Los cristianos debemos estar intercediendo por diversas situaciones que enfrentan nuestras familias, hermanos de la fe y personas que amamos. Sólo a través de las oraciones cristianas se puede tener una comunicación directa con Dios. Una comunión, que le permite la renovación y edificación de su espíritu.

oraciones cristianas 2

Oraciones cristianas

Cuando hablamos de hacer oraciones cristianas nos referimos a la comunión con Dios. Esta unidad se hace a través de nuestras conversaciones y peticiones con el Señor. La oración es construir una unidad entre nosotros y el Cuerpo de Cristo. Ese acto representa la sumisión de nosotros ante el Señor. Es reconocer que sin Él nada podemos hacer. La Palabra nos exhorta para orar por diferentes razones, entre ellas para saber  Cómo orar por las ofrendasSalmo para la salud

Jesús nos entregó un modelo de oración para que llegara al trono de Dios. Como obedientes cristianos debemos ceñirnos al modelo de esa oración (Mateo 6:9-13) . Al leer el  pasaje bíblico (Mateo 6:6-8)  nos damos cuenta que al hacer oraciones cristianas es un acto espontáneo, no de repeticiones, ni letanías. Es conversar desde el corazón sobre lo que nos agobia.

oraciones cristianas 2

Pasos para orar según el modelo de Cristo

No existe un modelo cerrado de oración, ni un patrón específico. Lo que sí es cierto es que el Señor nos dejó un modelo, un patrón que debemos tratar de seguir.

  • Lo primero que debemos observar es que las oraciones deben ser dirigidas al Padre, no a otra persona o entidad espiritual.
  • Seguidamente viene un reconocimiento de la Soberanía de Dios, por tanto hay que alabarle y darle gracias por todas las cosas.
  • Reconocer que debemos ser perdonados por nuestros pecados.
  • Luego, pedir que se haga la voluntad de Dios en nuestras vidas.
  • Ahora, corresponde hacer nuestras peticiones.
  • Clamar por la protección y el cuidado de Dios.

Ahora, de acuerdo a las enseñanzas de Jesús, debemos elevar nuestras oraciones a través de Él. No existe otra persona que haga llegar nuestras peticiones al Padre, sino Jesús (! Timoteo 2:5; Juan 14:13: Mateo 18:20).

Es importante que en nuestras oraciones demos gracias por todo inclusive por aquellas oraciones que hemos hecho y que no hayan tenido respuestas. El Señor sabe lo que nos conviene (1 Tesalonicenses 5:18).

oraciones cristianas 3

Oraciones cristianas de liberación espiritual

En ocasiones debemos interceder a través de oraciones cristianas de liberación espiritual por un ser querido. Los cristianos sabemos sobre las ataduras espirituales que vienen a través de las cadenas generacionales. Es por ello que te invitamos a realizar esta oración por aquellas personas que necesitan liberación espiritual.

En el libro de Ezequiel 22:30 la Palabra del señor nos dice que Dios estaba buscando un hombre para que hiciera un muro de protección alrededor del pueblo. Este pasaje bíblico nos relata la historia de que a Nehemías le dolía en su corazón que la ciudad estaba sin los muros que protegían a sus conciudadanos.

Ezequiel 22:30

30 Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé.

Pablo nos recuerda que ya no existen hombres o mujeres, ni raza, género, sino que el Señor se refiere con el término de los hombres a todos sus hijos (Gálatas 3:28)

Este pasaje bíblico, espiritualmente hablando, nos dice que el Señor busca hombres para que levantemos muro de protección alrededor de nuestras casas, seres amados, de la Iglesia, la nación, por los enfermos, entre otros. Esto sólo es posible a través de la oración.

Interceder se refiere a la acción de rogar o mediar por otra persona, la Iglesia, el hogar, una tribulación, el país, una familia. Cuando nos referimos a la intercesión se trata de la acción de un cristiano que toma el lugar por otra persona. Se pone en su lugar para suplicar y defender la causa de la persona por la que intercede.

También se refiere a buscar el bien del otro interviniendo ante el Padre en favor de la persona por la cual intercede. Esta acción es postrarse o reunirse con la intención de hacer una petición en favor o en contra de alguien.

oraciones cristianas

El mejor ejemplo de intersección es nuestro Señor Jesucristo. Él mismo, a través de su Sacrificio en la Cruz del Calvario, intercedió ante el Padre por cada uno de lo que hemos creído en Él. Jesucristo se entregó a sí mismo por cada uno de nosotros. La Palabra de Dios nos dice inclusive que aún después de su Ascensión a los cielos, Jesucristo intercede de día y de noche por cada uno de nosotros.

