El origen de la Biblia es una compilación de distintos libros canónicos y este se remonta mucho antes del nacimiento de nuestro Señor Jesucristo. En este artículo te enseñaremos cómo se recopiló el Libro Sagrado.

origen-de-la-biblia-2
El Origen de nuestro Libro Sagrado

Origen de La Biblia

Lo que hoy conocemos como el Libro Sagrado o la Biblia, es una compilación de textos canónicos que expresan la palabra de Dios. Estos libros canónicos se denominan así debido a que cada libro fue aprobado por un canon o norma del judaísmo o del cristianismo.

Muchos siglos antes de nacer Jesucristo, el Libro Sagrado fue utilizado en un principio por judíos que vivían en ciudades de habla griega llamándola El Tanaj o Biblia Hebrea, siendo traducida del Arameo y Hebreo antiguo al Griego, entre los años 150 y 250 a.C.; por 70 sabios invitados por el rey Ptolomeo II, recibiendo el nombre de Biblia de Los LXX, Septuaginta o Alejandrina y se diferencia de la anterior por la cantidad de libros compilada en ellas.

La Biblia traducida al griego, también es conocida actualmente como El Antiguo Testamento, y el Nuevo Testamento se refiere a los Evangelios de Jesucristo y las diferentes cartas de sus Discípulos. El nombre como tal de Biblia, viene del griego βιβλίον (biblíon), lo que se resume en «Los Libros», ya que fue creada por la recopilación de varios de ellos.

La Biblia

El Libro Sagrado que hoy en día conocemos es posiblemente uno de los libros que más ha impactado a la humanidad, debido a que está muy intrincado el Cristianismo en ella.

En ella, se relatan una serie de diversas y muy extensas vivencias plasmadas en diferentes documentos, contando el origen de la humanidad, desde los creados por Dios en barro, hasta el día del Juicio Final, además cuentan las historias de los viejos profetas y lo impartido por Jesús de Nazaret.

La antigua Biblia es lo que hoy en día conocemos como el Antiguo Testamento y éste, cuenta las vivencias de los Hebreos y es aceptada por los judíos. En cambio, el Nuevo Testamento esta redactado en lengua griega llamada Koiné y en él se describe la vida, muerte y resurrección de Jesús, además de la historia de los primeros cristianos.

Para los creyentes, este libro representa la sagrada palabra de Dios, que habla sobre la creación de la humanidad, su caída en el pecado y su salvación. Por tanto, se expone totalmente la relación que existe entre Dios creador y el ser humano.

Si deseas saber Qué nos enseña la Biblia a nosotros como seres humanos, visita el enlace anterior y te adentrarás un poco más en esta sabiduría.

origen-de-la-biblia-3

¿Existen aún los textos originales?

Pues según los expertos no hay ningún rastro físico de aquellos textos o papiros originales de la Biblia Alejandrina, tampoco existen los textos de los filósofos griegos presocráticos, debido a grandes robos e incendios ocurridos en la biblioteca donde habían sido resguardados y a que el papel donde fueron escritos como papiro, cuero, etc; no permanecen intactos a través el tiempo.

Por ello, para que el origen de la Biblia perdurara en el tiempo con estos conocimientos y pudiera conocerlos hoy en día, se realizaron miles de copias, pero a raíz de esto, muchos de esos escritos fueron cambiados en su esencia, gracias a la falta de ortografía y de verdadera comprensión del que copiaba y muchas veces el atrevimiento de «corregir» lo que creían eran frases erradas.

Debido a que cada copia tenía algún error de los antes mencionados, la paleografía cristiana ha hecho su mayor esfuerzo en comparar unas copias con otras, para así construir un texto lo más parecido al original.

¿Cómo se formó la Biblia?

Como te hemos explicado anteriormente, la Biblia viene de una palabra griega cuyo significado es «libros», por eso se puede considerar como una pequeña biblioteca donde se encuentran diferentes textos emanados de variados escritores; los cuales se recopilaron durante unos 1100 años aproximadamente, creando un solo libro como hoy en día lo conocemos.

Antes de que estos pequeños escritos fueran reunidos para formar el Libro Sagrado, muchas historias sobre Dios y la relación de Dios con el hombre fueron transmitidas de generación en generación, esto se conoce como «tradición oral», donde muchas familias contaban las historias de sus antepasados a sus hijos, estos a sus hijos y así sucesivamente.

Por ejemplo, en el caso de las experiencias del Antiguo Testamento, han sido transmitidas verbalmente muchísimo antes de que fueran plasmadas definitivamente.

¿Cómo fueron elegidos los libros de la Biblia?

