Oraciones a la Virgen María: Milagrosas, Diarias y Más

La Virgen María madre de Jesús siempre estuvo presente en el peregrinar de Jesús llevando el mensaje de amor de Dios Padre. María proyectaba una espiritualidad que condujo a la creación de un ambiente de veneración a través de la oración. Por ello,  en este artículo se van a evocar preciadas oraciones a la Virgen María.

ORACIONES A LA VIRGEN MARIA

La Virgen María y sus oraciones

María, era de procedencia judía, según el Evangelio de Mateo, el Evangelio de Lucas y a los Hechos de los Apóstoles vivió hacia los finales del siglo I a.C. Escogida por Dios por su demostración de fe, de confianza en él,  para ser la madre de Jesús,  quién vendrá a salvar a su pueblo de sus pecados. Siendo tan significativo las palabras de su prima Isabel, que al conocer lo dicho por el Ángel Gabriel a María “Dios te salve, llena eres de gracia, el Señor esté contigo” clama con fuerte voz “Bienaventurada tú que has creído” (Lc. 1,45).

María estuvo presente hasta el final en la vida de Jesús, al pie de la cruz y como testigo de la resurrección. Imagen de una presencia viva y constante en el cristianismo, de ahí, el ser llamada la Madre del Señor siendo demostrada la admiración y devoción hacia ella, a través de la oración: entre las oraciones católica dedicadas a María la madre de Jesús de Nazareth, más conocidas están el Ave María, Salve y Bendita tú eres.

Origen del Ave María

Esta oración es de autor desconocido, la primera vez que apareció impresa fue en 1495 en el trabajo de Esposizione sopra Ave María de Girolamo Savonarola escrita en latín. Esta oración católica fue escrita en dos partes. La primera parte se basa en el evangelio de San Lucas impreso en la Biblia y es la oración principal del Rosario y del Ángelus. La segunda parte fue escrita por la iglesia y también tiene base en la Biblia, es una súplica de piedad a la Virgen María como madre de Dios.

Oración La Salve

Es uno de los rezos más antiguo y fundamental dedicado a la Virgen María, su origen se la han atribuido a varios autores, sin embargo, en recientes investigaciones filológicas han determinado es de origen español y escrita por el prelado gallego San Pedro de Mezonzo quien fue Obispo de Compostela.

Así mismo, el obispo Bernardo que le agrego la frase… » ¡Oh Clemente! ¡Oh Piadosa! ¡Oh dulce Virgen María!… En la época de los Templarios ya era muy popular y es posible que la hayan cantado, ya que si lo hacía órdenes como: los franciscanos, jesuitas y dominicos. A continuación se muestran otras oraciones dedicadas a la Virgen María y sus advocaciones marianas.

ORACIONES A LA VIRGEN MARIA

Bajo tu amparo

«Bajo tu amparo», en latín «Sub tuum praesidium»  al parecer es la oración más antigua dedicada a la Virgen María por los antiguos cristianos. Esta fue encontrada entre unos papiros descubiertos en Egipto durante una excavación arqueológica.

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies nuestras súplicas que te hacemos en nuestras necesidades; antes bien, líbranos de todo peligro.

Oh, Virgen gloriosa y bendita

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.

Para que seamos dignos de alcanzar las divinas gracias y promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

Ofrecimiento a la Santísima Virgen

 ¡Oh, Señora mía! ¡Oh, Madre mía! Yo me entrego enteramente a ti y en demostración de mi filial amor te consagro en este día, mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Siendo todo tuyo Oh, Madre de bondad, cuídame y defiéndeme como a pertenencia y posesión tuya.

Amén.

Regina Coeli (Reina del Cielo)

Las oraciones Alma Redemptoris Mater y Regina Coeli, las reza la Iglesia Católica en el lapso que va entre las vísperas del primer domingo de Adviento y la Fiesta de Purificación el 2 de febrero, estas se recitan tres veces al día. El Salve, Regina es una antífona. Esta oración tiene su origen oficialmente en el siglo XII y, según fue recitada por primera vez por el papa Gregorio Magno, cuando realizaba una procesión dedicada a la Virgen María, para eliminar una plaga y escuchó una voces angelicales cantando los tres primeros versos. Él agregó “Ora pro nobis Deum. Y la plaga se extinguió.

V. Reina del cielo alégrate; aleluya

R. Porque el Señor a quién has merecido llevar; aleluya

V. Ha resucitado según su palabra; aleluya

R. Súplica al Señor por nosotros; aleluya

V. Llénate de gozo y regocijo, Virgen María; aleluya

R. Porque verdaderamente ha resucitado el Señor; aleluya

Oremos

Oh, Dios,

que por la resurrección de tu Hijo,

nuestro Señor Jesucristo,

has llenado el mundo de alegría,

permítenos, por intercesión de su Madre,

la Virgen María,

llegar a alcanzar los gozos eternos.

