La Iglesia Católica se caracteriza por presentar gran devoción a distintos santos y vírgenes, algunos muy reconocidos a nivel mundial y variando sus nombres según la región o el país en que se encuentra, incluso destacándose una gran cantidad de rituales y tradiciones llevadas a cabo en su nombre, tal es el caso de la imagen del Niño Dios. En este artículo podrá conocer quién es y más.

niño dios

El Niño Dios

La Iglesia Católica es una de las corrientes religiosas más seguidas en el mundo, pertenece a la rama del cristianismo pero adopta una condición que la diferencia que es la palabra católico que significa universal. Caracterizándose por extender por todo el mundo y dar a conocer a todas las naciones la palabra de Dios. La iglesia católica se centra principalmente en adorar la presencia de Jesús en todas sus facetas.

Entre las distintas imágenes y versiones veneradas de Jesús, se puede destacar la adoración al Niño Dios, que representa  la devoción a Jesús durante sus tiempos de infancia, abarcando desde un periodo de nacimiento hasta los doces años de edad, todo esto se destaca al periodo de crecimiento de Jesucristo. Existen muchas imágenes representadas en honor a la infancia de Jesús siendo características de un niño con manos alzadas, cabello oscuro y una mirada tierna que representa la nobleza e inocencia del Niño Jesús.

Puede llegar a ser reconocido con diversos nombres como el Santo Niño de Atocha, Niño Jesús, Divino Niño, Niño Jesús de Escuque, Santo Niño Jesús, entre muchos otros nombres. Su identificación variaría según la región en que se esté venerando su nombre o exista u testimonio de su aparición. Todas las expresiones hacen referencia a la infancia de Jesús, abarcando imágenes desde el nacimiento y también a la cultura católica que representa su nacimiento.

Se destaca principalmente la época del nacimiento que es muy conmemorativa en la temporada de navidad, en diversas zonas del mundo, donde se celebra el nacimiento del niño Dios pero juntándose también con la celebración de Papa Noel al traer regalos a todos los niños del mundo. Siendo una de las principales celebraciones en la época navideña y con alta popularidad, dando festividad del nacimiento de Jesús el 25 de diciembre.

Existen diversas expresiones del niño Dios por todo el mundo, destacando países como Colombia, México, Venezuela, España y otras regiones de Europa. Principalmente se presenta su devoción en los países latinoamericanos, muy devotos a las distintas imágenes del Niño Dios y expresando una gran cantidad de rituales dedicados como reconocimiento de su divinidad.

niño dios

Niño Dios de México

Entre todos los países latinoamericanos que presentan devoción al niño Dios, se caracteriza el país mexicano por su profunda devoción a diversos santos y vírgenes como patrones nacionales, siendo sus ciudadanos fieles feligreses a las distintas tradiciones y a buscar ser participe en las distintas fieles dedicadas, en este caso se destaca a una de las expresiones más populares del niño Dios que se encuentra en México, desde a mediados del siglo XVI se realiza la práctica a la imagen del Niño Dios.

El Niño Dios presenta su devoción en México desde el siglo XVI siendo participe de la cultura prehispánicas, donde todas las familias mexicanas seguidoras de la iglesia católica poseen una imagen particular del niño Jesús muy diferente a la pequeña imagen del infante en un pesebre, siendo muy venerado en la época navideña, celebrada con gran regocijo por parte de todos los feligreses, pero destacándose también el día de la candelaria en el 2 febrero, donde los mexicanos cambian de ropa cada año, siendo una ropas celebres para su celebración.

Siendo muy característico este evento del día de la candelaria con el cambio de ropa, siendo una práctica muy importante el cambio de ropaje a los Santos que son venerados en el país mexicano, tratando de imitar ropas simbólicas de la nación y de la cultura Azteca e incluso se destacan por emplear los símbolos de los equipos de futbol o cualquier prenda simbólica para la comunidad mexicana.

Historia

La devoción al niño Jesús se destaca desde la antigüedad, centrada principalmente en venerar la imagen del niño Dios durante sus tiempos de infancia, pero destacándose que su adoración no inicio en los países hispanos sino en los países europeos con representación de otros nombres como El Niño Jesús de Praga y el Santo, siendo estas imágenes traídas a tierra mexicana en el periodo  de la conquista Española al imperio Azteca.

