Peticiones: Las mejores y más poderosas de la Biblia

Las peticiones son las oraciones donde intercedemos por ciertos temas. A través de este interesante post conocerás sobre las mejores y más poderosa peticiones generales bíblicas. ¡Los recursos son importantes!

peticiones2

Peticiones

Las peticiones son las oraciones que utilizamos delante del Señor para pedir por la Iglesia, el matrimonio, la casa, los hijos, entre otras. Por medio de la oración el Señor conoce cuales son nuestros deseos. Es importante que entendamos que las oraciones son la manifestación de la comunión con Dios, por lo que siempre te vamos a recomendar orar.

Cuando oramos nuestros espíritus se va fortaleciendo en la presencia del Señor y nos hace más fuertes para el mundo. Si vivimos apartados del Señor y llegamos a tener alguna petición nuestra oración puede ser vacía ya que Dios nos llama a estar en contacto con Él y no solo buscarlo en momentos de necesidad y de angustia.

Como cristianos debemos de saber que el Señor sabe el momento exacto donde lo necesitamos, pero Él es un Dios justo y siempre va a respetar el libre albedrío por eso espera que nosotros volteemos nuestro rostro a donde se esconde para hallarlo.

Juan 16:23-24

23 En aquel día no me preguntaréis nada. De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará.

24 Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.

Lo que tenemos que tener en consideración al momento de realizar nuestras peticiones es las cuentas que podemos tener pendiente con Él. Cuando nos acercamos al Señor Jesucristo debemos hacerlo humillados ante su presencia. Agradeciendo el sacrificio que hizo en la Cruz del Calvario y aceptando que sin Él no somos absolutamente nada.

peticiones3

Peticiones por la familia

Nosotros los cristianos sabemos la importancia que tiene la familia en la creación del Señor. Desde el inicio del mundo el Señor creo al hombre y a la mujer para que formaran una familia. Por eso en nuestras oraciones diarias uno de los temas que debemos tocar con mucha devoción es por la protección de la familia.

En el fin de los tiempos que estamos viviendo, hemos visto como se han levantado hijos contra padres y viceversa. Ignorando totalmente el mandamiento que nos dejó el Señor de honrar a nuestros Padres.

Debemos entender que nuestros padres sean buenos o malos, merecen nuestros respetos. Su conducta es algo que ellos deberán afrontar con el Señor, por lo que no te cargues con ese peso, entrégaselo al Señor y pídele que te limpie tu corazón para que en ti no radique pecado por esa causa.

Efesios 6:2-4

Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa;

para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.

Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.

Cuando realicemos nuestras peticiones por la familia recordemos las enseñanzas de Cristo, hagamos nuestras oraciones con el corazón y no en repeticiones vanas que no llegan a Dios. Entendamos que como cristianos si queremos ver la bendición de Cristo derramada en nuestros hogares el centro de ellos debe ser únicamente Jesucristo  y veremos cómo se transforma nuestra manera de vivir.

Peticiones por la Iglesia

Las Iglesias para nosotros los cristianos deben ser nuestra segunda casa, gracias a ellas conocemos las enseñas de nuestro Señor Jesucristo y sabemos las maravillas que nos tiene guardadas Dios para cuando estemos con su presencia.

En nuestras peticiones debemos tener lugar para la Iglesia y sus trabajadores. Los ministerios del Señor son los encargados de evangelizar en el mundo de una manera más formal. Recordemos que Jesús cuando estuvo entre nosotros nos dio la orden de evangelizar a cada uno de los que creyéramos en su Palabra.

Nosotros podemos creer que por ser Iglesia no necesita de nuestras oraciones, sin embargo cuando escudriñamos las escrituras, el apóstol Pablo en la epístola que le escribió a la iglesia de Tesalonicenses nos exhorta a los que creemos en el Evangelio de Jesucristo a que oremos e intercedamos por la Iglesia delante del Padre.

