La mitología celta es aquella que abarca la cultura y la religión a través de relatos que identifican a algunos pueblos que se ubican en el continente de Europa, especialmente Los Pirineos y las Islas Británicas.

Mitología celta

Mitología Celta

Los celta es la denominación que se utiliza para referirse al pueblo o a los pueblos pertenecientes a la Edad de Hierro, que se comunicaban en lenguas celtas, la cual es considerada como una de las ramas de las lenguas indoeuropeas. Debido a esto, la mitología celta constituye un conjunto de relatos de la religión de los celtas en el transcurrir de la Edad de Hierro.

Para entender un poco más la mitología celta, es esencial estar al tanto de la Edad de Hierro. Este es el tiempo en el que se descubrió y conoció el uso del hierro como un elemento para elaborar armas y herramientas.

De hecho, en civilizaciones antiguas las tecnologías metalúrgicas que se requerían para trabajar el hierro se dieron a conocer simultáneamente con otras modificaciones tecnológicas y culturales donde se agrega en muchas ocasiones los cambios en la agricultura, las creencias religiosas y los estilos artísticos.

Este periodo es considerado como el último de las tres principales épocas del denominado sistema de las tres edades, con el que se clasifican las civilizaciones prehistóricas. Incluso fue precedido por la Edad del Bronce y  la fecha de aparición, duración y contexto se modifica según el área de estudio.

Mitología celta

Otras revisiones de la mitología

Por lo tanto, este periodo es el que aportó el sitio para la creación de estos relatos de la mitología celta, debido a que los dioses celtas son los protagonistas. De hecho, uno de los motivos por los que no se continuó manteniendo la mitología celta, fue el extravío del idioma original.

Así como otras culturas indoeuropeas (grupo de lenguas y la lengua hipotética que origina este conjunto y que se hablan desde la India hasta Europa), en el transcurrir de la Edad del Hierro los primeros celtas tenían una mitología politeísta y una estructura religiosa.

En lo referente a la población celta existían tribus que se relacionaban con Roma, tales como los galos (pueblos que se encontraban en donde está ubicado actualmente Francia, Bélgica, el oeste de Suiza, el área de Países Bajos y Alemania) y los celtíberos (pueblos prerromanos celtas).

Sin embargo, la mitología celta no sobrevivió al Imperio romano (tercer periodo de la civilización romana en la antigüedad clásica luego de la república romana y con un gobierno autocrático), lo cual se debió por la transformación del cristianismo y al extravío de sus idiomas de origen.

Incluso la comunidad celta sostuvo sus identidades políticas o lingüísticas y difundió lo que quedaba de las mitologías pertenecientes a la Edad de Hierro, registrando muchas de ellas de manera escrita en el transcurrir de la Edad Media.

Fuentes históricas

Como hay fuentes existentes que describan de manera escrita el idioma galo, según algunos estudios se ha dado a conocer que los celtas paganos no eran muy alfabetizados.

No obstante, investigaciones han determinado que hay una manera de escritura de la lengua gala, en la que se hace uso del alfabeto griego, latino y también el itálico del Norte, la cual se trabajó con los artículos que tienen las inscripciones de esa lengua y en el calendario de Coligny.

Siendo el calendario Coligny galo el localizado en Francia en el año 1897, al lado de la cabeza de una estatua elaborada en bronce, con una figura masculina juvenil. Además que era un calendario lunisolar.

Otra descripción histórica es la realizada por el político romano Cayo Julio César, donde se describe el alfabetismo de los galos y lo referente a que sus sacerdotes conocidos como druidas, prohibieron que se utilizara la escritura para registrar algunos versos religiosos.

A su vez, se describía que los Helvecios, quienes eran una tribu celta que habitaban en el área entre el alto Rin, el Jura suizo, el lago de Ginebra y los Alpes, poseían un censo de manera escrita.