El periodo de invasión de los españoles en tierra mexicana se llevó a cabo en el año 1519 por Hernán Cortés en nombre del rey de España Carlos I, fue un periodo de dos años de continuas artimañas bélicas, políticas y también conspirativas, fueron años muy intensos y donde los indígenas mexicanos se rebelaron constantemente hasta finalmente caer en manos del imperio español, trayendo muchos cambios en el ámbito político, divisiones geográficas, economía y principalmente en las religiones.

Con el tiempo la llegada de diversos sacerdotes católicos trajeron consigo otras imágenes católicas centradas en la devoción del niño Dios, luego la veneración ofrecida se mezclaron con los distintos elementos indígenas, naciendo con ello las distintas devociones a las expresiones del Niño Jesús para expresiones católicas. Todos estos cambios se vieron aceptados debido que los indígenas  ya presentaban devociones a esculturas y a otras pinturas, además haciendo constantes demostraciones de reencarnaciones y espiritismos.

Desde entonces nació una de las más antiguas prácticas llevadas a cabo por el pueblo azteca conocido como el Niño Jesús es la Pastorela, corresponde a una dramatización que se encuentra de demostrar el nacimiento del Niño Jesús en un pesebre sencillo, donde se muestra a María y a José buscar posada para dar a luz al divino niño, pero al no encontrarlo no tienen otra manera que  traer al niño al mundo en un pesebre lleno de paja en presencia de una mula y un buey.

Una de las principales muestras que se representa es la Pastorela, la adoración a los reyes magos y representando su gran llegada guiados por una estrella para reconocer al niño Dios. Es considerada con todo esto la primera Pastorela que nació en el país mexicano, siendo organizada por primera vez por el frailes Andrés de Olmos y escrita por Náhuatl, con el pasar del tiempo se realizaron adaptaciones y modificaciones para ser aceptadas por el pueblo indígena.

Iniciando una nueva costumbre donde los creyentes y seguidores podían actuar y recrear las escenas del nacimiento de Jesús, siendo ellos mismos los personajes que participarían dentro de la obra. Con el tiempo esta práctica de dramatización se volvió muy popular, siendo considerada por el primer obispo de La Nueva España (nombre asignado al territorio Azteca luego de la invasión) Juan de Zumárraga, como una forma de evangelizar y llevar la palabra de Dios a todo el territorio indígena.

Al pasar los años, las dramatizaciones variaron al llegar a una localidad o a alguna región, hasta centrarse principalmente en dar a conocer a los tres reyes magos que llegaron a Belén a conocer al Divino Niño Dios, transformando la historia donde mostraban demonios que se encargaban de obstaculizar su camino para llegar a conocer al salvador de la humanidad, algunas de la versiones presentadas se mostraba que recibían ayuda por parte de los arcángeles como el Arcángel Miguel   ayudando a los reyes lograr su cometido.

Actualmente los personajes que son desarrollados dentro de la historia se destacan los reyes magos, ángeles y demonios; cuando es realizada de forma más extensa se anexan personajes como María, José, indios y mojes. Al final de la obra todos para culminar se acercan y besan al Niño Dios que ha nacido para salvar a la humanidad. Destacándose como el ingreso del divino niño en la cultura azteca, hasta arraigarse a tal nivel de profundizar que hoy en día se mantiene en los corazones del pueblo mexicano.

Celebración de Noche Buena

Existen una gran cantidad de culturas que se encargan de celebrar distintos ritos y rituales en nombre del divino niño, pero la más destacada entre todas es la conocida como noche buena, corresponde una celebración cristiana donde se conmemora el nacimiento de Jesús durante la noche del 24 de diciembre y el 25 de diciembre como la víspera de la llegada del niño Dios; su práctica varía según el continente y el país que sea realizada l acostumbre, en algunos casos se lleva a cabo, una cena familiar y compartir de regalos.

La veneración para el niño Dios durante la época decembrina puede considerarse mucho más relevante que otras celebraciones realizadas para el niño Dios, el ritual inicia visitando un conjunto de posadas, en representación de todas las puertas que tocaron José y María para poder pasar la noche en el día del alumbramiento, esta práctica es realizada por día tocando consecutivamente mientras se va cantando las posadas por María y José.

Esta celebración culmina el día de la candelaria celebrado el 2 de febrero, esta fiesta es muy practicada por los creyentes católicos que conmemoran la presentación del niño Jesús en el templo pero también se conmemora la festividad en honor a la virgen de la candelaria, muy seguida en el pueblo mexicano, siendo una fiesta muy seguida por su gran colorido desde la época prehispánica, donde se realizan con muchas flores en su honor.