1 Tesalonicenses 5: 12-13

12 Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan;

13 y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros.

Recordemos que nuestras peticiones deben ir llenas de amor y de bondad, dejemos que el Espíritu Santo guíe nuestras oraciones y nuestros deseos para que podamos orar según la voluntad del Padre y no por nuestra carne.

peticiones

Peticiones por los niños

Los niños son los bendecidos de Jesús, por lo que debemos orar de manera constante por ellos. En la actualidad estadísticamente hablando solamente en Latinoamérica alrededor de setenta y dos millones de niños viven en riesgo. Por lo que debemos de ser primeramente agradecidos y segundo ser intermediarios de esas criaturas que tal vez en estos momentos no tengan un soporte emocional.

Por lo que debemos tener en nuestras peticiones por los niños presenta a cada uno de los que viven en la calle, están enfermos, viven en pobreza, o que están en peligro. Intercedamos como buenos cristianos por los infantes del mundo y tengamos la Fe de que Dios rema sobre ellos las bendiciones que ellos se merecen.

Lucas 18: 15-17

15 Traían a él los niños para que los tocase; lo cual viendo los discípulos, les reprendieron.

16 Mas Jesús, llamándolos, dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios.

17 De cierto os digo, que el que no recibe el reino de Dios como un niño, no entrará en él.

peticiones

Perdón

Las peticiones de Perdón  son las que más comúnmente escuchamos en las Iglesias o en grupos de oración. Por nuestra condición de ser humano vivimos en constante pecado y esto hace que la mayoría de nuestras peticiones en las oraciones se centren en buscar el Perdón de nuestro Señor.

Nehemías 1:6-7

esté ahora atento tu oído y abiertos tus ojos para oír la oración de tu siervo, que hago ahora delante de ti día y noche, por los hijos de Israel tus siervos; y confieso los pecados de los hijos de Israel que hemos cometido contra ti; sí, yo y la casa de mi padre hemos pecado.

En extremo nos hemos corrompido contra ti, y no hemos guardado los mandamientos, estatutos y preceptos que diste a Moisés tu siervo.

Como cristianos sabemos que nuestro Señor Jesús murió en la Cruz del Calvario a causa de mis pecados ygracias a su resurrección al tercer día donde venció la muerte y logró pagar mi precio con sangre.

Pero no por eso debemos dar por garantizada nuestra salvación, debemos vivir en continuo arrepentimiento, estudio y cumplimiento de las enseñanzas de nuestro Dios, para así cumplir la voluntad que tiene para cada uno de nosotros.

Jóvenes

Otra de las oraciones que debemos hacer como buenos cristianos son las peticiones por los jóvenes, recordemos que ellos son la generación de relevo por lo que debemos pedir porque el Señor los bendiga y los colme de sabiduría para enfrentar el mundo de lobos donde estamos.

Debemos pedir por que se conviertan y quieran escuchar la Palabra del Señor para así edificar a hombres y a mujeres temerosas del Señor, lo que hará que esto sea un mundo mejor en todos los sentidos.

Al orar por los jóvenes nos estamos asegurando de que estemos dejando al mundo en manos de personas que entiendan la importancia de escuchar y de seguir el camino que nos dejó marcado Jesucristo cuando estuvo entre nosotros.

Enfermos

Uno de los mandamientos que nos dejó la primera venida del Señor fue, amar al prójimo como a nosotros mismos. Si en nuestras oraciones siempre nos incluimos porque no incluir a nuestro hermanos y más si se encuentra en algún momento de dificulta como lo puede ser una enfermedad.

Las enfermedades es algo a lo que todos estamos expuestos, no importa clase social, religión o color de piel. Las enfermedades es algo que nos afecta a cada uno de nosotros, por lo que siempre debemos orar por la sanación de los enfermos.