La Biblia del Judaísmo o Tanaj contiene casi cuarenta textos del Antiguo Testamento o de la Biblia Hebrea, mientras que a la Biblia Cristiana se le adiciona 27 textos del Nuevo Testamento.

Estos libros fueron incluidos en la Biblia cuando fueron permitidos por un canon, donde fueron aprobados como consejos que ayuden a la humanidad y a la fe, porque éstos se consideraron como obrados por Dios y tanto los templos como los consejos fueron aprobando estos escritos, resaltados por los creyentes como frutos de Dios.

En la actualidad, te podemos indicar que para el año 367 d.C.; Atanasio, Obispo de la iglesia de Alejandría, resulto ser el pionero que proporcionó una recopilación completa de los 66 libros aprobados por el canon y que fueron distinguidos de otros libros.

En el Antiguo Testamento, los 5 primeros textos llamados la Torá, tuvieron el privilegio de convertirse en los primeros canónicos, pero no podemos darte la información sobre la fecha en que ocurrió esto; pero se sospecha que fue en el siglo V antes de Cristo.

Pero fue 200 años antes de Cristo, donde fueron incluidos en el Antiguo Testamento los escritos de los profetas y más tarde incluyeron a los demás libros aceptados como canónicos. Por eso te podemos decir que los libros canónicos del Antiguo Testamento fueron recopilados mucho antes de la aparición de nuestro señor Jesucristo.

Gracias al canon, los judíos pudieron establecer cuáles eran los libros aceptados como la palabra de Dios, convirtiendo a un pueblo en un Libro Sagrado, manteniéndolos juntos como hermandad.

No te podemos indicar una fecha exacta de cuándo el canon del Nuevo Testamento fue aprobado. Se cree que un tiempo posterior de la llegada de Cristo, diversos textos estaban en manos de cristianos pero se consideraban falsos.

Luego apareció el movimiento herético donde escogían sus Escrituras como el Evangelio de Tomás, el Apocalipsis de Pedro, entre otros. Después de estudiar y verificar bien las Escrituras, pudieron considerar cuáles eran auténticas y cuáles no, pudiendo así el canon establecer los escritos que conformarían el Libro Sagrado.

Pero, hoy en día te cuestionarás: ¿Por qué unos 66 libros canónicos y no otra cifra? Pues, solo te podemos decir que quizá Dios es el que decidió esa cantidad y no más ni menos. Lo importante es que consideres que la Biblia es un tesoro y en ella encontrarás el mejor regalo de Dios para sus creyentes, sus consejos.

origen-de-la-biblia-4

Estructura de la Biblia

Luego de haber escogido los libros canónicos, la cual es una de las divisiones de la Biblia, porque constituyen un tomo independiente con un sentido particular cada uno.

Esos libros te pueden mostrar textos de amor a Dios, lo que conocemos como Salmos y experiencias como la Epístola de Judas,  y se encuentran ordenados según el Antiguo y Nuevo Testamento. Pero todo esto depende del canon que haya sido aceptado.

Si deseas ahondar más sobre la estructura de la Biblia, te invitamos a entrar al siguiente artículo sobre Partes de la biblia y así podrás conocer aún más sobre su estructura.

Historias de Cristo y sus primeros discípulos dentro de la Biblia

La mayoría de los seguidores de Jesús eran judíos, por tanto sus escrituras también lo eran. En el año 30 después de la muerte y resurrección de Jesucristo, las historias y enseñanzas fueron expresadas de forma verbal y luego, 65 años después de Cristo, estas historias fueron escritas en libros como Evangelios, llamado Nuevo Testamento.

Los Evangelios fueron escritos primeramente en griego, lengua que duró hasta el período del Imperio Romano. Luego fue aceptada una recopilación de 27 libros por Atanasio, el Obispo de Alejandría, donde la gran cantidad de iglesias lo llamaron como lo que hoy en día conocemos Nuevo Testamento.

Traducción de la Biblia

En un principio los libros del Nuevo Testamento se escribieron en griego porque era el idioma que hablaba la población en el mediterráneo. Luego, a finales del siglo II después de Cristo, la Biblia empezó a traducirse en latín (Roma) y lenguas propias de Egipto y Siria.

Fue luego que el papa Dámaso en el año 383 d.C., le ordenó a Jerónimo, un sacerdote erudito para que hiciera la traducción de la Biblia en Latín y 27 años después, la Biblia estaba traducida al latín.

Después, al ser creada la imprenta (1456) se fueron creando múltiples copias de la Biblia en lenguas locales, ahí entran traductores como Martín Lutero, Casiodoro de Reina, etc., donde fueron traduciendo la Biblia en idiomas más cotidianos.

