Osos: Características, Historia, Clasificación y más

Los osos, también conocidos como úrsidos o ursidae, son animales majestuosos y muy poderosos que, desde hace muchos años han formado parte de diversos cuentos, fábulas y películas. Son temidos por su fuerza y ferocidad, sin embargo, también son queridos y respetados ya que representan una de las facetas más hermosas de la naturaleza.

Conozcamos sobre los osos

Los osos se encuentran dentro de la clase mammalia, es decir, son animales mamíferos. Son considerados Animales omnívoros debido a la gran diversidad de alimentos que puede consumir. Los osos son considerados como animales grandes, su dieta, aunque es principalmente carnívora, también consiste en frutos, raíces, insectos y algunos otros alimentos que puedan ser consumidos por ellos.

Aunque existen algunas excepciones, como por ejemplo, el oso polar, este animal tiene una dieta principalmente basada en carne, especialmente la carne de las focas de su entorno, esto se debe a que en su hábitat, por lo general, no existe una gran variedad de otro tipo de alimentos que puedan ser consumidos por el mismo y que le aporte la cantidad de nutrientes y grasa que necesitan.

Los osos poseen cuerpos grandes, fuertes y muy pesados, además de ello, tiene unas patas o zarpa extremadamente poderosas a igual que lo son sus mandíbulas, todas estas características hacen de estos animales uno de los más importantes carnívoros que se pueden encontrar en nuestro planeta.

Un oso polar macho puede pesar alrededor de media tonelada, es decir, 500 kilogramos. Su tamaño puede alcanzar los 130 centímetros midiéndolo desde la cruz. Al momento de desplazarse, estos animales poseen un andar pesado, donde deben apoyar todo el peso en la planta de sus patas, es por ello que se les llama “animales plantígrados” pues mucho animales no poseen esa cualidad al caminar. Además de ello, tanto sus orejas como su cola son de un tamaño mucho más pequeño que el de algunos otros animales.

Los osos polares son los más grandes de la especie

Características principales de los osos

Estos Animales vertebrados poseen características que los hacen distinguirse de los otros animales mamíferos de gran tamaño:

  • Poseen una cabeza de gran tamaño.
  • Tienen orejas pequeñas, redondeadas en el extremo y son erectas, es decir no caen con la gravedad.
  • Sus ojos son pequeños y redondos.
  • Poseen un cuerpo grande y muy pesado.
  • Tienen una contextura robusta.
  • Su cola es corta, tanto que casi no se distingue de su pelaje.
  • Aunque tienen patas cortas, las mismas son extremadamente poderosas, poseen cinco dedos en sus cuatro patas en los cuales existe la presencia de garras filosas y largas.

Como lo dijimos anteriormente, los osos son considerados plantígrados, es decir, comparten con el humano la característica de que apoyan todo su peso en la planta del pie al momento de caminar, además de eso, son capaces de caminar sobre sus dos patas traseras y recorrer una pequeña distancia de esta manera. Pese a su gran tamaño y peso, los osos son capaces de ser muy rápidos cuando lo requieren y tener movimientos suaves y cautelosos.

Aunque carecen de buenos sentidos de la vista y el oído, son recompensados teniendo un excepcional olfato, el cual utilizan la gran parte de sus vidas para saber si hay presas, depredadores o algo de interés cerca de ellos.

Los osos son capaces de hibernar. La hibernación, se conoce como la capacidad que tienen algunos animales de poder permaneces parcialmente dormidos durante las épocas hibernales donde la condición de vida no les es favorable del todo al igual que el clima suele ser inclemente y extremo. Esta capacidad la poseen muchos animales mamíferos o no mamíferos, no obstante, todas las especies de osos nacen con esta característica.

En la actualidad, los osos tienden a medir entre 1 metro y 2.8 metros en total, además de ello, pueden llegar a pesar entre 27 y 780 kilogramos, aunque existen algunos registros donde se han visto osos polares machos que llegan a pesar muy cercano a la tonelada, es decir, 1.000 kilogramos.

Por lo general, los machos de esta especie suelen ser un 20% más grandes y pesados que las hembras. Poseen un pelaje bastante abundante y largo, el cual, en la mayoría de los casos, suele ser unicolor. Las tonalidades más visto entre estos animales son las paletas de colores de los marrones, negros y blancos. Por supuesto, a estos, debemos exceptuar a los osos de anteojos, los cuales poseen unos círculos de color blanco en sus rostros y a los osos panda que poseen un característico pelaje de color blanco y negro.

