Conoce quiénes eran Las Ninfas en la mitología

Aprende más del rol que jugaron Las ninfas en la mitología griega y cómo se convirtieron en criaturas importantes para muchos dioses griegos. En el siguiente artículo conocerás más de su historia, origen y algunas curiosidades interesantes que rodean a estos espíritus divinos.

NINFAS EN LA MITOLOGÍA

Ninfas en la mitología

En nuestro artículo de hoy estaremos hablando un poco acerca del rol que desempeñaron las Ninfas en la mitología griega y por qué llegaron a convertirse en una pieza clave durante muchos años. Para nadie es un secreto la importancia que tuvieron las ninfas en la mitología griega.

Fue tanta su importancia para el paisaje sagrado de los griegos que cuando en la Ilíada el dios Zeus convoca a los dioses a la asamblea en el Monte Olimpo, no solo acuden los más destacados y afamados dioses olímpicos, sino que además todas las ninfas también hicieron acto de presencia en dicha reunión.

Más allá de los mitos y creencias, la mayoría coinciden en describir a las ninfas como espíritus divinos que animan a la naturaleza, a diferencia de otras diosas que forman parte de la mitología griega. Por los general las ninfas son representadas con una atractiva belleza física y jóvenes doncellas núbiles a quienes les fascina bailar y cantar.

Hay una particularidad que hace diferente a las ninfas en la mitología del resto de diosas y es precisamente la libertad con la que cuentan para enamorarse. Recordemos que las esposas e hijas de la polis griegas no disfrutan de ese privilegio del amor libre. Las ninfas además son muy respetadas y admiradas por muchos y viven en regiones montañosas y bosques junto a manantiales o ríos. Así lo deja ver Walter Burkert, quién señala lo siguiente acerca de las ninfas en la mitología:

“La idea de que los ríos son dioses y manantiales de ninfas divinas está profundamente arraigada no sólo en la poesía, sino también en la creencia y el rito; la adoración de estas deidades está limitada sólo por el hecho de que se identifican inseparablemente con una localidad específica”.

NINFAS EN LA MITOLOGÍA

También es importante señalar que muchos ninfas, siempre en forma de jóvenes doncellas, hacían parte del séquito de un dios, como por ejemplo Dioniso, Hermes o Pan, o una diosa, por lo general la cazadora Artemisa. Las ninfas se convirtieron en el blando frecuente de los sátiros.

¿Qué son las ninfas en la mitología griega?

Hablemos un poco acerca de la descripción de las ninfas. Para ello debemos comenzar por conocer qué eran las ninfas en la mitología griega. De acuerdo a la historia, una ninfa en la mitología, tanto griega como romana, no es más que una joven deidad femenina que por lo general se identifica con características naturales como montañas, árboles y flores, manantiales, ríos y lagos.

Las ninfas también se identificaban como parte del séquito divino de un dios comparable, como Apolo, Dionisio o Pan, incluso de algunas diosas, entre ellas Artemis, que recordemos estaba considerada como la deidad tutelar de todas las ninfas en la mitología. Por lo general las ninfas son las madres de los héroes, como en el caso de Aquiles y Temries.

Recordemos que los hombres de origen griego tenían la costumbre de conquistar y enamorar a las ninfas, atraídos principales por la belleza de estas deidades femeninas de la mitología, que además poseían grandes encantos seductores, todo lo contrario a las esposas e hijas reservadas y castas de la polis o ciudad-estado, quienes eran reservadas y para nada seductoras.

Existen infinidades de mitos y leyendas vinculadas con los amoríos entre las ninfas de la mitología y los hombres mortales y los dioses. Algunas de estas historias son el cuento de Eco y Narciso, el secuestro de Hylas, Salmacis y Hermafrodito, y la leyenda del poeta pastor Dafnis.

Tal y como lo hacía Pan, las ninfas también poseían el poder en su estado natural de causar grandes emociones en los mortales, a quienes podían volver locos o insensatos, sobre todo al mediodía. A esto se le conoce como ninfolepsia.

