Oración a San Pancracio: Para el Dinero, Salud y Empleo

Pancracio (en latín, Pancratius; en griego, Άγιος Πανκράτιος; en italiano, San Pancrazio; en inglés, Saint Pancras) es un santo que fue un ciudadano romano, que luego se convirtió al cristianismo, y fue condenado a la decapitación en el año 304, cuando sólo contaba con 15 años de edad. El significado de su nombre en griego quiere decir, literalmente, el que lo sostiene todo. En este artículo podrás conocer la Oración a San Pancracio.
oracion a san pancracio

Oraciones a San Pancracio

A día de hoy, se tiene constancia de que el Santo San Pancracio ha sido venerado a lo largo de los siglos, así como los milagros que ha obrado y se tiene la creencia de que las oraciones dedicadas a él, con relación al trabajo, el dinero, el amor, la salud, e infinidades de asuntos son muy eficaces. No tenemos noticias del momento exacto en el que comenzó su veneración, pero luego de que llegara, ha traído la felicidad, la dicha y la prosperidad a sus seguidores.

Es excelente la reputación de este santo, así como la de sus oraciones de San Pancracio, por lo que ha sido transformado en un símbolo de buena fortuna, porque su devoción ha sido grandemente extendida por el mundo y en cada hogar se puede observar que tiene, por lo menos, un seguidor.

Oración a San Pancracio y el perejil

Existen varias oraciones a San Pancracio, que pueden emplearse para múltiples finalidades, pero las más usuales son la oración para el empleo acompañada de perejil, la oración para el dinero, otra oración simple para el trabajo, para las ventas, y para otras finalidades, pero comencemos por la oración para el trabajo utilizando perejil, que te vamos a enseñar a continuación:

«Bendito y amoroso seguidor de Jesucristo, se mi gentil custodio, en las oraciones a San Pancracio. Debido a que el Señor atiende de manera favorable tus oraciones, ayudando espiritualmente y a tiempo a aquellos quienes manifiestan su agradecimiento por tu intercesión. Escucha el pedido de quien, con humilde fe en la bondad de Dios y apoyándose en tu gran valentía, clamo al cielo en mi necesidad actual (en este punto de la oración debes pedir por esa oportunidad de trabajo que quieres obtener).

Como tu amor por Dios te alentó a ofrecer tu vida en testimonio de la fe, obtenga yo ese mismo amor y fuerza en la práctica y confesión de fe. Te pido, con el alma afligida, que lleves ante Dios mis necesidades actuales para que puedan ser resueltas con urgencia, también pido tu santa protección sobre mí y mi familia, porque sé que Dios muestra satisfacción al atender a los ruegos de tus devotos, por el bien de sus almas y su mayor gloria.

Querido San Pancracio, auxíliame con tu desmedida caridad y bríndame la dicha de amar cada día más a nuestro redentor Jesucristo, quien a través de su mediación, oh protector sagrado! Espero ver y adorar siempre en el cielo. Amén»

Al comenzar la oración es recomendable que enciendas una vela de color verde, blanca o amarilla, que deberás colocar en un plato de cerámica frente a la imagen del santo y las oraciones a San Pancracio, junto al vaso con agua con ramitas de perejil y tres monedas. También debes rezar un Padre Nuestro, un Ave María, un Credo y un Gloria.

Hay que dejar que la vela se consuma completamente y este ritual hay que repetirlo por tres días seguidos, siempre a la misma hora. Luego del ciclo de tres días, podrás guardar los elementos rituales, pero para ello, debes seguir estas instrucciones: hay que desechar el agua del vaso por el desagüe, los residuos de vela y las ramas se pueden tirar en los contenedores de basura correspondientes. Es bueno que mantengas las tres monedas y el resto de los elementos rituales.

Tú puedes colocar una vez a la semana una rama fresca de perejil para que la Oración a San Pancracio te brinde sus beneficios, colocando un vaso de agua delante de la imagen de San Pancracio, como una ofrenda. Recuerda que la figura o estampa de San Pancracio debe ser entregada, es decir, regalada y, en ningún caso debe ser comprada por ti.

