Conoce Los Nombres de Ángeles Más Conocidos

Desde el inicio de los tiempos, han existido seres espirituales que forman parte de las tres principales religiones monoteístas: el cristianismo, el judaísmo y el islam. Estos tenían el título de ángeles y arcángeles y eran los encargados de asistir y servir a Dios. Desempeñaban el papel de mensajeros. Si quieres conocer más sobre ellos, quédate y aprende con nosotros de los nombres de Ángeles más conocidos.

NOMBRES DE ÁNGELES

¿Qué son los Ángeles?

Etimológicamente hablando, la palabra «Ángel» proviene del latín ‘ángelus’ y es una derivación del vocablo griego ‘ángelos‘, ambos con un significado de «mensajero».  Dicha palabra tiene una connotación religiosa, puesto que a menudo se utiliza para definir a un ser celestial, cuya principal misión es la de servir a Dios. Aunado a ello, en ocasiones ejerce una función muy importante como intermediario entre Dios y los seres humanos, a quienes le guardan ante cualquier peligro.

Pese a lo que muchos piensan, tales seres son pura energía, no disponen de ningún tipo de forma corpórea. No obstante, si cuentan con ideas propias, libre albedrío, sentimientos e inteligencia. En líneas generales, resultan bastante poderosos, tienen una infinidad de capacidades y poderes sobrenaturales. Estos habitan en un nivel de existencia superior al universo físico, es decir, la región espiritual que la Biblia denomina como cielo.

Se les ha representado en las Sagradas escrituras de los hebreos y los cristianos, al igual que en las del Corán. Es por eso que, tanto el origen como sus propósitos, son diversos y un poco inciertos. Sólo se sabe que fue Dios su creador, incluso mucho antes de haberle dado vida a los hombres. Aunque todos gozan de poder, los que están más cerca de la divinidad, son los que poseen mayor influencia. Por su naturaleza, a los ángeles se les podría dividir en tres grupos diferentes:

  1. De primera esfera: esta categoría se compone de los Serafines, los Querubines y los Tronos. Son básicamente aquellos ángeles que actúan como consejeros celestes.
  2. De segunda esfera: en este grupo hallamos a los Dominaciones, los Virtudes y los Potestades. Se encargan de desempeñar el papel de gobernadores celestiales.
  3. De tercera esfera: los responsables de ser mensajeros celestes están ubicados en este tercer peldaño. Conseguimos a los Principados, los Arcángeles y los Ángeles.

 Nombres de Ángeles Más Conocidos

Si nos apegamos al concepto de ángeles como seres pertenecientes a la última corona de la jerarquía angelical, son realmente escasos los nombres de los que se tienen conocimiento. Los que disfrutan de más popularidad, son aquellos a los que se le ha hecho mención en algunos versículos de la Biblia, y unos cuántos más que no están incluidos en la teología cristiana. A continuación, haremos un breve listado con los más conocidos alrededor del mundo, estos son los siguientes:

Ángel

Entre el más común de todos los nombres de Ángeles, encontramos al genérico «Ángel». Como lo mencionamos anteriormente, procede del latín «ángelus», el cual a su vez se deriva del griego «angelos». Así se le llama en la Biblia a los enviados de Dios, de manera específica se traduciría al español como «El mensajero».

NOMBRES DE ÁNGELES

Abathar Muzania

A Abathar Muzaniase se le describe con frecuencia como el ángel de la estrella polar (Polaris). En las corrientes gnósticas, mezclas de creencias orientales e ideas de la Antigua Grecia, puntualmente en el mandeísmo, este ser es el responsable de pesar cada una de las almas de los muertos. De modo que, así determina cuál es su valor real en la balanza.

Arariel

Azariel, mejor conocido como Arariel, es el ángel encargado de toda el agua de la tierra según el Talmund, obra que recopila las discusiones rabínicas sobre las leyes, tradiciones y costumbres judías. Al se le invoca cuando se necesita tener buena pesca. Aunado a ello, pero con menor incidencia, tradicionalmente se la invocado como una excelente cura para la estupidez.

Ariel

En la tradición hebrea y cristiana, uno de los nombres de Ángeles es Ariel, Ari’el, Arael o Ariael, significa «León de Dios» o «Altar». De hecho, en la Biblia Ariel es un nombre oriundo de Jerusalén. Por su parte, en el importante texto gnóstico, Pistis Sophia, se le refleja como el conductor de los espíritus desencarnados hacia la fosa ardiente de la segunda muerte. Es andrógino, aparece tanto de forma femenina, como masculina.

