varias veces contras las rocas o algas que se encuentren alrededor, hasta que esta logra desovar a los huevos. Posterior a ello, el macho los fecunda colocando su esperma sobre lo huevecillos, para que luego estos se peguen a las algas hasta eclosionar.

El nacimiento de estos pequeños huevecillos tarda aproximadamente tres días, dependiendo de la temperatura del agua. Sin embargo, solo unos pocos alevines son los que sobreviven. Desde pequeños estos pececillos son totalmente independientes, estos se alimentan de otras bacterias hasta que por fin logran crecer un poco más. Al transcurrir un año, ya los carpines dorados son considerados peces adultos.

Cuidados

Para que los peces dorados tengan una vida plena y longeva requieren de ciertos cuidados que nosotros como sus dueños debemos proporcionarles. Por tal motivo, debes tener un conocimiento general de todos los cuidados que necesitan, como el tamaño de la pecera, los accesorios, la limpieza, el mantenimiento y muchos más. Lo primero a considerar es que es fundamental un espacio grande para que un pez dorado se desarrolle en cautiverio. Para ello se necesitará un acuario grande, de al menos 100 litros o más.

Además, este espacio deber estar decorado con arena gruesa y pequeñas piedras. Recuerda que este pez se caracteriza por ser un poco lento y por nadar constantemente, por lo que puede resultar herido por alguna piedra si esta presenta zonas cortantes. De igual manera, en lo que respecta a las plantas del acuario, estas no deben privar el movimiento de la mascota. La plantación debe estar compuesta por un grupo de hojas duras resistentes, debido a que estos peces tienen la tendencia de mordisquear la vegetación.

Por otro lado, la temperatura del agua es otro factor muy importante, puesto que esta puede ocasionar que se enfermen. La temperatura ideal ronda entre los 15 y 22 grados, si son rebasados estos límites los peces se vuelven más propensos a padecer enfermedades. Asimismo, ten presente que aunque sus cuidados pueden ser bastante fáciles, se deberá ser paciente y minucioso cuando se realice la limpieza de su acuario.

Una limpieza deficiente del espacio donde habita, es uno de los errores más frecuentes que cometen los dueños de estas mascotas. Debido a que en ocasiones se utilizan diversos productos de limpieza que dejan residuos dentro del acuario, perjudicando la salud de los peces e incluso ocasionándoles la muerte. Además, recuerda que cualquier adorno que desees incluir en el hábitat del animal debe ser previamente desinfectado, puesto que las bacterias que se encuentran fuera del agua no son las mismas que están dentro de ella, estas pueden provocar que el agua se contamine de manera inmediata.

Los carpines dorados son más delicados que otras especies de peces, por ello requieren de cuidados especiales. Aunado a la buena limpieza del acuario, también debemos proporcionarle una dieta correcta y altos niveles de oxígeno para que vivan plenamente. De igual manera, es fundamental que no excedas el número de población en el acuario. A pesar de que este tipo de pez es bastante pacífico con los demás de su especie, si se sobrepasa la cantidad adecuada de peces, ninguno tendrá la capacidad de desplazarse cómodamente por la pecera, ocasionando que sean agresivos entre sí.

Por último, trata de observarlos constantemente, debido a que cualquier irregularidad que se presente en ellos puede ser un síntoma de algún problema o  padecimiento. Ten en cuenta que los peces dorados son mascotas que no necesitan que se inviertan grandes sumas de dinero en su cuidado, puesto que estos son bastante sencillos, pero sí requieren que seas muy riguroso con los hábitos de limpieza y alimentación. Si les provees de los cuidados más óptimos estos pueden llegar a vivir muchos años.

Si te ha gustado este artículo, no te vayas sin antes leer:

Peces de Agua Fría

Características del Tiburón Ballena

El Caballito de Mar


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.