De donde vinieron las ninfas

Existen muchas teorías y leyendas acerca del origen real de las ninfas. En alguna literatura, todas ellas eran descritas como las Hijas de Zeus. Hay quienes se atreven a asegurar que las ninfas tuvieron su origen de la misma naturaleza que moldearon. Lo que no se puede negar es que los antiguos griegos rendían adoración a la naturaleza y estas atractivas diosas menores provenían de esas creencias.

El papel de las ninfas

A lo largo de este interesante artículo hemos venido destacando una característica principal que tenían las ninfas y era precisamente su belleza y juventud. Estas atractivas criaturas compartía entre sí un mismo objetivo y era el de dar formar y proteger a la naturaleza. Cada ninfa se asentó en un área en el bosque y se convirtió en la única cuidadora.

Tipos de Ninfas

La historia nos indica que existieron diferentes tipos de ninfas en la mitología. Hubo grupo de ninfas para cada tipo de fenómeno o acontecimiento natural. En total existían tres grandes grupos de ninfas distribuidos de la siguiente manera: Las ninfas del agua, las ninfas de la tierra y las ninfas de los árboles. Cada grupo se encontraba dividido así:

Ninfas de agua

  • Los cheloides eran las ninfas del río, específicamente para el río Achelous.
  • Las hidriadas eran un tipo de ninfa del agua.
  • Las náyades eran las ninfas de los manantiales y ríos.
  • Napaea eran las ninfas en los valles.
  • Las nereidas fueron las ninfas específicas para el Mar Mediterráneo.
  • Los oceánicos eran las ninfas del mar en general.

Ninfas terrestres

  • Las alisedas y las leimoniadas eran las ninfas que vivían en las arboledas.
  • Las dríadas eran las ninfas del bosque.
  • Las Oreads eran las ninfas de la montaña

Ninfas Árbol

  • Las Hamadryas eran las ninfas que protegían los árboles.
  • Las meliáceas eran las ninfas de los fresnos.

Ninfas Celestiales

Las ninfas celestiales eran una de las más importantes y se encontraban divididas en dos grandes grupos que eran conocidos como las Heliadas, las Hadas y las Pléyades. De las ninfas celestiales también formaban parte otros grupos más pequeños. Estos fueron llamados los Auriae o “brisas” y también conocidos como Aetae o Pinoae.

NINFAS EN LA MITOLOGÍA

Entre las ninfas celestiales encontramos también a los Asteriae o “estrellas”, grupo al cual pertenecían las hijas de Atlas conocidas como los Atlántidos, y los Nephele o nubes. Los Heliades o Heliadai eran los vástagos de Helios, el pulpo del sol y la ninfa oceánica llamada Clymene y Rhodos. Conocidos como los “Hijos del Sol”, los más conocidos eran las hermanas de Faetón, el hijo de Clymene. Estas hermanas se llamaban Aregle, Aetheria y Aegiate.

Otras ninfas

También habían otras ninfas importantes, por ejemplo Las Lampadas, quienes estaban descritas como las ninfas del inframundo. Ellas eran las fieles acompañantes de Hécate que llevan antorchas en sus paseos nocturnos, fantasías y visitas. Recordemos que Hécate era una de las diosas influyentes de la mitología griega.

Esta diosa se caracterizaba por ser una deidad de las encrucijadas y la brujería. La historia dice que las ninfas conocidas como “Las Lampadas” fueron un obsequio que le concedió el dios Zeus a Hécate por toda su lealtad demostrada ante la Titanomachy y se creía que eran las hijas de un número de dioses del inframundo.

Así como encontramos a las ninfas “Las Lampadas”, también existían las ninfas lamusideas, quienes eran enfermeras de Dionisio como hijas de Lamus. Fue Hermes quien rescató al niño Dioniso de ellos. Se dice que las ninfas Dodanidas o Dodododaeas fueron las que se encargaron de alimentar y cuidar a Zeus cuando éste era apenas un niño. Lo hicieron con u oráculo de Zeus en Dodona.

También estaban “Los Thías”, quienes fueron las ninfas abejas encargadas de velar por el cuidado y crianza del dios Apolo y ellas utilizaron miel para hacer profecías.