Oración a San Pancracio para el dinero

Pero, si estás pasando por una mala situación económica y la petición que quieres hacer está relacionada con la posibilidad de obtener dinero, entonces la Oración a San Pancracio que debes hacer en la siguiente:

«Bendecido San Pancracio, santo dedicado los pobres afligidos que no tienen trabajo, a quien en su hermosa infancia, que tan rica y halagüeña fue, le fue presentada la gloria con las promesas del mundo. Tú que renunciaste a todo para abrazar la Fe sin condición alguna y para servir a nuestro Señor Jesucristo, con un inmenso espíritu de caridad y humildad profunda, que con placer ofreciste tu vida en un sublime martirio, rogamos que escuches nuestras peticiones.

Gloriosísimo San Pancracio, tú que dijiste: «Ven a mí y yo le daré todos los bienes», con humildad te solicitamos tu milagrosa ayuda, para que podamos obtener los bienes que necesitamos, por favor, no nos abandones en esta situación tan grave.

Nosotros humildemente, te solicitamos que tomes en consideración nuestras grandes dificultades y necesidades y no brindes ayuda urgente en las situaciones serias que estamos atravesando hoy: (haga el pedido con gran fe). Intercede con tu amado Jesús que, por medio de las Oraciones a San Pancracio nuestras solicitudes sean atendidas y rápidamente concedidas, y podamos superar esta dura circunstancia; obtén de mi, de igual  forma, una fe viva que nos sirva de luz, mientras estamos haciendo la peregrinación en este mundo; un ardiente amor por Dios sobre todas las cosas y hacia nuestro prójimo.

Como tu hijo misericordioso San Pancracio: haz que pueda obtener yo toda la felicidad en la Tierra, para que podamos alcanzar la del Paraíso Sagrado. Que así sea. Amén»

oración-a-san-pancracio-8

Luego de terminar esta Oración a San Pancracio, hay que rezar el Credo, un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria. Para que el ritual esté completo, hay que repetir la Oración a San Pancracio y los rezos durante tres días en forma ininterrumpida.

Oración a San Pancracio para ganar la lotería

Esta es una de las oraciones con las que la Iglesia Católica no está de acuerdo, por su posición contraria a los juegos de envite y azar, pero, según los creyentes, San Pancracio también concede esta petición, así que si lo que deseas es que te ayude a ganar la lotería, entonces debes rezar la siguiente oración:

«Oh, glorioso santo, Pancracio, tú que proferiste estas palabras: “Ven a mí y yo le daré los bienes”. ¡Mírame aquí, veo, que ves es lo que soy! Mi santo, intercede por mi ante nuestro señor Jesucristo, para que mis manos y mis bolsillos nunca se encuentren vacíos. Gracias a las Oraciones a San Pancracio por darme la ayuda que necesito para alcanzar la felicidad en la Tierra y el premio que brinde la felicidad, bienestar y descanso.

San Pancracio, hijo de Dios, mira mi precaria situación, mis carencias y cargas, oye mis súplicas y dame tu atención. Extiende tu favor y bendición y traiga mis Oraciones a San Pancracio la solución lo más rápido posible. San Pancracio me ayuda, sé que tu puedes hacerlo, tú que eres un especial benefactor de los necesitados, tú que no niegas la protección para quien pide con fe. Amén»

Al terminar, debes rezar un Credo, un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria. Para que el ritual esté completo, hay que repetir la Oración a San Pancracio y los rezos durante tres días en forma ininterrumpida.

oración-a-san-pancracio-9

Oración a San Pancracio para la suerte

Otra oración que podemos utilizar para tener suerte, no sólo en el dinero o en la lotería, sino en la vida en general, es la que te mostramos a continuación:

«Glorioso San Pancracio que escuchas nuestras peticiones, en particular, la solicitud de asesoramiento para el logro de la salud, el dinero y la mano de obra, santo patrón de los que tienen graves dificultades, niño milagroso que siempre que va con su ayuda y con el amor que recibimos, ruega a Dios todopoderoso para mí. Fiel servidor de Cristo hasta el martirio, bueno por su humildad y entrega, aumentandas me llegan fe, esperanza y la perseverancia, en el mayor celo en la caridad y el amor de Dios y del prójimo.

Por el amor y la devoción, lo confieso, yo acudo a ustedes con gran confianza para solicitar que se me conceda la gracia que necesito, especialmente la salud, el trabajo y lo suficiente para resolver mis preocupaciones y las cargas de dinero, te lo ruego, santa caridad, no me dejan en paz mi problemas de emergencia (en este momento, con mucha fe debes hacer la petición que deseas).