Por nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

Ángelus

La práctica de rezar tres veces al día el Ave María es lo que se conoce como «Ángelus» oraciones que se rezan en honor a la Encarnación del Hijo de Dios en la Virgen María. Con el tiempo se le agregaron tres versos intercalados al las Ave maría y una oración de conclusión, esta oración es una antífona de Nuestra Señora Alma Redemptoris.

V. El Ángel del señor anunció a María,

R. Y concibió por obra y gracia del Espíritu Santo.

Se reza el Ave María

V. He aquí la esclava del Señor.

R. Hágase en mí según tu palabra.

Se reza el Ave María

V. El Verbo de Dios se hizo carne.

R. Y habitó entre nosotros.

Se reza el Ave María

V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.

R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

ORACIONES A LA VIRGEN MARIA

Oremos

Te rogamos, Señor, que extiendas tu gracia en nuestras almas, para que los que hemos conocido, por el anuncio del ángel, la Encarnación de tu Hijo Nuestro Señor Jesucristo, seamos conducidos por los méritos de su Pasión y Cruz a la Gloria de su Resurrección. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Esparce, Señor, tu gracia en nuestros corazones para que los que hemos percibido por el anuncio del ángel la Encarnación de tu Hijo Jesucristo, por su Pasión y Muerte, lleguemos a la gloria de la Resurrección. Por Cristo Nuestro Señor.

Amén.

Acordaos (San Bernardo)

Esta oración «Memorare» traducida al castellano Acordaos, fue dada a conocer por el padre Claudio Bernardo en el siglo XVII, en gratitud a su curación milagrosa, que según él la alcanzó por rezar esta oración. Esta oración también es muy popular porque San Francisco de Sales, la rezaban todos los día  y Santa Teresa de Calcuta,  se la enseñó a otros para cuando precisaban ayuda. Ella la rezaba en caso de emergencia y solicitud de un milagro.

Acordaos, oh misericordiosa Virgen María, que jamás se oyó decir, que ninguno de cuántos han ido a vuestro cobijo, rogando vuestro amparo y solicitando vuestro socorro, haya sido jamás abandonado de vos.

Alentado por esta fe, a vos acudo, oh Madre, Virgen de las vírgenes y llorando bajo el peso de mis pecados, me muevo a comparecer ante vos.

Madre de Dios, no desechéis mis suplicas, antes bien, escuchadlas y aceptadlas benignamente.

Amén.

ORACIONES A LA VIRGEN MARIA

Oración a la Reina del Cielo

La Virgen María es reconocida como la Reina del Cielo por ser la madre del Rey de Reyes y es Él, su hijo Jesucristo quien le otorga todos los poderes como Reina y Señora de toda su creación, de los hombres y de los ángeles. El título de Reina es un complemento del de Madre, pues su realeza es una consecuencia de su misión de madre, este representa el poder que le fue otorgado para cumplir esa misión.

Desde siglos anteriores ya los católicos invocaban a María como Reina de los Cielos, mientras rezan las Letanías Lauretanas. María es llamada Reina de los Cielos, en muchas oraciones y literatura devocional y se puede apreciar en las obras pictóricas occidentales sobre la Coronación de la Virgen María desde la Edad Media, antes que la Iglesia oficializara el dogma.

Imprimatur o licencia de publicación concedido por el Papa San Pío X el 8 de junio de 1908

Augusta Reina de los Cielos y Señora de los Ángeles, a Ti que has recibido de Dios el poder y la misión de aplastar la cabeza de Satanás, pedimos humildemente que envíes legiones celestiales para que, bajo Tus órdenes, persigan a los demonios, los combatan por todas partes, repriman su audacia y los precipiten en los abismos.

¿Quién como Dios?

¡Oh buena y tierna Madre, siempre serás nuestro amor y nuestra esperanza!

¡Oh, Divina Madre, envía a los Santos Ángeles para defenderme, y aleja de mi al cruel enemigo!.

Santos Ángeles y Arcángeles defendernos y guardarnos.

Amén.

A María

Madre, dame Tu mano y no me sueltes,

Déjame apoyarme en Ti al caminar,

Muéstrame el camino que solo me conduzca,

A tu Hijo con quién deseo algún día estar.

Pídele a Él que perdone mis errores,

Mi falta de paciencia, también de piedad,

Que me de fuerzas para tolerar el peso

De las injusticias que me hacen a menudo llorar.

