Historia del semidios Perseo y su muerte

La mitología griega cuenta con hombres extraordinarios con habilidades sobrehumanas que ponen al servicio de la humanidad toda su fuerza, valentía y sabiduría, para salvarlos de algún desastre, monstruos y cualquier otro horror enviado por los dioses; uno de los más reconocidos es Perseo y a través de este artículo conocerás toda su historia.

PERSEO

El Mito de Perseo

El padre de Dánae el rey Acrisio, se había enterado por un oráculo de que no tendría un descendiente varón y aun así perdería la vida a manos de su nieto, el descendiente de su primogénita Dánae. Acrisio no tuvo el valor de hacer que mataran a su propia hija, pero tenía mucho pánico de que su vida fuera cegada por su nieto; así que ordenó resueltamente que encerraran a Dánae en un calabozo subterráneo profundo.

Encadenada bajo la superficie, ningún riesgo originaría su única descendencia. Así que Acrisio se quedó callado cuando la infortunada Dánae pasaba los días en este hoyo sombrío, sin iluminación ni conexión con el mundo externo. Los dioses al percatarse de este acto injusto, no toleraron la contradicción del rey; entonces Zeus acostumbrado a castigar a los mortales que intentasen cambiar el curso de las cosas para beneficio personal, cambió su forma material.

El rey de los dioses se transformó en una llovizna de oro, entró en la mazmorra en el que estaba retenida Dánae y empapó el cuerpo de la princesa con esa apariencia fluida de tonalidad dorada; nueve meses después de su fusión, surgió Perseo el hijo de los dioses y el destino.

Acrisio no podía dejar que Perseo se desarrollase, además  sus decisiones todavía estaban frágiles para ordenar su ejecución de manera inmediata, ya que en él pequeño brotaba su misma sangre. Al resolver el asunto de otras formas, hizo arrojar a su nieto y a su hija al mar en una caja de madera totalmente sellada; una vez más no se sabe si Dánae y Perseo, debido al destino o la intervención de los dioses llegaron a salvo a la isla de Sérifos.

Donde lograron ser rescatados y atendidos por Dictis quien fuera ex rey de la isla, entronizado por su hermano Polidectes quien fuese el  presente soberano de la misma. De igual manera, Polidectes les dio a Dánae y Perseo una cálida bienvenida  a su corte (en estos tiempos,  era raro en la tierra dar la bienvenida a extranjeros).

PERSEO

Casi de inmediato el rey quedó enamorado de la princesa, así que sostuvo que en algún momento la tomaría como suya; por lo que Polidectes le pidió a Dánae que se casará con él, sin embargo, la princesa rechazó su propuesta en repetidas oportunidades, mientras que el rey jugaba en el no desistir jamás de esta obsesión por ella.

Al transcurrir los años, Perseo se convirtió en un guerrero extraordinario y fuerte, tanto es así que, aunque Polidectes todavía quería ser dueño de Dánae tenía un miedo increíble de su hijo; entonces tramó un plan para separarlo de ella. Anunció un compromiso falso con la princesa en un reino vecino, así que necesitaba un regalo exótico para ella que lo hiciera parecer rico a los ojos de los demás.

El monarca envió al joven tras la cabeza de la gorgona, afamada por su terrorífica habilidad de transformar en piedra a cualquiera que la mirase; este pensó que Perseo nunca sería un obstáculo entre él y Danae, así que esta era la oportunidad perfecta para que el joven fuera transformado en piedra.

Lo que Polidectes no conocía era que estaba a la orden del propio hijo de Zeus, dios del olimpo y dioses. Atenea diosa de la Sabiduría, preparó a Perseo para reconocer a Medusa de otras Gorgonas y le entregó un escudo y con la asistencia de esta dádiva, conseguiría visualizarla mediante el metal y asesinarla sin que lo transformarse en piedra. ¡Pero eso no fue todo! Hermes, el dios mensajero, le entregó a Perseo la hoz mágica capaz de cortar el cuello de este monstruo.