Agradecido por oírme San Pancracio, en el ambiente sagrado cuando se necesita, te doy las gracias por tu valiosa intercesión, gracias por los favores que nos haz concedido, y que aún podemos obtener. Señor, Dios de misericordia, de su misericordia y de su mayor gloria y por el bien de mi espíritu, llegado a la gloria de Dios, bendito de San Pancracio para lograr obtener de tu bondad la gracia que te pido específicamente que, ( aquí debes hacer tu petición con mucha fe) y todos los bienes que me convienen para vivir y morir en santidad. Así es como era. Amén»

Debes hacer esta Oración a San Pancracio, agregando, si puedes, una vela que puede ser blanca o verde y un vaso de agua con una rama de perejil y hay que hacerlo durante tres días seguidos, rezando también un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.

oración-a-san-pancracio-9

Oración a San Pancracio para conseguir trabajo y mantenerlo

Si lo que necesitas es encontrar un empleo y poderlo mantener en el tiempo, debes realizar la siguiente oración:

«Por medio del signo de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor nuestro Dios de todo lo malo y peligro que acecha en este mundo pecador. En el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Jesucristo, yo he cometido pecados, y me arrepiento de ello, porque con ello he insultado tu nombre. Pido perdón en este momento, porque sé que me guiarás por el camino del bien.

Señor, que eres mi Padre y estás lleno de bondad, me dirijo a ti en este momento, solicitando tu ayuda y guía divina para que pueda conseguir un empleo decente y adecuado, según los dones que me has hecho posibles. Vengo a rogar por la intercesión de su mártir glorioso, el joven San Pancracio, para que con la ayuda divina mi lamento pueda llegar a usted.

Quiero poder usar correctamente los talentos que, en su infinita bondad, me ha dado y los que sean multiplicados por mi alma, pero necesito se me conceda la capacidad de hacer eso y esperar un buen empleo que me brinde el apoyo necesario, con el fin de ganar y sostener a mi familia y eso es lo que se afirma y lo que me conviene a mí mismo para santificarme.

Y a ti, San Pancracio, que cuando eras aún un niño ya amabas al señor, concédeme tu ayuda en este intento de no caer en la desesperación. Confío en que por siempre me vas a socorrer y por esa razón te daré las gracias  por siempre y para siempre de mis días, porque seré tu devoto, tu fiel seguidor, y te buscaré como a mi familia en todo momento. Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.»

Al terminar, hay que rezar un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria. Esta oración debes realizarla durante nueve días seguidos, en forma ininterrumpida.

oración-a-san-pancracio-10

San Pancracio Oración para los Negocios

«Oh, bendito San Pancracio, que fuiste torturado por el amor de Jesús, que en vida siempre elogiaste y santificaste al Señor y que además lograste alcanzar la corona de la gloria por ser fiel hasta el final. Un niño que fue bendecido, que estás lleno de virtud y caridad y estás dotado de un corazón tan inmenso como tu fe. Intercede por mí ante frente al Trono del Altísimo, reza por mi angustia y agitación y con tu infinita misericordia y bondad, concédeme, si esa es tu voluntad, poder proseguir y levantar este negocio (aquí debes mencionar el nombre del comercio, agencia, cargo, oficina o actividad de trabajo).

Amado San Pancracio, que eres atento y desprendido, que nos conforta y nos auxilias cuando los problemas financieros y laborales nos aquejan y siempre vienes a nuestro lado para ayudarnos en las más profundas dificultades. Te ruego que me ayudes a solucionar esta mala situación en la que mi economía y mis negocios se encuentran. Con gran fe en tu poder ante el Señor, te ruego  por las Oraciones a San Pancracio queme concedas tus favores.

Con toda humildad solicito que yo pueda llegar a tener los medios que necesito para crecer y prosperar, porque no busco riquezas, pero tengo que resolver tantos problemas y atrasos, y tener las necesidades de mi casa bien provistas. Que consiga eso del cielo, que llegue a obtener lo mejor y mi negocio esté bien protegido y libre de desgracia. Pide que se me conceda sabiduría y comprensión para que pueda llevar bien mi negocio y que el dinero se multiplique y me rinde; Pide que me sean enviadas las fuerzas necesarias y refugio para poder superar cualquier revés y hacerme tener paciencia para no desesperar.

