Oración del credo

Existe la oración del credo corto y la oración del credo largo

Existen muchas oraciones diferentes que se suelen utilizar en mayor o menor medida. Sin embargo, la que queremos citar hoy es bastante frecuente en Misa. Se trata de la oración del credo, de la cual se pueden distinguir dos tipos: El corto y el largo.

En este artículo vamos a explicar qué es y en qué se asemejan y diferencian las dos variantes. Además, citaremos las dos al completo. Así que si queréis conocer la oración del credo, os recomiendo que sigáis leyendo.

¿Qué es la oración del credo?

La oración del credo se suele hacer los domingos en Misa

Cuando hablamos del credo, nos referimos a un resumen de las creencias y los dogmas de más importancia en la fe cristiana. Esta misma fe es confesada en el bautismo por parte de nuestros padrinos y padres en nuestro nombre y los domingos durante la Misa. Por lo tanto no es de extrañar que la oración del credo se recite sobre todo los domingos en Misa. Así se confiesa públicamente la fe en Dios, Jesús y el Espíritu Santo, que forman el centro del cristianismo.

Artículo relacionado:
¿Cuántas y Cuáles son las Partes de la Misa?

Los domingos se celebra la Resurrección del Señor y se renueva simbólicamente el bautismo. Antes de pasar por el momento del agua se utiliza la oración del credo para mostrar la fe en Dios mediante la respuesta a la triple pregunta de si creemos en Dios Padre, si creemos en Jesucristo y si creemos en el Espíritu Santo. Así nos preparamos para recibir el sacramento que implica el nuevo nacimiento y para formar parte del Cuerpo de Cristo y de la Iglesia.

¿Cuál es la oración del credo?

La oración del credo es bastante famosa

Antes de citar la oración del credo, es importante destacar que existen dos versiones: Una corta y otra larga. ¿Y eso por qué? La existencia de ambas no es puro capricho, si no que tiene su motivo.

El credo corto se conoce como credo apostólico o credo de los apóstoles. Según la leyenda fueron los mismos apóstoles quienes redactaron la oración del credo, justo diez días después de la Ascensión de Jesús. No obstante, en realidad no fueron ellos los autores. El credo apostólico recibe este nombre porque se basa en la doctrina que fue enseñada por ellos.

Por otra parte, el credo largo se llama credo de Nicea – Constantinopla, es decir que es el credo de los concilios de Nicea del año 325 y también de Constantinopla del año 381. Ambos respondieron a las herejías que luchaban contra el Espíritu Santo, que eran la arriana y la de los pneumatómacos.

Tanto el credo largo como el credo corto cuentan con una estructura dividida en tres partes basándose en la Trinidad: La confirmación de la creencia en Dios Padre, la confirmación de creencias en su hijo Jesucristo, el salvador y la confirmación de la creencia en la Iglesia y en el Espíritu Santo. Lo que diferencia a ambos es su lenguaje y la forma de expresar las cosas, aunque el mensaje final es el mismo en las dos oraciones.

El credo de los apóstoles (el corto) habla del Dios Hijo Jesucristo enumerando las diferentes acciones históricas: El nacimiento, la pasión, la muerte y la resurrección. Para ello utilizan sobre todo expresiones bíblicas, como por ejemplo la resurrección a los tres días.

En cambio, el credo de Nicea – Constantinopla (el largo) usa un lenguaje anterior que no es bíblico. Este lenguaje está más relacionado con la filosofía griega, pero sin ser extraño a lo que implica la revelación. A lo largo del siglo IV, el cristianismo había conseguido introducirse en el imperio romano y amoldarse exitosamente a la cultura clásica. En aquel entonces ya no se trataba únicamente de una fe semítica o hebrea, si no que llegó a conseguir expresar las verdades relacionadas con la revelación utilizando el lenguaje filosófico griego.

Credo de los apóstoles (oración del credo corto)

Artículo relacionado:
¿Qué es el Credo de los Apóstoles? Descúbrelo

Creo en Dios, Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.

Creo en Jesucristo su único Hijo Nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo.

Nació de Santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre, todopoderoso.
Desde allí va a venir a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia católica
la comunión de los santos, el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén

Credo de Nicea – Constantinopla (oración del credo largo)

Creo en un solo Dios,
Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un solo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios,
Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros lo hombres,
y por nuestra salvación
bajó del cielo,
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen,
y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.

Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.

Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.
Amén.

Como podéis ver, sí que existe una diferencia notable entre la oración del credo corta y la oración del credo larga, pero ambas tienen su importancia a nivel histórico y religioso. Espero que esta información os haya resultado interesante.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.