Mono Capuchino: características, alimentación, comportamiento

Con su traje de monje, el mono capuchino no es sólo una criatura adorable y muy usada como mascota, sino también es considerado uno de los animales más inteligentes de América. Por eso en este post te contaremos todo sobre él.

Mono capuchino

Características del mono capuchino

Son criaturas adorables de baja altura. Pero entre otras de las características del mono capuchino destaca un rabo del mismo largo que su cuerpo. Sus patas son largas y muy diestras para asirse de las cosas, al tiempo que sus pulgares son oponibles para facilitar tal acción.

Su rabo prensil también le es de gran utilidad para agarrarse de las ramas, aunque igualmente la emplean como soporte adicional para desplazarse.

Los hay de dos tipos: los del género Cebus, que son identificados como capuchinos gráciles; y los del género Sapajus, llamados capuchinos robustos.

En el primer caso, es decir, los gráciles, tienen una cabeza distinta a los robustos. Esta es algo más redondeada que la de sus primos primates.

También se diferencian de aquellos, en que sus patas son más largas en proporción a su cuerpo. La altura promedio de estas bellas criaturas es de entre 30 y 56 cm, un poco más grande que su primo el Mono ardilla. Mientras que su rabo, como ya hemos dicho, tiene igual medida.

Presentan un pelaje corto, con combinaciones de negro, marrón y un beige bastante suave.

En el caso de los capuchinos robustos, se observa un distintivo mechón en sus cabezas, algo de lo que no pueden vanagloriarse sus primos gráciles.

Muchas personas conocedoras del tema, estiman que si no figuran entre los Animales bonitos del mundo, al menos deberían estar entre los más inteligentes.

Mono capuchino

¿De dónde proviene el nombre del mono capuchino?

Estas adorables criaturas reciben el nombre de mono capuchino, debido al parecido que guarda su coloración con el traje habitual de los monjes capuchinos o frailes franciscanos, como también se les conoce a los integrantes de esa orden religiosa.

Ese mismo nombre se da a los dos géneros: Cebus (capuchinos gráciles) y Sapajus (capuchinos robustos).

Por su extraordinaria belleza e inteligencia incomparable, es usual verles como mascotas exóticas. Es de destacar, que son capaces de emplear herramientas de piedra y palos para dar respuesta a sus requerimientos básicos.

Alimentación del mono capuchino

El mono capuchino tiene una alimentación bastante diversificada, lo que se corresponde con su condición de omnívoro.

Estas criaturas pueden alimentarse tanto de frutas, frutos secos, brotes y semillas, como de arañas y otros insectos, además de huevos de aves y pequeños vertebrados, como ranas y lagartijas.

Pero si se les presenta la oportunidad no despreciarán unos bocadillos de crustáceos, entre estos los cangrejos. Tampoco le hacen asco los murciélagos.

Comportamiento

Estos pequeños primates se suelen destacar por una inteligencia incomparable, lo que les confiere un comportamiento digno de admirar.

Se sabe que en su entorno natural, son capaces de emplear herramientas de piedra y palos para acceder a la comida. Aunque esto no quiere decir que tengan dotes de constructores. No, sólo emplean objetos como herramientas.

Solo para aclarar cualquier duda, podemos decir que estos monos son capaces de hacer hoyos en el suelo con la ayuda de palos. Además suelen trituran los espantosos milpiés para frotarse el ungüento resultante en sus espaldas, a modo de remedio contra las picaduras de los molestos insectos.

Suelen agruparse en manadas de entre diez y cuarenta criaturas, entre machos y hembras con sus crías. Aunque siempre los machos serán menos por cuestiones reproductivas.

Como todos las criaturas territoriales, marcan su zona con orina. Se notifican mediante ruidosos gritos, sobre todo para advertir peligro.

De preferencia arborícola, están casi todo el tiempo en las copas de las grandes plantas.

Mono capuchino

¿Dónde habita este mono?

Ya que se trata de una especie americana, habitan solamente en este continente. Estando esparcidos por América Central y Sur América. Se sabe que pueden llegar hasta el norte de Argentina.

Por su parte, el mono capuchino grácil, se extiende desde Centroamérica hasta el noreste de Suramérica. En cambio sus primos robustos, prefieren vivir en la parte este y oeste suramericana.

Entre los países en los que son comunes, destacan, Panamá, Colombia, Perú, Brasil, Venezuela, Argentina y Honduras.

Reproducción

La mayoría de los grupos de estos primates están dominados por un macho. Éste es quien puede aparearse con las hembras, que paren una cría cada dos años después de una gestación que oscila entre los 160  y 180 días.

En el transcurso de las siguientes semanas y hasta meses, el pequeño retoño será cargado sobre el lomo de su madre.

Pero no todo es color de rosa para estas encantadoras criaturas. Resulta que la pérdida de su entorno, además de la caza y el comercio ilegal, representan actualmente un serio peligro para algunos grupos de mono capuchino.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.