Además de eso Roma agregó el hábito de inscripciones públicas y disminuyó el poder que tenían los druidas en determinados lugares. Asimismo, una extensa parte de las inscripciones acerca de las deidades se descubrieron en Galia, Britania (actual isla de Gran Bretaña) y otros sitios que son considerados como la representación de las áreas celtas, luego de la conquista romana.

De forma temprana, los escotos de Irlanda y algunos del moderno Gales (nación del Reino Unido, localizado en una península al oeste de la isla de Gran Bretaña), utilizaron la denominada escritura Ogham para registrar las inscripciones cortas, la mayoría de ellas con nombres personales.

Por lo que el alfabetismo que se consideraba como el más sofisticado no se añadió a las áreas celtas. De hecho, la escritura ogámica u Ogham, era un sistema de signos alfabéticos que se utilizaba con la finalidad de representar gráficamente  los lenguajes irlandés y pictus, en los monumentos pétreos, ente los años 400 y 600 d.C.

A su vez, no los conquistó Roma hasta el advenimiento del cristianismo. Gran parte de los mitos gaélicos se registraron primero por los monjes cristianos, pero mucho de ellos no tenían sus significados religiosos originales.

La religión celta y su significado, según investigaciones de Julio César

La obra de Julio Cesar, es considerada como uno de los documentos clásicos acerca de los dioses celtas de la Galia. Allí describe a los 5 dioses que se adoraban principalmente en la Galia y el rol que desempeñaba cada uno de ellos. Incluso, dependiendo de la práctica del tiempo, nombraba a los dioses con el equivalente romano al que se acercaba. De hecho, Mercurio constituía el dios más alabado y por lo tanto el que tiene diversas representaciones.

De hecho, Mercurio es considerado como el que creó la totalidad de las artes, así que es relacionado con Lugus, una de las divinidades destacadas en la mitología celta. Debido a que era el que protegía a los aventureros y comerciantes, además de ser el más poderoso en lo referente con el comercio y el beneficio.

Mitología celta

A su vez, los galos también le brindaban mucho respeto a los dioses Apolo (dios griego), Marte (dios romano), Júpiter (dios romano) y Minerva (diosa romana). Lo cual se debe, a que las deidades celtas se describen con aspectos similares a los de otras civilizaciones. Conoce más de Perseo.

Sobre todo por el dios Apolo, quien desaparece la enfermedad, la diosa Minerva la cual motiva las habilidades, el dios Júpiter gobernante de los cielos y el dios Marte relacionado con la guerra. También se describe según el autor, que el origen del linaje de los Galos se debe a la deidad del inframundo en la mitología romana, denominada como Dis Pater.

Equivalente con las deidades romanas de César

La descripción de estos dioses, no era realizada por Cesar utilizando sus nombres celtas, ya que él le atribuía las divinidades romanas. Así que había una confusión entre identificas a los dioses galos con sus denominaciones originales, en las mitologías insulares.

A su vez, describe en una estructura organizada cada dios y su función, en una manera que no es conocida ni tan asociada a la literatura de esa época. Sin embargo, aunque tuvo ciertas limitaciones, el listado final que elaboró es bastante preciso. Lo cual se debe a que equilibro lo que describía con la tradición oral y la iconografía gala, en lo referente a los roles de las deidades.

Mitología celta

Sus descripciones e iconografía, se refieren a épocas muy diferentes en la historia de la religión gala. Sobre todo porque la iconografía en la época romana conforma adaptaciones de hechos ocurridos en los ámbitos sociales y políticos, mientras que la religión que representa pudo haber sido mostrada de manera menos evidente que la que describían los druidas en el tiempo de la autonomía gala de Roma.

Según investigaciones, los dioses celtas y los cultos asociados a la mitología celta, fueron locales y tribales, por lo que no eran pan célticos.

Algunos de estos estudios, describen al dios Teutates, considerado como espíritu tribal, donde el termino teuta se asocia a la tribu en Proto celta.

A su vez, también hay quienes consideran que los nombres divinos, se justifican de forma distintas, ya que algunos se relacionan con dioses destacados que se alababan en cultos pan célticos.

