Síntomas de Parásitos en Perros y Tratamiento

Todas las personas que tienen un perro como mascota, conocen la existencia de unos enemigos de nuestras mascotas llamados parásitos. Estos se encuentran en todas partes del planeta, los infestan muy frecuentemente y atacan a toda clase de animales, pero hoy hablaremos sobre los parásitos de perros.

parásitos-en-perros-1

Parásitos en Perros

En este post queremos hacer énfasis en los parásitos intestinales en perros, para explicarte cuáles son los más corrientes, los efectos que producen en nuestras mascotas y los síntomas por medio de los cuales seremos capaces de detectar que nuestro perro los tiene. También te mostraremos qué debemos hacer para combatirlos y, por encima de todo, lo importante que es tener una adecuada actitud preventiva para mantener sanos a nuestros compañeros.

Tipos de Parásitos en Perros

Nuestro perro puede sufrir de dolencias que se ocasionan tanto por parásitos externos como internos. Sobre los internos, que son de los que nos ocuparemos en este post, son los que pueden habitar en el interior del tracto digestivo de nuestro can, pero también son capaces de introducirse en otros órganos como el corazón o los pulmones.

Entre los parásitos externos, que son los que se alojan en el pelaje o en la piel del perro, se encuentran las garrapatas y las pulgas. Tanto los parásitos internos como los externos producen dolencias, algunas de ellas muy severas y hasta fatales en nuestros perros, si no tenemos la debida prevención.

Las lesiones serán de mayor o menor importancia, en razón de cuál sea el estado de salud de nuestra mascota y de cuál sea el grado de infestación del que esté sufriendo. De esa manera, las parasitosis pueden pasar asintomáticas, esto es, que nuestro perro las tenga pero no manifieste síntomas de ello, o, en cambio, ocasionar que se produzcan distintos cuadros de enfermedades. En todo caso hay que prevenir y deben ser tratados, debido a que hay parásitos que igualmente pueden afectar a los seres humanos.

Tipos de parásitos intestinales en perros

Resulta esencial que los dueños de perros tengan conocimiento de cuáles son los parásitos intestinales que los pueden afectar, por esa razón, te vamos a ofrecer una lista de los que son más comunes:

  • Áscaris: como Toxocara canis y Toxascaris leonina, que son muy comunes. Viven suelen vivir en el estómago y los intestinos y pueden llegar a tener una longitud muy grande. Ponen huevos que son capaces de resistir mucho tiempo en el ambiente. En usual que los cachorros se contagien de sus madres y cualquier perro podría infestarse en el simple medio ambiente o por la ingesta de algún huésped intermedio, como puede ser un roedor.
  • Anquilostomas: también son conocidos como los gusanos con gancho, porque se adhieren por medio de su boca a las mucosas del intestino delgado, con la finalidad de absorber la sangre y los líquidos. Estos gusanos ingresar en el organismo del perro por medio del contacto de los cachorros con sus madres, por ingestión de las larvas que puedan encontrarse en el medio ambiente, por penetración directa a través de la piel, en particular en el área de las almohadillas de las paras, o por haberse alimentado de algo que contenga otras lombrices o sus huevos.
  • Tenias: se trata de un gusano que se aloja en el intestino delgado y pueden llegar a medir hasta los 2 metros de largo. En esta clase de parasitosis juegan un papel importante las pulgas, ya que son capaces de ingerir los huevos de las tenias y trasmitirlos a los perros si aquellos se las tragan.
  • Tricúridos: también son denominados con el nombre de los gusanos látigo, en razón de que posee una forma filiforme, pero posee un parte más voluminosa. Estos gusanos logran adherirse a las paredes del intestino grueso y, aunque ponen menos huevos que los demás tipos de parásitos, los mismos tienen la capacidad de permanecer activos en el ambiente por años.
  • Hay un grupo de parásitos en los que también se incluyen varios que no son gusanos. Este es el caso de la Giardia, los coccidios y las bacterias de tipo espiroqueta. Varios de ellos son transmitidos por la picadura de pulgas, mientras que otros son transmitidos en el caso de que tu perro accidentalmente ingiera las heces de otros perros que se encuentran infectados o por hierba o por arena del parque en el que haya estado.

