Este es un maravilloso artículo de la Oración a Jesús Misericordioso, para que le digas todo el tiempo a nuestro Señor que confías en él y a su vez recibirás sus promesas de infinitas gracias, dándote la tranquilidad que obra en tus asuntos conforme a su voluntad. Sigue leyendo que te explicamos con detalle los variados rezos poderosos que puedes realizar.

ORACIÓN A JESÚS MISERICORDIOSO

Oración a Jesús Misericordioso

A Continuación, encontrarás las plegarias a Jesús Misericordioso que nuestro Señor le pidió a Santa Faustina que se divulgara y se animara a todo el mundo para que se le rece por su divina misericordia, por lo que especialmente le será de agrado que se realicen todos los días a las tres de la tarde, por ser la hora para recordar su pasión y muerte. Específicamente le dijo:

«Ruega mi misericordia cuando sean las 3 de la tarde, especial para los que pecan así lo hagan por un corto tiempo, medita sobre mi pasión; sobre todo el abandono en ocasión de mi agonía. Es el horario de la gran misericordia para todos. En este momento no voy a negar nada al alma que lo pida en recuerdo de mi pasión».

Jesús, en Ti Confío

Este hermoso mensaje mejor conocido como la oración al Señor de la Misericordia, es especial para que los fieles servidores, obtengan tranquilidad interior ante las circunstancias que los desestabilizan, porque nos llama a evitar los pensamientos angustiosos cuya soluciones no dependen de nosotros, sino que debemos poner todos los asuntos en manos de Dios para que él obre de acuerdo a sus planes, y necesita hacerlo libremente sin más imposición de nuestra parte, solo tenemos que confiar y decirle con frecuentemente de corazón que confiamos en él, incluso si no vemos mejoras rápidas, a pesar de nuestras oraciones.

¿Por qué estás confundido y agitado por los problemas de la vida? Déjame ocuparme de todos tus asuntos y estarás bien. Cuando te entregues a mí, todo se resolverá con tranquilidad, según mis designios. No desesperes, no me digas una oración inquieta, como si quisieras exigir el cumplimiento de tus deseos. En cambio, cierra los ojos de tu alma y dime con calma: Jesús, en Ti Confío.

Trata de evitar los pensamientos que te perturban intentando comprender las cosas que te están sucediendo. No arruines mis planes y quieras imponerme tus razones. Permíteme ser el Todopoderoso y actuar libremente. Entrégate con confianza. Descansa en mí y deja lo que vendrá en mis manos. Dime a menudo: Jesús, en Ti Confío.

ORACIÓN A JESÚS MISERICORDIOSO

Lo que más te afecta es tu forma de razonar al igual que tus opiniones personales y el pretender solventar los asuntos conforme tu parecer. Cuando le decimos al Señor:

Jesús, en Ti Confío.

No debemos ser como el enfermo que habla con el doctor para que lo sane, pero le indica lo que tiene que hacer. Deja que te abrace y sea tu guía divino sin temor, él nos ama, sí piensas que las situaciones se ponen peor o se complican más a pesar de la oración se debe seguir confiando, cerrar los ojos del alma y confiar. Continúa diciéndole en todo momento:

Jesús, en Ti Confío.

Él necesita sus manos libres para poder obrar. No lo amarres con tus preocupaciones innecesarias. Satanás quiere eso: alterarte, agobiarte y dejarte sin la paz. Confía solo en él, descansa en él, entrégate a él. El Señor hace los milagros en proporción a la dedicación y confianza que le tienes, así que no te preocupes, echa sobre él toda tu angustia y duerme tranquilo. Dile siempre:

Jesús, en Ti Confío.

Y verás grandes milagros.

Te lo prometo por mi amor.

Oración para Todos los Días

Esta es una oración a Jesús misericordioso para realizarla todos los días, comenzando con la Señal de la Cruz, seguida del Acto de Contrición y la oración propia.

