Descubre ¿Cómo era la organización social de los Mayas?

Las civilizaciones mesoamericanas en general eran bastante complejas y esto incluye su estructurada sociedad. Conozca la Organización social de los Mayas y su sistema de clases ¡Un tema muy interesante acerca de está avanzada sociedad indígena!

ORGANIZACIÓN SOCIAL DE LOS MAYAS

Organización social de los Mayas

Antes de la llegada de los europeos, existieron civilizaciones indígenas muy importantes que habían prosperado y en muchos casos dominado parte de América Central, una de estas fue el imperio Maya.

Es importante comprender que los mayas no eran un solo pueblo, realmente era grupos de aborígenes que vivían en una serie de ciudades-estado independientes, compartían un idioma y en muchos casos culturas similares.  Cada una de estas ciudades-estados era un reino y este era dirigido por un rey que ostentaba mucho poder.

La sociedad Maya, al igual que muchas otras en el mundo, tenía un sistema de clases y en su caso bastante rígido en algunos aspectos. La clase social a la que pertenece un individuo determinaba sus derechos y oportunidades en la vida.

Sin embargo, a diferencia de muchas otras culturas, esta tenía cierto grado de movilidad social dependiendo de la ciudad, es decir existía la oportunidad de que una persona pudiera surgir y elevar su clase, ya fuera en el área política, económica o militar.

Recuerde que no existía un solo imperio y que cada ciudad-estado era gobernada por autoridades distintas, por lo tanto, las realidades de la ciudadanía podían variar de una a otra.

La sociedad maya estaba rígidamente dividida entre nobles, plebeyos, siervos y esclavos. La clase noble era compleja, el estatus y la ocupación de la misma se transmitía a través de linajes familiares.

Los nobles sirvieron como gobernantes, funcionarios, recaudadores de tributos, líderes militares, sumos sacerdotes, administradores, gerentes de plantaciones de cacao y líderes de expediciones comerciales.

ORGANIZACIÓN SOCIAL DE LOS MAYAS

Los nobles eran educados, sabían leer y escribir, viviendo frecuentemente en las áreas centrales de las ciudades mayas.

Por otro lado, los plebeyos trabajaban como granjeros, peones y sirvientes, sin embargo, algunos hicieron buenas fortunas a través de su trabajo como artesanos y comerciantes, permitiéndose la movilidad ascendente entre las clases a través del servicio militar.

No obstante, a los plebeyos, sin importar la fortuna amasada se les prohibió usar la ropa y los símbolos de la nobleza, no podían adquirir o usar artículos de lujo y exóticos.

Además, sus residencias estaban ubicadas fuera de la zona central de pueblos y ciudades. Cuando eran agricultores, las parcelas de tierra podían ser individuales o comunales.

Las sociedades tenían una clase conformada por la servidumbre y los esclavos. En el caso de los siervos generalmente trabajaban tierras que pertenecían al gobernante o al líder local de la ciudad.

El comercio de esclavos en la organización social Maya era común y bastante activo, pues tanto a los plebeyos, como a las élites se les permitió tener esclavos.

En muchos casos los individuos fueron esclavizados como una forma de castigo por ciertos delitos, por no pagar sus deudas o por ser prisioneros de guerra, cuando no eran sacrificados en alguna ceremonia.

ORGANIZACIÓN SOCIAL DE LOS MAYAS

Muchos se convertían en esclavos, vendiéndose a sí mismos o a sus familiares, por su grave situación económica. En el caso de la esclavitud, no pasaba de padres a hijos, pero en el caso de los niños huérfanos que no tenían familiares dispuestos a cuidarlos se convertían en esclavos y en muchas oportunidades fueron sacrificados durante los rituales religiosos.

Según la costumbre de estas sociedades, los esclavos eran sacrificados al fallecer sus amos, así continuaría el servicio después de la muerte.

Cuando una persona libre se casaba con un esclavo, fuera hombre o mujer  se convertía en esclavo del dueño de su pareja.

Clases sociales más relevantes

Realizado un breve resumen sobre la organización social de los Mayas, le presentamos de manera más detallada una descripción sobre las clase más relevantes en la sociedad de esta cultura mesoamericana:

Gobernantes

La clase gobernante al igual que en el antiguo Egipto, era distinguida y culta, un grupo selecto que dominaba la lectura y la escritura propia de esta cultura.

Los mayas fueron prolíficos constructores de pirámides, una estructura que describe muy bien la organización social de los Mayas y su sistema de clases. Siendo estas muy semejante a su manera de organizar la sociedad, una parte superior donde está la exclusiva y reducida clase dominante, los gobernantes.

ORGANIZACIÓN SOCIAL DE LOS MAYAS

Esta clase podía heredar los títulos a sus siguientes generaciones y todos estaban altamente alfabetizados, una distinción muy importante para la época. Los mayas fueron los únicos que desarrollaron un lenguaje escrito.

