Oración del Ángel de la Guarda

rezo diario para el ángel de la guarda

Rezarle una oración al Ángel de la Guarda, significa que vas a encomendar parte de tu ser espiritual a ese Ángel de la Guarda, que te va a acompañar durante toda la vida en la Tierra. Si quieres saber: cuáles son las oraciones que puedes rezarle a cada día a tu Ángel de Guarda, a continuación, te indicamos dos rezoas que podrás recordar de forma sencilla.

¿Qué dicen los escritos sobre los Ángeles de la Guarda?

Como se recogen los catecismos de la Iglesia Católica, los ángeles existen y son considerados como una verdad de fe. Esto quiere decir, que la verdad es divinamente revelada a través de estos seres de luz.

Desde el catecismo, se indica que cada persona tiene un Ángel de la Guarda, que le ayudará a reconducir su vida en caso de necesitarlo y además actuará como una ángel protector.

Desde la Tierra, cuando una persona pierda la fe podrá rezarle a su Ángel de la Guarda, para que pueda ayudarle a conducir su vida.

¿Por qué son importantes los Ángeles de la Guarda?

Los ángeles son considerados como seres espirituales que fueron creados por Dios para servirle. Además a lo largo de la historia del cristianismo, estos seres espirituales han servido como mensajeros, que nos han comunicado la voluntad de Dios a lo largo de la historia.

A continuación, te proponemos dos oraciones para que puedas encomendarte a tu ángel de la guardia cuando lo necesites.

Oración para el Ángel de la Guarda

1ª oración para usar cada día para tu Ángel de la Guarda

Esta oración es muy simple y podrás usarla cada día. Además, es recomendada para enseñarla a los niños que están estudiando el catecismo para hacer su primera comunión.

Custodio enviado por Dios. Debido a que la Providencia se verán a me ha encomendado a ti quiero que puedas iluminarme en, guardarme y guiarme en este día. Amén.

2ª oración para rezarle cada día a tu Ángel de la Guarda

Esta segunda oración es la más conocida. Pero, también es muy fácil de recordar para usarla a diario.

Ángel de la Guarda, dulce compañía, no me desampares, ni de noche ni de día, hasta que me entregues en los brazos de Jesús, José y María.

Con tus alas y me abrazo a la cruz, en mi corazón llevo al dulcísimo nombre de Jesús.

Con mi Dios me acuesto, con mi Dios me levanto y con la Virgen María y el Espíritu Santo. Amén.

¿Qué te han parecido estás oraciones? ¿Conoces más oraciones para el rezarle cada día al Ángel de la Guarda?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.