Paloma Mensajera: Historia, Características y Más

La paloma mensajera es un ave muy común, la cual ha sido entrenada desde tiempos remotos para llevar mensajes a grandes distancias sin perder su rumbo. Es una criatura muy veloz y con capacidad de realizar recorridos muy largos. Su imagen ha sido utilizada como símbolo de la paz y concordia a nivel mundial. Al continuar leyendo este artículo sabrás más de esta resistente ave.

Paloma mensajera

Paloma Mensajera

Hace cierto tiempo se consideraba en Europa a la paloma mensajera como un imprescindible servicio de correo regular en el cual esta ave era utilizada para enviar mensajes. Su empleo fue reduciéndose al comenzarse a usar los telegramas, los cuales fueron a su vez reemplazados por otras alternativas para comunicarse a distancia de manera más rápida y eficaz, como el telégrafo, el teléfono y en la actualidad el correo electrónico.

Hoy día la paloma mensajera ha prácticamente desaparecido como medio de comunicación, no obstante, todavía hay quienes se dedican a su crianza, entrenamiento y a emplearlas en actividades deportivas. Igualmente se sabe que algunos ejércitos aún las emplean en ciertas unidades tácticas concebidas para conflictos militares en los cuales puedan colapsar las telecomunicaciones.

Si nos guiamos por las apariencias, la paloma mensajera se nos presenta como un animal de poca significancia: no muy hermoso, más bien asustadizo e imposibilitado de cantar. En base a ello se puede llegar a pensar que lo único que sabe hacer, se diría, es revolotear en las plazas y calles de nuestras urbes, pero aún así no podemos restarle valor al gran servicio que prestaron históricamente como portadora de mensajes.

Historia

La paloma se ha empleado desde remotos tiempos para el envío de mensajes, esto gracias a su singular don para orientarse y al reconocido amor por su nido que siempre la hace retornar. La paloma ha sido considerada por diversas culturas como un símbolo para la transmisión de distintas emociones. Por ejemplo, de acuerdo a lo que cuenta la Biblia una paloma fue la que le llevó a Noé la noticia del repliegue de las aguas tras el Diluvio, al retornar ella con una rama de olivo en su pico, transformándose en el símbolo de la paz.​

El empleo de las palomas como un recurso para la comunicación a distancia se ha usado desde tiempos remotos. Los griegos notificaban a las ciudades los nombres de los vencedores en los Juegos Olímpicos usando palomas y los ejércitos romanos tenían palomares movibles que albergaban miles de ejemplares. Por ejemplo, es sabido que fueron utilizadas a través del Sitio de Módena de Marco Antonio en el 43 a.C, y que, asimismo, los árabes mejoraron su uso y las emplearon en sus contiendas contra los cruzados en Tierra Santa para conocer sus desplazamientos.

Paloma mensajera

Las palomas mensajeras fueron utilizadas en las batallas europeas de la Edad Moderna y se conocen ejemplos de su empleo en la guerra, como en el caso de los bloqueos a las localidades de Haarlem y Leiden entre el 1572 y el 1574.​

Fue gracias a la paloma mensajera que, finalmente, se llegó a saber que los chinos, tras la construcción de la muralla china, elaboraron palomares para comunicarse y defenderse de pueblos invasores, así como igualmente emplearon a estas aves para la conquista de Japón. Más adelante, se dieron a conocer servicios de correo regulares mediante palomas mensajeras, como los de Reuters, y fueron emitidos sellos de uso exclusivo para estos servicios.

Características

A la paloma mensajera (Columba livia doméstica)​ se le conoce como una variante de la paloma bravía, la cual es entrenada para que retorne a su palomar desde sitios alejados a los cuales fue enviada con alguna clase de mensaje o misiva, denominado columbograma, inserto en un tubo anular que se le sujeta a una pata. La práctica de criar y adiestrar a estas palomas se llama colombofilia.

Igualmente se señala que es un ave muy inteligente en base a unos estudios disponibles que equiparan la inteligencia de esta ave con la de los primates, indicándose en ellos que no se diferencian mucho, ya que observan en colores y su reloj biológico es preciso. Llegan a entablar comunicación con su dueño, por ejemplo, para transmitirle su necesidad de agua esperan hacer contacto visual con él y proceden a tocar el envase. Para poder dedicarse al entrenamiento de las palomas mensajeras se requiere poder reconocer este tipo de sutilezas.

