Pastillas para cólicos y síndrome premenstrual

Si deseas dejar de tomar pastillas para cólicos, porque consideras que las mismas no te ayudan lo suficiente y te gustaría cambiarlas por opciones más naturales o encontrar complementos para los medicamentos, aquí traemos para ti diversas alternativas. 

pastillas-para-cólicos-1

Los cólicos menstruales y sus causas

Al hablar de los cólicos menstruales siempre vienen recuerdos de dolor y malestar, pues al menos una vez en la vida, desde el momento que se comienza a menstruar, las mujeres han padecido ese dolor intenso en el vientre; pero casi nadie sabe cuales son sus causas y cómo aliviarlos, pero aquí te lo vamos a contar. 

Ese dolor intenso son los cólicos uterinos, los cuales inician durante el periodo menstrual, pero en algunos casos también pueden experimentarse durante la ovulación; así mismo, los cólicos se sienten como un dolor punzante en el vientre, la parte baja de la espalda y los muslos.

Ya sabemos que son los cólicos, pero ¿Qué los causa?; pues bien, durante nuestro periodo menstrual el útero se contrae, posiblemente a causa del exceso de prostaglandinas, un conjunto de sustancias que ayudan a la separación del revestimiento uterino, para la posterior liberación de la sangre menstrual por la vagina. De igual manera, mientras más altos sean los niveles de prostaglandinas, más fuertes serán los calambres. 

Los cólicos menstruales usualmente son más fuertes durante los primeros días del periodo, debido a que es en estos días donde el flujo es más abundante; los mismos se pueden presentar desde nuestra primera menstruación, y a lo largo de la vida cambiarán en cuanto a su intensidad, y para buena suerte, con el pasar de los años pueden llegar tornarse más leves. 

Ciertamente los mismos resultan muy dolorosos y desearíamos que existiera una manera rápida y milagrosa para deshacernos de ellos, pues estás de suerte, ya que aquí te vamos a mostrar algunas maneras de combatirlos, quizás no sean milagrosas, pero sí ayudan, y son más que pastillas para cólicos

¿Cómo combatir los cólicos menstruales?

Pastillas para cólicos 

La primera opción es sin duda la más evidente, tomar pastillas para cólicos, no deben ser necesariamente aquellos que se venden específicamente con el título de “para los dolores menstruales”,  ya que con analgésicos de venta libre, tales como el ibuprofeno, el naproxeno y el acetaminofén será suficiente para calmar el dolor.

pastillas-para-cólicos-2

Recuerda siempre seguir las instrucciones del mismo, y si tienes la posibilidad de consultar con tu médico antes, mucho mejor, puesto que solo él podrá decirte cual es el indicado para ti, así como ayudarte a prevenir reacciones adversas.

Haz ejercicio

Ciertamente, cuando nos encontramos en nuestro periodo, la mayoría de las veces lo que deseamos es recostarnos y no movernos hasta que todo acabe, pero la realidad es que la actividad física es muy beneficiosa en estos días del mes. 

Como ya mencionamos, los cólicos son causados por la contracción muscular, pues bien, el ejercicio va a ayudar a que dichos músculos se relajen, así mismo, va a mejorar la circulación y contribuirá en los procesos de desinflamación del cuerpo. 

Si no te apetece salir de casa para hacer ejercicio, y deseas conocer sobre alguna actividad que puedas realizar en tu hogar durante estos días, aquí te dejamos un artículo sobre los beneficios de usar la bicicleta fija, seguro que te será de mucha ayuda. 

Mantente caliente 

Puede parecer algo loco, pero la verdad es que mantener nuestro cuerpo caliente contribuye a la disminución de los dolores menstruales, por ello, cuando inicie tu periodo, evita las bebidas frías, toma baños calientes, incluso puedes colocarte una almohadilla térmica en el vientre o en la espalda baja; y si no tienes una de estas, puedes improvisar, toma una media vieja, introduce en ella arroz u otro tipo de semillas, luego solo deberás meterla al microondas unos minutos y listo, ya estarás calentita. 

té-para-cólicos-3

De igual manera, te recomendamos las bebidas calientes, pero lo mejor será que evites el café a toda costa, ya que la cafeína lo que hace es aumentar las contracciones musculares y con ellas, el dolor; lo mejor para estos días son las infusiones, concretamente de manzanilla, albahaca, jengibre, canela, hinojo o salvia. 

¡Ten un orgasmo!

Si quieres aliviar el dolor, deja las pastillas para cólicos a un lado, hay una forma natural y muchos más interesante de hacerlo, y es simplemente teniendo un orgasmo, así como lo lees; pues, los orgasmos contribuyen a la relajación de los músculos del útero y la disminución de las contracciones, todo gracias a que al tener un orgasmo tu cuerpo libera dopamina, oxitocina y diversas endorfinas las cuales actúan como un analgésico natural. Puedes hacerlo sola o en compañía, funciona igual. 

Usa anticonceptivos 

Otra manera de aliviar el dolor menstrual es mediante el uso de anticonceptivos hormonales, tales como la píldora, el DIU hormonal, los anillos, vaginales, los parches anticonceptivos o el implante, ya que los mismos no solo te ayudan a prevenir los embarazos no deseado, sino que también contribuyen en la disminución de los cólicos.

Aunque esta alternativa puede funcionar para algunas mujeres, quizás no sea la más indicada para ti, recuerda que cada cuerpo es diferente y los anticonceptivos pueden llegar a causar efectos adversos; por lo tanto, lo mejor es que antes de decidirte por esta opción, lo mejor es que consultes a tu médico y sea él quien te ayude a encontrar la mejor opción para ti.  

