Palabra para la Ofrenda de Corazón: Versículos

En este artículo te vamos a hablar de la Palabra para la Ofrenda, es decir aquellas que se hacen para dar las gracias a Dios en todo momento por las bendiciones que nos ha otorgado, y por las cuales hemos tenido bienestar, gracia, salud y fortaleza en todo momento, en este artículo te la presentamos.

palabra para la ofrenda

Palabra para la Ofrenda

En la Biblia podemos encontrar que Dios nos pide siempre una ofrenda y además nos dice como quiere que esta se haga en la 2 Corintios 9: 7-8, en donde nos dice que cada uno debe dar tal como lo dispone el corazón, sin tristeza, sin tener necesidad, ya que él es un Dios que da alegrías, su poder es grande para que todo abunde en nosotros a través de la gracia, para que tengamos suficiente de todas las cosas y abundemos en cosas buenas.

De allí podemos deducir que Dios es dueño de todas las cosas, todas las cosas vienen de él y que nosotros y todo lo que podamos tener son de Dios. Cada uno de nosotros es un administrador de Dios que está manejando sus bienes y propiedades, por eso somos responsables de sus cosas y debemos esforzarnos en ser sus mejores administradores y por tanto debemos darle palabra de ofrenda.

¿Qué dice el Antiguo Testamento de la Ofrenda?

En el Antiguo Testamento en Éxodo, está escrito que Dios saco al pueblo de Israel de la esclavitud en Egipto y los llevó hasta Canaán, esta tierra era muy fértil y rica, todo lo que se sembraba se cosechaba, por lo que Dios les pidió que debían darle la décima parte de las cosechas, a esta parte se le comenzó a llamar el diezmo. Con esto Dios quería que su pueblo recordara que todos los bienes de la tierra le pertenecían a él y con esto les enseñaba que debían darle el sitio de honor en sus vidas.

Por eso Dios se considera que es generoso ya que les dejo que se quedaran con la otra parte de las cosechas, pero la primera parte cosechada era solamente para él. (Levítico 27:30). Aparte del diezmo las personas también debían hacer ofrendas voluntarias, las cuales se entregaban al sacerdote junto con el diezmo, cuando iban a adorar a Dios, ya que ninguno de ellos debía llegar con las manos vacías, sino que de acuerdo a su condición y bendición presentaran lo que hubieren conseguido (Deuteronomio 16: 16-17).

Pero llegó un momento en que Dios vio que los hombres le engañaban con el diezmo y las ofrendas, así que los castigo y las cosechas comenzaron a mermar, el pueblo se arrepintió de los pecados que estaban cometiendo y por haber desobedecido a Dios y comenzaron a ofrendar de la manera correcta tal como él les bahía enseñado, y les comenzó a llenar nuevamente de bendiciones y abundancia de alimentos (Malaquías 3:8-10).

palabra para la ofrenda

En Deuteronomio 14:22-28 también dice que el diezmo debe ser una ofrenda que sirve de base de vida para aquellos que son creyentes. Además la Biblia también dice en otras partes que aquellos que son justos tienen compasión, da y presta y que por eso serán poseedores de la tierra, mientras que aquellos que sean sucios y pidan prestado y no devuelvan lo prestado, estos serán arrancados de la tierra (Salmo 37).

Aquellas personas que saben dar no son las que malgastan sino las que saben compartir, son aquellas que se conforman con lo que tienen y nunca les faltará nada en cambio aquellos que se niegan a dar jamás tendrán en abundancia y no serán felices.

¿Y qué dice el Nuevo Testamento?

Jesucristo también dio su enseñanza de cómo hacerlas ofrendas a Dios, y decía al respecto que de la misma manera como tú le das a Dios él te dará a ti, ya que cuando él decide darle a las personas lo hace con abundancia, ya que es un Dios generoso. En tiempos de Jesús los granos eran comprados por las personas por bultos, pero muchos vendedores lo hacían por medida y no dejaban que los compradores lo remecieran para que se asentara, pero con Dios era otra cosa su medida debía ser buena, apretada, remecida y que rebosara.

Establece que una buena ofrenda le hace más fácil a Dios para que nos dé, en la medida en que más podemos darle, él nos dará más a nosotros, si damos poco, poco nos dará. Ya que Jesús decía que con la misma vara que se mida así serán medidos (Lucas 6:38).