Un cristiano debe imitar a Jesucristo. Recordemos que Él es nuestro modelo a seguir. Él nos dijo que era el camino la verdad y la vida (Juan 4:16). Asimismo, la Palabra de Dios nos dice en:

Jeremías 1:8-10

No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová.

Y extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: He aquí he puesto mis palabras en tu boca.

10 Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar.

Esto significa que Dios está con nosotros para librarnos de los ataques de Satanás y sus huestees de maldad.

Cuando intercedemos debemos tener presentes que la intersección no puede ser producto de nuestras propias Palabras, sino que debemos pedirle al Padre que nos de palabra de su boca, pues Él es quien somete todo principado, potestad y huestes de maldad.

La palabra de Dios tiene poder que sirve para restaurar, transformar, salvar, liberar y sanar. Cuando vamos a interceder por alguien es importante que entremos en comunión con Dios y luego de ello interceder por lo que debamos hacerlo. En este sentido, te proponemos un modelo de oración para interceder

Padre amado, gran Yo Soy, Dios Eterno, Rey de Gloria

Tú Señor que moras en los cielos,

Tú padre mío que estás en todas partes,

En el Nombre Poderoso de Jesús me pongo delante de tu presencia,

para glorificarte y darte gracias,

pedirte Señor que laves a tu siervo con la Sangre Poderosa del Cordero de Dios,

quien murió por mí en la Cruz del Calvario,

sacrificio Señor que reconcilió los cielos y la tierra.

Padre en esta hora cúbreme con tu Sangre;

envía en esta hora ángeles guerreros guardianes y custodio alrededor mío.

Padre guarda nuestras entradas y nuestra salida;

nuestro levantar y nuestro acostar.

Padre en el nombre de Jesús cubre con tu sangre a todos los miembros de mi hogar; Mi Señor levanta un muro de bronce alrededor nuestro Señor;

no permitas ¡oh Dios! que los dardos del enemigo penetren este hogar consagrado a ti.

Señor, Padre en el nombre de Jesús,

por la gracia de nuestro Señor Jesucristo

intercedemos a esta hora en oración para que liberes espiritualmente a mis seres queridos, en especial a _____________

Padre, Tú conoces las cadenas generacionales que han nacido.

Mi Dios, pero sólo tú puedes romper esas cadenas en el nombre de Jesús

Señor en esta hora clamó a ti para interceder por el alma de _____________

¡Oh Rey de Gloria! en esta hora que la Sangre del Cordero de Dios rompa las cadenas generacionales de una vez y para siempre.

Pongo delante de tu Trono de Gracia el alma este ser amado.

Sea tuya toda la Gloria y majestad la Honra Señor.

Tú dices en tu Palabra que todos los principados, las potestades, han sido sometidas señor bajo tus pies

Y yo creo que eso es así,

Entonces Señor en ti confío y espero para que tu Padre mío rompas esas cadenas generacionales.

Señor en el nombre de Jesús.

oraciones cristianas

 Oraciones de agradecimiento

Ser agradecido es una cualidad qué debemos cultivar como cristianos. El señor Jesucristo cuando anduvo en la Tierra nos exhortó a que mostremos agradecimiento por todo. Por ello, una práctica que debe tener un creyente es hacer oraciones cristianas de agradecimiento.

Además en las Santas Escrituras el apóstol Pablo nos impulsa a mostrarnos agradecidos. Este hombre de Dios, por ejemplo, cuando predicaba el evangelio y alguien aceptaba al Señor Jesucristo como Dios y Salvador el daba gracias.

Dale gracias a Dios por todas las cosas es una buena práctica de un cristiano. Pero, ser agradecido es distinto. Cuando nosotros agradecemos al Señor por todo lo que nos has dado nos protege de nosotros mismos. De creer que merecemos un trato especial

Ser agradecidos también nos protege de sentimientos oscuros como el resentimiento y la envidia. Estas características nos alejan de las personas que amamos y estos sentimientos nos roban el gozo.

Nuestro Padre celestial, Creador de todas las cosas nos recuerda en:

Hebreos 6:10

10 Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún.