Se dice que hasta el siglo XX la Biblia ha sido modificada a unas 2454 lenguas y podemos afirmar que se sigue traduciendo.

En el año de 1947 fueron descubiertas ciertas escrituras judías muy antiguas en la cuevas del Qumrá y otros sitios del Mar Muerto en Israel, que datan del siglo III a.C. y del siglo I d.C. Gracias a esto, se ha podido dar una mejor y más exacta traducción al Libro Sagrado.

¿Podemos hablar de reconstrucción exacta de la Biblia?

Al encontrar los manuscritos de Qumrán, se compararon con varias versiones de la Biblia más actualizadas y se pudieron dar cuenta los paleógrafos de que la historiografía cristiana, se encontraba con buena exactitud, lo que se puede considerar que los Escritos Sagrados de la Biblia de hoy en día, reflejan lo que ocurrió.

Estos escritos revelaron que los paleógrafos cristianos de la época realizaron un excelente desempeño de traducción y comprensión de las Escrituras Sagradas y además solo se encontraban libros del Antiguo Testamento en los textos de Qumrán.

¿Por qué es importante la Biblia?

En la cultura occidental la Biblia es tan sagrada como lo es el Corán de los musulmanes, porque la palabra de Dios está en esos escritos.

Aunque la Biblia ha sido transcrita más de 2000 idiomas y lenguas y reeditada de múltiples formas, se ha comprobado que su esencia no ha sido tergiversada, pero si ha traído algunas discrepancias en la interpretación que muchos cristianos consideran correcta.

Tipos de Biblias

La Biblia así como ha sido traducida a tantos idiomas y lenguas, también existen diferentes versiones las cuales vamos a resaltar como las más importantes las siguientes:

  • Biblia Vulgata: A esta se le conoce como la Biblia escrita en el latín vulgar, de ahí se deriva su nombre. La Biblia Vulgata fue redactada y transferida al latín por el sacerdote Jerónimo por designios del papa Dámaso I, con el objetivo de unificar las diferentes versiones que se encontraban a un solo idioma como el que se hablaba durante todo el Imperio Romano.
  • Reina Valera: Esta versión fue traducida por Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera (de ahí proviene su nombre) y empleada por los cristianos reformistas. Los antes mencionados, realizaron la interpretación de un texto llamado Textus Receptus de Erasmo de Rotterdam.
  • Biblia Griega: A esta Biblia la llamaron LXX, traducción que se realizó al griego Koiné desde los idiomas en que se escribió. Esta es la que utiliza la Iglesia Ortodoxa Cristiana, ya que dicen ser la más acertada y más exacta a los pensamientos que Dios quiso plasmar.

Manuscritos de Qumrán

Estos manuscritos, alrededor de 800 textos, encontrados por Esenios en las cuevas de Qumrán. Antes de su descubrimiento, los textos más longevos que se tenían databan de los siglos IX-X d.C, por lo que se llegó a pensar que fueron modificados o llegaron a acortar frases de los textos originales.

Pero gracias a estos manuscritos se ha comprobado que los textos de hoy en día, al haber sido comparados por grandes expertos con éstos, coinciden con los medievales a pesar de que tienen casi mil años de diferencia entre ellos y que varían muy poco con la versión griega llamada Pentateuco.

En ellos se señala que no hay ningún texto del Nuevo Testamento ni algún escrito cristiano, tampoco se estima que se encontraron textos judíos. Por tanto, los expertos en esta materia aseguran que el Qumrán no influyó en el origen de la Biblia ni en el cristianismo, porque este grupo era minoritario y estaba muy apartado de la sociedad, mientras que Jesús y los primeros cristianos, sí vivían dentro de la sociedad judía.

En conclusión, los textos de Qumrán han permitido aclarar las frases antiguas que se utilizaban en ese momento, donde hoy en día no podían ser comprendidos debido a su gran dificultad, para así comprender el ambiente en el cual se originó el cristianismo.

Los Cuatro Evangelios

En el origen de la Biblia, no hablan de los cuatro evangelistas que dieron testimonios de la vida de Jesús de Nazareth pero, en la actualidad en el Nuevo Testamento, sí están incluidos y se centran en los milagros y vivencias de Jesús. Estos evangelios fueron escritos por Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

El término de «Evangelizar» significa revelar los evangelios, lo que es igual a revelar las verdades y pensamientos de Dios a la humanidad.

Los documentos provenientes del cristianismo se conocen como evangelios extracanónicos o apócrifos. Ellos dan vida a la representación de Jesucristo pero legítimamente no son aprobados por ninguna de las Iglesias oficiales, ni siquiera por la tradición judía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here