Tamaño, Peso y Envergadura

La paloma mensajera de hoy día es fruto del cruce de ciertas variedades de palomas, que detentan como rasgos primordiales su capacidad para orientarse y el morfotipo atlético.​ Se distinguen del resto de las palomas por su vivacidad, su velocidad de vuelo, su plumaje profuso y reluciente, su cola siempre doblada, su cuello firmemente implantado y erecto y su gran aguante a la fatiga. Pese a que el plumaje de las palomas no es particularmente atractivo, cuentan con un cuerpo de forma muy bella, y de cuya anatomía destacan:

  • La cabeza es modesta y graciosa.
  • El cuello es de breve longitud.
  • El pecho es abultado y musculoso.
  • Las alas son extensas y poderosas.

Paloma mensajera

Sus plumas, bien unidas a su cuerpo son de gran ayuda para que presente una forma aerodinámica. Con tales rasgos, la paloma debería ser una excelente voladora. Es rápida y resistente a pesar de presentar un cuerpo regordete, y cuenta con un agudo sentido de la orientación. Se ha de resaltar su singular forma de caminar, ya que lo hacen desplazando su cabeza y cuello de atrás hacia delante continuamente.

Los individuos adultos en su mayor parte miden unos 37 centímetros de largo del pico a la cola y pesan entre 425 y 525 gramos aproximadamente, los machos son levemente más grandes que las hembras y su peso oscila de 300 a 480 gramos, aunque su pecho es de menor volumen. Aún así ciertas aves domésticas superan esos estándares. En pleno vuelo de la paloma mensajera su envergadura se extiende desde 62 hasta los 72 centímetros, lo que al ser un ave pequeña le posibilita volar a gran velocidad.

Puede lograr en un mismo día, distancias de 700 a 1.500 kilómetros a velocidades promedio superiores a los 90 kilómetros por hora.​ La paloma mensajera tiene la capacidad para volar hasta un tope de 15 horas sin detenerse, Lo que quiere decir que éste ejemplar esta especialmente dotado puede ir de París a Madrid en un mismo día, a unos cien kilómetros por hora sin errar su rumbo.

Ojos, Pico y Patas

Su ojo presenta un iris de color naranja, rojo o dorado y el círculo que recubre sus ojos es de un color gris azulado. El color de su pico es negro y muestra que en el área superior una prominencia blanca. Sus patas son rojizas.

Plumas y Colores

Existe toda una variedad de tipos de plumas: primero se encuentran las plumas de contorno de su cuerpo que son rígidas porque son las responsables de darle forma a su figura, las más internas o plumón son las plumas aislantes delicadas y tersas, y por último las filoplumas, que son tan finas que parecen cabellos y cuya función es sensorial ya que sirven para detectar cambios de contacto.

Paloma mensajera

En su mayor parte cuentan con un color gris azulado, su cuello es muy llamativo con un color de plumas que son tornasoladas que van de amarillo, al verde y al morado. Los machos y las hembras son semejantes, no obstante, en los macho el color del cuello es más intenso. Las plumas blancas no poseen pigmentación de color.

Alimentación

A la hora de alimentarse lo hacen en grupos o a solas. Una de las características que más destaca a estas aves al momento de la comida es la forma en que ingieren agua, ya que pueden tomar agua de forma constante con la cabeza baja y el pico en el agua. Esto no ocurre con otros pájaros, los cuales se ven necesitados de levantar su cabeza para así poder tragar el agua absorbida.

Dieta de la Paloma

Las palomas son criaturas que pueden llegar a alimentarse de distintas clases de granos, tales como el maíz, el sorgo, el trigo, el dari (sorgo blanco), el arroz, la avena, la cebada, el habón, el guisante, la veza, la lenteja, la algarroba, el lino, las habas, el cáñamo, el girasol o la colza. Se denomina mixtura a la combinación de todos estos granos, y se puede comprar en las tiendas o comercios destinados a animales o mascotas. Estas semillas les aportan las grasas, hidratos de carbono y las proteínas que requieren.

