Muchos monos interesantes han pasado por diversas situaciones. Algunos fueron mantenidos como mascotas, otros rescatados de instalaciones de investigación médica y zoológicos. Se estima que aproximadamente 500 familias solo en Sudáfrica tienen monos de compañía. Continúa leyendo este artículo para conocer todo sobre este tema.

Monos de Compañía

¿Es legal tener un mono de compañía?

Es posible que sea ilegal tener monos como mascotas en el lugar de residencia. Y si es legal poseer un mono, es posible que se requieran permisos todos certificados. A veces, los titulares de permisos están sujetos a inspecciones de viviendas para garantizar que se brinden las infraestructuras y el cuidado apropiado.

Además, las pólizas para propietarios de viviendas pueden requerir una cobertura de responsabilidad adicional, o algunas compañías de seguros pueden cancelar su póliza por completo si descubren que una persona tiene un mono. Sin embargo, no tener seguro pone en riesgo si por ejemplo el mono muerde a alguien.

En deserción de una ley federativa sobre el tema de los monos de compañía, prevalecen las leyes gubernamentales. Entonces, si es legal o ilegal tener monos como mascotas, depende de dónde quiera dedicarse a la crianza de estos animales.

A partir de 2015, 17 naciones no tienen restricciones contra los residentes que practican el arte de cuidar de los monos. Sin embargo, se están realizando esfuerzos de grupos pro-animales y otros para que más estados promulguen leyes que prohíban a los monos como mascotas.

Sin embargo, en 2015, estaba pendiente una reglamentación para restringir la tenencia de monos en el estado de Washington, Carolina del Norte y Carolina del Sur.

Prohibiciones parciales de monos de mascota

Algunas naciones no han prohibido por completo a los monos como mascotas. Estos estados tienen algún tipo de ley o restricción a la que deben adherirse aquellos que deseen tener monos como mascotas. En 2017, Arizona, Indiana, Mississippi y Tennessee en Estados Unidos tienen prohibiciones parciales sobre la posesión de monos de compañía.

Por otro lado, los habitantes de Tennessee pueden tener cualquier tipo de mono, excepto un babuino y los simios no están permitidos. En Arizona, todos los monos están permitidos pero los simios no. En Indiana, puede tener monos y grandes simios, pero debe tener un permiso para los simios.

Mississippi permite todos los monos excepto babuinos y macacos y prohíbe todo tipo de simios. Florida y Texas permiten algunos Tipos de monos, pero prohíben otros. Estas leyes son evolutivas, así que se recomienda consultar constantemente los estatutos de su propio estado si se está considerando tener un mono como mascota.

Los monos son animales salvajes; y en teoría no son aptos para la domesticación como mascotas. Muchos de los países que los permiten como mascotas tienen largos procesos de solicitud y costosos requisitos de vinculación.

Por ejemplo, Florida requiere que el solicitante tenga cierta edad (al menos 16 para tener algunos monos y 18 para otros) y tener 1,000 horas de trabajo voluntario con monos en su haber, obtener cartas de referencia y completar un examen escrito.

Además, se aplican requisitos específicos al tamaño de la propiedad donde se construirá el hábitat, así como a la construcción del entorno en sí. Hay que tener en cuenta que muchos municipios y condados tienen sus leyes sobre los monos mascotas que pueden prohibir los monos incluso en los estados donde no existe ninguna prohibición.

Monos de Compañía Legal

Riesgos médicos y para la salud al tener un mono de mascota

Los monos son animales muy inteligentes, emocionalmente complejos y de larga vida que necesitan estar cerca de los de su propia especie para poder desarrollarse normalmente. Si se intenta tenerlos como mascotas, se estaría creando un animal con trastornos mentales en el 99,9 % de los casos.

Este animal nunca aprenderá a llevarse bien con otros monos. Y, la mayoría de las veces, terminará con muchos rasgos de comportamiento que son autodestructivos. Las enfermedades zoonóticas también son motivo de preocupación.