Significa que Dios tiene presente todas nuestras acciones. Es así como nuestro agradecimiento se convierte en una bendición para nuestras vidas.

La Palabra de Dios nos dice que ser agradecido nos lleva a meditar sobre los mensajes que Dios tiene reservado en las Santas escrituras, sus promesas y voluntad. Cuando somos agradecidos sentimos gozo. En este sentido, cuando estamos gozosos y llenos de agradecimiento, nuestros sentimientos reflejarán precisamente la paz y el gozo que sobrepasa todo entendimiento.

Debemos ser agradecidos con Dios en todo momento por cada una de nuestras bendiciones, hay que alabarlo bendecirlo y darle las gracias. En esta línea del pensamiento te ofrecemos un modelo de oración para ser agradecidos con Dios.

 ¡Oh Padre Santo Celestial!

En esta hora levanto a ti mis manos, mi corazón, mi vida,

para que sea lavada tu sierva (o) una vez más con la Sangre del Cordero de Dios.

¡Oh Padre mío! en esta hora más que pedirte vengo a agradecerte.

Señor darte gracias por ver, tocar, por oler.

Gracias Señor por un día más de vida,

gracias Señor, Dios Todopoderoso por permitirme disfrutar del canto de los pájaros,

de poder respirar aire puro, saber apreciar cada flor, cada color, aroma que hay en ellas.

Gracias Señor por los alimentos que provee a nuestro hogar,

Elevo a ti mi agradecimiento Señor por el trabajo, gracias Señor por tu salvación.

Te doy gracias Señor por mis hijos, mi hogar, esposo, la salud.

Gracias Señor por cada una de las bendiciones que me has dado.

Señor simplemente en esta hora quiero darte gracias por tu sacrificio en la Cruz del Calvario.

Gracias porque podemos estar en tu presencia.

oraciones cristianas

Oraciones para la mañana

Un buen hábito que debe tener un buen creyente es hacer oraciones cristianas para la mañana. Lo ideal es hacerlo mientras todos están durmiendo. Es un encuentro íntimo con Dios para conversar con Él todo lo que nos preocupa y todo lo que nos afecta.

Muchos creen que mientras todos los que nos rodean están durmiendo, Dios escuchará más nuestras oraciones. No es así. Dios nos escucha en todo momento y en todo lugar. Mientras nosotros oramos al empezar el día muchos hermanos de la Iglesia lo están haciendo también. La ventaja de orar a las primeras horas de la mañana es que realmente estamos apartados de todo. Podemos evitar distracciones, ruidos, y ser interrumpidos.

Esta es una práctica que nuestro Señor Jesucristo hacía mientras estaba en su ministerio aquí en la tierra. Él se levantaba de madrugada para orar y este momento de comunión para él era sumamente importante (Marcos 1:35).

Los discípulos inquietos por esta práctica diaria de Jesucristo los llevaron a preguntarle cómo orar. No le pidieron otra cosa, ni poder, dinero, sino que se dieron cuenta que el poder de Jesús residía en la comunión con el Padre (Lucas 11).

oraciones cristianas

Es por ello que te invitamos a que te disciplines como cristiano y buscar ese encuentro con Dios a diario. El padre nos promete que los que temprano le buscamos Él nos ama. Es así como te proponemos esta oración para orar por la mañana.

 Padre en esta hora, en el nombre de Jesús,

me pongo delante de tu presencia una vez más para glorificarte,

darte gracias por este nuevo amanecer.

Señor en el nombre de Jesús lávame con tu Sangre Poderosa,

revísteme de tu Armadura Santa.

Bendice Señor este día que comienza.

Seas Tú Señor bendiciendo las obras de mis manos.

Dame sabiduría, entendimiento y discernimiento

para poder ser un instrumento tuyo en el día de hoy.

Padre en el nombre de Jesús guarda nuestras entradas y nuestras salidas.

Que este día Señor sea de gran bendición.

Mi Dios, para tu Gloria y majestad aquí estoy una vez más como sacrificio vivo entregando mi cuerpo Señor

para que sea utilizado Padre Santo por tu poder;

y por medio de tu Santo Espíritu pueda yo hacer tu voluntad.

En el Nombre de Jesús.

Otro modelo de oración está en este contenido audiovisual.