Generalmente, suelen comer cerca de unos 35 gramos de mixtura al día. Al aproximarse la temporada de reproducción o cría seguramente comen mayor cantidad. Las palomas, como se ha comentado, se inclinan por comer grano (son granívoras), pero igualmente en su dieta se permiten frutas y ciertas verduras (como la zanahoria o lechuga). Pero se ha de ser precavido y proporcionarle esta clase de comida en pedazos muy pequeños y únicamente una vez a la semana.

Al referirnos a la alimentación de las palomas que se encuentran en estado silvestre, naturalmente su alimentación varía de acuerdo a la región en la que habiten. De hacerlo en ciudades o urbes, usualmente se alimentan de restos de comida que consiguen, ya que es sumamente complicado que puedan acceder a granos de cereales.

Paloma mensajera

Reproducción y Crianza

En lo referente al apareamiento de las palomas, su reproducción es puramente sexual. En la temporada de celo, es el macho el responsable de atraer a la hembra por medio de gorjeos y cantos variados. Es todo un ceremonial en el que los dos se acarician y acicalan previo al acto, en el que sencillamente unen sus cloacas, las cuales las palomas emplean tanto para orinar como para defecar y reproducirse.

A este acto se le llama técnicamente como “beso cloacal”. El macho expele sus espermatozoides en la hembra, la cual los acoge por medio de un agujero localizado en la cloaca en el cual el esperma llega a alcanzar a los óvulos. En cuanto a su reproducción, se ha de destacar que no se diferencian las palomas que viven libres de la que se encuentran en cautividad. Por regla general, es unos diez días después del apareamiento cuando la hembra de la paloma libera un solo huevo, y no es sino un par de días luego, que pone otro huevo.

Crianza

Alrededor de los 17 o 18 días de la puesta del huevo, éste eclosiona y nace el pichón, que es como se denomina a las crías de las palomas. Así como la hembra también el macho hace parte en la alimentación y cuidado de las crías, a las cuales se les da de comer por unos 25 a 28 días una especie de leche o pasta bastante líquida que los padres llevan en su buche.

Al transcurrir cerca de una semana, los modestos pichones ya empiezan a comer semillas blandas desmenuzadas, y solo es tras 4 semanas que las crías ya comienzan a salir del nido y examinan el mundo exterior. Por lo que, gradualmente, igualmente emprender a comer por sí solos.

Hábitat

De modo general, su hábitat natural se localiza entre el límite sur del continente europeo y el norte del africano, igualmente se les puede conseguir en el suroeste de Asia. En virtud de su domesticación, la distribución de estos pájaros se extendió alcanzando así a todos los continentes, con la excepción de las regiones Ártica y Antártica debido a lo extremo de su clima frío.

Paloma mensajera

El número de palomas mensajeras es inmenso,  dentro del cual se albergan ejemplares que se encuentran repartidos a nivel mundial por unos 10.000.000 kilómetros cuadrados. Se señala que solo en Europa existen aproximadamente 17 a 28 millones de Palomas Bravías, las cuales residen generalmente en desfiladeros y barrancos mayormente situados en las costas, y muy raramente lo hacen en ramas ya que se les dificulta aferrarse a ellas.

Con el tiempo los humanos la introdujeron en numerosas ciudades, motivo por el cual en la actualidad encontramos a cuantiosas especies albergándose en construcciones como edificios y casas.

Comportamiento

De modo general las palomas mensajeras viven en pareja al aproximarse la temporada de su reproducción, mientras que el resto del tiempo son gregarias, es decir, se agrupan en manadas. Las palomas bravías cuentan con una excepcional capacidad para orientarse y conseguir su camino de retorno a casa, motivo por el cual se les utiliza en el papel de paloma mensajera. Aún así, las bravías cuando no llegan a ser domesticadas para este fin muestran un comportamiento sedentario ya que en  pocas ocasiones se alejan de la región donde moran.

Adiestramiento

Se denomina como colombofilia tanto a la cría como al adiestramiento de la paloma cuyo propósito ya no es, en la actualidad, para emplearla como medio de comunicación, sino para entrenarla con finalidades deportivas para lo cual se requiere seguir cierto procedimiento. Primero su educación principia al contar el pichón con 24 días de edad, momento desde el cual comienza a ser destetado de sus padres.