Pero la travesía no iba a ser tan sencilla, Perseo todavía tenía que buscar el camino que lo llevaría a la Gorgona y lo hizo amenazando a las infames Grayas hermanas de las Gorgonas, que también tenían un oráculo que poseía la respuesta a la muerte de Medusa; esto requería unas sandalias con alas, un bolso para guardar la cabeza de la gorgona y el casco de invisibilidad de Hades dios del inframundo.

Gracias a los dioses Perseo llegó al lugar exacto mientras las gorgonas descansaban en un sueño profundo, cercenando triunfalmente la cabeza de Medusa. La sangre del monstruo  dio vida Pegaso, un caballo con alas que lo asistió a fugarse de la furia de sus hermanas; así es como Perseo se convirtió en un héroe legendario. De camino a casa, liberó a Andrómeda de un monstruo marino desencadenando la unión de matrimonio entre los dos jóvenes.

Cuando volvió a casa, Polidectes estaba a punto de obligar a su madre a Dánae a unirse a él, no obstante, el joven al percatarse del tal abuso tomó la cabeza de Medusa que el rey había encargado y lo transformó en piedra, rescatando así a su madre de las manos del monarca. Posteriormente, proclamó a Dictis rey de Sérifos, quien concilió la paz en todo este territorio.

Seguidamente, el joven Perseo volvió de nuevo a Argos el reino del que lo había expulsado su abuelo Acrisio, quien había huido para que no lo matasen ahora que su nieto se había transformado en un héroe;  pero el destino es muy caprichoso.

Al pasar el tiempo, los dos asistieron a un evento deportivo donde ninguno se dio cuenta de la asistencia del otro en ese lugar. Entonces, cuando Perseo participaba en una disciplina deportiva realizó un mal lanzamiento donde un disco aterrizó de lleno en la cabeza de su abuelo, Acrisio casi de manera inmediata dejó este mundo debido a la fatal herida; y así es como los dioses demostraron que ningún mortal puede luchar contra el destino.

Madre de Perseo

Dánae era una princesa hermosa e inocente que vivía en Argos, esta ciudad se hallaba en el golfo de Tirinto y fue la capital de toda Argolida en el Peloponeso griego y desde la que reinaron dos gemelos, alternativamente: los reyes Acrisio y Preto, hijo del célebre guerrero Abante. Acrisio era el marido de Eurídice, y de su matrimonio nació una hija: Dánae.

PERSEO

Esta hermosa princesa vivió una infancia feliz, ajena a la rivalidad que existía entre su padre y su tío provocada por la alternancia del trono. Esta rivalidad fue creciendo debido a la incapacidad de Acrisio para asegurar un hijo varón y las miradas insinuantes de Preto a su hija Dánae, quien incluso le apareció en pesadillas. Decepcionado por no tener un heredero varón, Acrisio acude al oráculo de Delfos para averiguar si eso alguna vez esta situación cambiaría; a lo que el oráculo le dijo no solo que nunca tendría un heredero, sino que moriría a manos de su propio nieto.

Para evitar esta afirmación, el rey Acrisio confinó a su hija a una habitación bajo tierra o una fortificación de bronce completamente cerrada. No obstante, el supremo Zeus el más apasionado de los dioses se cautiva de ella e intenta tomarla apelando a una de sus muchas artimañas o conversiones con los mortales (ya se había transformado en cisne para unirse Leda, adoptando la apariencia de Anfitrión para poseer a su esposa Alcmena, se transformó en un toro manso para amar a Europa, en una diosa Artemisa misma para dormir con su ninfa Calisto).

Todo sucedió en una noche colmada de estrellas, Dánae se encontraba sin ropa en su cama soñando con la libertad deseada cuando por una de las hendiduras del aposento, se asomó Zeus transformado en una llovizna dorada muy suave. Entonces, Zeus rozó con un leve roció el cuerpo sin ropa y atemorizado de Dánae, quien se encontraba impresionada con una visita tan importante. Este roció dorado, mediante un abrazo luminoso y vibrante poseyó a la joven, presentándole la semilla de una nueva vida: la del futuro héroe Perseo.