La dentadura de estos animales suele ser muy particular, poseen incisivos no especializados, los caninos de estos animales se encuentran sobresalidos, los tres premolares principales en su mayoría no existen o son muy pequeños y los molares, son bastante amplios y cortos, diseñados especialmente para animales con dieta omnívora.

La mayoría de los osos que existen actualmente son animales omnívoros, es decir, pueden comer distintos tipos de alimentos, otros vertebrados más pequeños, huevos, frutas de diferentes tipos, diversos vegetales, animales invertebrados y más. Las excepciones a esta regla serían los osos perezosos de la India, los cuales generalmente se alimentan de hormigas y termitas y el oso polar, el cual tiene una dieta basada en la carne de las focas o las morsas que se encuentran en su medio ambiente.

La distribución de los osos va desde Europa, Asia, Norteamérica, las montañas Atlas de África y en los Andes de Suramérica, en este último, solo se pueden encontrar a los osos de anteojos. Sabiendo esto, podemos decir que estos animales se pueden encontrar en diversos tipos de hábitat, desde el más frío en las zonas árticas, hasta los más cálidos en las selvas tropicales.

Actualmente, existen mucho menos osos que en el pasado, pues muchas de las especies que vivieron en eras pasadas hoy en día se encuentran ya extintas. Es por ello que, hoy en día, existe una gran variedad de científicos que se encuentran estudiando a estos animales, su alimentación, hábitats, geografía, genes y la interacción que los mismos tienen con el ser humano. Estas investigaciones se están realizando con el importante propósito de poder conocer más sobre la especie y así lograr mantener y conservar la misma.

Ya no quedan muchos osos en el mundo

Conozcamos las diferentes especies de osos

En varias de las culturas del mundo, los osos se encuentran catalogados como animales que representan el poder y la conexión que une al hombre con el mundo salvaje. No obstante, podemos asegurar que de las 8 especies que quedan de estos mamíferos, 6 se encuentran seriamente amenazados. Esto se debe en gran parte, a la mala y destructiva mano del hombre.

Es por ello que, actualmente, existen diversas organizaciones especializadas en la protección, cuidado y conservación de las especies que se han dedicado a mantener con vida a las diversas especies de osos que hoy en día quedan con vida, especialmente a las que se encuentran en estado más vulnerable.

Conozcamos cuáles son las especies de osos que hoy en día viven en nuestro planeta:

Oso panda gigante 

Este es el oso más conocido y el más carismático del mundo, razón por la cual, actualmente se encuentra siendo el animal nacional de China. Estos animales poseen una cercanía genética con los osos de anteojos, razón por la cual, se sabe de la existencia de una subespecie de estos que, poseen un pelaje único, el mismo es de color marrón con blanco, sin embargo, solo existen uno 300 ejemplares de esta subespecie de pandas gigantes.

Los pandas por lo general viven en los bosques de bambú que se encuentran ubicados dentro de China, pues es en estas zonas donde su alimento de encuentra en gran abundancia. Se cree que existe un aproximado a 2.000 especímenes de esta especie de osos, la mayoría de los mismos se encuentran viviendo en estado salvaje.

Actualmente, la población de estos osos panda ha ido en aumento gracias a los trabajos realizados por agentes del gobierno, científicos y las organizaciones dedicadas a la conservación de las especies, que se han dedicado mantener a esta especie con vida. No obstante, aún sigue siendo una especie vulnerable. Su vulnerabilidad se debe mayormente a la pérdida constante y rápida de su hábitat natural, la caza ilegal que el hombre ha tenido constantemente contra ellos y a la incapacidad que tienen estos animales para reproducirse en cautiverio.

Oso de anteojos

Conocido también con el nombre de “jardinero de los bosques”, estos son la única especie de osos que se pueden encontrar dentro del territorio de Sur América, especialmente dentro de las montañas andinas que van desde el país de Venezuela hasta Bolivia.

Las manchas que estos animales poseen sobre sus cuerpos, especialmente en sus rostros, pecho y hocico, son características distintivas de cada individuo, es decir, ningún ejemplar posee un patrón igual de estas manchas que otro ejemplar. Es algo similar a lo que los humanos tenemos con nuestras huellas dactilares.

Estos, junto con el oso panda y el oso malayo, son uno de los pocos de la especie úrsidos que no entran en período de hibernación. Una de sus características principales es que son unos excelente trepadores, pues sus garras, están diseñadas de tal forma que les ayuda a poder sujetar y manejar las ramas de los árboles a los que trepa, además de ello, también les sirven para poder tomar los tallos de algunas plantas y para cavar en la tierra.