Es considerado como pichón cuando aún no ha superado los tres años de vida, tras lo cual se estima como adulto. Durante su desarrollo, el pichón es colocado cada día por varias ocasiones en el palomar para que comience a adaptarse a sus alrededores.

Para dar inicio, se han de tomar en cuenta fases muy importantes para el colombófilo. Como saber que el lapso de destete comprende desde el instante de la separación del pichón de sus progenitores hasta los tres meses de edad. Durante ese tiempo el pájaro comienza a valerse por sí solo, aunque siempre cuenta con la supervisión del colombófilo.

La fase de pichón de un año es cuando el ave cuenta de tres meses hasta un año de edad, lapso en el cual se hacen las sueltas iniciales, lo que significa que se le libera para que vuele en libertad en unión a otras aves en el interior del palomar. Igualmente se le enseña a permanecer en las cestas de entrenamiento.

Por último, de un año de edad a los tres está la fase del pichón de dos años, lapso en el cual comienza el autentico entrenamiento, que consiste en sueltas tan lejanas hasta de un kilómetro que se reiteran por días continuos. Se sueltan desde distintos puntos cercanos al palomar, reconociendo de este modo el ave cuanto se aleja. Este procedimiento se reitera en distancias que se van incrementando de seis a diez kilómetros, denominándose estas acciones como suelta sucesiva con retorno al horizonte.

Entrenamiento 

Al contar el colombófilo con la certeza del que el pichón ya conoce el palomar y sus inmediaciones se efectúan sueltas tan lejanas como 40, 100, 150, 200, 240 y 300 kilómetros. Estos son los recorridos que va a cubrir la paloma mensajera durante su primer año de existencia. Ha de transcurrir un lapso de 4 días entre cada suelta, los cuales igualmente son dependientes de las condiciones climatologías, las cuales, en caso de no ser favorables se aconseja no liberar el ave a menos que sea a primeras horas de la mañana.

En este lapso el pichón se adiestra para que realice un recorrido de hasta 500 kilómetros. Primeramente se inicia con dejarlas sueltas permitiéndoles alejarse unos 20 kilómetros del palomar. Estas sueltas deben realizarse dejando 6 días de por medio. Luego se prosigue incrementando la distancia a 60, 120, 180, 250 kilómetros. Al contar la paloma con las capacidades suficientes se le permitirán sueltas con intervalos de una docena de días para realizar trayectos de 300, 400, 500 concluyendo con hasta 700 kilómetros de recorrido.

En un principio se efectúan sueltas tan lejanas como 140 kilómetros, las cuales se van alargando progresivamente hasta alcanzar los 500 kilómetros, lo cual mucho va a depender de las condiciones que demuestre el pichón. Como parte de su entrenamiento, a partir de tres años la paloma será adiestrada para que logre una distancia tope de 700 kilómetros.  No obstante, hay situaciones en las cuales ciertas palomas pueden alcanzar distancias de hasta 1.000 kilómetros,

Precauciones a Tener en Cuenta

Es relevante estar atentos a ciertos aspectos cuando se efectúa la suelta de palomas.

El Enceste: luego de elaborar el plan para las sueltas se ha de escoger a los mejores ejemplares con que se cuente. Se ha de verificar que cuenten con un plumaje completo y en magnifico estado. Se le han de lavar las patas evitándose con ello molestias al ave a lo largo de su vuelo. El enceste se ha de realizar en el sentido en el que están orientadas las plumas.

Se ha de separar las aves según sexo. La cantidad de aves que se ha de llevar va a depender de la distancia que se tenga que recorrer. Para un trayecto largo se transportan 15 por cesta, mientras que para distancias cortas, de 22 a 24 aves. Las medidas de las cestas sugeridas son 110 x 70 x 25 centímetros.

El Clima: es otro punto que se ha de tener presente. Tanto el viento como la nieve y la lluvia impactan de manera importante sobre cuán exitosa habrá de ser la suelta. Se sabe de casos en los cuales las palomas no retornan al palomar cuando existen malas condiciones climáticas. Al realizarse el entrenamiento de la paloma se recomienda que no se efectúen sueltas cuando las condiciones atmosféricas son adversas.