Grupo de la mitología celta

La mitología celta cuenta con subgrupos diferentes que se asocian a las derivaciones del idioma céltico. Por lo tanto, abarcan lo siguiente:

Religión céltica antigua

Esta se caracteriza por ser más conocido debido a fuentes arqueológicas que a las mitológicas de manera escrita.

Mitología en lengua goidélica

Su mayor representante es la mitología irlandesa, la cual no sobrevivió de manera completa a la transformación del cristianismo, pero su mayoría se conservó a través de la literatura medieval de Irlanda. Sin embargo, aunque gran cantidad de los manuscritos no sobrevivieron, se cree que quizás algunos de ellos no se escribieron, pero también hay vestigios que permitieron la identificación de los siguientes ciclos:

Ciclo mitológico

El cual abarca las historias de las antiguas deidades y los orígenes de los irlandeses, considerado como el ciclo peor conservado, en comparación con los otros tres. Entre los documentos más destacados de él se encuentra la Ciencia de Lugares y el Libro de Invasiones.

También El Sueño de Aengus, El Cortejo de Étain y Cath Maige Tuireadh, así como La segunda Batalla de Magh Tuireadh. Incluso de los relatos irlandeses más conocidos está La Tragedia de los Hijos de Lir, que pertenece a este ciclo.

Cabe destacar, que Lebor Gabála Érenn es una historia de Irlanda que se orienta de los ancestros de los irlandeses hasta el conocido personaje de Noé. En el manuscrito, se describe las invasiones de Irlanda por personas conocidas como Tuatha Dé Danann o pueblo de los dioses.

Siendo el quinto grupo de habitantes y de los que se tenía la creencia que habitaron la isla previo a la llegada de los gaélicos o de los milesianos. Así que se enfrentaron a los fomorianos (dioses de la muerte, la oscuridad, lo oculto y la noche, en la mitología irlandesa), los cuales tenían como líder a Balos del Ojo Malvado (Rey de los Demonios).

Sin embargo, a Balor lo mató Lug Lámfada (maestro de todas las artes y habilidades de la mitología celta), cuando ocurrió la segunda batalla de Magh Tuireadh. Al llegar los gaélicos, los Tuatha Dé Danann, se fueron bajo tierra para transformase en las gentes de hadas de otros mitos.

Ciclo del Ulster

También denominado en sus inicios el Ciclo de la rama roja. Abarca un amplio grupo de documentos escritos en prosa y versos, teniendo como tema central a los héroes tradicionales de los Ulaid, pueblo de la antigua Irlanda. En él se narra la historia del reino de Conchobar mac Nessa, perteneciente a la realeza celta, quien se conoce por su trabajo en la redistribución de la riqueza, prosperidad y el equilibrio de su población. Además se decía que este era contemporáneo con Jesucristo.

Donde su mandato abarcaba desde Emain Mancha (Irlanda del norte, siendo un rival potencial de la reina Medb y su esposo Ailill mac Máta de Connacht. Así como su aliado Fegus mac Róich, el cual fue antes quien gobernó Ulster. En este ciclo, se consideró héroe principal al sobrino de Conchobar, el cual recibió el nombre de Cú Chulainn y al que consideraban como el Aquiles irlandés. Conoce el mito de Apolo y Dafne.

Ciclo feniano

Abarca prosas y versos que describen las hazañas realizadas por el héroe mítico Fionn mac Cumhaill (cazador y guerrero mítico de la mitología celta) junto a sus guerreros Fianna Éireann (quienes vivían lejos de la sociedad, en los bosques, como bandidos, mercenarios y cazadores, considerados reyes en época de guerra).

También se le denomina ciclo Ossiánico, debido a que el descendiente de Fionn, Oisín se le considera como quien escribió gran parte de los poemas. Durante ese tiempo, se encuentran historias de Fianna, Caítle (sobrino de Fionn), Diarmuid Ua Duibhne (hijo de Donn), Oscar (hijo de Oisín) y Goll mac Morna (enemigo de Fionn).