El herpes de labio humano, puede matar a monos más pequeños como los titíes y los tamarinos. Mientras que los macacos pueden ser portadores de las infecciones de tipo B, un virus potencialmente fatal para los humanos. La mayoría de las personas se infectan a través de picaduras o rasguños.

Los peligros para la salud y la seguridad asociados con la exposición a monos y otros primates no humanos llevaron a los Centros para el Control de Dolencias de Estados Unidos en 1975 a impedir su introducción a los Estados Unidos para su uso como mascotas.

Hoy en día, los monos que se ofrecen a la venta son animales excedentes de zoológicos y laboratorios o de criadores. Los bebés son separados de sus madres a los tres días de edad y se les da un objeto inanimado, como un animal de peluche o una manta como madre sustituta. La mayoría de estos monos jóvenes, terminan desarrollando conductas o actuaciones aberrantes como mecerse, agarrarse a sí mismos y chuparse los dedos.

Monos de Compañía Riesgos

Riesgos de adoptar un mono de compañía

Una amplia gama de enfermedades puede transmitirse entre monos y humanos. (Se les conoce como enfermedades zoonóticas y pueden ser bastante graves). Pero encontrar un veterinario cerca que pueda y esté dispuesto a tratar a un mono puede ser un desafío. Además, puede resultar difícil mantener sano a un mono de compañía que se encuentre cautivo.

Por ejemplo, los monos a menudo requieren dietas especializadas que pueden ser costosas y llevar mucho tiempo de preparar. La diabetes es común en los monos mascotas debido a las malas dietas que muchos dueños les dan. Esta es solo una enfermedad que requiere un control constante por parte del dueño o cuidador y su veterinario.

La crianza de monos y sus efectos en su conducta

Un mono bebé inofensivo y dependiente eventualmente crecerá para convertirse en el animal salvaje que realmente es. Criar un mono rodeado de seres humanos no cambiará su destino y los monos de compañía casi nunca serán verdaderamente domados.

De hecho, privar a un mono de las relaciones sociales normales con otros monos puede crear problemas de comportamiento y neurosis. Los monos de compañía a menudo tienen tendencia a morder (y tienen 32 dientes para hacer estas mordeduras desagradables). Mientras que algunos monos son amables, otros son muy agresivos.

Sin embargo, incluso los monos más amables pueden llegar a sorprender a los que lo rodean y pueden volverse violentos con cualquiera, incluida la persona más cercana, esencialmente durante y después de la pubertad.

Monos de Compañía Crianza

En un intento por establecer el dominio, los monos pueden atacar a los miembros de su familia humana. Una vez que los dueños o cuidadores se dan cuenta de que no pueden manejar a los animales, buscan colocarlos en otros hogares. Los zoológicos no aceptan mascotas anteriores. Algunos monos no deseados terminan en santuarios para vivir los días que les quedan.

Lamentablemente, la mayoría terminan comercializándose y revendiéndose una y otra vez. Otros se envían a laboratorios o se utilizan en programas de cría. A medida que estos monos crecen, se vuelven más fuertes y más impredecibles, algunos dueños pueden intentar cambiar el comportamiento natural del animal. Los propietarios de algunos santuarios dicen que esas tácticas incluyen confinamiento en recintos pequeños, encadenamiento, golpes y extracción de dientes y uñas para evitar que estos muerdan o rasguñen.

Cuidados a tomar en cuenta

Hay que tener conciencia de que estos animales requieren cuidados muy específicos para desarrollarse saludablemente en el caso de que se encuentren en cautiverio. En primer lugar, lo ideal sería copiar en la medida de lo posible el ambiente natural de estos animales para facilitar las condiciones respetables para su progreso físico y mental. Los zoológicos, por ejemplo, intentan arreglar el espacio de los monos con muchas arboledas, piedras, hierba, etc.