De este modo en ambos testamento se nos dice que Dios nos dará lo que nosotros le demos a él, Dios no es pobre, tampoco tacaño, le gusta darle muchos bienes y bendiciones a sus hijos pero debemos cumplir con lo que el estableció en la Biblia. Además Dios quiere que le hagas ofrenda no porque la necesite, sino que quiere que sus hijos puedan llegar a ser como él, generosos, para que se ganen los tesoros del cielo.

palabra para la ofrenda

Principios para la Ofrenda

Dios también establece una serie de principios que son necesarios para realizar una buena ofrenda:

  • Debes entregarte a ti mismo: esa es la primera ofrenda que debes hacer a Dios.
  • Da de la misma manera como Dios prospero en ti: Dios pedía en el Antiguo Testamento a su pueblo que le dieran un diezmo de lo cosechado y ganado, en el Nuevo Testamento no estableció esta regla sino otra: que cada quien pusiera una parte de algo de acuerdo como lo hubiera prosperado o ganado.
  • Dar de manera sistemática: la ofrenda es un acto de adoración y no es algo que se hace de manera imprevista, al hacerlo de manera sistemática es que se hace el primer día de la semana cuando se va a la iglesia. Además todos deben ofrendar sean jóvenes, ancianos, pobre o ricos, todos deben dar su diezmo y su ofrenda.
  • Dar con alegría y libertad: adiós le agrada dar con alegría, por eso quiere que tú lo hagas de manera voluntaria y con el corazón, nunca debes hacerlo con tristeza, o por necesidad.
  • Dar con sabiduría: debemos ser buenos administradores, hacerlo como los sabios, no es lo mismo decir que das con liberalidad que tener sabiduría para dar. No puedes dar tu ofrenda a iglesias que no cumple con los preceptos y mandamiento del Señor, debes dar en donde puedas tener la certeza que vas a tener una ganancia de tipo espiritual.

palabra para la ofrenda

Dios mide las Ofrendas

No debes tener muchas cantidades de dinero cuando vayas a dar tu ofrenda ya que Dios no ve esto, el mide a través de la cantidad o tamaño que tú puedes dar en ofrenda, es decir que el mide en relación a lo que tienes para dar, ya que él ve el sacrificio que haces cuando vas a hacerlo, por eso nuestra ofrenda puede ser igual o superior a la que pueda dar una persona rica.

En la Biblia se menciona que en una ocasión Jesús estaban en el templo, sentado mirando a la gente dar sus ofrendas, los ricos daban mucho y llego una mujer pobre y viuda que solo coloco dos monedas de cobre, las cuales no tenían mucho valor, pero él dijo que a los ojos de Dios, esa mujer ya había dado mucho más que todas las personas que habían hecho su ofrenda en ese día, porque ella dio todo lo que tenía de sustento.

¿A quién se le dan las ofrendas?

En la biblia dice que las ofrendas se deben dar a la iglesia local, si esta de verdad cumple con las enseñanzas que están en la Biblia y en donde la figura de Cristo tienen relevancia. También que se debe ofrendar a las personas que de alguna manera nos ayudaron en espíritu. Esas son las palabras de Dios que debemos compartir nuestro dinero con aquellos que nos dieron enseñanzas de la palabra de Dios y nos ayudaron espiritualmente.

Debemos dar a aquellas personas que están necesitadas, sobre todo si estas son creyentes, en la 1 Juan 3:17 dice que aquel que tiene bienes en este mundo y ve a un hermano necesitado y se cierra ante él con su corazón, como puede vivir el amor de Dios en él. Esta ofrenda a los necesitados se debe hacer a raves de las iglesias locales, de una manera sencilla y sin que llame la atención de otras personas.

La ofrenda también se debe llevar a quienes están evangelizando a los inconversos, ya que es función de todo cristiano hacerlo, este es un mandamiento de Dios cuando envía a los discípulos por todo el mundo para que evangelizaran a toda criatura, de la misma manera debemos ayudar a estos misioneros para que se sostengan mientras están ayudando a otras personas a que acepten a Cristo.

La Ofrenda es una siembra

Es una siembra porque esta no se puede tirar a la calle, cuando siembras una semilla, no la tiras al aire, sino que la colocas en un terreno preparado para tal fin, la cantidad de cosecha que tengas va a depender de todo lo que has sembrado. San Pablo en su carta a los Corintios les dijo que todo aquel que siembra de manera escasa, también recogerá de manera escasa, y aquel que lo hace con generosidad, recogerá con generosidad.