Las expresiones artísticas como la poesía, se presume eran privilegios importantes de la clase dominante, probablemente debido a la importancia de la escritura y a ser exclusiva de las clases dominantes.

En la cima de la pirámide encontrabas al líder de todas las sociedades mayas, el rey quien era el jefe del gobierno maya y una figura importante también en el ámbito religioso, ya que se consideraba una figura semidivina por derecho, actuando a su vez como sacerdote también.

Sacerdotes 

Siguiendo al rey en importancia había una clase de sacerdotes de élite, pues la religión era en extremo importante para los Mayas, que tenían un sistema de creencias que describe innumerables ciclos de existencia y ceremonias, razón por la que los sacerdotes estaban bastante ocupados.

Estas figuras tenían la responsabilidad, por ejemplo, de determinar el momento apropiado de ir a la guerra, el momento de la cosecha, cuando iniciar la construcción de una nueva pirámide, entre otras cosas.

Los dioses tenían las respuestas a todo y a menudo guardaban en las estrellas las respuestas, por lo tanto, era oficio del sacerdote descifrarlas, razón por la que aparte de las otras disciplinas dominadas por esta clase élite altamente educada, la astronomía fue un tema importante y fundamental.

Nobleza y jefes guerreros

Luego de los sacerdotes, existía una variada clase noble, que se encargaba de prestar su servicio al rey, cada uno de acuerdo a sus capacidades y especialización.

ORGANIZACIÓN SOCIAL DE LOS MAYAS

Algunos eran líderes militares, otros eran recaudadores de impuestos, encargados de implementar las leyes, miembros de los tribunales o incluso gestionaron la producción agrícola controlada por el gobierno de productos como el cacao.

Los nobles estaban a cargo de la administración diaria de esta sociedad compleja y cada uno tenía un papel muy específico dentro de este sistema. Por otro lados los altos cargos militares dirigían todo lo relacionado a la defensa y expansión del reino.

Élites no nobles

Debajo de la clase dominante, había otro grupo en la organización social de los Mayas que tenía una posición algo única.

No eran nobles, pero tenían riqueza, privilegios y poder, una clase media muy acomodada. No era el grupo más grande de la sociedad, pero sí incluía un número representativo de personas, generalmente artesanos, comerciantes y burócratas de nivel medio que hicieron posible la vida cotidiana en estas ciudades.

Muchas personas en esta clase social importante pero desligada de la nobleza, fueron plebeyos que lograron mejorar su estatus social a través del servicio militar o el éxito como comerciantes o artesanos.

Con el desarrollo de las ciudades y el crecimiento de la población durante el período clásico, el comercio se posicionó como una actividad muy importante, siendo tan esencial para esta sociedad, que tenían un dios regente y protector de los comerciantes, Ek Chuah. 

ORGANIZACIÓN SOCIAL DE LOS MAYAS

Antes del florecimiento de las ciudades, muchos mayas hacían vida en aldeas muy  pequeñas, fáciles de mantener con el trabajo de sus pobladores y de alimentar con lo producido en sus propios cultivos.

Pero con el crecimiento de las ciudades, la única manera para cubrir las necesidades de la numerosa población fue comerciar con otros pueblos y ciudades.

En los primeros tiempos era muy probable que existiera poca diferencia entre nobles y plebeyos, pero con el desarrollo de las ciudades mayas eso cambió.

Mientras el comercio entre ciudades crecía y se hacía más importante, se formaron grupos de personas para administrar proyectos de construcción importantes en las ciudades y crear los bienes para el comercio, dando vida a las élites no nobles.

Los comerciantes de esta elite, solían practicar tanto comercio local, es decir en la misma ciudad-estado y global, con otros reinos, siendo este último reservado para los de mayor riqueza y poder. Los comerciantes ofrecían dos tipos de bienes:

  • Artículos para uso diario: incluían algunos productos como la sal necesaria y muy importante en los climas cálidos para preservar alimentos, ropa, herramientas y comida.
  • Artículos de lujo: estos abarcan cualquier tipo de objetos que fuera requerida por la realeza y los nobles, generalmente empeñados en ostentar su riqueza y poder, podrían ser desde hermosas piezas de cerámica, joyas, plumas, jade, oro, etc.

Los artesanos mayas tenían una vida un poco más fácil en la organización social de los Mayas, pues no tenían el trabajo duro y físico exigido a los plebeyos que laboraban en las granjas. No eran considerados una élite poderosa, pero tampoco parte de los plebeyos.

Sin embargo, su trabajo era muy similar al de la clase baja, con la gran diferencia de que, en lugar de dirigirse a los campos, pasaban sus días en sus talleres creando hermosos artículos como joyas, textiles, cerámica, mantos y tocados de plumas.