Tómate un descanso

Claro que el ejercicio y la actividad física son un buen aliado para disminuir los cólicos, pero hay casos en los cuales, lo que funciona es todo lo contrario, así que tómate un descanso; puede que tu estilo de vida sea muy ajetreado y en tu agenda no haya espacio para relajarte, pero lo mejor para ti será consentirte y darle un tiempo al descanso.

descanso-4

Evita el estrés durante tu periodo, realiza siestas de al menos 30 minutos si no tienes la opción de descansar más tiempo y asegúrate de dormir cada noche unas 8 horas; es normal estar más cansada durante estos días y no hay por qué sentirse culpable de no tener ganas de hacer nada, no tiempos porque exigirte de más.

Toma vitaminas

Lo que deseamos mostrarte aquí son algunas alternativas a las pastillas para cólicos, y a veces algo tan sencillo como las vitaminas pueden hacer que te sientas muchos mejor; así que asegúrate de incluir en tu dieta vitamina B1, sulfato de zinc, fenogreco o alholva, jengibre, raíz de valeriana, aceite de pescado y/o zataria. 

Por muy dolorosos y desagradables que sean los cólicos menstruales, estos son bastantes normales, y ciertamente a veces se interfieren en nuestras actividades cotidianas como ir a estudiar o al trabajo, pero si realmente los mismos son tan intensos que no te permiten hacer nada de lo que harías en un día cualquiera, lo mejor es que acudas a tu médico inmediatamente. 

Evita pensar que los cólicos “no son razón suficiente para ir al doctor”, puesto que efectivamente a veces necesitamos de medicamentos un poco más fuertes para combatirlos, he incluso, puede que se trate de una afección más grave; los mismos son síntomas de: 

  • Adenomiosis: esta  se produce cuando el tejido endometrial pasa a la pared muscular del útero, y puede causar dolor.
  • Endometriosis: esta es una afección bastante común, y ocurre cuando el tejido que recubre el interior del útero se desarrolla fuera del mismo. 
  • Enfermedad pélvica inflamatoria: esta es una infección de los órganos reproductivos bastante grave, la cual se genera en los casos que determinadas ETS u otras infecciones no son tratadas.
  • Fibromas uterinos: sucede cuando dentro del útero se desarrollan tumores no cancerosos, los cuales no suelen ser peligrosos, pero pueden llegar a causar dolor, sangrado abundante y en otros casos, incluso generan problemas de fertilidad. 

Esta información no es para que te alarmes, solo te aconsejamos que estés atenta a lo que te dice tu cuerpo y cuides tu salud, ya que los cólicos que se generan a raíz de estas afecciones se vuelven más intensos con el pasar del tiempo e incluso pueden durar más, aún fuera de tu periodo. 

Síndrome premenstrual o SPM 

El síndrome premenstrual o SPM se compone de un conjunto de síntomas tanto físicos como emocionales los cuales pueden experimentarse unos días antes que inicie el período menstrual; el mismo es causado por los cambios hormonales que se experimentan a lo largo de todo el ciclo menstrual.

SPM-3

El SPM varía de mujer a mujer y de mes a mes, pues hay quienes lo experimentan en cada período, quienes solo en algunas ocasiones e incluso hay mujeres que nunca han pasado por él; así mismo, puede que sólo experimenten síntomas físicos, o solo emocionales, también puede suceder que sean solo algunos y no todos, cada cuerpo es diferente.

Como ya mencionamos, hay dos tipo de ellos, físicos y emocionales, y entre los primeros encontramos: aumento del apetito o ansias de ciertos alimentos, sensación de hinchazón, dolor de cabeza, mareos, aumento de peso, dolor muscular o articular, sensación de mayor cansancio, cólicos menstruales, molestias estomacales, problemas en la piel, e incluso, también podemos sentir los senos hinchados, sensibles y dolorosos.

Por otro lado, entre los síntomas emocionales nos encontramos: los cambios en el estado de ánimo, llegando a sentirnos tristes, ansiosos, tensos o deprimidos; también nos irritamos o enojamos con mayor facilidad, y podemos experimentar llanto repentino, poca concentración, disminución en las ganas de socializar, insomnio y disminución en el deseo sexual. 

La única manera de saber si tienes síndrome premenstrual es con el diagnóstico de un doctor, puesto que el SPM puede ser similar a las enfermedades de la glándula tiroidea, la perimenopausia, la depresión y la ansiedad.

Pero, si sospechas que lo tienes, debes de llevar un registro de tu periodo y los síntomas que lo acompañan, todo esto en un plazo de al menos 3 meses; los síntomas deben de estar presente en cada uno de los meses, iniciar 5 días antes de tu menstruación e interferir con tus actividades cotidianas. 

Para algunas mujeres, el SPM es mucho más fuerte, tratándose entonces del trastorno disfórico premenstrual o SDPM; en estos casos los síntomas son un poco peores, entre los cuales se incluyen depresión, sentimiento de pérdida de control, ataques de pánico, e incluso, en los casos más graves, intentos de suicidio; si tienes algunos de estos síntomas, acude a tu médico.

¿Cómo aliviar el SPM?

Los consejos para aliviar el síndrome premenstrual no son muy diferentes a los que te dimos en el caso de los cólicos; haz ejercicio, descansa, aliméntate sanamente, incluye vitaminas en tu dieta, toma pastillas para cólicos, y si el caso lo requiere, también puedes acudir a los anticonceptivos hormonales, pero siempre toma en cuenta los consejos de tu doctor, no te automediques. 

Esperamos que este artículo haya sido de tu interés y que alguno de nuestros consejos te funcionen para aliviar los cólicos y el SPM. Igualmente aquí te dejamos un vídeo bastante corto, en el cual se resume la información que has encontrado aquí.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.