parásitos-en-perros-2

  • Parásitos pulmonares (Angiostrongylus vasorum): esta clase de gusanos viven en los vasos sanguíneos de los pulmones. Estos parásitos ocasionan síntomas respiratorios como tos, intolerancia al ejercicio e incluso que se coagule la sangre. En algunos supuestos, puede llegar a ser mortal.
  • Gusano del corazón (Dirofilaria immitis): también llamada filaria, son los gusanos de la clase de parásitos internos que se alojan en el corazón y son muy habituales en los perros españoles o los que viven en los países del sur de Europa. Estos parásitos son capaces de vivir en el corazón y en los grandes vasos sanguíneos pulmonares que se encuentran vinculados al corazón. Los síntomas suelen dar origen a una enfermedad cardiaca o pulmonar que incluye tos, intolerancia al ejercicio, cansancio, y algunos otros. Si nuestro perro no es tratado de la forma adecuada, estos gusanos pueden llegar a ser mortales.

Síntomas de parásitos intestinales en perros

Recuerda que ya hemos afirmado que no en todas las ocasiones la existencia de parásitos internos en los perros hace que estos exhiban síntomas, no obstante, vamos a explicarte cuáles son los síntomas más comunes que se pueden presentar para que puedas identificar cuando una infestación de parásitos es de importancia y representa un peligro en caso de que nuestra mascota tenga un sistema inmunitario deficiente, como es el caso de los cachorros, o en perros ancianos o vulnerables porque padecen otras enfermedades o se encuentran en situaciones de estrés como cirugías o traslados.

Los síntomas más comunes y observables de que nuestro perro tiene parásitos intestinales son:

  • Vómitos.
  • Adelgazamiento o retraso en el crecimiento en el caso de los cachorros.
  • Inflamación abdominal o, también, síntomas asociados al dolor.
  • Anemia, observable en la coloración pálida de las mucosas.
  • Sangre en las heces.

El tema de la parasitosis debe ser tomado muy en serio, porque una masa que se parezca a un ovillo de hilo que pueda estar compuesta por una cantidad elevada de gusanos podría llegar a constituir una obstrucción intestinal. Además, varios parásitos intestinales pueden también los que ocasionen algunos síntomas de tipo respiratorio en nuestras mascotas.

Los síntomas, que normalmente aparecen cuando hay grandes infestaciones de parásitos internos en perros, pueden incluir dolor abdominal o tos, además de varias complicaciones que van a estar relacionadas con aquel órgano interno de nuestro animal al que hayan llegado las larvas de los parásitos.

Parásitos del perro que se contagian a humanos

Varios de los parásitos intestinales en perros de los que te hemos explicado, igualmente pueden ser transmitidos a los seres humanos, o al contrario, que sean los seres humanos quienes los transmiten a los perros. Este es el caso de los áscaris, que son capaces de provocar en las personas una enfermedad que se llama larva migrans visceral, que se origina por la ingestión de sus huevos.

Los niños pequeños siempre van a ser un grupo de riesgo, ya que ellos son los que están más propensos a adquirir parásitos, por actividades como comer tierra y tener hábitos de higiene más deficientes por razón de la edad. Por ello, si tenemos niños pequeños conviviendo con nuestros perros, debemos ser el doble de cuidadosos con la prevención de las parasitosis en los canes.

La enfermedad que se conoce con el nombre de larva migrans cutánea, también puede ser transmitida por los parásitos que tengan los perros a los seres humanos, y viceversa. Normalmente esta dolencia produce un escozor, por causa de la penetración de sus larvas en la piel. Tal y como hemos explicado, los seres humanos podemos llegar a compartir parásitos con los perros y para que estos últimos no se vuelvan una fuente de contagio o viceversa, resulta esencial agendar un adecuado calendario de desparasitaciones.

¿Cómo eliminar los parásitos intestinales en perros?

Si notamos que nuestro perro presenta alguno de los síntomas mencionados e incluso llegamos a ver gusanos en sus heces o vómitos, debemos acudir, sin demora, al veterinario. Pero más que tratar las infestaciones, debemos evitarlas. Así, protegeremos a nuestro perro y a toda la familia. Para ello, es básica la prevención, que consistirá en pautar un completo programa de desparasitaciones junto a nuestro veterinario. El profesional valorará la edad del perro, su hábitat, la seguridad del producto y la vía de administración.

parásitos-en-perros-3

Medicamentos para parásitos intestinales en perros

En el mercado es posible encontrar jarabes, pastas o, lo más sencillo, unas pastillas para extinguir a los parásitos intestinales en perros. Pero lo que es importante, siempre deben ser utilizados aquellos productos que hayan sido prescritos por un veterinario, porque, de no ser así, es posible que podamos causar a nuestro perro un problema de intoxicación e inclusive agravarle la dolencia si tiene una sintomatología que no haya sido producida por los parásitos internos en perros.