Líbrame de toda la maldad que se pueda presentar ante mi en este mundo. También líbrame de todo aquel que me perjudica. Quita de mi camino las piedras con las que yo pueda tropezar. Que se me permita encontrar todas las puertas abiertas, tanto de los proveedores y de los que me financian, y que posteriormente pueda ver mis problemas resueltos: (menciona el negocio y lo que deseas obtener en particular).

Bienaventuradas sean las Oraciones a San Pancracio, porque mi pensamiento no se aparta de ti, porque en ti dejo mis penas, dolores y preocupaciones, porque necesito mi negocio para recibir y  para aumentar las ventas e incrementar a los compradores y para hacer frente a los entregas y alejar la quiebra o el atraso con los proveedores.

Aboga por mis problemas y mis pesares, mi santo, mi castillo, ayúdame a salir de esta situación en la que me encuentro, porque es el sustento de mi familia y de aquellos que dependen de mi. Yo (en este punto debes mencionar tu nombre completo) trabajaré con la entrega, dedicación total y honestidad para que los clientes y consumidores que día tras día van a mi negocio están felices con sus compras y el trato recibido.

Yo (aquí debes mencionar tu nombre completo) agradezco a Dios por toda la ayuda que él me envía y con todo espero por tus bendiciones. Para ustedes, mis santos, los mantendré presentes en mis oraciones y les diré a quienes lo necesitan qué tan bien y qué tan milagrosos son y qué tan efectivos son cuando se les llama con fe. Por Jesucristo, nuestro hermano y señor.  Así sea».

Al finalizar, hay que rezar tres Padre Nuestro, tres Ave María y tres Gloria. Esta oración y los rezos deben hacerse durante tres días seguidos, se puede hacer en la noche o en el trabajo, antes de abrir la puerta a los clientes y se enciende una vela verde o blanca todos los días. Además debe repetirse, por lo menos, una vez al mes, de manera que el negocio o actividad siempre esté protegida y sea próspera y abundante para los clientes y el dinero. También resulta apropiado mantener una imagen o estampa del milagroso y poderoso San Pancracio en el negocio.

Oración a San Pancracio para las Ventas

«San Pancracio, glorioso San Pancracio, que perteneces a la Sagrada Familia de los Apóstoles, tú que con la ayuda de la misericordia del Altísimo, logró tener paz en la tierra y gloria en el cielo; tú que, no dudaste en abandonar todo y seguir al maestro hasta el final de tu vida terrena; tú  que proclamaste la buena nueva de su palabra, te pido desde mi corazón que intercedas por mí y reces a Dios, para que pueda ayudarme en mi negocio (hay que mencionar el negocio que ya tengas o que vayas a emprender).

Pongo toda mi fe en ti, deposito mis esperanzas y mis ilusiones, y confío en la misericordia del Señor, de modo que las inversiones que haga puedan dar frutos rápidamente. Yo sé que es posible salir de esta situación de miseria, así que necesito aumentar mi clientela y mis ventas para que puedan aumentar los ingresos del dinero y, por lo tanto, ser capaz de manejar los pagos que se acumulan, dar solución a  los problemas económicos de mi familia y generar otros empleos para las personas que lo necesitan. Te pido ayuda para que pueda obtener (mencionar lo que quieres obtener para el negocio).

Por las Oraciones de San Pancracio, en tus manos dejaré mi negocio, regrésame por favor la alegría de que vuelva a verse su prosperidad, yo me esforzaré en todo lo que de mi dependa, y haré todo mi esfuerzo y entusiasmo para que funcione a la perfección, ofreceré muy buena calidad en mis productos, seré animoso, atento, paciente y cortes con los que vengan a comprar para que se vayan satisfechos y regresen pronto.

San Pancracio, te pido que despejes y abras mis caminos de trabajo, y permite que pueda avanzar en el camino del éxito, guíame en lo bueno. Atiende mi negocio como tuyo. Tú puedes hacer que prospere. Que todo aquel que entre a mi negocio se sienta bien atendido y dichoso de su compra, y sientan la necesidad de volver; haz que prospere y tenga buenos beneficios para salir de la ruina, poder vivir dignamente y tener tranquilidad y sosiego y para que pueda dar una parte de los ingresos a los más necesitados. Te lo pido por Jesucristo hijo de dios todo poderoso, nuestro hermano y Señor. Amén».

Al terminar, hay que rezar tres Padre Nuestro, tres Ave María y tres Gloria. Hay que hacer la Oración a San Pancracio y los rezos durante tres días seguidos, y se aconseja que la hagas en el mismo negocio, por la mañana, antes de abrir la puerta a los clientes.