Oraciones por la noche

La oración nos permite estar en comunión con nuestro Creador, es donde nos podemos deleitar en su presencia, entregarle nuestras cargas y adorarlo. Hoy en día el mundo vive mucha tribulación y el día a día puede ser agotador.

Por el contrario, puede ser un día muy bendecido. A lo mejor llego un nuevo miembro a nuestra familia, recibimos la llamada de una propuesta de trabajo o todo fluyó como esperábamos.

Lo importante, es que indiferentemente de como haya sido tu día, no te acuestes sin agradecerle a Dios por sus bendiciones, pedirle a Dios que nos llene de su infinita paz y adorarlo con espíritu y verdad.

Es por eso que es que realicemos nuestras oraciones cristianas por la noche como la siguiente:

Jehová, el gran Yo Soy, mi razón de existir y de ser.

Creador de los cielos y el universo.

Quien dio a su Hijo en la Cruz por amor a mí.

Que infinito amor.

Hoy entro ante Tu gloriosa presencia, cubierta de la sangre de Jesucristo para agradecerte por el día de hoy.

Señor tus bendiciones hacia mi vida son innumerables y mi confianza en Ti aumenta cada día.

Gracias por guardarme de las asechanzas del mal. Gracias por no abandonarme y guardarme como dices en Tu palabra.

Señor te entrego mis cargas, mis preocupaciones, mis dolencias, porque en Ti soy más que victorioso.

Eres mi Roca fuerte, quien me sustenta y estaré siempre a Tú lado.

Tú conoces mi corazón, no me puedo esconder, vengo a buscar Tú amor, Tú paz…lléname de Ti amado Jesús.

Ahora sé que estás trabajando en mí y en todo lo que está relacionado a mi vida. Sé que me responderás.

Te entrego mi corazón y en Ti descanso.

En el nombre de Jesús.

Amen.

oraciones cristianas

Oraciones cristianas para los hijos

Cuando hemos sido bendecidos por Dios al tener hijos nos llena de gran alegría y satisfacción. Se desarrolla en nuestro ser un amor inexplicable. Nos inunda el gozo. Sin embargo, los padres enfrentamos a diario duras batallas para liberar a nuestros hijos de los peligros que la vida trae. Actualmente, la sociedad viene descomponiéndose aceleradamente.

Los antivalores promovidos por la humanidad a través de los medios de comunicación social, las redes sociales atacan la vida emocional y psicológica de nuestros hijos.

En este sentido, la ciencia ha demostrado que el poder de las oraciones cristianas para los hijos puede sanar las heridas del corazón y la mente.

Los padres cristianos tienen la autoridad y el poder para orar por sus hijos e interceder por la salvación de su alma. Además, debemos recordar que la oración Santiago 5:16. En esta línea el pensamiento, los padres tienen mucho trabajo en la intercesión por sus hijos. Por ello, te dejamos esta oración como modelo de intercesión por tus hijos.

Padre celestial. Creador de los cielos y de la Tierra.

Tú que moras en las alturas

Vengo delante de tu Trono de Gracias para reconocer que eres mi Dios

Una vez más me postro delante de tu presencia para pedirte que laves mi ser con tu Sangre Poderosa del Cordero de Dios.

En esta hora Señor, clamo por mis hijos.

Guárdalos de todo peligro y maldad.

Muéstrales conforme a tu voluntad el camino que han de seguir.

Cúbrelos con tu Sangre Poderosa.

Llénalos de la presencia de tu Santo Espíritu.

Hazle ver y sentir lo que no te agrada.

Haz que sigan tu voluntad.

No te apartes de ellos ni a diestra, ni a siniestra.

Separados de ti nada podemos hacer.

Señor en ti espero y confío.

Oraciones cristianas para dar gracias

Como hemos advertido anteriormente, las oraciones cristianas para dar gracias  es un tema bíblico de suma importancia para los cristianos. La primera carta de 1 Tesalonicenses del 5: 16-18 nos dice que

Cuando entendemos que debemos dar gracias en todas las cosas porque ésta es la voluntad de Dios Todopoderoso, es que realmente debemos dar gracias por todas las circunstancias.

Dar gracias por lo bueno y por lo malo. Como buenos cristianos, sabemos que Dios tiene el control de todas las cosas y la misma Palabra de Dios nos dice que todas las cosas contribuyen a bien. Agradecidos es una cualidad que todo cristiano debe practicar.

