El Justo Juez es la encarnación de Jesucristo como figura con autoridad para hacer justicia a todos nosotros y más cuando le hacemos nuestras plegarias, ya que él las escuchará y nos protegerá. Así que si quieres conocer cuál es la Oración del Justo Juez que debes hacer en cada momento aquí en este artículo te las vamos a enseñar.

oracion del justo juez

Oración al Justo Juez

La Oración al Justo Juez se debe hacer con la fe que debemos tener en Jesucristo y se hace en cualquier momento del día en que tengamos la necesidad que Jesús intervenga con su justicia en nuestras vidas. Esta oración data de hace muchos siglos y es muy efectiva para estar en contacto con Jesús y Dios.

¡Divino y Justo Juez!, tan de los vivos como de los muertos, que eres la encarnación del sol de la justicia, que fuiste encarnado en un vientre de castidad que era de la santa virgen María, para que de allí saliera el linaje de la salud de los seres humanos. Justo Juez, que fuiste nuestro creador tanto del cielo y la tierra y que moriste por mi causa en una cruz.

Tu quien fuiste llevado al sepulcro envuelto en el santo sudario y al tercer día resucitaste, logrando vencer a la muerte y también al infierno. Justo, Divino Juez, te pido que escuches atentamente mis plegarias, que atiendas a lo que te ruego y que hagas el favor de darme una respuesta favorable. Que sea tu santa voz la que calmaba las tempestades, la que sanó a muchos enfermos y que logró levantar a los muertos, como lázaro y el hijo de viuda de Naim, la que me hable en todo momento.

Que con tu sola voz lograbas que los demonios huyeran, y salieran de los cuerpos que habían tomado en posesión, que con tus manos diste la vista a los ciegos, hiciste hablar a los mudos, que oyeran los sordos y le diste el perdón de los pecados a todos aquellos que con fe creían en ti.

Tú fuiste invisible ante todos tus enemigos y con tu vos salían atemorizados y caen por la tierra hacia el huerto cuando fueron a hacerte prisionero y también cuando dabas tu último respiro en la cruz, y ante tu dolor los universos se estremecieron. Pudiste abrir las cárceles a Pedro y le sacaste de allí sin que nadie pudiera verlo.

oracion del justo juez

Le diste la salvación a Dimas y perdonaste a la mujer adúltera. Hoy te pido justo juez que me liberes de todos aquellos enemigos que se puedan ver o no, que sea tu sábana santa la que me cubra, que tu santa sombra me esconda, que el velo sagrado que cubrió tus ojos enceguezcan a aquellas personas que me persiguen y todos los que en este momento me desean el mal, que si tiene ojos no me vean, si tiene piernas no me alcance, que sus manos no me toquen, y si oídos tienen no me escuchen, que su lengua se ate y enmudezcan para que no me acusen y sus labios queden mudos ante los tribunales cuando quieran hacerme algún perjuicio.

¡Oh Jesucristo Justo y divino Juez! Dame el favor ante mis angustias y mis pesares, actos y compromisos y cuando te invoque y clame por tu poderosa voz para llamarte en auxilio, que se abran todas las puertas de las cárceles, que se rompan cadenas y lazos, que los grilletes y rejas logren quebrase, que los cuchillos se caigan doblados y que cualquier arma que se intente usar en mi contra quede inutilizada.

Que no me persigan las fieras, que los espías no  puedan verme ni encontrarme, que sea tu sangre la que me bañe y que tu manto sea el que me cubra, que tus manos me bendigan, y tu poder logre ocultarme, que sea tu cruz mi principal defensa y mi escudo ante la vida y en el momento de mi muerte.

¡Oh Justo Juez, que es el Hijo de nuestro Padre Eterno, y junto a él y el espíritu santo conforman al único Dios verdadero! Eres el verbo hecho carne. Te pido y suplico que me cubras con el manto sagrado de la santísima trinidad para que me ayudes a liberarme de todo mal y peligro para glorificar tú santo nombre. Acompáñame en este viaje de la vida y déjame verme libre de todo peligro o accidente para que me defiendas ante mis enemigos y me ayudes en todas mis necesidades. Amén.

¿Por qué hacer esta oración?

Esta oración se hace para conseguir la protección de nosotros y de nuestros familiares, es una oración que debe usarse por todos los cristianos que tenemos fe en Jesucristo, la misma sirve para que cada persona pueda apreciar que es lo que nos une a Jesús.

Por eso al momento de hacer esta plegaria debemos también enviar alabanzas al cielo y saber que nuestra persona estará salva por el poder divino de Dios cuando oramos al Justo Juez. Como es una oración que la dirigimos directamente a Nuestro Padre en el cielo, con ella lo que buscamos es tener justicia, cuando pedimos con fe nuestro Dios todopoderoso nos dará lo que pedimos y rogamos.

Oración al Justo Juez para Causas Justas

Esta oración se hace cuando queremos tener justicia ante un momento de dolor y desesperanza, cuando la hagas enciende una vela blanca y deja que se consuma toda. Siempre pide a Dios para que sea tu protector él nunca te fallará ya que no hay carga tan pesada que Dios te ponga en tu espalda y que él no sepa que la puedes soportar, siempre estará a tu pendiente, por tu sanación y salvación.

¡Oh divino y Justo Juez! Que puedes hacer la extensión del poder de tus manos a pobre y ricos. Que amas el perdón y la caridad eterna, que la luz del espíritu pueda iluminar nuestros caminos de la penumbra, eres la palabra de la vida y del verdadero amor, enséñanos y danos el testimonio que nos alimenta en cada una de las oraciones que hacemos.

Tu que fuiste quien padeció maltratos y humillaciones, aun siento el santo más puro del cielo, lograste aceptar con mucha humildad los castigos más crueles en tu cuerpo, tú que eras el Rey de reyes, y serás quien viva y reina ante toda maldad y en la humanidad, que aceptaste sin murmuro ni reproches los golpes más fuertes, y diste todo por salvarnos, que esta oración logre llegar a ti y escuches nuestra petición.

Todos los demonios y poseídos salían huyendo de ti ya que tú oración era poderosa, con ella levantas los enfermos de sus camas, hacías que los ciegos vieran, que los leprosos sanaran y además nos diste el pan y la vida para aquellos que te seguimos con fidelidad y escuchamos tu palabra santa para la liberación de nuestras almas.

Pudiste hacer la multiplicación de los peces y los panes para muchos comieran, abriste las aguas y caminaste a través de ellas, nos diste el día y la noche, la paz y la alegría, se tu quien nos juzgué y acompañes a tu pueblo, el cual te ama y te sigue a través de tu Santa palabra, haciendo oración constante para pedir por tu perdón y salvación.

Sin límites pudiste entregarnos todo y has cumplido siempre con tu promesa que cuando un devoto acude ante ti no lo humillas ni traicionas, no lo ofendes ni lastimas. Tus enseñanzas con parábolas nos dejaron una herencia eterna en las escrituras, por eso te pido que escuches mi oración y acudan a mi favor, no me desampares Señor, permite que siga caminando a tu lado por senderos de paz y de justicia.

Que ningún mal llegue a mi cuerpo o a mí alma, que consiga el camino de regreso a casa en los momentos que me sienta perdido, ya que sé que tu estarás allí esperándome, para darme aliento y reconfortarme en mi dolor, y serás tu quien me lleve sano al cielo al lado de Dios Padreen el momento de mi muerte y de la salvación de mi alma, nuestro creador todopoderoso. Amén.

Te recomendamos estos otros enlaces que son de mucho interés:

Oración a San Alejo

Oración a San Judas Tadeo

Oración a Santa Bárbara

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here