Sin embargo, esto se torna muy difícil al tratar de reproducir dicho ambiente salvaje en el hogar. Y la verdad es que, aunque que una persona cuente con mucho espacio y se dedique a acondicionarlo con cuidado, toda esta estructura continuará tratándose de una réplica artificial que jamás captará plenamente la esencia de la naturaleza.

Como todos los animales, los monos requieren tener una nutrición completa y equitativa para mantener un buen estado de salud y crecer plenamente. En su entorno natural, los monos suelen mantener una dieta muy variada, fresca y natural.

Esto hace referencia que se proporcione una buena alimentación para un «mono de compañía» lleva tiempo, dedicación y una buena inversión en productos frescos y de origen orgánico. Al margen de fruta y verdura, que se deberá preparar cuidadosamente, también hay que ofrecerles insectos en determinados momentos del año.

Monos de Compañía Cuidados

Además, para tener un mono como mascota, hay que brindarle mucho cuidado a su motivación mental. Los monos son animales de sublime conocimiento y gran ternura, por lo cual requieren ocuparse en sus destrezas cognitivas y vehementes para conservarse lo más saludables posible, alegres y activos.

Un mono sedentario o aburrido puede sufrir con el estrés y desarrollar muchos problemas de conducta. Estos animales deben poder disfrutar, al menos, de varias sesiones de esparcimiento y juegos al día. Por otro lado, también será fundamental suplir sus necesidades sociales proporcionando momentos de interacción, distracción y cariño. Y la mayoría de los dueños no cuenta con mucho tiempo para dedicar ni siquiera a su propia vida social.

Por ello, muchos monos criados fuera de su ambiente pueden mostrar señales de depresión e incluso tornarse violentos en relación a las personas y a otros animales. Hay que recordar que se trata de animales muy simpáticos que viven en grandes grupos.

Tampoco hay que olvidar que los monos necesitan atención médica experta, que no suele ser encontrada de manera tan fácil. Cabe recalcar que también que los monos necesitarán recibir atención para sus desparasitaciones para evitar una infección por endo o ectoparásitos.

Razas de monos domésticos

Los monos se ven encantadores y casi guardan similitudes con las personas, ya que los humanos comparten material genético con estas criaturas, pero el cuidado de estas criaturas puede ser un desafío. Hay más de 350 especies de monos que provienen de hábitats en Asia, África y el Nuevo Mundo. De esos primates, solo siete se mantienen generalmente como mascotas. A continuación se presentan algunas especies de monos domésticos legales en España. Sin embargo se recomienda estar al tanto de todos los estatutos según sea el país.

Capuchino

Este es un mono del Nuevo Mundo que a menudo aparece en la televisión o en las películas como el mono con sombrero y chaleco que recauda dinero de las actuaciones callejeras. Estos monos longevos (la vida media es de 40 años) son muy inteligentes, traviesos y territoriales. Tan inteligentes como son, nunca aprenden a usar el baño y necesitan pañales durante toda su vida.

Chimpancé

Aunque la gente ha tenido chimpancés como mascotas, no se recomienda; pueden ser agresivos. Los chimpancés no son monos. Técnicamente, son grandes simios nativos de los bosques y la sabana de África.

Los humanos comparten la mayor cantidad de ADN en común con esta especie; sin embargo, estos son bastante grandes, fuertes y pueden dominar a los humanos cuando se trata de fuerza bruta. Esta especie también vive mucho tiempo, quizás unos 60 años en cautiverio y requiere pañales si está fuera de su recinto.

Macaco

Los macacos son monos más pequeños que provienen de Asia. Pueden pesar hasta 20 kilos y vivir hasta 30 años. También necesitan usar pañales durante toda su vida. Necesitan una jaula grande y segura para no perderse en su casa o correr afuera y trepar por postes eléctricos. Aunque se trata de primates más pequeños, requieren recintos masivos de al menos 30 pies cuadrados.