Limpia mis lágrimas con Tu dulzura de siempre,

Cubre con tu manto, mis penas y ansiedad,

Regálame la paz que de tus ojos mana,

Y muéstrame las huellas del amor y la humildad.

ORACIONES A LA VIRGEN MARIA

La oración a la Virgen María que rezaba el Padre Pío

Desde pequeño el Padre Pío, fue un niño muy espiritual, le gustaba ir a la iglesia a orar o se apartaba al campo para pensar en Dios, con frecuencia hacia penitencia por su amor a Dios y al prójimo. En la misma iglesia donde lo bautizaron, tomo la primera comunión y confirmaron, fue donde por vez primera se le apareció el Sagrado Corazón de Jesús, cuando tenía apenas 5 años y luego en varias ocasiones hasta el resto de su vida tuvo apariciones de la Virgen María que llamaba madrecita.

Líbrame de todas las tentaciones o confiéreme la fuerza de vencerlas hasta la muerte”

 Santísima Virgen Inmaculada y Madre mía María, a ti que eres la Madre de mi Señor, la Reina del mundo, la Abogada, la Esperanza, el Refugio de los pecadores, recurro hoy, yo que soy el más abatido de todos, te venero, oh gran Reina y te agradezco por todas las gracias me has dado hasta ahora, especialmente haberme librado del infierno, tantas veces merecido por mí.

Yo te amo, Señora encantadora, y por el amor que te tengo, prometo dedicarme a servirte siempre y hacer todo lo que pueda para que tú seas amada más por los demás.

Pongo en ti, después de Jesús, todas mis esperanzas, toda mi salud, acéptame como tu siervo, y acógeme bajo tu manto, tú, Madre de Misericordia.

Y ya que eres tan fuerte ante Dios, líbrame de todas las tentaciones o dame la fuerza de vencerlas hasta la muerte.

A ti te ruego por  el verdadero amor a Jesucristo, de ti espero hacer una buena muerte, Madre mía, por el amor que tienes a Dios, te pido me ayudes constantemente, pero más en el último momento de mi vida. No me desampares hasta no verme salvo en el cielo, bendiciéndote y cantando tus misericordias por toda la eternidad.

Amén.

Oración a María Madre  

En esta oración se le implora a la virgen María para que nos asista en todo momento, y nos proteja incluso de nuestra propia maldad, por medio del amor de su hijo Jesús de Nazaret. Que al subirla al cielo y coronarla, ella pasó a ser la Reina del Cielo y la tierra, dispensadora de favores y Madre Nuestra. Por esto la veneración a la Virgen María lleva a la salvación.

Préstame Madre tus ojos para con ellos mirar

porque sin con ellos miro, nunca volveré a pecar.

Préstame Madre tus labios para con ellos rezar

porque si con ellos rezo Jesús, me logrará escuchar.

Préstame Madre tu lengua para poder comulgar

pues es tu lengua materna de amor y santidad.

Préstame Madre tus brazos para esforzarme a trabajar

que así será fructífero mi trabajo una y mil veces más.

Préstame Madre tu manto para ocultar mi maldad

pues protegida con tu manto al Cielo he de llegar.

Préstame Madre a tu Hijo para yo tener el privilegio de amar

Pues si me das a Jesús ¿qué más puedo yo desear?

Así será esta mi dicha

por toda la eternidad.
Amén.

Oraciones a la Virgen de la Medalla Milagrosa

El diseño de la Medalla Milagrosa como se conoce a la Medalla de la Inmaculada Concepción, según fue hecho siguiendo las indicaciones de la Virgen María, durante las tres apariciones que en 1830 a Santa Catalina Labouré cuando apenas era una novicia. La Santísima Virgen en la primera aparición, le informó que le tenía una misión, en la segunda la Virgen apareció, montada como en la mitad de un globo, entre sus manos una esfera dorada y en la tercera montada sobre el mundo y emanando luz sanadora.

La Virgen le explicó el significado de cada símbolo, y le dijo que lo rayos luminosos, son la gracias solicitadas por las gentes y que todavía había disponibilidad para que sigan suplicando favores. Asimismo al pie de la visión, leía la siguiente frase: «oh María, sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti»

ORACIONES A LA VIRGEN MARIA

¡Oh María!, sin pecado concebida rogad por nosotros que acudimos a Vos,
sin tardanza pregona lengua mía las glorias y alabanzas de María,

Atiende a mi socorro, gran Señora y cobíjame tu diestra protectora.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en un principio,  ahora y siempre, y por los siglos de los siglos.

Amén.