Aunque estos osos también son considerados omnívoros, por lo general, su dieta se basa esencialmente en frutas y algunos tipos de plantas. Gracias a esta alimentación y a que son animales que pueden recorrer grandes distancias en un día, son capaces de esparcir las semillas que comen por diferentes territorios.

Oso malayo

Estos son los osos más pequeños dentro de la especie y se encuentran ubicados dentro del continente asiático. Son también excelentes trepadores, suben a las ramas de los árboles en busca de su alimento, el cual consiste en mayor medida de cocos, pues estos son su alimento favorito. Son también considerados animales omnívoros, pueden alimentarse con diferentes tipos de insectos, semillas e incluso de otros mamíferos de menor tamaño.

Como se mencionó antes, esta especie de oso no entra en hibernación, por lo que permanecen todo el año activos. Las hembras de esta especie de osos pueden dar a luz a dos oseznos por año. Actualmente, ya no quedan muchos de estos animales, esto debido nuevamente a la pérdida de sus hábitats, ya que el hombre, ha tomado parte de estos para crear sus zonas de cultivos y agricultura, además de ello, la extracción de minerales, tala de árboles y la cacería ilegal de estos animales, han llevado a que los mismos se encuentren siendo una especie en peligro de extinción.

Osos malayos, la especie más pequeña de los osos

Oso perezoso o bezudo

Este es una de las especies de osos más conocida en el mundo debido al personaje que lo interpreta, Baloo, el amigable osos que se encargó de enseñarle muchas cosas a Mowgli en la famosa historia de “El libro de la selva”. Por lo general, los osos perezosos se pueden encontrar viviendo dentro de las praderas y en las zonas boscosas de la India, Nepal, Sri Lanka y Bangladés.

Estos animales se caracterizan por tener un pelaje mucho más largo y liso que el de las otras especies de osos. Sus patas, pueden distinguirse debido a la curvatura que tienen hacia adentro, además de ello, poseen un hocico un poco más notable que el de resto de las especies.

La dieta que poseen esto animales es muy diversa, pueden comer desde huevos de otros animales, vegetales, flores, miel y más, no obstante, su alimento preferido son las hormigas y las terminas, pues son su mayor fuente de proteínas.

Estos animales tienen una reproducción anual y duran gestando al osezno por alrededor de once meses. Actualmente, la población de esto animales se encuentra siendo cada vez menor, esto debido a que mucho de ellos son cazado con la intención de obtener sus pieles o para sacar de ellos su ácido biliar, el cual es muy popular en China como una medicina natural.

Oso negro asiático

Este animal asiático puede encontrarse en las zonas boscosas que van desde Irán hasta el país del sol naciente, Japón. Aunque también se les ha visto dentro del territorio taiwanés. El pariente más cercano a esta especie de osos vendría siendo el oso negro americano, además de ello, ambas especies comparte genes de sus ancestros polares y pardos.

Son animales de dieta omnívora, por lo general, les gusta mucho comer todo tipo de bayas, algunas tipos de frutos, frutos secos como las nueces, miel, peces y hasta algunos otros animales mamíferos de menor tamaño. Además de todos estos alimentos, estos animales, si lo requieren, también pueden convertirse en carroñeros.

Hoy en día, sus diversos hábitats se han visto invadido por el ser humano. Se cree que por esta razón, estos animales se han vuelto mucho más agresivos que otros de su especie y han propiciado mucho más ataques a los humanos. Actualmente se conocen al menos siete subespecies de los osos negros asiáticos, sin embargo, los mismos ya han desaparecido de muchos lugares que antes poblaban. Esto gracias a su pérdida de ecosistema y a la abusiva y tristemente constante caza ilegal.

Osos negro americano

Esta es la especie de osos que tienen mayor abundancia dentro de Norteamérica, además de eso, se encuentran catalogados como una de las especies de mamíferos que poseen mayor inteligencia del mundo. Razón por la cual, muchas de las personas que trabajan en circos siempre han querido tener a uno de estos animales como centro de atracción.

Hasta ahora, se han logrado contabilizar al menos 16 subespecies de estos osos, los cuales se encuentra distribuidos a través de los diferentes bosques y montañas norteamericanas. Algo llamativo de estas especies es que, pese a su nombre, estos animales poseen una gran diversidad de colores en su pelajes, que pueden ir desde el negro más oscuro, hasta el blanco más puro, y además de ello, sus matices también pueden variar dependiendo del color base de su pelaje.