Según algunos autores durante un tiempo Dánae crió a su hijo en secreto, otros dicen que justo después del parto Acrisio descubrió la verdad y después de escuchar la impactante noticia, encerró a su hija y su hijo en una caja o cofre arrojándolos al océano. Así comenzaron Dánae y el pequeño Perseo el viaje dentro del cofre, que gracias a los vientos favorables y las olas empujadas por Poseidón llegó a la isla de Serifos logrando escapar de ahogarse en seguridad y donde fueron rescatados por el pescador Dictis quien les dio la bienvenida a su casa.

Tempo después, el rey Polidectes se embelesó con Dánae y trató de alejar a Perseo de su madre haciéndole prometer que debía conseguir la cabeza de una de las gorgonas, la que petrifica a quien la mira. Al regresar a Sérifos con Andrómeda, Perseo se venga del rey (que había intentado violar a su madre y huyó al templo de Atenas) petrificando a este con la cabeza de la gorgona Medusa.

PERSEO

Perseo  regresa con Dánae a Argos, de donde Acrisio huyó cuando recordó el vaticinio del oráculo. Pero, el viejo rey mientras asistía a Larisa en una celebración deportiva en el que Perseo compitió como atleta, fue golpeado fatalmente por un mal manejo y propulsión de disco hecho por Perseo.

Perseo y Medusa

En la antigua Grecia Medusa era una de las 3 gorgonas quienes eran deidades malvadas del mar, pero solo Medusa era mortal, mientras que las otras 2 hermanas Esteno y Euríale eran inmortales. Estas residían en el lejano oeste, más allá de la tierra de las Hespérides en el límite entre la tierra y el mar casi coligando con el límite del reino de los muertos.

Tenían alas doradas que les otorgaba la capacidad de volar, un cabello constituido por serpientes, colmillos afilados parecidos a los de un jabalí, el cuello estaba forrado de gruesas escamas de dragón, y la mirada era tan aguda y aterradora que cualquiera que se atreviera a interrumpir su camino era sorprendido por el terror e inmediatamente transformado en piedra; así que todo el mundo tenía miedo de ella.

Todos excepto Perseo, que fue un semidiós griego que un decidió matar a Medusa y redimir al mundo de la transformación de figuras de piedra. Pero la situación no le fue sencilla, Perseo solicitó asistencia de los dioses griegos quienes lo socorrieron dándole dádivas que necesitaría para derrotar a Medusa. Para ello, Atenea le dio un escudo que era a la vez un espejo, Zeus le dio una hoz de filo muy afilado, Hermes le prestó sus sandalias aladas y Hades le dejó su casco que lo hacía invisible.

Blindado con todas estas dádivas, Perseo fue al choque de la Gorgona. Y allí halló a Medusa, caminando entretenida convirtiendo a todos los que se encontraban en su trayecto en figuras de piedra. Cuando Medusa se sentó a reposar , Perseo inició su estratagema,  no podía visualizarla a los ojos ya que ella lo transformaría en piedra, así que usó el escudo del espejo para controlar los movimientos de la medusa.

Tan pronto como la vio reposando, Perseo se puso su casco de invisibilidad,  sus sandalias con alas  y voló con la hoz lista para cercenarle la cabeza a Medusa. Finalmente obtuvo un gran éxito, ya que Perseo consiguió cercenarle la cabeza a Medusa y guardarla en una bolsa opaca para que no pudiera petrificar a nadie más; además, el famoso caballo Pegaso nació de la sangre de Medusa, un caballo volador.

Perseo y Andrómeda

Casiopea convencida de la belleza de su hija en un acto de orgullo se jactaba de que Andrómeda era más hermosa que las Nereidas, un grupo de ninfas marinas. Agraviadas por esta afirmación, las Nereidas se protestaron ante Poseidón  dios del mar, que como castigo envió un aluvión sobre el reino y un monstruo que asolaba la costa del este. Desesperado por la situación, Cefeo se rindió al oráculo, quien le dijo que la única forma de salvar su reino era encadenar a Andrómeda su hija a una roca al pie de un acantilado y dejar que el monstruo marino se la comiera.