Oración a San Pancracio para Atraer Clientes

Si tienes un negocio pero la clientela es escasa, le puedes pedir a San Pancracio su intercesión para que lleguen más clientes y tu negocio sea más próspero, rezando lo siguiente:

«Oh mi buen Jesús, mi redentor, te aprecio con mi alma, con mi cuerpo, con toda mi mente, con todas mis fuerzas y con el espíritu que me has dado. Te aprecio mi Señor, te halago Cristo, te alabo y te bendigo, y mi corazón está lleno de gracia, porque sé que siempre has estado acompañándome en mi camino, por ello recurro una vez más ante ti, pidiendo tu misericordia y bondad. Llego hasta ti humilde, con la esperanza en la mano, para pedirte que me auxilies en esta necesidad y poder mejorar en mi negocio. Tú conoces mis penas y la necesidad que cargo en mis hombros, estas mis necesidades mis graves agobios económicos.

Necesito que mis ventas y negocio avancen muy rápido, ya que con el esfuerzo y la dedicación que voy a poner en ello, será la misma con la que te lo agradeceré de por vida.  Mi buen Señor creé este negocio un día para que fuera el sustento de mi familia y otras personas, no quiero tener que cerrarlo, pero las deudas y la carencia de dinero me producen ahogo e intranquilidad y no encuentro la manera de solucionarlo, por ello, mi amado Jesús, vengo confiado a ti, te pido me auxilies con tus abundantes bendiciones.

Bendice mi negocio, mi puesto, mi local y a las compradores que aquí estamos, que pueda hacer inversiones para que adquiera las mercancías con sabiduría, que en todos los pasos que doy no me equivoque, y concede paciencia a mis acreedores pues yo quiero cumplir con las obligaciones contraídas con las personas que me brindaron su incondicional apoyo.

No me dejes solo (sola) en esta difícil situación que tengo encima, guíame, indícame, muéstrame el camino y los pasos que debo seguir, y dame la fuerza que necesito para que la suerte y prosperidad me acompañen.

Benditas sean las Oraciones a San Pancracio, que en ti dejo mis malos deseos y desespero, pues necesito mi empresa para recibir la alegría de aumentar las ventas con mis clientes y aumentar los compradores, para poder hacer frente a las deudas y alejar la ruina.

Colma mi empresa de amor, abundancia; haz que me llegue mucho trabajo, aumenta mi clientela y conserva lo que ya tengo, que las ventas fluyan y no se estanquen; no dejes que la desesperanza y el abatimiento me invadan, haz que pueda mejorar y progresar, pero por sobre todo, dame tu generosa ayuda en: (solicitar aquí lo que necesitas conseguir).

Te prometo seguir rezando las Oraciones a San Pancracio, luchando con fe ante la adversidad y tengo mi esperanza en ti, te ruego me socorras para conseguir éxito y prosperidad en beneficio de todos los que dependemos de este trabajo, para bienestar de nuestras familias, y de los clientes que vengan hasta aquí, que todos queden satisfechos, que cada ser que entre en mi negocio se sienta bien atendido y agradado y se multipliquen, para satisfacer las necesidades de mi hogar y las de los que trabajan en este negocio.

Mi Señor Jesús, tú que me amas como Dios te amo a ti, ten piedad de mí, extiende tus brazos poderosos y dame seguridad y tranquilidad, hazme llegar tu amor, tu consuelo, tu fortaleza, tu ayuda. Seré tu seguidor hoy y espero serlo para siempre en esta tierra como en el cielo, en el paraíso divino, en donde espero darte gracias por los siglos de los siglos y no separarme más de ti. ¡Bendito seas por siempre, Señor! Así sea.

Cuando finalices la Oración a San Pancracio, hay que rezar el Credo, tres Padre Nuestro, tres Ave María y tres Gloria. Y te recomendamos que lo hagas todos los días.

Oración a San Pancracio para el Amor

Pero si el conflicto que te tiene triste está relacionado con el amor, San Pancracio puede extenderte su ayuda si haces esta oración con mucha fe:

«Glorioso San Pancracio, que con todo amor y cariño, obsequiaste tu juventud por el amor a Dios y a Cristo, ahora deseo desde lo más profundo de mi ser, pedirte que me prestes auxilio para que encuentre la solución a un gran obstáculo que me aflige el alma. Te pido que llenes de amor y cariño a todos mis seres queridos y que, con respeto y humildad, podamos vivir en hermosa armonía. El amor lo puede todo y tengo fe en que escucharás mis plegarias.