Cómo se representaban las ninfas

Vamos en primer lugar a conocer el significado del término “ninfa”. De acuerdo a las investigaciones, esta palabra tiene su origen en otra palabra griega que significa “novia”. Partiendo de ese punto podemos entender la manera en la que era representadas las ninfas dentro de la mitología griega.

Por lo general las ninfas se dejaban ver con una larga cabellera y solían utilizar ropa bastante atractiva y elegante. Toda la vida se caracterizaron por su juventud y belleza, incluso otras criaturas siempre sintieron admiración hacia ellas, dejando ver la inevitable atracción física que sentía por las ninfas. Tanto dioses como diosas, así como humanos y demás criaturas mitológicas se enamoraban frecuentemente de las ninfas.

Las ninfas tuvieron la habilidad de poder cambiar de forma para de esa manera poder mezclarse con su entorno. Uno de los dioses que más vinculación tuvo con las ninfas fue Dionisio, considerado como el dios del vino. A él se le relaciona con diferentes ninfas de gran atractivo y belleza, quienes le ayudaron a alimentar su entusiasmo por la vida.

Así como Dionisio, el dios Pan también se sintió muy relacionado con las ninfas, especialmente porque sentía ese mismo deseo por la vida, lo que le sirvió para atraer a unas cuantas ninfas. Además, Artemisa tuvo un seguimiento de unos sesenta oceánicos que se convirtieron en parte de su seguidores. Poseidón se relacionaba con frecuencia con las Nereidas, las ninfas marinas.

¿Eran realmente diosas?

Si bien es cierto que las ninfas fueron identificadas por mucho tiempo como diosas, la verdad es que eso no es tan cierto como parece. En realidad las ninfas eran considerados espíritus y seres etéreos. Ciertamente esto los convirtió en deidades, sin embargo no era descritos como diosas porque una buena parte de ellos no eran inmortales.

Aunque las ninfas solían vivir por largos años, al final muchos de ellos podrían morir. Las ninfas eran seres espirituales que se abrían camino en las historias y leyendas mitológicas griegas. Es verdad que continúa existiendo mucha controversia en cuanto a quiénes y qué son las ninfas, pero hay algo que no se puede poner en duda y es que estas criaturas son representadas como atractivas féminas que protegen un dominio específico.

Mitos de las ninfas en la mitología griega

A pesar de los que muchos consideran, la verdad es las ninfas muy pocas veces mantuvieron un rol principal dentro de los mitos griegos. En ciertas ocasiones aparecían como acompañantes de los dioses y sátiros. Una de las deidades que con mayor frecuencia se le observaba acompañada de las ninfas era a la diosa Artemisa.

Recordemos que Artemisa por lo general contaban a su servicio con varios Ninfas, quienes se encargaban de atenderla una vez que ella salía de caza. El papel de las ninfas dentro de los mitos griegos también tuvo que ver con la relación que mantuvieron estas criaturas con muchos de los dioses.

La historia señala que las ninfas se transformaron en amantes, incluso en esposa de varios dioses y héroes de la mitología griega. Una en contraer matrimonio fue la dríada Eurídice, quien se unió sentimentalmente con el poeta y músico Orfeo. Una vez de que Eurydice falleció como consecuencia de una mordedura de serpiente, Orfeo trató de rescatarla del inframundo.

Sin embargo, Orfeo no pudo rescatarla del inframundo debido a que no cumplió con los requisitos establecidos para su retorno. También existieron otras importantes ninfas que llegaron a ganarse el puesto de mítica como esposa, una de ellas fue Oenone. Casado con París, príncipe de Troya, Oenone lanzó una predicción.

La predicción de Oenone decía que si el príncipe de Troya emprendía un viaje con destino a Gracia, el viaje sería desastroso para Troya en general. Fue precisamente durante ese viaje que París huye con Helen, la esposa del rey espartano, que puso en marcha los acontecimientos que conllevaron al troyano.