Cefeo se dispuso acatar el veredicto del oráculo y Andrómeda cedió a su destino con total entrega. No obstante, Perseo caminando por Jope y allí visualizó a Andrómeda atada, enamorándose de ella. Por lo que fue a visitar a Cefeo, para pedir el compromiso con la bella noble, el rey aceptó siempre y cuando Perseo matara al monstruo marino.

De hecho, Perseo venía de matar a Medusa una de las tres gorgonas quien era un ser monstruoso con serpientes en lugar de cabello que poseía el poder de transformar en piedra a cualquier ser que la observará; en la bolsa que cargaba tenía la cabeza de esta, así que mostró su cabeza al monstruo marino, que de manera inmediata se transformó en piedra.

Sin el conocimiento de Perseo, Cafeo ya le había prometido Andrómeda a su tío Fineo. En la fiesta de bodas de Perseo y Andrómeda, Fineo apareció con un grupo de hombres armados y exigió que le entregaran a Andrómeda; no obstante, Perseo volvió a utilizar la cabeza de Medusa transformando a Fineo y sus hombres en piedra.

PERSEO

Perseo y Andrómeda  procrearon siete hijos y se mantuvieron juntos durante toda su vida. De acuerdo al historiador griego Herodoto, los monarcas de Persia son herederos del primer hijo de la pareja Perses. Cuando Andrómeda y Perseo fallecieron, la diosa Atenea los ubicó en el firmamento como constelaciones, haciendo compañía a los padres de Andrómeda y el monstruo marino.

Perseo y Hércules

Hércules era descendiente de Zeus y Alcmena, y uno de los héroes griego más popular por su fuerza, audacia, resistencia, bondad, compasión, apetito y glotonería. Este tenía un vínculo filial materno con Perseo, era el bisnieto de este último. Cuando nació se le concedió como nombre Alcides, en agradecimiento y honor  a su abuelo; no obstante, cuando este alcanzó una edad adulta se le concedió el nombre de Hércules por parte de Apolo, así de esta manera se le hacía vinculación como servidor de la diosa Hera.

Su mito se determina durante un acto de locura ocasionado intencionalmente por Hera, donde Hércules asesinó a parte de su familia, entre ellos:  su esposa, hijos y dos sobrinos; En penitencia por esto, se le ordenó el cumplimiento de doce trabajos organizados por Euristeo.

Perseo y Atlas

Cuando Perseo asesinó a Medusa, tomó su cabeza y voló a la tierra donde moraba el Titán Atlas. Atlas era un inmortal de formidable tamaño y su gran orgullo era el cuidado de su jardín donde existían árboles de frutos dorados. Al llegar a este lugar, Perseo se presentó como hijo de Zeus y dijo que estaba de visita como invitado, pero Atlas receloso y temiendo que quisiera robar sus frutos dorados, lo echó.

Atlas era un gigante y Perseo no se atrevió a conocerlo, por lo que este le ofreció el bolso que escondía la cabeza de Medusa como regalo; así que Perseo procedió a sacar mientras desviaba la mirada la cabeza de Medusa donde casi inmediatamente el cuerpo del Titán Atlas se transformó en una montaña de piedra de colosal dimensiones.

PERSEO

Perseo y Pegaso

Un pegaso es un caballo grande y majestuoso con enormes alas emplumadas. En general, suelen ser blancos, aunque pueden también aparecer en tonalidades marrones y hasta de color negro.  Estas criaturas poseen cualidades nobles, piadosas, cálidas y amigables con una alta sensibilidad y percepción, razón por la cual de acuerdo la mitología griega, estos solo permiten ser domesticados por hombres de buen corazón.

La leyenda relata que Perseo hijo de Zeus, cuando cercenó la cabeza de Medusa y de la sangre que emanó de su cerviz se dio origen al Pegaso. Poco después del nacimiento, Pegaso administró un golpe al suelo del monte Helicón y de este golpazo emergió un riachuelo que se cree fue el germen dela  inspiración idílica. Según fuentes clásicas, Perseo no voló sobre Pegaso ya que prefirió el uso de sus sandalias aladas.