Lo que siempre recomendaremos es que se siga un programa de desparasitación mensual, que debe ser  iniciado cuando el perro haya cumplido las dos semanas de edad y hay que mantenerlo durante toda su vida, siempre de acuerdo con las instrucciones de nuestro veterinario, porque de esa forma estaremos protegiendo de los posibles ataques de parásitos a nuestra mascota.

El control ambiental de los parásitos intestinales en perros

Junto con la desparasitación interna, para poder evitar lo más que se pueda estos parásitos del ambiente y poder evadir reinfestaciones, es recomendable seguir medidas como las que te recomendamos a continuación:

  • Establecer unos buenos hábitos de higiene, en particular en los niños.
  • Evitar juegos en parques que sean frecuentados por perros o en areneros descubiertos.
  • En caso de que nuestro perro disfrute de una zona exterior, se recomienda que el suelo debe ser de cemento o de grava, que sea posible desinfectarlo, ya que la tierra es buen sustrato para los parásitos. Si dispone de una casita, se aconseja limpiarla a diario con una manguera y desinfectarla.
  • Hay que retirar las heces de nuestra mascota de inmediato si defeca dentro del hogar.
  • No se recomienda permitir que nuestros perros cacen, o que coman de los restos de alimentos de la basura o carne cruda.
  • Hay que consultar con el veterinario las medidas adicionales que se deben tomar, teniendo en consideración el ciclo vital de los parásitos.
  • Claro que resulta esencial mantener desparasitado a nuestra mascota, por su salud y la de toda la familia.

Remedios caseros para parásitos intestinales

Existe todo un movimiento de personas que se encuentran interesadas en buscar los remedios naturales para acabar con los parásitos internos en perros, no obstante, debemos recalcar que esta clase de terapias deben estar prescritas por el veterinario, quien debe supervisar todo el proceso, pero en ningún supuesto esto debe sustituir a un tratamiento farmacológico.

La utilización de remedios caseros puede contribuir a la prevención de su aparición pero, cuando ya se ha producido la infestación, los remedios caseros no logran acabar con la infestación completamente. Pero, si deseas usar algún remedio casero para parásitos intestinales en perros, lo importante será que sea consultado un especialista de confianza y no descuidar el tratamiento prescrito por el veterinario.

Recuerda que este post tiene la función de informar y nunca tendremos la intención o la facultad para recetar tratamientos veterinarios ni efectuar ninguna clase de diagnóstico. Siempre te recomendaremos que acudas con tu perro al veterinario en el caso de que se presenten cualquier clase de condición o malestar.

parásitos-en-perros-4

Parásitos externos

No queremos dejar de lado la existencia de los parásitos externos en los perros, por ello vamos a hacer una breve referencia a los que existen. Así, en este grupo de parásitos externos podemos encontrar:

  • Garrapatas
  • Pulgas
  • Ácaros (causantes de la sarna)
  • Piojos

Junto a estos, existen otras enfermedades causadas por los parásitos en perros muy preocupantes como la leishmaniosis, la babesiosis o la ehrlichiosis.

 ¿Es importante que tu perro no tenga parásitos?

El hecho de que tu perro no posea parásitos quiere decir que se encuentra sano, porque su alimento es la sangre y los nutrientes de nuestro can. Igualmente, los síntomas que se producen como anemia, problemas cardíacos, tos, diarrea o vómitos, pueden llegar a tener graves efectos.

Las pulgas o las garrapatas son las que transmiten graves enfermedades que pueden llegar a tener consecuencias mortales para tu perro. Además del peligro demostrado de que varios de estos parásitos pueden llegar a infestar y enfermar a los seres humanos por zoonosis y ocasionando graves problemas de salud. Por tanto, resulta esencial que tu perro esté adecuadamente desparasitado.

parásitos-en-perros-5

Si te ha gustado este artículo, es probable que también te interese leer:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.