La Hora y el Lugar: igual de relevante es efectuar las sueltas cuatro horas luego del amanecer, luego de que haya salido el sol, no obstante, igualmente depende de la situación. El sitio de la suelta tiene que ser escogido a conveniencia, ya que debe estar libre de obstáculos que puedan ocasionar daños al ave. Si en el recorrido al palomar existen montañas, se requiere efectuar sueltas en distintos puntos para que les sean de referencia a la paloma, de tal forma que no  presenten problemas en el futuro.

Tipos de Palomas Mensajeras

Existen distintas clases de palomas para competencias. Se encuentran las de velocidad, medio fondo y gran fondo, teniendo cada una de ellas ciertas generalidades que vamos a conocer a continuación.

Palomas Mensajeras de Velocidad: éstas son de escaso atractivo ya que no cuentan con mucha presencia. Sus alas son más cortas, su postura es rígida pero con un temperamento alocado y comen en abundancia. Su cola elevada o en punto medio es uno de sus rasgos principales. Aún así, su sentido de orientación es incomparable ya que con rapidez consiguen el camino.

Palomas Mensajeras de Gran Fondo: es un ejemplar dócil, de menor tamaño que la anterior, su cola se orienta hacia abajo y su cabeza modesta siempre esta erecta, sus alas son prolongadas y tupidas. Asimismo sus patas son más rectas que las de las palomas de velocidad. Su temperamento es noble y afable. Suelen alimentarse lentamente y habitualmente comen una sola vez al día.

La Paloma Mensajera Medio Fondo: en ella conseguimos una combinación de las otras dos. Su tamaño es pequeño debido en gran medida a sus piernas arqueadas, su cuello es prolongado, su cola bastante corta, su comportamiento es intranquilo y come rápidamente y en abundancia.

Competición

La competencia de palomas mensajeras de mayor trayecto que se conoce en la actualidad parte desde Barcelona hasta el norte de Holanda, logrando un recorrido de unos 1.100 kilómetros aproximadamente. Las naciones que cuentan con mayor número de licencias para esta actividad deportiva son China, Alemania, Bélgica, Polonia, Reino Unido y los Países Bajos. En nuestro continente latinoamericano solo se practica en México, pero en una escala reducida.

Existen unas olimpiadas de Colombofilia, en las cuales, como único país hispanoparlante se encuentra España ocupando una décima posición en el registro mundial. Dentro de este país, es en las Islas Canarias donde se localiza el mayor número de simpatizantes a este deporte, a las cuales le siguen las Islas Baleares. En dichas competencias se encuentran  varias categorías, las más importantes son:

La Carrera con el Club: implica llevar el ejemplar a la competencia y se le libera en unión a las demás palomas del concurso. Ellas llevan colocado un anillo con una identificación o un chip electrónico. Al retornar cada una de las aves al palomar, el colombófilo ha de estar vigilante para coger el anillo y meterlo en un reloj especial en el cual se verá la hora precisa de arribo con sus minutos y segundos, tiempo que se contrastara con el de las otras aves.

Colombódromos: es un tipo de competencia reciente, en la cual el jugador pone su palomar a disposición de los otros jugadores para que efectúen pruebas. Los otros concursantes llevan sus pichones, el colombófilo los cría y entrena, y el día de la competencia se congregan los jugadores para observar la llegada de las palomas y la repartición de los premios.

Palomar

Así se define aquella construcción que es utilizada para la cría de palomas. Este ha de ser un lugar con apropiada ubicación para que las palomas puedan orientarse con facilidad. Es sumamente importante que se encuentre bien ventilado y que su limpieza no sea complicada. De forma usual, los palomares se encuentran localizados en partes elevadas, en terrazas de casa o edificios, no obstante, se pueden ubicar sin problema alguno en sitios rasos. En su construcción se utilizan materiales variados, pero en gran medida son elaborados con madera.

Generalmente, los colombófilos elaboran estos palomares con varias separaciones, en algunas de las cuales se ubican a los adultos en edad reproductiva tanto machos como hembras, contando en dicho compartimiento con nidos. En otras divisiones se colocan los pichones separados de su madre en unión a las aves de vuelos.