Por Dios siempre proveerá dinero para todas sus iglesias para que estas se mantengan y que sus siervos puedan seguir predicando a los inconversos, para eso Dios nos da dinero para la ofrenda y por eso nos ayuda para que seamos personas generosas. El mismo Jesús también fue un ejemplo de cómo se debía hacer la ofrenda, la Biblia dice que la gracia de Jesucristo, que por amor se hizo pobre para nosotros, siendo rico, para que a través de su pobreza fuéramos enriquecidos.

Cuando Jesús enseñaba a sus discípulos por parábolas les dijo una que contiene verdades espirituales. Esta trata sobre un hombre rico, con muchos bienes y grandes cosechas, tanta que no tenía donde guardarla, así que dijo que tumbaría sus graneros para construir otros más grandes y guardar todo lo que tenía, y después diría a su alma que con esos bienes ya tenía para muchos años, descansaría, bebería y estaría alegre.

Pero dios loe regaño y le dijo que era un necio ya que esa misma noche iba a morir y lo que había guardado a quien le quedaría. Por eso Jesús decía que el que hace un tesoro para sí mismo no es rico ante Dios, si de verdad quieres ser rico entonces debes ser un buen sirviente con las cosas que dios te ha dado ya que:

  • La vida se debe administrar ya que no es una propiedad, todo lo que tenemos es de Dios, nosotros no somos los dueños de nada, sino que solo estamos administrando los bienes que él nos ha encargado en esta vida. Si vas a ser responsable de cosas sencilla entonces nunca tendrás grandes responsabilidades.
  • Llegará el día en que tengamos que dar una explicación de los bienes que hemos administrado para Dios. La vida que tenemos, salud, talentos, habilidades, dinero y todo lo que dios nos ha dado debemos darle cuenta a Dios en que fue usado, y si lo hicimos de la manera correcta él mismo nos dirá que hicimos un buen trabajo y fuimos siervos fieles y leales.
  • Se debe ganar otras personas para Cristo, esta es una enseñanza de sabios y es la mejor manera en que se use el dinero, el dinero debe usarse para poder ganar amigos para la eternidad, y que estos puedan recibirnos en el cielo.
  • Siempre habrá alguien en el cielo que reciba con una bienvenida, esto será cuando nuestro dinero ya no tenga utilidad, y en donde dejemos de ser siervos, por eso debemos usar nuestra corta estadía en la tierra para que se gane a otras personas que sean seguidores de Cristo y que nuestras amistades sean eternas.
  • Ese será el momento cuando te hagas la pregunta de si verdad fuiste un buen siervo de todo lo que dios te encargo en la vida y si de verdad usaste el dinero para conseguir amistades eternas, cuando sea así habrá una persona en el cielo que estará para decirte que sin n hubiera sido por ti, no estaría en ese lugar hermoso, y no te estaría recibiendo con amor y alegría para la eternidad.

Versículos de Bendición de la Ofrenda

Habrá muchos momentos en tu vida en los cuales los versículos de la Biblia te servirán de ayuda para que pases algunos momentos de problemas de una buena manera, ya que te alentaran a seguir adelante, una vez que tú has aceptado que Cristo es tu salvador personal, la palabra de Dios y la Biblia será la mayor necesidad que tengas ya que no es solo para conseguir una vida eterna sino para que puedas tener una mejor relación y comunicación con Dios.

La mejor forma de hacerlo es estableciendo una relación leyendo la palabra y sobre todo los versículos que hablan de la bendición y de la ofrenda, estos son grandes tesoros que nunca pensábamos que tendríamos en la tierra. Muchos de ellos son palabras que nos dio Dios, otras son del Hijo de Dios, por eso tenemos un gran privilegio y honor de tener un libro tan hermoso para que podamos leerlo y sobre todo estudiarlo.

Versículos de Bendición para Ofrendar

Son muchos los versículos que puedes encontrar en la Biblia que se refieran a la bendición de la ofrenda, comencemos con:

Hebreos 3:1

Este versículo dice que siendo todos hermanos han sido santificados y están llamados al cielo, por eso deben considerar a Jesús, no solo como un apóstol sino también como el sumo sacerdote de la fe que es la que profesamos. Nos enseña que debemos dar los diezmos como un misterio, haciendo oración al pueblo y presentar el mismo junto a la ofrenda para poder adorar a Dios nuestro Señor.

