Aprende junto a nosotros esta hermosa oración de la tarde, para dar gracias a Dios. Porque no hay momento en el que no se pueda estar agradecido por la gracia y la misericordia del Señor.

oración-de-la-tarde-2

Oración de la tarde

En esta ocasión te animamos a elevar una oración vespertina o de últimas horas de la tarde para dar gracias a Dios por las bendiciones recibidas luego del día cumplido.

En nuestro afán diario y cuando ya el día llega a su final, es bueno hacer una pausa e ir al lugar intimo para agradecer a Dios nuestro Padre y creador por todo aquello que le plació concedernos y nos permitió vivir durante el día.

Por la tarde una Oración a la luz del salmo 4 

Nada mejor que orar a Dios con una alabanza para dar gracias por sus bendiciones. Por eso hoy traemos esta oración a la luz del salmo 4, donde el salmista coloca toda su confianza en Dios. Oremos con fe esta hermosa alabanza, dando gracias a Dios y a su vez proclamando su palabra.

Padre Celestial en el nombre de Jesús.

Me coloco en esta hora en tu presencia,

Para proclamar tu palabra y darte gracias,

A la luz de lo que está escrito en el Salmo 4:

Padre y Dios mío, tú eres mi defensor;

Te doy gracias porque siempre me respondes cuando te llamo.

Gracias, porque cuando tengo problemas, me ayudas a salir de ellos.

Siempre Señor ¡Te compadeces de mí, y escucha mi oración! Gracias.

oración-de-la-tarde-3

Padre y Dios mío perdóname en el nombre de Jesús, si en algo te he ofendido,

Perdón si he luchado con mis propias fuerzas.

Ayúdame a no ofenderte, a no engañarte y agradarte más

Que mis enemigos se enteren que tu mi Dios, me muestras tu amor

Señor enséñame y ayúdame a serte fiel;

¡Tú mi Dios me escuchas cuando te llamo! Gracias.

Ahora que se acerca la noche y me dispongo a dormir,

Medito en todo lo que he hecho y en todo lo que me has bendecido.

Te doy gracias por lo que me has concedido y deposito toda mi confianza en ti

¡Hazte presente, Dios mío!, y muéstrame tu bondad

Padre yo soy muy feliz, porque mi alegría viene de ti.

Por eso cuando me acuesto, me duermo enseguida,

Porque sólo tú, mi Dios, me das tranquilidad y paz.

¡Gracias mi Dios!

Por la mañana te invitamos a hacer esta oración para empezar el día con la gracia de Dios. Y si te encuentras tristes puedes hacer esta oración para la tristeza, el desánimo y la apatía. Recuerda, cuando la depresión quiere ganar terreno en tu vida, lo más efectivo es elevar un clamor al Señor buscando su ayuda. Luego hacer esta oración para conciliar el sueño y dormir plácidamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here