Tamarin

Estos son los pequeños monos del Nuevo Mundo que pesan menos de medio kilo, pero viven unos 15 años en cautiverio. A pesar de sus bocas pequeñas, pueden generar mordeduras desagradables. Necesitan una jaula muy segura con un espacio entre barras pequeño; si no, escaparán o quedarán atrapados en los barrotes. Además, se requiere el acceso a un espacio cerrado al aire libre más grande para la vitamina D que tanto necesitan para su crecimiento y desarrollo.

Mono ardilla

El Mono ardilla es experto en hacer acrobacias. Viven hasta 25 años, usan la cola para colgarse de las ramas y necesitan mucho espacio y ramas colgantes para aferrarse y moverse. También usarán pañales durante toda su vida. Tienen requisitos dietéticos extensos y requieren una amplia variedad de alimentos.

Tití

Al igual que los tamarinos en tamaño y requisitos de vivienda, los titíes son monos parecidos a ardillas de América del Sur. Su dieta natural consiste en insectos, frutas, savia de árboles y otros animales pequeños. Son criaturas rápidas que corretean y no son aptas para el manejo. Estos generalmente no son adecuados como mascotas para su dieta particular y sus necesidades de luz ultravioleta.

Guenon

Estos monos de 5 kilos aproximadamente, provienen de los bosques del África subsahariana y pueden vivir hasta 25 años en cautiverio. Los guenones también son de alto mantenimiento. Hay casi dos docenas de especies de guenones. Prosperan en grupos grandes. Para tener a este animal como mascota, se necesitaría tener un grupo de ellos.

¿Realmente se puede tener un mono como mascota?

Tener un mono de compañía y de mascota no es como cuidar a la mayoría de las otras mascotas. Un mono bien cuidado generalmente puede vivir entre 30 y 45 años y necesitará una responsabilidad total durante el transcurso de su vida. Los monos no crecen ni maduran como lo hacen los niños humanos. Son, en esencia, niños pequeños permanentes.

Es posible que los monos mascotas tampoco se sientan bien con personas nuevas en su vida, incluidos esposos o esposas e hijos y dificultan por ejemplo unas posibles vacaciones. Además, encontrar un nuevo hogar para un mono de compañía es considerablemente difícil y psicológicamente duro para el mono. Además, un mono necesita una gran cantidad de interacción social.

Un mono privado de su tiempo y atención probablemente desarrollará no solo problemas graves de comportamiento, como gritos y mordeduras, sino también problemas psicológicos que pueden ser difíciles de remediar.

Consideraciones importantes antes de obtener un mono

Si se piensa en adoptar o comprar un mono, hay algunas cosas que se debe saber antes de tomar una decisión. En general, los monos no son buenas mascotas y las más grandes, como los chimpancés, son una de las peores mascotas domésticas.

El costo de un mono, ya sea un mono más pequeño como un Mono capuchino ($ 7,000) o un gran simio como un chimpancé ($ 70,000), es costoso. Sin embargo, los costos crecientes, como el suministro de alimentos, pañales y las facturas del veterinario de por vida, pueden ser muy elevados. Todos los monos son un riesgo potencial para el dueño y su familia.

Incluso si se cría al animal desde que nace, sigue siendo una criatura salvaje que puede perder el control en cualquier momento. Los monos más pequeños pueden volverse agresivos, morder o volverse destructivos en un hogar o en su recinto. Los monos y chimpancés más grandes tienen el potencial de causar mayores daños, lesiones personales o incluso la muerte.

Si bien hay algunos casos en los que un mono está bien entrenado y vive toda su vida sin causar daño, el riesgo es demasiado alto en la mayoría de los casos. La mayoría de los monos son criaturas longevas y, a pesar de parecer tiernos, no son criaturas delicadas. Requieren una cantidad sustancial de su tiempo todos los días y necesitan grandes recintos.

En términos de requisitos de espacio, incluso algunos zoológicos con grandes recintos naturalistas están bajo fuego por no proporcionar un espacio amplio. Aunque algunos de los animales pueden vivir en recintos de 30 pies cuadrados o más, algunos nunca se aclimatan bien a la vida en un recinto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here