Después de eso, un grupo considerable de individuos intentaron domesticar al caballo místico y vertiginoso, pero sólo Belerofonte lo alcanzó con la asistencia de una rienda misteriosa que la diosa Atenea le entregó en un sueño, luego de ello Belerofonte y Pegaso obtuvieron enormes hazañas como la baja de la quimera vil hasta el punto en que Belerofonte se cotejó con los propios dioses e intentó volar con Pegaso al Olimpo para unirse a ellos.

Pegaso tumbó a Belerofonte antes de que lo lograra y Zeus recompensó al caballo dándole refugio en el establo del Olimpo, entregándole como dádiva relámpagos y truenos como distintivos de su poder. Posteriormente, Pegaso fue convertido en una constelación de estrellas ubicada entre la de Piscis y la de Andrómeda a lo largo de los años.

Desde entonces se ha dicho que existe una raza sublime de caballos con alas denominados «Gran Pegaso» que nacen del  cerviz de una medusa degollada. Estos son más enérgicos y más grandes, suelen ser cabecillas de las manadas de Pegasos y solo se permiten ser domesticados por los héroes más nobles.

PERSEO

Muerte de Perseo

Perseo mató a su abuelo Acrisio, cuando un disco que el héroe arrojó en una competencia deportiva se desvió de su camino y se estrelló contra la cabeza del anciano que se hallaba entre los que asistían al evento. Pero no fue por su propia voluntad, ni siquiera por accidente que Perseo mató a su abuelo, sino por el misterioso designio de los dioses que le habían advertido tiempo atrás (Acrisio):

“Tú no no tendrá hijos varones, pero habrá un nieto que tomará tu vida».

En cualquier caso Perseo estaba lleno de remordimientos, estaba abrumado por una gran tristeza que le quitaba las ganas de vivir en Argos. Así que luego de este suceso Perseo llevó el cuerpo del fallecido Acrisio a esta ciudad y lo enterró en el templo de Atenea su diosa patrona que se encontraba en la parte más alta de la acrópolis, es decir, la ciudadela fortificada. Posteriormente, acompañado de su esposa Andrómeda Perseo se dirigió a Tirinto donde reinaba Megapente, a quien propuso canjear los reinos.

Megapentes aceptó la propuesta de Perseo y permaneció reinando en Tirinto, pero allí tampoco Perseo encontró la paz que necesitaba su alma atormentada por el complejo de culpa por la muerte de su abuelo. Por lo que luego fue a fundar otra ciudad a la que llamó Micenas, cuyas murallas se hicieron muy famosas porque fueron construidas por los Cíclopes (seres fantásticos gigantes que tenían un solo ojo en medio de la frente) y por eso eran inexpugnables, como Troya.

Perseo y Andrómeda reinaron mucho tiempo en Micenas y procrearon a seis hijos hombres persas (que fue el padre de la nación persa, ahora llamada Iraní) llamados Alceo, Méstor, Helleo, Electrión y Esténelo; y una hija soltera a la que le otorgaron el nombre de Gorgófene, aparentemente en memoria de Medusa quien fue asesinada por Perseo y así se convirtió en una protegida de la diosa Atenea.

De acuerdo al mito después de pasar un período de tiempo amplio gobernando en Micenas, Perseo fue ultimado por Megapente; este último lo había acusado  de acabar con su padre, Preto. Sin embargo, luego de la muerte de Perseo que supuestamente ocurrió casi al instante que la de su esposa Andrómeda, Atenea zanjó que no entrarían el mundo de los muertos sino que fueron colocados en el cielo formando las constelaciones que llevan sus nombres.

Perseo y Kraken

De acuerdo la mitología griega, Perseo fue quien se afrontó al Kraken usando la cabeza de Medusa como instrumento de defensa para proteger a la princesa Andrómeda y luego enlazarse con ella. Perseo viajaba por el cielo de Etiopía camino a ver a su rey Polidectes, a quien tuvo que entregar la cabeza de Medusa como regalo de bodas justo cuando escuchó unos desgarradores gritos de auxilio sin saber de dónde venían.