Acto de Contrición:

Mi queridísimo Señor y salvador, con mucho arrepentimiento pido perdón por haberte ofendido con todos los pecados cometidos y me pesa de todo corazón, porque estoy consciente que eres infinitamente bondadoso mi buen creador. Te propongo firmemente no pecar más, y espero que, por tu infinita misericordia, me concedas el perdón de mis faltas y me lleves a la vida eterna. Amén.

ORACIÓN A JESÚS MISERICORDIOSO

Oración:

«Señor tú que nos has hablado las siguientes palabras: Un corazón rendido y acongojado, el Omnipresente jamás desprecia, el mejor sacrificio es un corazón arrepentido».

Por eso te imploramos el perdón de nuestros muchos pecados, con las palabras del salmista: «Misericordia Señor hemos pecado. Con tu gran compasión, cancela nuestras faltas, contra usted pecamos. Hicimos males que detestas. Elimina nuestras culpas de tu visión. Quítanos todo el pecado. Oh Dios, crea en todo un corazón puro y no nos quites tu Espíritu Santo. No olvides Omnipresente que tu ternura y tu perdón son eternos y no mires nuestros pecados ni las maldades de nuestra juventud.

Acuérdate de nosotros con piedad. Por tu bondad, Señor, por el honor de tu nombre, concédenos el perdón de nuestros pecados, que son muchos. Señor, cumple en cada uno de nosotros tu santa promesa: «Como el oriente está lejos del occidente, así quitaré tus pecados». Amén.

Oración para Implorar la Misericordia

Recita la oración clamando por la misericordia para que consigas protección divina ante los problemas que se te presentan y a su vez, puedes rogar por el perdón de tus faltas y así vivir con alegrías y hacerte merecedor de la eternidad, es por ello y por tus peticiones particulares que te presentamos las siguientes palabras:

Omnipresente, todo está en tus manos. Si quieres liberar a tu pueblo, nadie podrá resistir tu voluntad. Hiciste el firmamento y la tierra y todo está contenido en ellos. Te pertenecen todas las cosas ¿Quién puede rechazar su grandeza? Señor Dios de nuestros padres, ten piedad de tu gente porque los enemigos del alma quieren destruirnos y las dificultades que se nos presentan son muy grandes, dijiste: «Pide y se te dará. El que pide, todo lo recibe, todo lo que pidáis al Padre en mi nombre se lo concederá. Pero pedir con fe».

(Pide el favor que requieres).

ORACIÓN A JESÚS MISERICORDIOSO

Por favor escucha nuestras plegarias, danos el perdón por nuestras faltas, quítanos los castigos que merecemos y deja que nuestras lágrimas se transformen en gozo para que podamos alabar tu nombre santo y seguir glorificándolo en el cielo para siempre. Amén.

Rezar un Padrenuestro, un Avemaría y una Credo.

Coronilla de Jesús de la Divina Misericordia

La coronilla o corona de la Divina Misericordia, se reza utilizando el rosario normal. Debiéndose comenzar con la señal de la Santa Cruz y seguir un orden a medida que se avanza en las cuentas, que incluye las oraciones tradicionales, dos oraciones según el diario de Santa Faustina y se termina con una oración final. Esta recitación es muy fácil, por eso a continuación te explicamos en cinco pasos cómo hacerla:

Primero: en la Cruz del Rosario, se dice:

“Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén”.

Oración 1: «Jesús murió, pero surgió la fuente de vida para las almas y comenzó un océano de misericordia para todo el mundo. Oh Fuente de Vida, Divina Misericordia que no se agota, envuelve al mundo entero y viértete sobre nosotros.

Oración 2: «Oh Sangre y Agua que brotó del Sagrado Corazón de Jesús, como fuente de misericordia para nosotros, Jesús en Ti Confío».

ORACIÓN A JESÚS MISERICORDIOSO

Segundo: en las cinco cuentas que están cerca de la cruz del rosario, se utilizan para rezar un Padre Nuestro, tres Avemaría y un Credo de los Apóstoles.

Tercero: al comienzo de cada decena de cuentas grandes del Padre Nuestro, diga:

«Padre Eterno, te ofrezco el cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de tu amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero».

Cuarto: en las 10 cuentas pequeñas de cada decena decir:

«Por su dolorosa pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero».