¡Oh Jesús Señor Nuestro!, que has querido enaltecer con numerosos prodigios a la Bienaventurada Virgen María desde el primer instante de su Concepción Inmaculada. Te suplicamos que cuántos con devoción pedimos tu protección en la tierra, merezcamos disfrutar de tu vista en el cielo. Tú que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

¡Oh María! A través de Ti, conferimos nuestro infinito agradecimiento a Dios por el favor que dispensaste a tu sierva, Santa Catalina Labouré, presentándote pura y sin mancha de pecado, y ofreciéndole como remedio de todos los males la Medalla Milagrosa.

Por este favor, te pedimos que nos hagas digno de tu protección y sinceros devotos de tu Purísima Concepción. Amén.

Súplica

¡Dios te Salve Reina de los Cielos y tierra, queridísima Madre de los pecadores!

Llenos nuestros corazones de absoluta confianza, acudimos a tu maternal afecto. Somos pecadores y no merecemos tu abrigo. Pero al apreciarte en la Medalla Milagrosa con los brazos abiertos, invitándonos a acercarnos a Ti y con las manos derramando torrentes tus bendiciones, animosos concurrimos a tus pies, para expresarte mediante esta novena nuestras urgentes necesidades.

(Petición privada del favor que se desea o cómo también agradecer por el favor concedido).

¡Oh María! Tú eres después de Dios nuestra única Esperanza.

Escucha complaciente la confiada oración, que en la presente necesidad, elevamos a tu misericordia, si es para gloria de Dios y bien de nuestras almas. Al mismo tiempo, deseando ser verdaderos cristianos, y por ello, ser premiados con  las miradas de Dios y de tu protección, te rogamos humildemente, tierna Madre llenes nuestra alma del espíritu de oración, de moderación y de penitencia de nuestras pasiones.

Alcanzando fidelidad en el cumplimiento de nuestros deberes religiosos y constancia en el bien hasta la muerte. Ruega por nosotros. ¡Oh María! Y haznos partícipe de los tesoros divinos de que fuiste colmada en tu Purísima Concepción, Así Sea.

Oración a la Reina de los Ángeles

En la Asunción de María al Cielo, ella es llevada por los ángeles. Cuando Dios la corona como reina del Cielo y la Tierra, ella está por encima de los ángeles que son los mensajeros de Dios Todopoderoso y de su Hijo Jesús, y si bien María es intermediaria entre ellos y nosotros, ella está por encima de los ángeles y arcángeles. Desde, que Dios escogió a María para ser madre de su Hijo Jesús de Nazaret, los ángeles han jugado un papel muy importante en la peregrinación terrena de María y su asunción al Cielo.

¡Oh Augusta Reina de los Cielos y Señora de los Ángeles! Pues has recibido de Dios el poder y la misión de aplastar la cabeza de Satanás, le imploramos humildemente, destina las legiones angélicas, para que bajo tu mando, persigan a los demonios, combatan contra ellos en todas partes, castiguen su audacia y los sepulten en el infierno.

Santos ángeles y arcángeles, defiéndenos, protégenos. ¡Oh buena y tierna Madre! Tú eres siempre nuestro amor y nuestra esperanza. ¡Oh divina Madre! Envía los santos ángeles para defenderme y para rechazar lejos el demonio, mi cruel enemigo.

ORACIONES A LA VIRGEN MARIA

San Miguel Arcángel, ruega por nosotros
San Gabriel Arcángel, ruega por nosotros
San Rafael Arcángel, ruega por nosotros
Santos Ángeles Custodios, rueguen por nosotros,
Coros Angélicos, rueguen por nosotros.

Reina de los Ángeles, ruega por nosotros.

Oración a Santa María de Coromoto en Guanare de los Cospes

Esta son dos oraciones dedicadas a la Virgen María en su advocación mariana de la Virgen María de Coromoto, patrona de Venezuela. Es una advocación mariana que apareció hace 366 años en Guanare en el estado Portuguesa en Venezuela, se le presentó a un indio llamado Coromoto de la tribu de los Cospes. La imagen que se conoce en la actualidad, tiene como referencia la imagen que le dejó la virgen María a Coromoto y puede apreciarse en la Basílica Menor Santuario Nacional de Nuestra Señora de Coromoto, en lugar de su segunda aparición.

Virgen de Coromoto, Patrona de Venezuela, te pedimos que por tu intercesión, vivamos nuestro Bautismo y promovamos el progreso de nuestra patria, por caminos de justicia y de paz. Amén.

Himno a la Virgen de Coromoto

Salve aurora jubilosa
de una patria soberana
que te bendice y aclama
con su historia gloriosa.