Este es representado como el ángel del destino y la naturaleza, quien protege y sana a todos los animales y plantas del mundo. Trabaja en conjunto con el Arcángel Rafael para la sanación de los seres vivos. Asimismo, es asociado con los cuatro elementos: el agua, el fuego, la tierra y el aire. Su principal símbolo es un globo terráqueo y el color rosado.

Joshua

Joshua es un ángel al que se le conoce como el jardinero del Señor, mencionado como uno de los pocos que cuenta con el privilegio de comunicarse directamente con Dios. Sin embargo, nunca se ha establecido con exactitud a cuál jerarquía pertenece. El profeta Zacarías es el único que logra ejercer cierta autoridad sobre él.

NOMBRES DE ÁNGELES

Debido a su título como «El Jardinero del Señor», dedicó gran parte de su tiempo a cuidar las flores y plantas que nacen en los jardines celestiales. Es una figura bíblica, y el personaje central del Libro de Josué, sexto libro del Antiguo Testamento. Por consiguiente, su nombre proviene de las tradiciones hebreas de hace miles de años.

Lailah

Uno de los nombres de Ángeles es  Lailah o Laylah, hace referencia a la palabra hebrea ‘laylah לילה’, cuyo significado en español es «Noche», esa última sílaba lah es de origen femenino. Por tal motivo, a este ángel se le considera como el único con nombre y características evidentemente del sexo femenino. En el código civil y religioso del Talmud, se asegura que ella fue la criatura que ayudó a Abraham en las célebres luchas contra Sísara.

Puriel

Al ángel Puriel se le llama de múltiples maneras: Pyriel, Pyruel, Puruel, Purel o Pusiel. Este es retratado en la obra apócrifa del Testamento de Abraham, un relato apocalíptico realizado en torno al siglo II, acerca del viaje al cielo de uno de los tres fundadores del judaísmo, Abraham. En dicho escrito, junto al ángel Dokiel, se encarga de examinar todas las almas de los difuntos en el momento en el que llegan a las puertas del cielo. Por lo general, se le describe como un ser ardiente y despiadado.

Yerathel

En último lugar hallamos a Yerathel, contemplado como un ángel con una trascendencia importante dentro de muchas creencias religiosas. Esto se debe a que es la clara representación del poder de Dios en la creación, incluso incluyendo a aquellas fuerzas oscuras que tienen la capacidad de corromper a la humanidad completa.

Algunos expertos aseveran que, Yerathel es una clase de ángel de la guardia que aporta luz y conocimiento para cuidar y velar de la mejor forma posible la vida de los seres humanos. Exponen que su principal función es la de confundir a los malvados y mentirosos y así librarlos de los enemigos. Su nombre lo podemos traducir como «Dios domina sobre el mal» o simplemente como «Dios sobre el mal».

NOMBRES DE ÁNGELES

Nombres de Arcángeles

La palabra «Arcángel» incorpora el prefijo ‘arch’ a ‘angelos’, para así confirmar la voz griega ‘archangelos’ (αρχάγγελος)Esa pequeña parte ‘Arch’ posee tres significados diferentes: «el que comanda», «el que lidera» o «el que dirige».

Estos básicamente, como ya lo habíamos comentando al inicio, disponen de una alta jerarquía entre los ángeles, una escala más arriba que los ángeles corrientes.

Son mucho más poderosos que los anteriores, los demonios o los humanos, por ende, gozan de una mayor cercanía a Dios. Existe un grupo llamado «Los 7 Arcángeles», que son los más importantes de todos, compuesto por Miguel, Gabriel, Rafael, Uriel, Raguel, Sariel y Remiel, los responsables de encargarse del resto de los 8 coros. Pese a ello, también hay otros con gran relevancia en diversas culturas.

Al igual que como pasa con los simples mortales, los nombres de estos tienen un significado bastante especifico, puesto que son los principales seres con el aspecto determinado de Dios. Sus títulos reflejan cada uno de los atributos divinos que reúnen.

Al comprender cómo se llaman, se entiende con más profundidad las bendiciones que ofrecen. Hemos seleccionado los siguientes debido a su trascendencia, estos son los siguientes:

Azrael

Los pueblos judíos y musulmanes denominan Azrael el ángel de la muerte, también nombrado como Azriel, Azrail, Azraille, Azra’eil, Ezra’il, Ezraeil, Izrail, Izrael y Ozryel. Su misión es sobre todo recibir las almas de los fallecidos y conducirlas para que puedan ser juzgadas. «Azrael» significa «Ayudante de Dios» o «Ayuda de Dios», pues tiene la obligación de cumplir con las órdenes que éste emita.

NOMBRES DE ÁNGELES

En el cristianismo, se le atribuye el título del encargado de recibir en el cielo las oraciones que realicen los hombres en la tierra. El escritor y teólogo, Marción de Sinope, uno de los heresiarcas cristianos más destacados del Siglo II, lo plasmó en uno de sus escritos como «El Ángel de la Ley».

