Oración a Dios en momentos difíciles, en las escrituras el salmista dice: de dónde vendrá mi socorro. Nuestro socorro, nuestra ayuda viene de Dios, porque no duerme el que nos guarda y cuida, ¡Amén!.

oración-a-dios-en-momentos-difíciles-2

Oración a Dios en momentos difíciles

Ir al lugar secreto y hacer una oración de aliento en los momentos difíciles al Señor es lo primero que hace un cristiano, porque Cristo es nuestra esperanza de Gloria y él obtuvo la victoria en la cruz del calvario. Recordemos las palabras de Jesús en:

Juan 16:33 (RVR 1960): Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Un momento difícil puede ser una situación de enfermedad, si este es tu caso te recomiendo leer, Oración por los enfermos: Lo que realmente dice la Biblia.

Oración a Dios en momentos difíciles, confiando en él

Elevar una oración para pedir ayuda a dios en momentos difíciles, es una forma de demostrar que confiamos en él. Al confiar sabemos que se hará según la voluntad de Dios, demostrando de esta forma también obediencia a nuestro Padre Celestial, esa es la fe que agrada al Señor.

Padre Celestial vengo ante ti para elevar esta oración en estos momentos difíciles que estoy atravesando. Tú eres el Dios de lo imposible, tú mi Señor puedes hacer cualquier cosa según sea tu voluntad.

Padre anhelo confiar en tu poder y no en mis propios razonamientos humanos, por eso te pido en el nombre de Jesús, me enseñes a ver las aflicciones y las dificultades en mi vida desde tu óptica. Ayúdame a que solo me limite a confiar y obedecer tu palabra.

Dios en este día te presento esta situación difícil que estoy atravesando, fortalécete en mi debilidad y no me dejes temer. Aviva en mí la llama de la fe y confiar en ti, en el poder que tienes de cumplir tus promesas.

Sé y confío que vas delante de mí como poderoso gigante para luchar y ganar las batallas de mi vida, tú eres el todopoderoso, justo y verdadero. No tengo nada que temer si estás conmigo a mi lado, tú me fortaleces.

En estos momentos difíciles no temeré, ni me angustiaré porque el Señor mi Dios estará conmigo a donde quiera que vaya. Tu mi Señor nunca me dejarás ni me abandonarás, reconozco que no me toca a mí resolver esta situación.

En este día declaro depositar mi fe en la capacidad que tienes sobrenatural de hacerme superar las dificultades en mi vida. Tú tienes el poder de alejar y derribar a cualquier enemigo, en ti la victoria está dada y no me dejaras avergonzada delante de mis adversarios.

Dios te protegerá

Señor en esta hora y en este clamor me apropio de las palabras del salmista, en el salmo 121 de la Biblia y las declaró para mí vida. Dando gracias, honrando y alabando el nombre de nuestro Señor Jesucristo, lo recito textualmente:

Dirijo la mirada a las montañas; ¿de dónde vendrá mi ayuda? 2 Mi ayuda viene de Dios, creador del cielo y de la tierra. 3 Dios jamás permitirá que sufras daño alguno. Dios te cuida y nunca duerme. 4 ¡Dios cuida de Israel, y nunca duerme! 5 Dios te cuida y te protege; Dios está siempre a tu lado.

6 Durante el día, el sol no te quemará; durante la noche, no te dañará la luna. 7 Dios te protegerá y te pondrá a salvo de todos los peligros. 8 Dios te cuidará ahora y siempre por dondequiera que vayas.

¡Gracias Padre Celestial!

Te invito a leer el artículo: Salmo 103 explicación y alabanza a Dios. Que es un llamado a la alabanza a Dios, y sus bondades en momentos difíciles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here