Ciclo histórico

Abarca la institución y la fundación de los reyes grandes y menores de Irlanda. Este ciclo lo escribieron los bardos pertenecientes a las cortes del rey, donde se hace una combinación de la mitología con elementos de la historia.

Entre los personajes más destacados, se encuentra desde el mitológico Labraid Loingsech hasta el histórico Brian Boru. El tiempo al que pertenece este ciclo, es posterior a la llegada del cristianismo y San Patricio, así que tuvo mayor influencia de las enseñanzas cristianas, en comparación con los otros ciclos.

Entre los personajes más importantes, se encuentra Cormac Mac Airt (quien fundó Fianna), el rey Conn de las Cien Batallas (fundador de Connacht y conocido por su habilidad en la lucha y el hacer rugir a la piedra de coronación del rugido de Tara) y Niall de los Nueve Rehenes (antepasado del poderoso clan O`Neill).

Mitología en lengua britónica

Se representa de forma principal a través de la mitología galesa. La cual abarca el resto de la mitología de los britanos precristianos. Entre sus manuscritos, se encuentra el Libro Rojo de Hergest, el Libro Blanco de Rhydderch, el Libro de Aneirin y el Libro de Taliesin.

Dioses celtas

A pesar de que el ámbito celta en su desarrollo se extendiera por una considerable área de Europa occidental y central, no estaba unificada a nivel político y tampoco tenían una fuente principal de influencia cultural. De esta manera, hubo modificaciones en las actividades locales de la religión celta, pero en gran parte del mundo Celta se conocía la adoración al dios Lugh (maestro de todas las artes y habilidades).

Sin embargo, las inscripciones de aproximadamente trescientos dioses, usualmente comparados con las deidades romanas, se han mantenido, siendo las más destacadas las de los genii locorum, dioses locales o tribales, algunos de ellos totalmente adorados.

En la actualidad, se conoce la mitología celta, con un panteón estructurado. Donde la naturaleza y los roles de estas deidades antiguas se deducen por su denominación, ubicación de sus inscripciones, iconografía y su comparación con los dioses romanos.

Dioses de Irlanda

La mitología celta de más antigüedad se describe en los documentos que datan de la alta edad media de Irlanda, escritos por los cristianos, así que el origen divino de los dioses fue cambiado.

El mito originario, se considera un combate entre dos razas que al parecer eran divinas, la de los Tuatha Dé Danann, conocido como las Tribus de la diosa Dana, que forman parte de los grandes dioses del panteón irlandés y los Fomoré, un pueblo misterioso que se menciona frecuentemente en la tradición irlandesa y que amenaza con invadirla sin jamás realizarlo.

El combate entre las dos razas, son consideradas como la base del texto de la Batalla de Mag Tuireadh, al igual que los fragmentos de la amplia construcción pseudohistórica del Libro de la Invasión de Irlanda.

Cabe destacar, que los Tuatha Dé Dannan representan los roles de la sociedad humana, tales como la realeza, artes y guerra. Mientras que los Fomoré son la representación de la naturaleza salvaje y las fuerzas oscuras que en todo momento quieren generar el caos en la sociedad humana y divina. Por lo tanto, los principales dioses de la mitología celta, son los siguientes:

Dagda

Considerado el dios supremo del panteón irlandés. Se le atribuye la figura de Dios druida y dios de los druidas, así como el señor de los elementos y del conocimiento. También jurista y un guerrero al que todos le temen. En el transcurrir de la segunda batalla de Mag Tured, fue quien dirigió a los Tuatha Dé Danann al triunfo ante los Fomoré. Recibe el nombre de Dagda, debido a que es el dios bueno, pero no bueno en lo referente a la moral, sino bueno en todo.