Tú que regalaste tú vida por el Altísimo Dios y su hijo, te ruego con toda el ama, por el amor que les tienes, que me ayudes para que en mi hogar no falte el cariño, amor y comprensión hacia Dios, mi padre creador. Amén».

Es bueno que al finalizar la Oración a San Pancracio, reces un Padre Nuestro, un Ave María, un Credo, y que lo practiques todos los días y no te olvides de dar las gracias cuando tu petición se cumpla.

Oración de San Pancracio para la Salud

San Pancracio también es un santo que te puede ayudar en una situación de salud, por lo que te recomendamos que hagas la siguiente oración:

«Amantísimo santo San Pancracio, queridísimo de Dios,  fiel seguidor de Dios hasta que te perdiste la vida. Tú, que eres abogado de aquellas personas que tienen problema y acuden en tu especial ayuda y protección, ayúdame a alcanzar la salud y  trabajo. Con tu toda tu santidad, por amor a dios supiste mantenerte siempre es estado de gracia, por lo tanto te imploro me ayudes en esta necesidad medica.

Sé hoy y siempre mi mediador, mi conciliador ante nuestro señor el altísimo, querido santo milagroso, para que escuche la súplica que le hago presentándola por tu intermediación, ya que así le será más grata (en este punto debes hacer la petición que deseas que se te cumpla)

Por el amor y la devoción que te tengo, intercede ante el altísimo por mí salud para que logre con tu intercesión, el favor que deseo alcanzar, para mayor gloria de Dios y de mi alma. Como agradecimiento te pondré un ramito de perejil y dos velas de color rojo y verde. Amén».

En este caso, la petición debe hacerse durante una semana, en forma ininterrumpida, rezando la Oración a San Pancracio y rezar también un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.

Oración a San Pancracio para los Jóvenes

«Oh amantísimo San Pancracio que en tu magnífica juventud, que tan rica y perfecta se presentó para ti con las promesas del mundo, sin embargo renunciaste magnánimamente a todo para abrazar la Fe y servir a nuestro Señor Jesucristo, con gran amor, caridad y con profunda humildad, y por El ofreciste alegremente vuestra vida, con un hermoso martirio, escucha, te suplico, esta plegaria, ahora que eres tan poderoso ante de Dios.

Danos la  fe que nos sirva de luz mientras transitamos por este mundo; un ardiente amor a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos. Acércanos también el espíritu de desprendimiento de los bienes de la tierra y el desprecio por las vanidades del mundo; y humildad para practicar ejemplarmente la vida cristiana.

Te rogamos igualmente, de un modo especial, por los jóvenes. Acuérdate que eres patrono de la juventud; lleva, por lo tanto, al Señor, a todos los jóvenes, convertidos en puros y fervorosamente piadosos por tu intercesión. Logra para todos la felicidad del Santo Paraíso. Así sea.

San Pancracio

San Pancracio fue uno de los mártires de los primeros momentos del cristianismo y fue uno de los que lograron obtener mucha fama con posterioridad.

Aunque no ha podido obtenerse información fidedigna ni noticias auténticas, sobre la historia sobre su vida y muerte, se conservaron algunos vestigios y ha sido durante siglos objeto de un culto muy intenso y muy difundido. Por haber sufrido el martirio siendo apenas un adolescente, su figura ha sido presentada como modelo de la fortaleza que da la fe, la cual, según la frase evangélica, obtiene de la boca de los niños una perfecta alabanza hacia Dios, confirmada en el caso de San Pancracio por el testimonio de su sangre.

La primera información que sabemos sobre San Pancracio es la basílica que fue construida sobre su sepulcro cerca del año 500, en Roma. Luego de un siglo después, San Gregorio Magno hizo una prédica en ella, que fue una homilía con ocasión de su natalicio. Después de esa homilía son ya más frecuentes las noticias de su vida.

La historia sobre su vida y martirio fue recogida de forma tardía, probablemente a partir del siglo VI, y es legendaria. Según lo que se ha encontrado, San Pancracio había nacido en Frigia, de padres muy pudientes y orientación pagana. Al morir su padre en Frigia, éste lo encomendó a su hermano, llamado Dionisio. Junto a su tío, Pancracio partí hacia Roma, estableciendo su residencia en el monte Celio; que era el mismo lugar en el que se encontraba refugiado el papa Cornelio, quien logra convertirlos al catolicismo.