Las Santas Escrituras nos dice:

Salmos 136:1

Alabad a Jehová, porque él es bueno,
Porque para siempre es su misericordia.

Al repasar este versículo podemos darnos cuenta que existen dos razones para ser agradecido. La primera razón es por la permanente bondad de Dios. La segunda es su constante amor. Es por ello, que las oraciones cristianas para dar gracias son de bendición en nuestras vidas.

Cuando reconocemos la naturaleza de nuestro pecado y que las consecuencias de esto es la muerte, la respuesta natural ante esta realidad es ser agradecidos a Dios por su sacrificio en la cruz del calvario. En el salmo 28 vemos como David agradece a Dios por escuchar su clamor y ruego. Estos son los ejemplos que debemos seguir de estos varones de Dios. A continuación te proponemos un modelo de oración para dar gracias a Dios.

Padre amado. Una vez más estoy aquí para darte gracias.

Hoy sólo quiero agradecerte por un día más.

Por el oxígeno que respiro.

Gracias porque puede ver, oler, tocar, oír.

Señor gracias por mi hogar, mi familia, mi trabajo.

Te doy gracias porque tengo que comer.

Gracias por las bendiciones que me has dado aun sin merecerlo.

Reconozco tu mano poderosa en todas las cosas.

Señor gracias por tu sacrificio en la Cruz que me redimió de mi maldad.

Gracias por tu dirección y por la unción de tu Santo Espíritu.

Gloria a tu Nombre.

Vengo con acción de gracia, para adorarte y alabar tu Nombre.

Gracias Padre Eterno.

Oraciones cristianas diarias

Como hemos advertido durante el recorrido de este artículos, las oraciones cristianas diarias son de gran bendición.

La oración es el instrumento que tiene todo cristiano para estar en comunión con Dios. Esta herramienta nos permite afrontar las adversidades de la vida. Muchos son los testimonios guardados en la Biblia y en la actualidad sobre cristianos que sean amparados bajo la oración para enfrentar las severas pruebas.

Un ejemplo claro fue el profeta Daniel quien oraba tres veces al día. Acostumbraba abrir su ventana y miraba hacia la ciudad de Jerusalén. Se postraba tres veces para orar y tener comunión con Dios (1 Reyes 8:46-49; Daniel 6:10).

La oración le permitió a Daniel mantenerse fuera del peligro que representaba orar a Dios. Recordemos que el rey Nabucodonosor dictaminó un edicto que prohibía orar a cualquier otro Dios que no fuera su propia figura. Inclusive levantó una estatua a la cual deberían rendirle culto. Daniel bajo toda circunstancia se negó.

Su constante oración lo libró inclusive de ser devorado por los leones. Su constante oración más bien lo colocó en un lugar privilegiado en el reino babilónico. Cuando Daniel oraba constantemente, el Ángel Gabriel se le presentó y le dijo que era alguien muy deseable (Daniel 9::20-23)ya.

No obstante actualmente la vida acelerada que lleva la humanidad ha hecho que esta práctica se ha descuidado. Jesús durante su ministerio nos exhortó a orar continuamente (Mateo 26: 41). Jesús aun siendo el hijo de Dios encarnado, oraba sin cesar en la mañana (Marcos 1 35). Al final del día Jesús busca un espacio para tener un encuentro y comunión con Dios (Mateo 14: 23). Siempre hay espacio para la oración (1 Pedro 2 21). Nuestro modelo a seguir a Jesucristo.

Padre en el nombre de Jesús, bendito sea Señor tu Santo Nombre.

Glorificado seas Tú Dios Santo de Israel.

Anciano de Días.

Padre en el nombre de Jesús me pongo delante de tu presencia

para entregarte una vez más el día de hoy.

Pedirte Dios Todopoderoso que tomes el control de nuestros pasos, de nuestra mente,

nuestros pensamientos, de nuestras palabras.

Seas Tú bendiciendo las obras de nuestras manos.

Mi Señor, seas Tú señor quitando todo peligro, toda maldad, apartando todo dardo del enemigo de nuestro camino Señor.

Dios Todopoderoso en ti confiamos.

Esperamos Dios Todopoderoso en tu Gloria y majestad.

Por la gracia de nuestro Señor Jesucristo gracias te damos por las bendiciones que tienes guardadas para el día de hoy.

Señor líbranos de todo mal.