Aunque los textiles y los artículos elaborados en plumas creados hábilmente por los artesanos mayas se deterioraron con el tiempo sin dejar muestras algunas, las tallas realizadas en piedra de los ornamentos y las joyas que prevalecen hasta nuestros días son una declaración certera y audaz sobre las habilidades de estos artistas.

Debido a que los niños generalmente heredan los trabajos y oficios de sus padres en esta cultura, era posible ver dentro de las comunidades mayas, familias enteras de artesanos involucrados en el mismo trabajo.

Cada miembro de la familia desempeñando un papel en la creación de bienes para el mercado o como tributo al rey, todos viviendo bajo un mismo techo. Las familias mayas incluían no solo madres, padres e hijos, sino también tías, tíos y abuelos.

Generalmente las familias de artesanos habitaban en casas más grandes que el plebeyo, el patrón de su vida diaria era muy similar al de los agricultores, se levantaban temprano para comenzar un largo día trabajando en su oficio.

El desayuno era generalmente el mismo que el desayuno del agricultor, pero los artesanos más ricos incluso podían tomar una taza de chocolate caliente, una bebida generalmente de la nobleza.

Después del desayuno, iniciaba oficialmente el día de trabajo, ya sea tallando una estela del nuevo complejo de templos, comprando plumas exóticas en los mercados para los impresionantes tocados o dirigiéndose al taller personal o común para comenzar a trabajar en las joyas o piezas de cerámica.

Es importante destacar que la mayoría de los productos elaborados por los artesanos mayas eran para la clase noble y la realeza, no obstante, también podían ofrecer sus piezas y productos en el mercado, para el beneficio de la familia.

Cada artesano debía pagar su tributo al rey, además de los impuestos a su comunidad, con el resto del ingreso obtenido podían realizar mejoras a sus hogares, comprar más y mejores alimentos, mejor comida y ropa más bonita y elegante.

Clases bajas 

La mayoría de los mayas vivían en las clases bajas, compuesta principalmente de los llamados plebeyos, quienes se dedicaban mayormente a la agricultura siendo el sostén de la civilización maya, pues de la agricultura dependían la alimentación de las comunidades y el comercio.

Una vez que se cosechaban las tierras cultivadas, los agricultores trabajaban temporalmente en la construcción de las grandes obras, como las pirámides y los templos, emblemas y punto central de sus imponentes ciudades. Mientras que otros plebeyos optan por trabajar como sirvientes y porteros de las clases nobles, en las canteras de piedra caliza cortando rocas para los numerosos proyectos de construcción, entre otras cosas.

La vida de esta clase social se caracterizaba por el trabajo duro. Los mayas generalmente no tenían herramientas de metal, ni animales de carga como caballos o bueyes que ayudaran con el arado, por lo que correspondía a los agricultores trabajar los suelos principalmente a mano.

Las mujeres en esta clase social tenían muchas labores, esposas e hijas cocinaban, limpiaban y cosían. Sin embargo, no todo era labores del hogar, muchas mujeres llevaban mercancías en cestas sobre sus cabezas desde los campos hasta los mercados y si era necesario ayudaban en los campos de cultivo.

Estas familias comenzaban el día muy temprano, desayunando frecuentemente gachas de maíz calientes, aderezadas con chile o miel.

Luego los hombres y niños se dirigían a los campos o al lugar de trabajo en el momento y las mujeres trabajaban en sus hogares, cocinaban, molían maíz, cuidaban a los niños, mantenían los jardines en buen estado, revisaban las colmenas y muchas tejían telas para confeccionar ropa para la familia y para la venta en el mercado.

En los campos la comida del día solía ser bollos de masa de maíz molido, relleno con verduras y carne. La comida principal solía ser en casa después de la jornada de trabajo, cuando la familia estaba completa y se reunía para comer, generalmente tortillas, acompañadas con verduras y si había carne o pescado. Luego al oscurecer ya todos se disponían a dormir, pues les aguardaba otro día de arduo trabajo al amanecer.

Sin embargo, la vida de los plebeyos en la organización social de los Mayas, también tenía sus momentos de esparcimiento, en las fiestas religiosas que se llevaban a cabo al menos una vez por mes en la ciudad, momentos donde todos cantaban, bailaban, veneraban a sus deidades, compartían deliciosas comidas, se divertían observando los juegos de Pok-a-Tok y los niños correteaban y compartían juguetes.

Esclavos

Los esclavos eran la clase más baja en la organización social de los Mayas, casi siempre huérfanos, prisioneros de guerra, criminales o hijos de esclavos. Aunque no fueron maltratados necesariamente por sus dueños, no tenían derechos o privilegios.

Básicamente, la única función de los esclavos en la sociedad era hacer todo el trabajo manual en las casas de familias nobles, cuidaban a los niños, limpiaban, trabajaban en los campos y en las construcciones de los templos.  También fueron las víctimas más frecuentes de los rituales de sacrificio humano.

Le invitamos a consultar otros enlaces interesantes de nuestro blog:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.