Perseo perplejo visualizó a una mujer atada a unas piedras junto al mar embravecido; ella era la princesa Andrómeda primogénita de Casiopea y Cefeo monarca de Etiopía. Cuando se halló frente a ella, Perseo la interrogó para saber el motivo de sus ataduras y de qué tenía tanto miedo, a lo que explica que se había ofrecido como sacrificio para calmar al dios Poseidón que estaba furioso con su madre Casiopea y que había desatado una gran destrucción en el reino de Etiopía.

Lentamente el Kraken comenzó a emerger del océano fijando su mirada en la doncella encadenada y sin pensarlo dos veces Perseo levantó la cabeza de Medusa frente al Kraken, convirtiéndolo parcialmente en piedra, terminando así con un ataque directo de su espada al corazón. Andrómeda, fascinada por la gran hazaña que Perseo acababa de realizar, saltó a sus brazos mostrándole lo agradecida que estaba y enamorándose de él total e inesperadamente.

Perseo en el cine y videojuegos

Perseo es tan emblemático y significativo en la mitología griega, que en muchas ocasiones la historia de este personaje ha sido abordada tanto en películas como en videojuegos, como los que detallaremos a continuación:

Furia de Titanes

La primera parte de esta película, narra una historia muy cercana a la representación en la mitología griega sobre el semidiós Perseo, pero esta historia comienza cuando el Rey Acrisio y sus hermanos se rebelaron contra el Dios Supremo del Olimpo, Zeus. Zeus que buscaba vengarse del rey Acrisio, asumió la forma y apariencia del rey y se acostó con su esposa Danae.

PERSEO

Acrisio luego de enterarse de lo sucedido, asesinó a su esposa y la confinó en un ataúd con el bebé que tenía de Zeus, lanzándolos al mar, luego Zeus lo castiga convirtiéndolo en una bestia; aunque fueron tirados al mar, el bebé consiguió subsistir.

En resumen, el rey de Argos lideró a los habitantes demoliendo una escultura tributada a Zeus. El hermano del dios Zeus, Hades opta por castigar a todos por la injuria de la gente de Argos y los extermina, incluidos los padres que adoptaron a Perseo cuando era bebé. Hades aparece frente a todos los pobladores de la ciudad de Argos, para advertirles que en el próximo eclipse solar, un demonio vendría a destruir la ciudad y vengarse de las ofensas.

Para salvarse tenían que ofrendar a la hija del rey de Argos, Andrómeda. Perseo furioso guía a un montón de guerreros y cazadores, para que lo ayudaran a defender la capital y castigar a los causantes del crimen de su familia; así comienza la búsqueda de Medusa para defender la urbe del demonio Kraken y, a su vez, aceptar su poder de semidiós y crear su propio destino.

En la segunda parte, Perseo es representado como pescador porque no quería aceptar ser un dios. Perseo tenía un hijo y él era el responsable de su protección y educación, porque su esposa había fallecido. Zeus aparece en la casa donde vivía Perseo, para pedirle ayuda.

Explicando que debido a la falta de oraciones a los dioses, los dioses se estaban debilitando en el Olimpo. Esto tendría consecuencias, liberando a criaturas y demonios que estaban encerrados; a lo que Perseo rechaza a Zeus, diciéndole que no está interesado en ayudarlo.

Tiempo después, una criatura llamada Quimera ataca la ciudad donde vivía Perseo, el heroe tuvo que luchar con la criatura para salvar a su gente. Acto seguido, Perseo se va a hablar con su padre Zeus para así aceptar su propuesta y ayudarlo con su pedido. Pero el dios Poseidón le dice que los dioses Hades y Ares traicionaron a Zeus, llevándose a este último porque era un débil con el fin de liberar al Titán Cronos; así que a medida que Zeus se debilita, Cronos gana más fuerza.