Chamuel

Chamuel es un ser conocido como «El Arcángel del Amor», su nombre tiene como significado «El que ve a Dios” o “El que busca a Dios”. Su principal labor es fomentar en el hombre la gratitud hacia Dios, al igual que el amor incondicional y completamente desinteresado.

Este protege a quienes piden su ayuda contra cualquier tipo de envidia. No sólo se le nombra Chamuel, sino también Camel, Camiel, Camniel, Kamael, Kamuel, Kemuel, Khamael, Samael y Shamael. A menudo se le asocia con Haniel o Aniel, otro arcángel importante.

Gabriel

En las religiones abrahámicas, Gabriel es un arcángel que, por lo general, desempeña el papel del mensajero predilecto de Dios, el cual se le envía a ciertas personas. Se le menciona como el representante de este, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento de la Biblia. De hecho, es célebre por ser el que le anunció la llegada de Jesús de Nazareth a la Virgen María.

Adicionalmente, Gabriel fue el encargado de anunciar el nacimiento del predicador judío, Juan el Bautista. Hoy en día es una de las figuras más veneradas del cristianismo. Es habitual que se le represente como un humano vestido de ropa de lino. Su nombre significa «Hombre de Dios», «La Fuerza de Dios» o «Dios es mi fortaleza», se le vincula bastante con la pureza y la inocencia.

Haniel

El arcángel Haniel, también llamado Hanael, Haneal, Hamiel, Aniel, Anael, Anafiel, Anaphiel, Simiel, Onoel u Omoel, es un ser celestial al que se le atribuyó el rol de guía de las personas, para que así pudiesen crecer en gracia, amor propio y alegría. Haniel tiene como significado «la dicha de Dios» o «la gracia de Dios».

A este se le suele incluir en el grupo de los siete arcángeles del judaísmo tradicional, y se le presenta con una túnica verde de tono esmeralda, portando una linterna de color marrón. Está ligado directamente con la belleza y la sutileza, razón por la que no es raro verlo como un ser andrógino.

Jofiel

«La belleza de Dios» es el significado del arcángel Jofiel, al que en oportunidades se le nombra como Jophiel, Joriel, Iophiel, Iofiel, Yofiel, Youfiel, Zophiel y Zuriel. Es sin lugar a dudas un símbolo de sabiduría, constancia, comprensión y buen juicio. La labor con la que cuenta es la de iluminar aquellos espíritus de los bienaventurados para proveerles claridad mental.

Forma parte de los 7 arcángeles de la tradición judía, específicamente en las enseñanzas de Pseudo Dionisio. Según esta religión, tiene la crucial responsabilidad de vigilar a la Torá. Aunado a ello, es uno de los principales compañeros del arcángel Metatrón y el jefe de todos los querubines.

Metatrón

Metatrón es el arcángel que ha tenido mayor controversia alrededor de él, en las creencias judeocristianas. A lo largo de la historia, se ha descrito como un ser con cierta dualidad, que puede ser percibida como contradictoria a veces. Las más cercanas traducciones de su nombre son «el que comparte el trono», «el que guarda» o «el que se sienta detrás del trono de Dios».

Se cree que es uno de los arcángeles más poderosos, y el primero en la faz del universo. En el judaísmo se afirma que fue quien guió por 40 años al pueblo de Israel en su largo viaje por el desierto. Además, que es el que recibe en el paraíso a los recién nacidos que fallecen de manera prematura y el líder de los ángeles de la muerte.

Miguel

De acuerdo con el judaísmo, el cristianismo y el islam, San Miguel Arcángel es el jefe primario de los ejércitos de Dios y el encargado del enteramiento de los ángeles custodios. Frecuentemente se le asocia con la protección y el resguardo de los fieles de todo el mundo. Tras derrotar a Satanás, le fue otorgado el título de príncipe y será aquel que tocará la trompeta cuando llegue el Juicio Final.

Simboliza la justicia divina, y su nombre tiene de significado «Quién como Dios». Se le representa en el arte con una indumentaria parecida a la armadura de los romanos y sosteniendo en un mano una lanza o espada en contra del Diablo. En la otra mano, tiene una balanza que le será de ayuda para pesar las almas de los creyentes durante el Día Del Juicio.

 

Nuriel

Entre las figuras y ángeles más emblemáticos de las creencias del pueblo judío, resalta el arcángel Nuriel o «El Fuego del Señor», como dice su nombre. Junto con Metatrón y los demás arcángeles, ocupa una posición en la alta jerarquía. Es el responsable de las granizadas que caen en la Tierra.