Dentro de cada compartimiento apenas se consiguen perchas, ya que los comederos y bebederos son una zona común entre las separaciones del palomar. Un área de importancia en el palomar es la pista de aterrizaje, por las que las palomas ingresarán por una rampa que no les posibilita de nuevo el acceso al exterior. Ciertos colombófilos emplean una antena para detectar el arribo de las palomas.

Transporte

Este tema es de gran relevancia ya que tiene influencia en el desempeño de la paloma mensajera. Se han de tener en consideración los siguientes elementos por parte tanto del colombófilo entrenador como por parte de la organización, ya que el convoyer o transportista es el responsable de trasladar las palomas y de su cuidado a lo largo de ese trayecto.

El entrenador ha de tener presente el nivel de aprendizaje de cada paloma en la cesta, su condición física, su salud, las reservas de energía que tienen disponibles y la motivación de cada ejemplar. Por otro lado, la organización ha de contar con un programa de viajes razonable, una cantidad apropiada de aves por cesta, deben existir suficientes bebederos así como comederos por cada jaula y paloma. Igualmente debe ser eficiente y puntual en los encestes, contar con la totalidad de los controles de sanidad requeridos de cada paloma participante.

Y, por último, el convoyer ha de efectuar un traslado raudo, ser responsable con esta tarea, ser cuidadoso con las palomas, así como realizar paradas en el recorrido para que las aves se aclimaten y logren orientarse para el momento de la suelta. También ha de conocer el nivel de aprendizaje de cada una de las cestas.

Aprendizaje y Medicina Preventiva

El tiempo durante el cual permanece la paloma en la jaula se acerca al que emplea durante su vuelo de retorno a su palomar. Es de suma importancia educarlas para que aprendan a esta en la jaula tranquilamente, así como lo es el desarrollo de su sistema para orientarse. Las palomas han de comprender el motivo por el cual están la jaula, como alimentarse y beber entretanto estén allí, lo que les aguarda cuando la reja se abra.

Por fortuna, las palomas son animales de hábito y aprendizaje, por lo que la jaula ha de convertirse en un hábito más para ellas. Por ello no les afecta el tiempo que pasen dentro de ella, no obstante, si les perjudica la escasa adaptación a ella, por ello esta parte del entrenamiento es de relevancia. La naturaleza motivacional de la paloma es lo que el colombófilo más debe dominar, ya que es de lo que más se habla y se escribe sobre este asunto. La observación constante de la paloma es un tema crucial del aprendizaje

Al momento de su enceste, la paloma debe contar con suficientes reservas energéticas que le posibiliten enfrentar con vitalidad la suelta que le corresponde. Se estima como más efectivo que permanezca un tiempo extenso en el punto de suelta que en la carretera realizando pausas de 10 a 12 horas. Las aves no deben ser alimentadas previamente a que acontezca la suelta.

Medicina Preventiva

Este es un asunto trascendental en las palomas ya que al mezclarse las aves de distintos palomares en la competencia, se requiere utilizar vacunas contra paramyxovirus, la cuales es administrada por vía ocular. Así mismo la vacuna contra la viruela se aplica mediante una punción en el ala o una cauterización en pechuga. Cualquiera de las dos han de hacerse una vez anualmente.

Otro asunto de relevancia es su desparasitación cada 3 o 4 meses con el medicamento ivermectinas que se suministra a  las aves por vía oral para contrarrestar a los piojos y las moscas e igualmente se bañan las palomas con cipermetrina cada cuatro meses. A estas aves les encanta el agua por lo que se requiere disponerles de una tina con agua con algo de sal en granos y vinagre para que ellas mismas se duchen en esta agua, la cual ha de ser renovada cada semana.

Depredadores y Peligros de la Paloma Mensajera

La paloma mensajera cuenta con numerosos depredadores, por ejemplo, en Francia se localiza al Halcón Peregrino. El estrés ocasionado por el ataque de este halcón mientras vuela la paloma genera que ésta se desoriente. Se conoce de casos en los cuales las palomas se precipita al suelo, en otros va en busca de un abrigo y penetra en edificaciones para huir del depredador, y al conseguir un refugio permanece en él por cuantiosas horas muy cansada e inmóvil.