De forma temprana Pancracio hace acto de presencia ante el emperador Diocleciano, quien trata de hacerlo apostatar sin conseguirlo, razón por la cual lo condenó a ser decapitado. La sentencia fue cumplida junto a la vía Aurelia. Luego de ello, una mujer llamada Octavila recogió su cuerpo e hizo que lo enterraran en un cementerio de la zona, lugar en el que después fue edificada su basílica, la Basílica de San Pancracio.

oracion a san pancracio

Como puede observarse, este breve relato contiene graves anacronismos, porque según lo que se cuenta, San Pancracio fue bautizado por el papa San Cornelio, quien falleció en el año 253, mientras que muere en la persecución de Diocleciano, cuando aún tenía unos 15 años,  hecho éste que ocurrió en el año 304. El hecho de que hayan tratado de corregir estos errores y hacer que la Pasión de San Pancracio sea más creíble, es la causa de que hoy existan varias versiones sobre los hechos.

A partir del siglo VI, al ser esparcidas sus reliquias, se extendió también su culto, haciéndose muy popular, y su nombre ingresó en todos los martirologios católicos. En España, por ejemplo, no se tuvo noticias de su pasión durante el periodo visigótico, aunque sí se leía su nombre en algunos calendarios mozárabes.

El culto a San Pancracio

En las imágenes, es representado con una figura muy joven, casi niño, usando una vestimenta que varía entre la túnica romana y un traje militar, agregándole los atributos de mártir. Su fiesta es celebrada el día 12 de mayo.

San Pancracio está considerado como el santo de aquellos que están afligidos por la pobreza, se lo considera el patrón de la fortuna y de los juegos de azar, de manera muy equivocada, ya que la doctrina católica se opone tajantemente a los juegos de azar y loterías. Es frecuente ver su imagen en los negocios, junto con un florero que debe llevar una rama de perejil, y puede colocarse perejil en la ranura de las monedas que tienen agujeros centrales, frecuentemente colocándolas en el dedo índice de sus imágenes.

En la ciudad de Córdoba, España, el santo niño es uno de los santos con las mayores devociones de antaño y este culto ha perdurado hasta nuestros días. Cientos de personas se reúnen todos los miércoles dentro de la iglesia de Santa Marina con el objeto de venerar su milagrosa imagen ubicada en esa iglesia, llevarle una donación y ofrecerle unas flores, siendo la costumbre llevarle claveles rojos y perejil.

Hay, las únicas romerías que aún le rinden culto a la imagen de San Pancracio son las romerías de La Roda de Andalucía, Sevilla, durante el segundo fin de semana de mayo, y la de Valverde del Camino en Huelva, que tiene lugar en el mes de junio, ambas localidades ubicadas en Andalucía.

Vida de San Pancracio

Como ya hemos indicado, San Pancracio era un niño que vivía en Frigia, una ciudad cercana a Roma y al morir su padre, cuando tenía 14 años, fue a vivir con su tío a Roma, para ayudarle en el trabajo de casa y campo.

Estando en Roma, su tío tomó verdadera pasión por Jesucristo y San Pancracio se convirtió a la fe y fue bautizado, pero al día siguiente de haber sido bautizado, fue llevado como prisionero, por razón de la persecución de la que eran objeto los cristianos en aquel momento, liderada por el emperador diabólico Diocleciano. La tradición nos cuenta que Pancracio fue sometido a tortura y crueldades para que renegara de su fe, pero el joven santo ya había entregado su corazón a Jesús y rechazó todas las clases de premios y asistencia que se le ofrecían.

Luego de dar las gracias y perdonar a sus verdugos, no dudó ni un momento en sacrificar su adolescencia por permanecer leal a Jesucristo. Tiempo después de los hechos, el papa Gregorio Magno, en muchas oportunidades, solicitó a las personas de la ciudad que se reunieran en torno a su sagrada sepultura, para que, desde aquel lugar, todos los asistentes aprendieran lo que significa el testimonio del verdadero amor cristiano.

Al finalizar, hay que rezar un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria y se recomienda hacerlo lo más seguido posible.

¡No te vayas! Continúa leyendo:

Oración a Santa Catalina: Para Amansar un Amor


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.