Ya que el dinero nunca va a ir al cielo pero Jesús si va a estar presente cuando nos confesemos y ve a cuál es la intención en nuestro corazón con la cual estamos dando la ofrenda a Dios, ya que es todo lo que le pertenece. El diezmo no se entrega con temor, ni para que otros vean que estas entregando y menos hacerlo molestos, ya que esto solo causaría una maldición dentro de sus simientes.

2 de Corintios 9: 2-7

Dicen en la Biblia que aquel que siembra con escasez también recogerá con escasez y aquel que lo hace con generosidad, también recogerá con generosidad. Cada persona debe entregar su ofrenda conforme a lo que tenga en su corazón, sin tristezas ni por necesidad, ya que cuando Dios nos entrega sus bienes nos los da con alegría.

La enseñanza de este versículo es que Dios en los tiempos antiguos veía como los hombres cosechaban y guardaban todas las cosechas en graneros, los reyes tenían grandes tesoros y enormes graneros con los cuales podían alimentar a muchas personas.

Por eso entendemos que la obra de Dios está en la manera en que cosechas con generosidad si tienes buenas semillas tendrás buenos frutos y por tanto habrá un gran abastecimiento de parte de Dios el cual debe servir para alimentar a todos aquellos que trabajan para él.

Éxodo 23:15-16

Deberán guardar una primera fiesta llamada de los ázimos que se debía hacer por siete días, comer pan sin levadura para recordar la salida de Egipto, pero no podían llegar ante él con las manos vacías. Aquí también habla de cómo será la siega, la fiesta de los primeros frutos de su trabajo.

De todo lo que hubieren sembrado en el campo, y también de la tercera fiesta que habla de cómo serán recogidos los frutos, tres veces al año se debían presentar los varones ante Dios, no para ofrecer pan fermentado, ni sangre de víctimas, ni se guardarían las grasas para el día siguiente, sino que debían llevar a la casa de Yavhé los primeros y mejores frutos de las tierras, sin cocer el cordero en la leche de la madre.

Versículos de Bendición

Como verdaderos hijos de Dios debemos aprender que cuando demos algo sea con alegría, si Dios te ha dado una bendición de abundancia, entonces debes dar con abundancia. Si usted le ha pedido en oración a Dios que le bendiga con abundancia material o económica entonces usted debe bendecir a Dios de la misma manera.

Hay cristianos que creen que Dios es el único capacitado para bendecir, pero no es así ya que si usted es un buen hijo de Dios también puede ser una fuente de muchas bendiciones que puede dar a otras personas que estén a su alrededor. Lo que tú le des a Dios él mismo te dará a ti, ya que no solo de dinero pueden bendecirte nuestro Señor.

Si tu familia es grande o numerosa, pero tienes amor, salud y bendiciones ese es un motivo para que también le des a Dios con abundancia de amor, salud y bendiciones, ya que ha cuidado de ti y de tu familia especialmente de todo aquellos que te rodea.

Proverbios 17:18

Cuando un hombre está falto de entendimiento, presta su dinero y sirve de fiador a su amigo. Ser un fiador o prestador de dinero es algo que no es agradable a los ojos de Dios, ya que a él no le agradan los negocios que están llenos de falsedad y que solo sirven para engañar a otras personas con promesas que jamás serán cumplidas. Cuando le dices a una persona que le puedes ayudar con algo y nunca se lo entregas estás haciendo un falso testimonio.

Romanos 8:17

Los hijos también son herederos de Dios y coherederos con Cristo si podemos padecer a su lado para que ambos seamos glorificados. Este versículo enseña que en la vida de los cristianos siempre se nos enseña que debemos tener humildad y ser pobres. Pero los Hijos de Dios fuimos creados para ser herederos al lado de Jesús, por tato debemos ser fieles y representar al reino y sus finanzas de una manera adecuada.

A ninguna persona le gusta seguir un evangelio que está mal escrito, vestido, que huele extraño y que usa la misma ropa en muchos años cuando llego a convertirse para el señor, pues la gente también quiere tener prosperidad, pero en ocasiones no desean pagar un precio justo para obtenerlo.