Igualmente conseguimos al Águila, otra ave rapaz que es un enorme riesgo para estas palomas. El Búho en ocasiones las caza de noche y en ciertos sitios existen gaviotas que se alimentan de ellas.

Es de gran peligro para las palomas mensajeras cuando se presenta un mal tiempo con poderosas lluvias, rayos y nieve. Así también son problemáticas en su vuelo las antenas domésticas, al igual que aquellas que sirven para las señales telefónicas. Se muestran como peligrosas para estas aves del mismo modo, los tendidos eléctricos en ciudades y campos. Se sabe de casos en los que la paloma se enreda en tales cableados

No deja duda que uno de los mayores peligros recientes que han venido enfrentado las palomas mensajeras son los desarrollos que el hombre ha levantado en las rutas de estas aves. Se sabe también de ciertas personas que las cazan para alimentarse de ellas y, aunque en menor grado, no dejan de ser riesgosas para las aves, aquellas personas que se dedican a la colombofilia sin estar bien preparadas para ello.

Simbología Asociada a la Cultura

En la actualidad la paloma mensajera representa un símbolo benigno y positivo para la mayor parte de las culturas, igualmente se muestra una paloma blanca como emblema del espíritu santo y de la paz. El griego Homero cuenta que unas palomas se preocuparon en alimentar a Júpiter, relato que se fundamentaba en el hecho de que una misma palabra quiere decir en lengua fenicia sacerdote y paloma al mismo tiempo. A los griegos asimismo se les conoce por vincular al ave con la diosa Afrodita. En el islam se considera a este animal como sagrado ya que fue el que hizo compañía a Mahoma.

Los pobladores de Ascalonia demostraban gran respeto por las palomas en las que creían convertirse tras perecer. No osaban comer ni matar ninguna de ellas por miedo de comer a sus mismos padres y daban de comer con peculiar cuidado a todas las palomas nacidas en las ciudades. Por otra parte, los germanos creían que la paloma era señal de mala suerte particularmente si no es blanca.

Heroínas Anónimas de la Historia

Puede ser que a algunos de ustedes al tener próxima una paloma les genere cierta ansiedad, puede inclusive que experimenten cierto temor a ellas, pero hemos de reconocer que le debemos mucho a estos animales. Las palomas mensajeras han hecho presencia en numerosas batallas desde tiempos remotos, utilizándolas para llevar mensajes que en oportunidades eran esenciales para ganar una guerra, y no hemos de ir muy atrás en el tiempo para verificarlo.

A través de las dos grandes conflagraciones del siglo XX consumaron las tareas que se les asignaban con una efectividad de casi el 98%, mucho más que cualquier soldado. Y ello pese a que en sus peligrosas misiones solo sobrevivían del 10 al 15% de ellas, ya que no solo tenían que evadir las balas, sino que debían atemorizarse por otro enemigo mucho más mortal, el halcón peregrino. Éste con su gran visión se lanza a más de 300 kilómetros por hora desde lo alto, no permitiendo muchas oportunidades a las palomas que contaban allí con un punto ciego en su visión.

Para el caso de los alemanes, estos halcones eran entrenados para la cacería y muerte despiadada de las indefensas palomas. Entretanto los ingleses los adiestraban para que fuesen capaces de atraparlas y traerlas a sus bases, con la ventaja de que así podían conocer los mensajes que portaban. No solo eran mensajes los que llevaban, a veces cargaban una liviana mini cámara con la que se registraba la posición enemiga. Era tal la confianza en estas aves que los tripulantes de los bombarderos debían llevar consigo dos palomas mensajeras para comunicarse con su base de llegarse a estropear sus radios.

Fueron de ayudar para triunfar en batallas, guerras y contribuyeron a salvar centenares, miles de vidas, por lo que, en 1943 fue creada la Medalla Dickin, un galardón con el que se premió el esfuerzo no únicamente de las palomas mensajeras sino igualmente de todos los animales que prestaron servicio en la Segunda Guerra Mundial.

