Aunque no hay una Oración a la sangre de cristo por los hijos, muchas personas cuando oran, usan la Sangre de Cristo para cubrir su casa, su familia, como lo hicieron los hijos de Israel en Egipto, cuando el espíritu de muerte buscabas a los primogénitos de ese País que tenía en esclavitud al pueblo de Dios (Éxodo 12:7-13). Todas las oraciones deben hacerse al Padre en el nombre de Jesucristo. (Mateo 18:19) y (1 Timoteo 2:5)

Oración a la sangre de cristo por los hijos

Los hijos son el bien más preciado que Dios nos ha podido regalar, cuando ellos llegan a nuestra vidas nos llenan de alegría. Y nuestro primer deseo es que nada malo les suceda, que puedan ser felices y que todo les salga bien en sus vidas.

Pero la realidad es que en este mundo nos toca vivir aflicciones y la mejor manera de superarlas es poniendo nuestra confianza en el creador y nuestro salvador Jesucristo. Porque Jesucristo es nuestra esperanza de gloria.

La sangre de nuestro Señor Jesucristo derramada en la cruz del calvario, nos dio la salvación con su poder otorgado desde el cielo por nuestro padre celestial. Clamar en una oración a la sangre de cristo por los hijos, es la mejor protección que se les puede brindar.

De igual forma debemos orar a Dios por los hijos que son estudiantes, encuentra aquí una Oración cristiana por los hijos que están estudiando.

Después puedes hacer una oración de agradecimiento a Dios por sus bendiciones, la cual se la enseñamos en el presente enlace.

Oración poderosa por los hijos

¡Oh mi Señor Jesucristo! Gracias por tu sacrificio y tu sangre derramada en la cruz del calvario. Con el sacrificio cumplido de la voluntad de tu Padre rasgaste el velo y nos diste salvación.

Hoy mi Señor clamo a ti para que cubras con tu sangre preciosa a mis hijos, porque creo en su poder sanador, que limpia, purifica y liberta. Haz un vallado con ella alrededor de hijos, familia y hogar, para que no penetre ningún mal, enfermedad o cualquier dardo del enemigo, padre celestial escucha el clamor que hoy te pido en el nombre de Jesús, dándote gracias porque sé que lo harás ¡Amén!.

Éxodo 12:7-13

«Y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer.

Y aquella noche comerán la carne asada al fuego, y panes sin levadura; con hierbas amargas lo comerán. Ninguna cosa comeréis de él cruda, ni cocida en agua, sino asada al fuego; su cabeza con sus pies y sus entrañas.

Ninguna cosa dejaréis de él hasta la mañana; y lo que quedare hasta la mañana, lo quemaréis en el fuego.

Y lo comeréis así: ceñidos vuestros lomos, vuestro calzado en vuestros pies, y vuestro bordón en vuestra mano; y lo comeréis apresuradamente; es la Pascua de Jehová.

Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así de los hombres como de las bestias; y ejecutaré mis juicios en todos los dioses de Egipto. Yo Jehová.

Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto.»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here