También se le denomina Eochid (padre de todos), Lathir (padre poderoso) y Ruadh Rofhessa (rojo de la gran ciencia). Se considera como una figura paterna, quien protege a la tribu y es el dios céltico básico del que otros dioses masculinos eran variantes.

Cabe destacar, que las deidades celticas eran entidades, en su mayoría, no especializadas, así que sus zonas de dominio se extendían por diversas áreas. Este dios tenía un carácter muy particular, por lo que se consideraba cono una figura de burla ridícula en la mitología irlandesa. No obstantes, había autores que describían que él fue originado también para ser clemente y tolerar un chiste de sí mismo.

En los relatos irlandeses, se describe a este dios como una figura con autoridad y que se distinguía de manera sencilla por su gran voracidad y excesiva sexualidad.

Tiene un caldero con un contenido que no se agota, siendo un molde del Santo Grial (copa utilizada por Jesucristo en la Ultima Cena). También un arpa mágica que toca por sí sola, aires de lamento, sueño, muerte o risa. A su vez, posee una maza, incluso si golpea a alguien con uno de sus bordes puede asesinarlo pero si lo hace con el otro lado, lo resucita.

Por lo tanto, el arma podía asesinar a nueve hombres de un golpe, ocasionando que crujieran sus huesos y el otro lado les devolvía la vida. Mientras que el arpa de roble se denominaba como Uaithne y se utilizaba para manipular el orden de las estaciones e interpretar acordes mágicos. Se considera como el dios de la vida y de la muerte, que tiene fuerzas temibles, las cuales pueden ser buenas o malas.

En el condado de Dorset en Inglaterra hay una figura muy conocida con un gran itifálico, que se denomina como el Gigante de Cerne Abbas, donde se evidencia una maza. A pesar de que se elaboró en la época romana, se cree que representa a Dagda.

No obstante, en las investigaciones recientes se ha descrito que puede ser una representación de la que al parecer es un extenso paño que cuelga del brazo horizontal de la figura, por lo que se considera que quizás sea Hércules (héroe de la mitología griega). A su vez, tiene la piel del León de Nemea arriba de su brazo y lleva la maza que usaba para asesinar.

En Galia, se considera que Dagda se relaciona con Sucellos, quien es el dios de la agricultura, los bosques y las bebidas alcohólicas, el cual sostiene un martillo y una copa. De hecho, en las historias épicas de los últimos años y en las novelas artúricas, se describe a Dagda con la figura de un Hombre de los Bosques, un rudo que sostiene una maza y también como el señor de los animales salvajes.

A Dagda también se le relaciona con la abundancia, lo cual se debe a que posee un caldero mágico que no tiene fondo y con cuya comida puede saciar a la totalidad de habitantes de la Tierra.

Además de ser el jefe de los Tuatha Dé Dannan, era el amante de Morrigan, diosa de la guerra, en el transcurrir del Samhain. Teniendo como cambio un plan de batalla para los Tuatha Dé en la segunda batalla de Magh Tuireadh, en el enfrentamiento con los Fomoreos (dioses de la muerte, oscuridad, lo oculto y la noche).

En el transcurrir de esa segunda batalla, sus enemigos le robaron el arpa, así que él, junto a Ogma y Lugh, la buscaron en su campamento, obteniéndola al momento en que interpretó tres melodías mágicas que hicieron posible que salieran ilesos de la cueva. Con el transcurrir del tiempo, los descendientes de Milesius, antepasados de los irlandeses, derrotaron a los Tuatha Dé Danann y se fueron al mundo subterráneo, donde habitaron en palacios elaborados por el Dagda.

Además de eso, Dagda tuvo como hijos a Bodb Dearg, Cermait, Midir, Áine, Angus y Brigit. También era hermano de Ogma. Conoce algunos mitos y leyendas del mundo.

Balar

Este personaje también es parte de la mitología celta. Formaba parte de la raza de los gigantes Fomoré. Se caracterizaba por tener un ojo en la frente y el otro en el área posterior del cráneo, el cual era maligno y frecuentemente permanecía cerrado. Una vez que los abría, la mirada era mortal para quien lo observara.