Proverbios 22:4

Los sueldos de la humildad y el miedo a Jehová está en la riqueza, la honra y la vida.  Cuando Dios te bendice con grandeza no debes tener miedo de enseñarlo a los demás. Hay personas que por miedo, o por lo que dirán otras personas dejan de hacer muchas cosas que podrían darte un buen provecho o ganancia por eso debes tener confianza en Dios ya que todo lo que él le place darte, ha sido con alegría y por tanto no debes ocultar las bendiciones que él te ha otorgado y que quizás en algunos momentos pasaste por muchas dificultades para poder conseguirlas o tan sencillamente porque no tenías nada.

Tal vez en la actualidad sientas que no te hace falta absolutamente nada, y esta es una buena razón para que lo muestre como una gloria y honra de Dios, sin llegar a olvidar de donde venias cuando no tenías nada. Cuando puedes compartir estos menajes que están en la Biblia que tienen que ver con las finanzas, puede hacer una exposición de juicios o de críticas a otras personas, pero si lo hace con el corazón lo único que puedes conseguir es que logres inspirar a otras personas que aún no han conocido esta gracia que está dentro de la Biblia.

Proverbios 11:25-26

Un alma generosa siempre tendrá prosperidad y a quien sacie, este también lo saciará, peo aquel que oculta el grano solo recibirá maldiciones del pueblo, peo aquel que lo vende solo tendrá bendiciones en su cabeza. Este versículo nos enseña que cuando estamos pasando por malos momentos en la actualidad, las personas tienden a acaparar cosas o alimentos, por miedo a que estas se agiten o acaben y que después no pueda conseguirlas. Para los ojos de Dos esto no es bueno, ya que una comida o cosa que se compra y se acapara es malo, así como tenerla y no compartirla con otras personas.

Por eso si estas esperando que una bendición de Dios de tipo económico te llegue, debes ver en tu corazón y pensar si de verdad las estas necesitando y si con ella estás prestando un servicio a Dios si es colocado en tus manos. Se ha visto casos de personas que le piden a Dios una bendición de dinero y una vez que los consiguen más nunca vuelven a la iglesia.

Pero para estas personas que piensan de esta manera y actúan así, deben saber que esta bendición económica será momentánea, y la perderán de manera rápida. Un fiel servidor de Dos sabe cuidar y proteger lo que Dios le da, y por tanto será merecedor de muchas bendiciones en sus vidas, ya que nunca dejaran de tener a Dios presente con ellos.

Si los seres humanos terminan dejando a Dios por culpa del dinero, lo que está haciendo es idolatrando el mismo, y la Biblia al respecto dice que la raíz de todos los males es el amor por el dinero, porque en verdad no es el dinero en si el problema sino la forma en que las personas lo aman. Bien lo dice 1 Timoteo 6:10, la raíz de los males es el amor por el dinero el cual es codiciado por muchas personas que terminaron perdiendo la fe y fueron llenados de muchos dolores.

Génesis 4:4

Abel también llevo como ofrenda a Dios los primogénitos de todas sus ovejas y tomo almas gordo de ellos y Jehová le vio con agrado a Abel y su ofrenda. Esto nos dice que para ser prospero debemos ser humildes, obedientes, tener fe y mantener nuestro corazón en el sitio correcto para que podamos darle  a Dios todo lo que le pertenece sin que esperemos nada a cambio por ello, cuando sembramos, recogemos y podemos manejar las bendiciones de Dios de una mejor manera en nuestras vidas.

Ya sabemos que Dios nos amó tanto y aun nos sigue amando que si sabe que debe darnos algo que le hemos pedido con fervor, este puede llevarnos por un mal camino, sino que él prefiere que vayas y por tanto no te entrega absolutamente nada hasta que él cree que de verdad estás preparado para recibirlo. Por eso nos enseña que dominemos las riquezas y no que ellas terminen dominándonos a nosotros, ya que él prefiere ver con que corazón tu pides las cosas que la cantidad de lo que le estas pidiendo.

Mateo 23:23

En el evangelio de mateo nos dice que Jesús les dijo a los escribas que hay de ellos que eran fariseos e hipócritas, ya que solo diezmaban el eneldo, la mente y los senderos y dejan de lado lo más importante que es la ley, la justicia, misericordia y sobre todo la ley de Dios, para él era claro que no debías dejar de hacer algunas cosas por otras, ya que si olvidas el diezmo que está escrito en el Antiguo Testamento solo estas buscando que tus bendiciones por recibir lleguen más tarde de lo que esperas.

Te podemos recomendar otros temas que son bastante interesantes tales como:

Reflexión Sobre el Amor

Cuales son las Bienaventuranzas

Libros Históricos de la Biblia


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.