Miremos más atrás en el tiempo…

Se ha comprobado que en el Génesis ya se alude al primer mensaje llevado de tierra a mar empleando palomas, y de acuerdo a Charles Darwin, hallamos al primer colombófilo en el faraón Userkaf de la quinta monarquía egipcia. Asimismo de los egipcios conseguimos la representación inicial de la paloma mensajera en una suelta de palomas mostrada en una pintura de los hipogeos de Medinet-Abú, en la cual se anuncia el advenimiento de Ramsés II, y los navegantes egipcios que llegaban a puerto usaban palomas para anticipar la noticia de su arribo.

Fueron utilizadas en todas las épocas y culturas. De la antigua Grecia (con las que anunciaban los resultados de las Olimpíadas), a Genghis Khan, que las empleaba para orientar su flotilla marítima; de los palomares construidos por Julio César para remitir noticias a Roma, a los chinos, que luego de la construcción de la Gran Muralla igualmente levantaron palomares cada treinta kilómetros para mantenerse en comunicación; de los árabes de Oriente, Solimán el Magnífico le dio nombre a cada una de sus 1200 palomas, a su importación por ellos mismos a España.

Hay palomas que se transformaron en heroínas individuales, como la que llevó la novedad de la derrota napoleónica en la batalla de Waterloo en 1815 a los ingleses, tras cruzar en tiempo record el Canal de la Mancha, la cual ya tenía nombre “Nathán Rothschild”; o la afamada “William of Orante” en una misión aliada de la Segunda Guerra Mundial que consistía en capturar un grupo de puentes en los Países Bajos, lo que se constituiría en un golpe definitivo para los nazis.

A lo largo de la batalla, los 2.000 combatientes del 9º batallón de paracaidistas resultó aislado en Arnhem, sin refuerzos y sin radio. William logró salvarlos al llevarles un mensaje tras un recorrido de más de cuatrocientos kilómetros; o como “Mary”, que arribó a su destino herida con tres perdigones en el cuerpo y un ala desprendida como resultado de los ataques de los halcones germanos. Igualmente hay otras que cumplieron su deber forma colectiva, como las palomas mensajeras que posibilitaron la defensa del fuerte de Verdún contra los alemanes en la Primera Conflagración Mundial.

¿Cómo sabe dónde tiene que ir la Paloma Mensajera?

Numerosas son las películas (particularmente de guerra o de espionaje) en las que se muestra una escena en la que un mensaje es enviado a través de una paloma. Ésta realiza un prolongado trayecto para al fin entregar a su destinatario el microfilm que será esencial para la conclusión de la historia. Obviamente, nos presentaban esa emocionante escena pero nunca se llegaba a explicar cómo llegaba a saber la paloma cuál era el lugar en el que debía entregar el importante mensaje… muy simple: porque retornaba a su ‘casa’.

En efecto, las palomas mensajeras no son soltadas y remitidas a cualquier destino, sino que la explicación radica en que ellas han sido criadas en un palomar especifico y al ser soltadas es un lugar distinto, éstas lo que hacen es retornar al sitio en el cual han vivido y sido criadas. Evidentemente esta es la respuesta a por qué saben a dónde deben ir, pero el otro gran enigma es, cómo saben cual rumbo y cuál es el camino que han de seguir para llegar a un lugar geográfico que se encuentra alejado.

El porqué de esa precisa orientación, pese a tener que transitar cientos de kilómetros, es un enigma sin resolver inclusive para los expertos, aunque gran parte de ellos señalan a la magnetita que contienen en su pico las palomas, que transforma a éste en una clase de brújula que detecta el campo magnético terrestre. Ciertas ensayos realizados dan respuestas tan peculiares como que, pese a cubrir ojo izquierdo de la paloma, está se orienta a la perfección, entretanto que si se le cubre el derecho su orientación ya no es tan precisa, pudiendo llegar a extraviarse en más de una oportunidad.

El emplazamiento del sol y que sea un día de cielo claro igualmente es argumento esencial para los expertos; pese a que ello se rebate con ciertos casos de palomas que han logrado conseguir a la perfección su destino en las noches o en días completamente nublados. El reconocimiento del territorio por el que vuelan (memoria topográfica), tal y como lo hacen las aves migratorias, igualmente es de gran ayuda para que la paloma consiga el lugar preciso al que tiene que arribar.

Otros artículos que pueden ser de tu interés son:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.