Salve Virgen de los llanos
siempre viva del amor
cautivas tú el corazón
de todo venezolano.

Flores de nieve en los Andes
olas de azul en el mar
todo me dice un cantar
para rimar tus bondades.

En los pliegues tricolores
de la bandera señera
guarda Venezuela entera
de su Virgen los amores.

ORACIONES A LA VIRGEN MARIA

Magnificat

Esta oración católica, está tomada de las palabras que según el evangelio de San Lucas (1: 46-55), María le dirige a Dios cuando fue a visitar a su prima Santa Isabel cuando se enteró que estaba embarazada de San Juan Bautista (Lucas 1. 5-25).

Esta oración es poderosísima. Fue dictada por el Espíritu Santo, a la Santísima Virgen María. Cuando llevando en su seno virginal la encarnación del Verbo Divino, fue a visitar a su prima Santa Isabel en las montañas de Judea.

A saber:
Proclama mi alma la grandeza del Señor, se contenta mi espíritu en Dios mi Salvador, porque ha mirado la suavidad de su esclava.
Desde hoy y por siempre me felicitará toda la humanidad porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí. Su nombre es Santo y su bondad llega a sus fieles de generación en generación.

Él muestra valentía con su brazo, dispersa a los soberbios de corazón. Depone del trono a los poderosos y enaltece a los humildes. A los hambrientos los colma de bienes y a los ricos despide vacíos.

Ayuda a Israel su siervo, evocando de su santa alianza según lo había prometido a nuestros padres en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo como era en un principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

La Legión de María

Surge este grupo de personas que se reúnen para enaltecer a María Madre de Dios.
La Legión de María fue fundada el siete de septiembre de un mil novecientos veintiuno. Siendo promotor de esta idea el siervo Frank Duff, quién se destacó por un profundo amor del misterio de su iglesia como Cuerpo de Cristo y del lugar que ocupa María, la madre de Jesús.

En su inmenso deseo de compartir este conocimiento y fiel a su amor hacia María formó lo que hoy se conoce como la Legión de María. En estas reuniones se brinda alabanzas a María, mediante diversas oraciones. Citando entre ellas:

Oración al empezar la reunión.

En el nombre del Padre,…..

Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos la llama de tu amor.
V. Envía, Señor, tu espíritu y todo será creado.
R. Y renovarás la faz de la tierra.

De seguido, se reza el Santo Rosario y al final de este, en toda reunión, se continúa con la Catena Legionis, que es una cadena de oración que une a todos los legionarios del mundo para vivificar su lucha para establecer el Reino de Jesucristo en el mundo.

ORACIONES A LA VIRGEN MARIA

Catena Legionis

Antífona. ¿Quién es Esta que va subiendo cual aurora naciente, bella como la luna, brillante como el sol, terrible como un ejército formado en batalla?

Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador,
porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el poderoso
ha hecho obras grandes por mi;
su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación……..

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona. ¿Quién es Esta que va subiendo cual aurora naciente, bella como la luna, brillante como el sol, terrible como un ejército formado en batalla?

V. Oh María, sin pecado concebida.
R. Ruega por nosotros que recurrimos a ti.

Oh, Señor Jesucristo, medianero nuestro delante del Padre, que constituiste a la Santísima Virgen, tu Madre, Madre nuestra y medianera ante Ti, haz que cuántos a Ti acudieren para pedirte beneficios se gocen de haberlo conseguido todo por Ella. Amén.

Apariciones y Advocaciones de la Virgen

La Virgen María se ha manifestado en el mundo en diferentes momentos y generaciones siendo lo particular la variedad de su imagen como se presenta ante los hombres. Siendo su petición la de acercarse a Dios y a ella mediante la oración y rezo del Santo Rosario. Entre las más emblemáticas apariciones de la Virgen, se encuentran:

  • La Virgen del Pilar en España, Zaragoza. 40 DC.
  • Nuestra Señora de Guadalupe, Reina de México 1531, Emperatriz de las Américas y las Filipinas.
  • Nuestra Señora de La Coromoto en Venezuela, 1652. Patrona de Venezuela. Desde noviembre del 2011, Patrona de la Arquidiócesis de Caracas.
  • Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa en París, Francia, noviembre de 1830.
  • Nuestra Señora de Lourdes en Francia.
  • Nuestra Señora del Rosario de Fátima en Portugal, 1917.
  • Virgen de Chapi, Arequipa, Perú, siglo XVIII
  • Nuestra Señora de Medjugorje en Bosnia y Herzegovina, 1981. Todavía es objeto de estudio, por parte, de la Santa Sede.

Te invito a leer también:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.