Perseo y otros compañeros buscan al falsificador de todas las armas del Olimpo Hefesto, para ayudarlos a llegar al inframundo. Cuando llegan al inframundo, Perseo mata a Ares y otorga la libertad a Zeus que ya estaba al borde de la muerte. Hades perdona a Zeus y restaura sus poderes para luchar contra Cronos, luego Perseo y Zeus  batallan contra Cronos y logran derrotarlo, pero al final  Zeus el gran dios del olimpo muere.

God of War II

En este juego, Perseo se ve embarcado en una travesía a la Isla de la Creación, con la intención de poder hablar con las hermanas del destino para salvar a su amada Andrómeda del dios Hades. En el templo de Átropos, Perseo se topa con Kratos, al que culpó por su ignorancia lo que le llevó a creer que conocer a los dos era una prueba para demostrar coraje.

Perseo para intentar asesinar a Kratos empleando su casco de invisibilidad, pero Kratos alcanza lastimarlo arruinando el casco, ya que sus pasos podían visualizarse en el agua. Luego de un tiempo de riña entre los dos, Kratos consigue dañar la espada de Perseo, dejándolo solo con una hoz mágica y un escudo cegador. Kratos después de dejar a Perseo debilitado, lo aplasta contra la pared y lo ahoga en el agua del templo, posteriormente lo tira contra la pared y lo guinda con un gancho.

Mythic Blades

Este videojuego está inspirado en la mitología griega en el que pueden manejarse a través doce personajes diversos, uno de ellos es Perseo, pero también puedes usar Medusa, Polifemo, el Minotauro, entre otros; el juego tiene una apariencia tridimensional y cuenta con un sistema de combate muy similar al gran juego Street Fighter.

El Arte y Perseo

El mito de Perseo ha sido pieza clave de inspiración para un sinnúmero de artistas, que han buscado representarlo a través de diversas manifestaciones artísticas como la escultura y la pintura, entre los trabajos más destacados y reconocidos de mencionan los siguientes:

Pintura

Entre la manifestación artística de óleo sobre lienzo, madera o tela se hallan las siguientes obras, donde muchos artistas obtienen su inspiración a través del personaje mitológico griego Perseo, estas son:

  • Perseo y Andrómeda  de Luca (1699)
  • Perseo liberando a Andrómeda de Rubens (1622)
  • Perseo y Andrómeda de Leighton (1891)
  • Dánae recibiendo la lluvia de oro de Tiziano (1553)
  • Perseo, vencedor de Medusa de Luca (1698)

Escultura

Son diversas las esculturas inspiradas en el personaje mitológico griego de Perseo, entre las obras ejecutadas que guarda vinculación a este se tienen:

  • Perseo y Medusa de Cellini (1545)
  • Perseo y la Gorgona de Claudel (1902).

La constelación de Perseo

En el hemisferio norte, el héroe Perseo halla en el firmamento específicamente en la época de invierno. Con un poco de imaginación, puedes ver el dibujo de un hombre en las estrellas, este tiene una forma de complexión en forma de triángulo, con dos extremidades inferiores y pies que parecen estar inclinados hacia la cabeza; también hay dos extremidades superiores que se explaya hacia afuera, posiblemente portando algún tipo de arma o la cabeza de Medusa.

Algol es una estrella muy famosa en Perseo, al mirar la imagen, Algol es la «estrella blanca» en la pierna derecha. En árabe, el nombre Algol significa «cabeza de demonio», lo que lleva a muchos científicos a creer que la estrella representaría el ojo de Medusa.

¡Lo que hace especial a esta estrella es que parpadea! Algol es un tipo especial de estrella binaria, con una estrella más débil orbitando a una estrella más brillante. Cuando la estrella más oscura se cruza frente a la otra, la fuerza de Algol disminuye, ¡dando una estrella centelleante! Perseo se encuentra a lo largo de la Vía Láctea, por lo que está lleno de objetos celestes profundos. Cuando encuentres a Perseo, busca las constelaciones que lo acompañan, estas son la de Casiopea, Cefeo y Andrómeda.

Si te pareció interesante este artículo sobre la historia de Perseo, te invitamos a disfrutar de estos otros enlaces que seguramente serán de tu interés:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.