El Mito de las Ninfas – El Mundo Mágico del Mito y la Leyenda

Para nadie es un secreto que una de las cosas que más caracterizan a las ninfas son precisamente las historias que existen sobre estas criaturas y que forman parte de la mitología y leyendas antiguas de la cultura griega. La gran mayoría de estos relatos funcionan de puerta de bienvenida al mundo de los antiguos griegos y romanos.

Una gran parte de los nombres de héroes y personajes de la mitología griega son actualmente famosos gracias a muchas películas y juegos que se han popularizado alrededor del mundo, sin embargo la historia real sobre tales personajes continúa siendo completamente desconocida.

No hay mejor opción para aprender sobre la historia y las historias de los clásicos que recurrir a un cuento de mitos sobre las ninfas.

Las ninfas en el arte, la literatura y la vida cotidiana

Si bien es cierto que la representación de las ninfas se ha mantenido a lo largo de los años en expresiones como el arte y la literatura, también es una realidad que tan solo pocas ninfas han podido permanecer conocidas. Entre las ninfas de mayor popularidad en el mundo griego podríamos decir que se encuentra Eurídice, una de las más famosas.

La ninfa Eurídice llegó a consolidarse como una de las más populares de la mitología. Esta criatura aparece reflejada en diferentes obras de arte como pinturas, pero además es representada en otras plataformas como películas y óperas. Aunque es quizás la más popular de todas, también están otras que alcanzaron mucha fama.

Entre ellas podemos mencionar a la ninfa Eco, ampliamente popular por su amor por el vano Narciso, un mito que con frecuencia se refleja en el arte y la literatura. Hablar de ninfas famosas es hacer referencia a Las Musas, bastante populares por derecho propio como las diosas que inspiran la creatividad.

No obstante, la gran mayoría de las ninfas aparecen en textos y obras de forma menos explícita, o quizás no son representadas tan claramente. Muchos autores y artistas han usado a las ninfas en sus trabajos pero lo hacen sin nombre específico. Hablemos del caso de las dríadas.

NINFAS EN LA MITOLOGÍA

Éstas han sido consideradas como las más conocidas de las ninfas. Las dríadas han sido representada en infinidades de obras y textos literarios, por ejemplo en “Las crónicas de Narnia” de C.S. Lewis y los poemas de Sylvia Plath. No solo han aparecido en textos literarios, sino que además han formado parte de grandes videojuegos.

Las ninfas han aparecido en las series Warcraft, Dungeon Siege y Castlevania. También están descritas como una carrera en el juego de cartas coleccionable Magic: The Gathering. Otras ninfas que han tenido participación en temas de videojuegos son Las nereidas, las cuales han aparecido como personajes claves.

Una curiosidad que vale la pena destacar es que en los tiempos modernos, el término “nereid” se usa con mucha frecuencia para representar a todas las ninfas, independientemente de su origen. En tiempos antiguos se tenía la creencia de que si una persona que talaba un árbol que albergaba a una ninfa sería castigada por parte de los dioses.

Hoy en día muchos ambientalistas se encadenan a los árboles o se instalan en árboles de larga vida en un esfuerzo por brindarles protección y resguardo ante la destrucción por parte de la madera o de los equipos de construcción. Respecto al cual hacía las ninfas también hay muchas versiones e historia.

Se cree, de acuerdo a la evidencia arqueológica, que las ninfas eran adoradas más que todo por los pobres rurales durante el período arcáico. El culto hacia las ninfas se centraba básicamente en las fuentes de agua, que luego se generalizaron y combinaron con otras deidades de las fertilidad y sus ritos.

En ese tiempo existía la tradición que cualquier persona que pasará por un santuario de una fuente de agua, tenía que dejar en ese lugar una ofrenda, casi siempre se trataba de un sacrificio de animal, como una porción de un jabalí, una cabra o una oveja, que procedía a una comida.

Con el transcurrir de los años, las ofrendas que dejaban las personas frente a estos santuarios de fuente se volvían aún más sangrientas, culminando con la tradición ahora familiar de dejar monedas en el santuario de la fuente para la ninfa residente.

También podrían interesarte los siguientes artículos: 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.