La  noche buena presenta una oficial figura del niño Jesús, normalmente luego de realizar la celebración de tocar puerta por puerta, finalmente se logara llegar a un pesebre donde se tiene al niño, en ese momento se coloca una imagen del divino niño, representando el nacimiento del niño Dios.

Antes de colocar al niño en el nacimiento según las tradiciones mexicanas, se realiza la práctica de arrullar al niño, donde algunas de las mujeres de la familia deben cargar al niño y arrullarlo como una madre lo hace al nacer su hijo, mientras realizan este acto el resto de la familia comenzaran a realizar cantos y rezos en conmemoración al nacimiento del niño Dios y a la llegada del Mesías para la salvación de la humanidad.

Luego de realizar este acto se debe colocar la imagen del niño Dios en el pesebre y cada uno de los integrantes debe acercarse a besar la imagen del divino niño, mientras hacen este tipo de ofrenda deben continuar con el canto ya sea navideño o religiosos, finalmente esta imagen del divino niño no puede ser retirada hasta el 2 de febrero el día de la virgen de la Candelaria.

México se ha caracterizado por ser un país con una gran variedad de tradiciones y gran devoción por distintos santos, como en este caso al divino niño, siendo muy especial para la noche buena, donde las prácticas variaran según el estado o la localidad en que se esté llevando a cabo. Como en este caso se destaca una comunidad maya conocida como los Dzitnup ubicados en el municipio de Valladolid, donde realizan un baile especial en conmemoración de Abraham e Isaac.

Otras de las tradiciones mexicanas, es donde los niños de todos en el país escriben cartas especiales al divino niño donde le piden juguetes y también ropa; es considerada como una práctica internacional, donde una gran cantidad de niños de todo el mundo se prestan en realizar esta práctica, trayendo gran alegría y mucha emoción a los hogares, observando la inocencia y nobleza de los niños por ansiar el momento de encontrar su regalo bajo el árbol de navidad.

En México, se destaca principalmente la Ciudad Juárez, donde solicitan las cartas pero estas cartas también poseen peticiones y oraciones dedicadas exclusivamente a la violencia a que el pueblo mexicano se encuentra sometido, como los problemas de las fronteras con Estado Unidos, la violencia al sexo femenino, la discriminación a todo el pueblo hispano en especial el rechazo a sus hermanos mexicanos alrededor del mundo.

Celebración del día de La Candelaria

La celebración realizada el 2 de febrero representa el fin de la época navideña y la celebración y veneración a la Virgen de la Candelaria, considerado el tiempo que se culmina la navidad oficialmente, es considerada una práctica mariana propuesta por la iglesia católica en el pueblo mexicano, donde se venera la presentación de Jesús en el templo y culminando el tiempo de devoción a Jesús e iniciando con la purificación de la Virgen después de su parto.

En México, se inicia la preparación para ser dedicada a la virgen de la candelaria desde el 6 de enero, día dedicado a la conmemoración de los tres reyes que visitaron al Niño Dios, dicha práctica de los tres reyes magos es muy similar a la realizada en la noche buena, donde los reyes llevan regalos a los niños, esta fecha no es tan popular como el nacimiento de Jesús, pero es practicado por algunas familias hispanoamericanas.

Normalmente el día de los tres reyes magos, se coloca un pan en forma de anillo el cual es conocido como la Rosca de Reyes siendo compartido por todos aquellos feligreses presentes. Destacando el hecho que dentro de la rosca, se encontrara una figurilla de un niño, en representación del divino niño, no todas las roscas poseen la figura, por lo tanto, aquellos que si posean la imagen del divino niño tendrán que cumplir con la obligación para el día de la candelaria.

Las obligaciones para el día de la candelaria se tratan de comprar un conjunto de pan o tamales junto con una bebida para todos en ese día, pero en ocasiones no tiene que ver con lo que va a portar de comida a todos los presentes, sino es el indicado en la vestimenta que empleará el divino niño ene l día de la candelaria, este compromiso puede ser atribuido por uno o tres años, todo depende del convenio entre familias.

Para el  día de la candelaria, el divino niño tiene que ser llevado a la misa ofrecida ese día para bendecirlo, ser ungido por la autoridad sacerdotal local.  El divino niño debe ser presentado con el vestuario que le fue seleccionado por la personada encargada para ese año, siendo esta una de las principales tradiciones. Mostrándose durante la eucaristía una gran cantidad variados de trajes y muy populares entre los feligreses.