Quinto: al finalizar las cinco decenas de la coronilla se repite tres veces:

«Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten misericordia de nosotros y del mundo entero».

Oración de Misericordia

La siguiente es una oración a Jesús que se le ofrece por su divina misericordia:

Omnipresente tu misericordia no tiene final y el caudal de compasión no se acaba, obsérvanos con tu favor y acrecienta en nosotros tu misericordia para que no nos angustiemos, sino que confiemos y aceptemos tus designios, que es igual a tu misericordia, por Jesucristo nuestro Señor misericordioso, que contigo y el Espíritu Santo manifiesta misericordia eterna para con nosotros. Amén.

Coronilla de Jesús de la Divina Misericordia Cantada

También te presentamos el siguiente vídeo para cuando quieras escuchar la recitación de esta bella coronilla de Jesús misericordioso, la cual es muy importante ya que nuestro Señor transmitió a través de santa Faustina que todo aquel que la realice recibirá misericordia durante su vida y en el momento de su muerte. Los eclesiásticos deberán recomendarlo a los que han pecado como la última ocasión para salvarse. Incluso el pecador más incorregible, si ora este rosario alguna vez, recibirá gracias de su infinita misericordia.

Himno u Oración de Misericordia

Esta es otra oración a Jesús Misericordioso para pedir favores que se desean obtener de su divina misericordia, al finalizarla reza tres Padrenuestros, un Credo de los Apóstoles y un Gloria. La plegaria se debe hacer con mucha fe y confianza durante tres días seguidos.

De rodillas ante tus pies, con mucha humildad acudo a pedirte, Dulce Jesús mío, que puedas repetir sin cesar.

«Jesús Misericordioso en Ti Confío».

Si la confianza es muestra de ternura, anhelo esta prueba de amor para darte, incluso cuando se refleja en la amargura.

«Jesús Misericordioso en Ti Confío».

En las horas más tristes de mi vida, cuando todos me abandonan, Oh Dios mío y el alma tenga dolor del combate.

«Jesús Misericordioso en Ti Confío».

Aunque sienta llegar la desconfianza, y aun cuando todos me observen con desviación, mi esperanza no se confundirá.

«Jesús Misericordioso en Ti Confío».

Si hice un acuerdo santo contigo y te he dado todo mi amor y mi libre albedrío, ¿cómo se frustrará mi esperanza?

«Jesús Misericordioso en Ti Confío».

Y siento una confianza de tanta suerte, que no temo a nada, mi Jesús espero repetir hasta la muerte.

«Jesús Misericordioso en Ti Confío».

Alma de Cristo

A continuación, te presentamos una plegaria de protección por los méritos de la pasión de Cristo nuestro Señor, la cual se recomienda hacer a las 3 de la tarde para obtener su misericordia infinita, debiendo decir:

«Alma de Cristo. Santifícame.

Cuerpo de Cristo. Sálvame.

Sangre de Cristo. Embriágame.

Agua del Costado de Cristo. Lávame.

Pasión de Cristo. Confórtame.

Oh, buen Jesús. Óyeme.

Dentro de tus llagas. Escóndeme.

No permitas Señor, que me aparte de ti.

Del enemigo malo. Defiéndeme.

En la hora de mi muerte. Llámame.

Y mándame ir a ti, para que con tus Santos te alaben.

Por los siglos de los siglos. Amén».

Algo más sobre la Oración a Jesús Misericordioso

Esta devoción se divulgó por medio de Santa Faustina Kowalska, que registro en su diario todos los detalles de los mensajes y oraciones recibidas, y también reveló las promesas de Jesús a todos los devotos. Además, la imagen que se dio a conocer fue pintada según las visiones que tuvo la religiosa tal como el Señor quería ser representado, con dos rayos que simbolizan la sangre que es la vida de las almas y el agua que las purifica. Por su parte, la fiesta de la divina misericordia se celebra el primer domingo después de la pascua de resurrección.

Esperamos te haya gustado este artículo de la Poderosa Oración a Jesús Misericordioso. Te recomendamos los siguientes temas:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here