Gracias Señor por todo lo que nos has dado. Bendito sea Señor tu santo Nombre. Gracias Señor por este nuevo amanecer y esperamos Señor que este día sea de bendición.

Oraciones cristianas evangélicas

Como hemos advertido, los cristianos debemos orar sin cesar siguiendo el modelo que Jesús nos dejó. Por ello te invitamos a que realices todos los días oraciones cristianas evangélicas.

Padre en esta hora en el nombre de Jesús;

me pongo delante de tu presencia para alabar tu Nombre.

Darte gracias y glorificarte, santificante y adorarte.

Gracias Señor por este nuevo día, por las bendiciones que has derramado desde los cielos a mi hogar.

Elevo una acción de gracias Señor por mi esposo, mis hijos.

Padre Eterno, gracias por esta vivienda que nos has dado.

No encuentro palabras para darte gracias Señor por cada una de las bendiciones, alimentos, provisiones, que nos has dado.

Padre en el Nombre de Jesús en esta hora quiero interceder por los pastores, los ungieres, los hermanos de la Iglesia.

Que la Palabra que vayamos a predicar; que las buenas noticias que llevemos a las personas traigan su fruto.

Señor en el Nombre de Jesús que seas Tú bendiciendo sus vidas.

Seas Tú concediendo las peticiones de su corazón a tus misericordias en Gloria y perfecta voluntad.

Dios Todopoderoso en esta hora elevo un clamor por mis hermanos que padecen de enfermedades.

Por aquellos que están enfrentando situaciones difíciles, que necesitan recursos para poder sufragar sus gastos padre en el Nombre de Jesús.

Glorifícate como solo Tú sabes hacerlo, en la vida de tus hijos y de tus siervos.

Seas Tú bendiciendo Señor a cada uno de aquellos que hemos confiado y hemos creído en tu Santo Nombre.

Todo esto te lo hacemos llegar en el nombre de Jesús.

 Oraciones cristianas de sanidad

Durante el Ministerio de Jesucristo en la Tierra, fueron diversas las enfermedades que el Señor sanó. Su poder es infinito. No debemos detener la oración por los enfermos al dudar que no pueda hacerlo. La Palabra de Dios nos advierte que Él antes de poner en marcha su ministerio durante el día, se levantaba muy de mañana a orar. Ese era su secreto (Marcos 1:35).

 Ahora bien, Jesús antes de ascender a los cielos hizo referencia de las señales que tendrán sus verdaderos discípulos. El Señor afirma que los cristianos, a través de los dones del Espíritu Santo, podremos seguir con el Ministerio que Él llevaba en la Tierra. Esto significa que nuestra oración por los enfermos será escuchada (1 Corintios 12:4-10).

Las oraciones cristianas por la sanidad es un acto individual que debe salir de nuestro corazón contristo y humillado. Debemos clamar por el alma de la persona enferma y la restauración de su salud. Te recomendamos que te ciñas al modelo que Jesús nos dio para orar.

Es importante que sepas que la sanación está sometida a la voluntad de Dios. Existen ocasiones en que Dios decide no sanar. Pero debemos tomar en cuenta tres versículos que nos orientan en este caso.

El primero nos advierte, que sea cual sea la circunstancia, todo nos ayuda para bien. Cuando Jesús clamó a Dios para que pasara de Él la copa de la crucifixión terminó diciendo hágase tu voluntad sometiéndose a los designios de Dios (Romanos 8:28; Mateo 26:39; Filipenses 1:21; Apocalipsis 21:3-4).

La muerte para un creyente es el Reino de los Cielos. Las buenas nuevas del mensaje de Jesús. Pablo nos advierte que la muerte es ganancia para un cristiano.

Padre en el Nombre de Jesús, aquí estoy.

Mi Dios elevo una oración para darte gracias por la vida.

En esta hora mi Dios, te pido que tu Sangre Poderosa limpie toda llaga de enfermedad.

Que tu Espíritu Santo sanador restaure mis huesos, mi cuerpo, el alma.

Dios Eterno restaura mi salud.

También en esta ora intercedo Señor por mis hermanos que están quebrantados de Salud.

Señor en esta hora clamo a ti por aquellos que están en hospitales padeciendo de enfermedades terminales.

Clamo a Ti Señor por aquellos que han sido torturados, afrentados. Restaura Señor sus mentes, corazones.

Guárdalos Señor.

Señor en Ti espero y confío.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here