Luego la familia debe trasladarse a su casa para llevar a cabo la celebración, normalmente realiza un almuerzo con la comida tradicional del país como tamales, buñuelos y atole. Todo este acto se realizara por cuarenta días, celebrando que después del nacimiento de Jesús fue presentado en el templo por sus padres.

Traje empleado para el Día de la Candelaria

Una condición para llevar a cabo el traje seleccionado por la persona que toco el compromiso, es que su primer año como encargado de seleccionar el vestuario debe ser completamente blanco,  le blanco representa la pureza y de esa forma se refleja el pacto de la persona con el acto e igualmente si la familia va a participar por primera vez en la presentación del divino niño de su hogar. En algunos casos, los trajes son representaciones del divino niño en sus otras expresiones como el Santo Niño de Atocha o como San Francisco.

Normalmente las familias realizan compras de un nuevo vestido para el divino niño cada año, siendo trajes muy innovadores, culturales y de muy buena calidad, provocando que el mercado de los vestuarios para el divino niño. Las familias empiezan la búsqueda del traje desde diciembre, siendo una de las actividades más interesantes y populares en todas las comunidades mexicanas.

Variando la cantidad y calidad de los trajes, algunos pueden llegar a ser muy simples hasta realizar grandes creaciones de telas importadas. Normalmente las telas empleadas son seda, algodón siendo bordados con plata y también con oro, observándose en todas las tiendas grandes variedades para ser empleados para el traje del divino niño, esas tiendas con conocidas como Tianguis, ofreciendo trajes muy originales y variados.

Algunos de los modelos más empleados y buscados por las personas son trajes empleados para otros santos, trajes comunes y culturales, trajes aztecas, incluso trajes en representación de deportistas nacionales populares, entre muchos otros más. Siendo muy delicado con el tipo de trajes seleccionados, debido que algunos sacerdotes no realizaran la bendición si consideran el traje inapropiado o una ofensa.

Imágenes del Niño Dios

El divino niño Jesús puede llegar a tener una gran cantidad de representaciones según el país o el nombre en que reciba, por ello, puede conocerse con una gran variedad de nombres, pero siempre se caracteriza por ser la misma expresión, a Jesús como un infante con los brazos extendidos y una mirada de inocencia. En el caso de la época navideña, la representación de Jesús recién nacido.

La veneración del niño Dios durante las temporadas navideñas son muy características en la ciudad metropolitana de México. Debe destacarse que la iglesia católica se caracteriza por presentar adoración a imágenes y pinturas, siendo una actividad muy celebre en el país azteca, en este caso, se destacan ofrendas y tributos llevados en nombre del divino niño para su posterior bendición.

Las principales ofrendas llevadas delante del divino niño son juguetes, dulces, prendas, entre otros, hoy en día, convirtiéndose en una tradición de llevar ofrendas delante de la imagen, muchas veces también realizada a los muertos de sus ancestros para lograr obtener su paso en la vida eterna.

Una de las imágenes principales más veneradas en la Ciudad de México es conocida como “El Niño Cautivo” esculpida en el siglo XVI ubicado en la catedral de la Ciudad de México, fue una de las imágenes traídas desde España a la tierra azteca, pero entre su camino a la ciudad de Veracruz un grupo de corsarios que se encargaron de saquear el barco que traía la imagen, secuestrándola y solicitando una gran cantidad de dinero para devolverla a sus dueños.

Con el tiempo fue recuperada y ubicada en la Catedral de San Pedro, siendo una de las imágenes más buscada por feligreses que buscan la intercesión por aquellas circunstancias que pueden provocar peligro o trampas, también muy solicitado por aquellas familias que se ven afectadas por un secuestro. Otra imagen bastante popular es la conocida como Niñopa también originario del siglo XVI, originalmente pertenecía a unos de los jefes de la tribu Xochimilco.

Casos distinto a otras imágenes del divino niño, esta se encuentra en las casas de familia, siendo rotada por los pertenecientes a la comunidad. La familia que sea anfitriona se convierte en anfitriones por todo el año hospedando en su casa niños en condiciones de calle, esta práctica ha sido llevada a cabo desde hace 430 años. Algunos creyentes consideran que la imagen del divino niño sale en las noches a recorrer la comunidad de Xochimilco y revisa todas las cosechas.

Esperamos este artículo haya sido de ayuda, te dejamos otros que seguro te interesarán:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here