Los ejemplares machos de esta especie de osos pueden llegar a tener una impresionante altura de hasta 2.8 metros, mientras que las hembras, pueden llegar a los 2.5 metros. En muchas ocasiones, la naturaleza nos ha demostrado que, pese a su diferencia de tamaños, las hembras, si lo requiere, pueden llegar a ser muy poderosas y vencer a un macho, especialmente si estas están protegiendo a sus oseznos.

Contradictorio a lo que se puede creer, estos animales aunque son extremadamente pesados, pueden llegar a ser muy ágiles y ser considerados como muy buenos trepadores, además de ello, durante una persecución o como modo de escape, estos osos pueden llegar a ser sumamente rápidos, pues los mismos pueden llegar a alcanzar una increíble velocidad de hasta 60 Km/h.

Por lo general estos animales son solitarios, sin embargo, si existe una zona llena de muchos alimentos, un claro ejemplo es en las temporadas donde los salmones nadan contra corriente para desovar, se pueden ver a varios osos conviviendo tranquilamente dentro de un mismo territorio.

Oso pardo

Existen diversas subespecies de estos osos pardos, sin embargo, las más populares suelen ser la del Oso Kodiak y la del Oso Grissly. Estos animales se pueden encontrar dentro de las zonas templadas, específicamente en los bosques, de Norteamérica y los continentes europeos y asiáticos. La historia de esta especie de animales confirma que, hace aproximadamente 150.000 años, una pequeña parte de estos mamíferos se alejó y buscó nuevos terrenos que habitar, lograron llegar a los terrenos árticos y fue allí donde comenzó el surgimiento de los osos polares.

Estos osos, al igual que los andinos, al caminar apoyan todo su peso sobre las plantas de sus patas, por lo que son conocidos como plantígrados. Este detalle puede que asombre a muchas personas, pues estos animales son realmente grandes y pesados, los mismos pueden llegar a medir e incluso algunos a superar los 2.9 metros de altura.

Como la mayoría de los osos, estos también son omnívoros, sin embargo, tienen una gran debilidad por la miel y los peces salmones. Esta especie de oso tiene la capacidad de poder almacenar al menos un 75% de la energía que adquieren de sus alimentos dentro de su propia capa de grasa, esta energía, la usará durante la temporada de hibernación.

Cuando la época de hibernación culmina, la mayoría de las hembras de esta especie, paren a sus crías, sin embargo, esto no disminuye el riesgo y la dificultad que las mismas tienen que pasar para poder vivir y convertirse en osos adultos.

Algunas de las zonas que antes eran pobladas por esta especie de osos, hoy en día se encuentra desprovista de los mismos, debido a que se han extinto gracias a la intervención del hombre, la caza furtiva y la pérdida de su hábitat natural.

Oso polar

Esta es otra de las especies de osos más conocidas en el mundo, esto debido a su excéntrica belleza al ser de color blanco y a la majestuosidad que estos animales transmiten de manera natural. Son considerados con los mayores depredadores del Ártico, además de ello, aunque mucho no lo crean, el oso polar no es catalogado como un mamífero terrestre, de hecho, se encuentra ubicado como un mamífero acuático, esto debido a su increíble capacidad para nadar y la forma tan eficiente en que caza dentro del agua.

El hábitat natural de estos animales se encuentra en la zona ubicada más al norte del planeta, aquel único lugar en el mundo donde la brújula siempre apuntará al sur, esto quiere decir que son una de las pocas especies de Animales del Polo Norte. Su hábitat se encuentra rodeado de hielo, no obstante, tanto los osos polares, como su medio ambiente, se encuentran en serio peligro debido al constante calentamiento global y las altas temperaturas.

Cuando observamos el perfil de esta especie de osos, podemos notar que el mismo es un poco más alargado que el del resto, las patas y en especial las almohadillas de las mismas, se han adaptado perfectamente para que estos animales tengan una excelente movilidad sobre el hielo, lugar en el cual, los mismos, muchas veces saltan para poder cazar a las focas que se encuentran sumergidos bajo la frágil capa.

Al igual que ocurre con la especie de osos de anteojos, los osos polares hembra, luego de su reproducción, retienen el óvulo fecundado y esperan hasta estar en el tiempo adecuado para dejarlo implantarse, de esta manera, se aseguran de poder prepararse antes de tener a sus crías, pues las futuras madres, primero almacenan una gran cantidad de grasa, aunque esta especie tampoco hiberna, se preparan de esta manera ya que la época invernal de su hábitat es muy cruda y difícil, así que necesitará de toda la energía que pueda almacenar. Luego de su preparación, las hembras parirán uno o dos oseznos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.