Se le suma el hecho de que le es atribuido el título de protector de las mujeres en cinta, es por ello que las embarazadas lo utilizan como un símbolo para que a su bebé no le hagan daño al nacer. Cuando se manifiesta es capaz de transformarse en águila, y lo hace con la compañía de Uriel. La legión de ayudantes que siempre le precede es impresionante, puesto que cuenta con el poder de repeler la maldad.

Rafael

El trío de los patrones más elementales de la religión cristiana lo conforma el arcángel Rafael, en conjunto con Gabriel y Miguel, por lo que es una entidad influyente dentro de esta cultura. En las Santas Escrituras se le presenta como «la sanación de Dios”, una figura que tiene la capacidad de sanar con devoción cualquier tipo de dolencia.

Cuando se hace referencia a esto, no sólo se hace en el ámbito corporal, sino también mental, emocional y espiritual. Igualmente, es un gran protector de los viajeros y los noviazgos. Ama a toda la humanidad, goza de mucha popularidad debido a sus energías positivas. En el islam será el que anunciará cuando llegue la fecha del Juicio Final.

Raguel

Raguel o Ra’uel es uno de los siete arcángeles de las tradiciones judías e islámicas, cuyo nombre significa «amigo de Dios» o «deseo de Dios». Algunos autores aseveran que se menciona pocas veces en determinadas referencias en Génesis, Hebreos y Apocalipsis, otros dicen que no aparece en las escrituras canónicas de la Biblia.

En cuanto a su simbología, esta es bastante dual, pues representa tanto la justicia y la armonía, como la venganza y la redención. Debe velar por el cumplimiento de cada una de las funciones y responsabilidades de los ángeles en el Cielo, con el objetivo de mantener aquel lugar lo más puro, incorruptible y cercano a los designios de Dios.

Remiel

Otro de los arcángeles primordiales del Cielo es Remiel, que significa “trueno de Dios”, o la acepción de “amor de Dios”. Su función principal es la de resucitar a los justos, en base a lo que expone la Biblia. Allí se plasma que para hacerlo Remiel tendrá que esperar el número adecuado de almas para poder resucitarlas correctamente.

Es un ser de esperanza, que refleja la alta estabilidad, la sabiduría y la intuición. En distintos escritos posee otros nombres: Jeremiel, Yeremiel o Famul, que se podrían traducir como “Dios alza”, “Rostro de Dios” o “Dios se eleva. Dichas traducciones aluden a la esperanza y misericordia que provee al mundo.

Sariel

De acuerdo al Libro de Enoc, el arcángel Sariel es el que se encarga de los espíritus de los hombres pecadores, o de manera menos radical, vigila cómo es el comportamiento de los seres humanos para así trasladar sus causas ante Dios. De hecho, su nombre quiere decir «La Misión de Dios».

Esto se debe a que le obsequió a la humanidad un sinfín de enseñanzas, desde valores hasta el calendario lunar, por ejemplo. Velará porque esta cumpla la justicia en todo momento. En unos pocos textos judaicos, se le vincula con el Día Del Juicio en un papel de «Sariel El Trompetista» o «Sariel como el Ángel de la Muerte”.

Uriel

Dentro de los príncipes regentes del Sol, los Serafines y los Querubines, encontramos a Uriel, también príncipe de la Divina Presencia y el arcángel de la salvación. Su nombre lo podríamos definir como “fuego de Dios” o “Dios es mi luz”. Por tal motivo, es común verlo representado completamente rodeado de rayos de luz o muchas estrellas.

En el cristianismo y judaísmo, cumplió la labor de dirigir a Abraham y a los hebreos mientras sucedía la plaga de Egipto. Además, Uriel es quien intervino en la crianza de Juan el Bautista, protegió las puertas del Edén y enterró a Adán y Abel. El será el mismo que abrirá las puertas del inframundo en el Final de los Tiempos.

Zadquiel

En el último lugar del listado hallamos a Zadquiel, aquel arcángel encargado del rayo violeta del espectro de la luz y de la benevolencia. Es la clara personificación de la misericordia que tiene Dios, quien le enseñó la plena confianza en la voluntad divina. Es ese ser que acompaña al hombre en sus momentos más difíciles.

Les recordará siempre a los humanos que poseen libre albedrío para tomar sus propias decisiones, pero de una manera sensata. Con menor frecuencia se le llama por sus otros nombres: Zadkiel, Zadakiel, Zedekiel, Zedekul, Hesediel, Sachiel y Tzadqiel. Cada uno significando lo mismo, «La Justicia de Dios».

Si este artículo fue de tu agrado, no te vayas sin antes leer: 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.