Estas peticiones para los enfermos deben venir cargadas con mucha Fe de que el Señor puede obrar en cada uno de los necesitados y consolarlos de acuerdo a su voluntad. Es importante que siempre entendamos que debemos pedir conforme a la voluntad de Dios, esto se refiere a que si estamos intercediendo por una persona y fallece, no quiere decir que el Señor no escucho nuestras oraciones. Sino que la voluntad del Padre era que fuera a su reencuentro.

Por eso pidamos en el Santo nombre de Jesús por la sanidad de cada uno de los enfermos que se encuentran en el mundo siempre respetando la voluntad del Padre y entendiendo que Sus caminos no son los míos y que Sus tiempos no son iguales que a los míos.

Peticiones en nuestras oraciones

Como ya hemos entendido dentro de las oraciones se encuentran nuestras peticiones más profundas que queremos que sean respondidas por nuestro Salvador. Debemos de recordar como buenos cristianos que somos que cuando sintamos que nuestras peticiones no están siendo escuchadas debemos tener paciencia y Fe que en el momento de Dios todo se cumplirá.

Las peticiones de oración se deben realizar con Fe y con la seguridad de que el Espíritu Santo está llevando nuestra plegaria a Jesucristo para el interceder con el Padre. Nosotros los cristianos jamás estamos solos, solo debemos recordar vivir en comunión con Dios, adorar, orar, y seguir el camino que nos marcó Jesús para así asegurarnos que nuestras peticiones a Dios serán escuchadas de una manera maravillosa. Sin embargo recordemos lo que nos dice las Santas Escrituras con repeticiones en nuestras peticiones

Mateo 6: 5-7

Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.

No caigamos en repeticiones y en oraciones vacías, ya que sabemos que nuestro Señor no las escucha y sabemos que esto nos puede ir apartando poco a poco de la presencia de Dios Padre. Hagamos nuestras peticiones con Fe y con el corazón en la mano, sabiendo y recordando que el Señor conoce hasta el más profundo de nuestros deseos.

Otras peticiones de nuestro corazón

No solamente están estas peticiones, todo lo que necesites lo pueden pedir en el Santo Nombre de Jesús y se te dará, conforme a la voluntad del Padre. Podemos pedir por nuestros amigos, nuestra escuela, nuestro trabajo. Cualquier aspecto de nuestra vida puede y debe ser incluida en nuestras oraciones.

Haciendo esto podemos estar completamente seguros que el Señor controla cada uno de los aspectos de nuestras vidas. Recordemos que como cristianos ya no vivimos para nosotros sino para Él. Y que nuestro objetivo en la Tierra es prepararnos para su segunda venida y el nuevo reino de Dios Padre, por lo que preparemos nuestros corazones y espíritus para ese momento. Puesto que nadie conoce el día y la hora donde nos reencontraremos con nuestro Señor y debemos estar completamente limpios ante su presencia.

Entendamos que nuestro Señor desea que nos volvamos a Él en tiempos de angustias y de gozo. Que lo busquemos para que podamos entender cual es nuestro plan perfecto en este mundo, y que sepamos que Dios nos ama de gran manera. Tanto nos amo Dios que entrego a su único Hijo para que fuera torturado y luego muerto en la Cruz del Calvario para que pudieramos encontrar justificación delante de Él gracias al sacrificio de Jesús.

Si creemos que somos lo suficientemente fuertes para enfrentar las situaciones de la vida, nos falta madurar como cristianos. No somos nada sin la gracia y sin la misericordia de Dios. Solo Él nos hace vencedores entre nuestros enemigos. Cristo es el único que levate mi cabeza cuando me siento ahogado por las cosas de la vida, sin Dios no somos nada. Por lo que te recomendamos que lo busques y vivas en su divina presencia.

Si no sabes porque más pedir te dejamos este video para que entiendas cómo y por qué es importante tener peticiones para el Señor Jesucristo. Y de esta manera cumplir con los mandatos que nuestro Dios, el cuidar y amar al prójimo, velar por nuestras familias y entender que los cristianos trabajamos para el mundo y no para nosotros mismos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.