Pensar rápido, pensar despacio de Daniel Kahneman

En este artículo, encontrará un acercamiento al libro Pensar rápido pensar despacio en el que el autor resume sus investigaciones sobre cómo funciona la mente de las personas y el basamento al tomar decisiones.

pensar-rápido-pensar-despacio1

Pensar rápido, pensar despacio de Daniel Kahneman

Hablemos del autor de Pensar rápido pensar despacio

El libro Pensar rápido, pensar despacio fue escrito por Daniel Kahneman un famoso psicólogo y profesor de Psicología en la Universidad de Princeton, especialista en psicología cognitiva.

Desarrolló la Teoría de las Perspectivas, la cual indica que los humanos tenemos la tendencia a preferir las recompensas más seguras al momento de estar frente a varias opciones sin certeza del resultado de cada una, en relación a otras de mayor valor pero, menos factibles de obtener.

¿De qué trata el libro pensar rápido pensar despacio?

A través de este resumen verás que se trata de un libro muy relevante de cara a todas las situaciones de la vida en la que se deban tomar decisiones. Todas éstas están íntimamente ligadas con la psicología y la gestión de nuestras emociones.

En el libro, el autor expone cómo funciona la mente al tomar decisiones, sus estudios confirman que en todas las facetas, etapas y momentos de la vida se toman decisiones irracionales que derivan en errores, graves en algunos casos.

Demuestra que aquellas personas que logran mantener la calma y pensar con lógica son quienes aprovechan las mejores oportunidades y no quienes se dejan llevar por sus emociones. Es decir, si se aprende a ser más racional, mejores serán los resultados en todo. Afirma que existen dos sistemas de pensamiento.

Los dos sistemas de pensamiento

El autor señala dos sistemas los cuales cohabitan entre ellos.

El pensamiento rápido (sistema 1):

  • A través de él se llega a conclusiones de manera automática.
  • Es el responsable de crear sensaciones, intuiciones e intenciones erróneas.
  • No requiere esfuerzo mental.

 El pensamiento lento (sistema 2)

  • Es reflexivo y racional.
  • Es responsable de las actividades mentales que exigen más esfuerzo,
  • Sólo se activa ante actividades que requieren un esfuerzo mental.

Como los seres humanos preferimos ser racionales, aseguramos que el sistema 2 prevalece sobre el sistema 1. Según el autor, no es así. Frecuentemente cometemos errores debido a los sesgos cognitivos.

Los principales sesgos cognitivos

En el libro encontramos que son fenómenos psicológicos que alteran la información captada por los sentidos, distorsionando la realidad. Los principales sesgos cognitivos que pueden afectar la toma de decisiones son los siguientes:

  • Efecto halo
  • Heurística de la probabilidad.
  • Sesgo retrospectivo.
  • Efecto anclaje.
  • Efecto arrastre.
  • Sesgo de confirmación.
  • Exceso de confianza.
  • Aversión a la pérdida.

1. Efecto halo

Este sesgo está presente en el sistema uno. debido a su inmediatez. Fijarse y dejarse llevar por las apariencias y características de una persona, origina pensamientos positivos o negativos sobre ella sin conocerla. Es decir, es una generalización errada basada en percepciones.

2. Heurística de la probabilidad

Las personas tienden a dar más valor a informaciones más conocidas o con más carga emocional. Por lo general, es común que se tomen decisiones basadas en experiencias personales o en la opinión de personas que cuentan con  plena confianza.

Así pues, es más cómodo dar más credibilidad a informaciones consideradas de primera mano que a informaciones objetivas de fuentes foráneas. En esos casos, ni siquiera existe la investigación.

3. Sesgo retrospectivo

Existe la posibilidad o las personas son propensas a cometer errores por dejarse llevar por los resultados finales de una situación. Es muy fácil tener una opinión buena o mala de una persona después de que el suceso ya ha ocurrido y finalmente se sabe cuál es el resultado de la decisión que ha tomado. En muchos casos, cuando un evento ha llegado a su desenlace, algunas personas suelen afirmar que sabían que lo que ocurriría.

4. Efecto anclaje

Nuestra mente toma algunos fundamentos como si fueran anclas, es decir, se amarra a ellos. Al tomar decisiones, es posible engancharse a informaciones conocidas y se toman  como referencia, aunque no cuenten con lógica alguna.

5. Efecto arrastre

Este sesgo cognitivo es el que se conoce de manera coloquial como el efecto rebaño. Es este fenómeno psicológico el que hace que las personas se dejen llevar por la opinión, sentencia o veredicto de la mayoría.

6. Sesgo de confirmación

A la gran mayoría de las personas les disgusta que les lleven la contraria, que no concuerden con sus opiniones y formas de pensar o reconocer que se está equivocado.

En caso de este sesgo, refiere a todo lo que lleva a buscar siempre informaciones que confirmen las propias creencias y a rechazar todo aquello que contradice la forma de pensar.

7. Exceso de confianza

Puede suceder que se hayan tomado decisiones acertadas en el pasado, lo que conlleva a la posibilidad de caer en el error de abandonar la sabia elección de buscar basamento en datos objetivos y estadísticas. Allí es cuando se toman las decisiones con base, únicamente, a la opinión e intuición propia. Existen dos datos a tomar en cuenta para no caer en este error:

  • Humildad y admitir que no se es dueño de todo el conocimiento. Si necesita algo de ayuda para su crecimiento personal, puede revisar La culpa es de la vaca.
  • Creer en la educación continua.

8. Aversión a la pérdida

Por último, uno de los sesgos más sugestivos es el del rechazo a la pérdida. El autor explica que gran parte del comportamiento humano lo dicta el miedo a la pérdida, lo que significa que es preferible arriesgarse para evitar un quebranto, más que para conseguir una ganancia. El dolor de perder es dos veces mayor que la alegría de ganar.

Conclusiones

En este libro el autor razona sobre todo lo que lleva a las personas a pensar cómo lo hacen y a tomar las decisiones que se toman. Sobre todo, refiere a la tendencia que se tiene de poner antes que nada, al momento de decidir, las experiencias pasadas, sentimientos e intuiciones; lo que lleva al error y desacierto.

Conceptos como la irracionalidad, la intuición, los errores de juicio, la heurística y la economía conductual, los cuales son abordados de manera magistral por el autor, son muy importantes para la toma de decisiones.

Dentro de sus enseñanzas está, aprender a combatir el exceso de confianza y optimismo con la intención de ser más racionales. En el libro se encuentra mucho contenido que ayuda enfrentar situaciones de la vida diaria, es por eso tan recomendable que lo lea.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.