Si estás desempleado te invito a elevar al Señor con fe tu oración para conseguir trabajo y así comenzar a experimentar una óptima calidad de vida.

oración-para-conseguir-trabajo 2

Oración para conseguir trabajo

La Palabra del Señor nos ensaña en el libro de Mateo, capítulo 7, versículos 7 y 8 que debemos pedir, porque cuando pedimos recibimos, sin embargo, cuando vamos a su presencia a solicitar alguna petición debemos ir con fe porque en Él conseguiremos respuesta.

 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

Mateo 7: 7 – 8

¿Pero recibimos del Señor todas las cosas que pedimos? Aquí debemos hacer una alto, porque aparte de pedir con fe debemos estar seguros que lo que pedimos es conforme a su voluntad.

oración-para-conseguir-trabajo 3

Las escrituras nos enseña en el libro de 1 de Juan, capítulo 5, versículo 14:

«Tenemos confianza en Dios, porque sabemos que si le pedimos algo conforme a su voluntad, él nos oye.»

Partiendo de esta verdad bíblica concluimos que las peticiones que elevamos del Señor deben ser conforme a su voluntad para ser contestadas; es decir, para ser recibidas.

La oración para conseguir trabajo no es la excepción, todas las áreas de nuestras vidas deben estar rendidas ante Él, y tener la certeza que estamos en el centro de su voluntad para recibir las bendiciones anheladas.

Cuando pedimos al Señor por un trabajo, podemos tener estar seguros que estamos orando conforme a su voluntad, pues la Palabra lo demanda en  el libro de 2 de Tesalonicenses, capítulo 3, versículo 10:

«Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma

Quiere esto decir, que hacer una oración para conseguir trabajo está apegado a lo que demanda la Palabra.

Orando desde el corazón

Padre Eterno vengo consciente de que todas mis necesidades descansan en ti.

Cada día deseo de todo corazón estar en el centro de tu voluntad.

Por ello, hoy acudo ante ti clamando.

Elevo esta oración para conseguir trabajo.

Permite que el mismo traiga calidad de vida para mí y los míos.

Amado Dios, tengo la certeza que tus planes siempre son mejores que los míos.

Por eso te pido que las ofertas que lleguen a mi vida yo pueda discernirlas a luz de tu Palabra, trayendo éstas a mi bendición, y no tristeza.

Ayúdame mientras espero a descansar en Ti.

A no apresurarme aceptar lo que de Ti no viene por necesidad, sino a creer firmemente que cuando Tu respuesta llegue es porque es el tiempo que haz previsto para mí.

Te lo pido mi buen Señor, en el nombre de tu amado hijo Jesús. Amén…

Como mencionamos anteriormente cuando vamos al Señor con alguna petición, ésta debe ser conforme a la voluntad del Señor. Sabemos también que trabajar forma parte de los planes y bendiciones que tiene el Padre para nosotros. Sin embargo, cuando pedimos a Él por un empleo debemos estar seguros que las ofertas que llegan a nuestra vidas vienen de parte de Él.

Es recurrente escuchar a muchos creyentes decir: ¡El Señor proveyó para mi un empleo, pero ya no puedo congregarme, ni participar de las actividades espirituales que convoca la iglesia porque no tengo tiempo! ¡Cuidado! Puede ser ésta muy buena oferta, pero si ésta te lleva a sacrificar el tiempo que es del Señor es muy probable que esa respuesta no venga de Él.

Pudiese presentarse el caso de que digas ¡Conseguí empleo, pero estoy muy triste porque a veces debo hacer cosas que no van de la mano con mi fe! ¡Alerta! No puede el Señor proveer a nuestras vidas cosas que nos hagan ofenderle o alejarnos de Él, tampoco que traigan aflicción.

La Palabra del Señor nos enseña en el libro de Proverbios, capítulo 10, versículo 22:

«La bendición de Jehová es la que enriquece, Y no añade tristeza con ella.»

Cuando hacemos una oración para conseguir trabajo debemos aprender a esperar en su tiempo, que no son los nuestros, puede que se presenten ofertas muy atractivas, pero debemos aprender a escuchar su voz y saber qué es lo que Él tiene para nosotros conforme a sus propósitos eternos.

Así permitiremos al Señor que nos dirija y tome el control de toda situación que pueda presentarse en nuestros trabajos cuando estamos seguros que éstos han venido de Él.

Para profundizar más acerca de esta última reflexión te invito a seguir el siguiente enlace Oración para que me vaya bien en el trabajo cada día

Recordemos al hacer la oración por un trabajo hacerlo con fe y buscando su voluntad, como complemento te invito a ver el siguiente contenido audiovisual.

Agradeciendo al Padre

Toda oración debe ir acompañada de agradecimiento; la oración para conseguir trabajo debe ir acompañada de gratitud, porque hemos dicho que si oramos con fe y según su voluntad Él nos responde, entonces podemos tener la certeza de que nuestro Padre proveerá lo que necesitamos para bendecir nuestras vidas y la de nuestras familias.

La Palabra nos enseña en el libro de los Salmos, capítulo 100, versículo 4:

«Entrad por sus puertas con acción de gracias,
Por sus atrios con alabanza;
Alabadle, bendecid su nombre.»

Debemos agradecer al Señor de antemano por la respuesta recibida, creyendo fielmente que si estamos orando conforme a su Palabra y propósitos lo que estamos pidiendo sin duda alguna vendrá.

Muchas personas suelen entrar en angustia y preocupación cuando no ven su respuesta en el tiempo que esperan, pero nuestro Señor nos enseña que por nada debemos estar afanosos, veamos en el libro de Filipenses, capítulo 4, versículos 6 y 7:

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

 

En el Señor hay que aprender a tener paz. Nuestro Padre es bueno y Fiel. Sabe de qué cosas tenemos necesidad, y su respuesta viene a nosotros en el momento indicado. Cuando aprendemos a esperar en Él, sus ricas bendiciones son derramadas sobre nuestras vidas, proveyendo así la calidad de vida que anhelamos para nosotros y para los nuestros. Oremos con fe, en su voluntad y con acción de gracias, esperemos con paciencia en Él y gocemos de su paz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here