Es conocido por asesinar al rey de los Tuatha Dé Danann, Nuada, en la Segunda Batalla de Magh Tuiredh. Por lo tanto, Lug (maestro de todas las artes y habilidades), quiso vengar a Nuada y al acercarse a Balar, cuando el ojo maligno se cerró luego de matar a Nuada. Balar trató de abrir su ojo de nuevo pero Lug con mayor rapidez le lanzó una piedra con su honda la cual llegó al ojo maligno y le atravesó el cráneo. Así que murió de forma inmediata. Incluso, Balar era el abuelo materno de Lug.

Se le conoce también como el Rey de los Demonios. Hay una versión de la mitología celta, que describe otra forma de la muerte de Balar. La cual relata que un druida había hecho lam predicción a él de que lo mataría su nieto.

Como Balar solo tenía una hija, de nombre Ethniu, la encerró en una torre invencible, ya que estaba fabricada en la cima de una roca, por lo que era difícil acceder a ella en la isla de Tory. Allí le colocó doce mujeres de compañeras, las cuales tenían que impedir que Ethné estuviera al tanto de que existían los hombres en el mundo.

Mitología celta

Así que ella creció prisionera y sus doce compañeras en ningún momento le hablaron acerca de los hombres. Sin embargo, desde la torre observaba los navíos y se percató que los conducían individuos diferentes a las mujeres que la acompañaban. Les dijo que le explicaran ese misterio, pero ellas no lo hicieron.

Frente a la isla, en la costa irlandesa, residían tres hermanos. Estos eran Gavida, Mac Samhtainn y Cian, también denominado como Mac Kineely. El primero de ellos era un herrero y el tercero poseía una vaca, la cual daba leche de manera tan abundante que era envidiada por todos.

De hecho, Bala intentó robarla y se dirigió a la herrería cuando la vaca era guardada por alguno de los hermanos. El hermano guardián, no se dio cuenta y dejo el cabestro en las manos de Balar, quien de forma muy rápida se la llevó a su isla.

Así que Mac Kineely quería vengarse y con la ayuda de un druida y un hada se dirigió disfrazado de mujer, a la torre en la que se encontraba Ethné. Al llegar allí solicitó albergue y se le otorgó. El hada hizo que se durmieran las doces compañeras de Ethne y estas al despertar se percataron de que la mujer y el hada desaparecieron.

Mitología celta

A su vez, Ethné quedó embarazada y tuvo tres hijos, los cuales fueron envueltos por Balar en una sábana, la cual enganchó con un alfiler y dio la orden de que los arrojaran a un abismo marino. En el camino al abismo, el alfiler se soltó de la sabana y uno de los niños cayó al agua, donde estaba el hada y lo recogió. Sin embargo, los otros dos hermanos fallecieron, pero el que vivía se le otorgó a un herrero para que lo educara.

Balar en venganza a Mac Kineely, le cortó la cabeza a Mac Kineely y su hermano, el herrero Gavida y el niño aprendiz de herrero empezaron a trabajar para Balar.

En una ocasión Balar al dirigirse a la fragua se jactaba de sus hazañas, por lo que el joven herrero agarró una barra que estaba roja en el fuego y golpeó a Balar en el área donde se ubicaba su ojo maligno, así que murió e forma inmediata. Siendo ese joven herrero Lug, el hijo de Mac Kineely.

Como podrás evidenciar la mitología celta, también posee diversas versiones de los relatos, además muchos de sus personajes tienen interacción en determinados mitos.

Morrigan

Su nombre significa La reina de los fantasmas. Fue una diosa tripartita de la guerra de los celtas irlandeses antiguos, quien incitó a los guerreros a que pelearan. También se le conocía como Morrigu, aunque a sus personalidades se les denominaba Nemhain, lo que significaba pánico, porque se convertía en un aspecto terrible únicamente cuando se presentaba ante los que iban a fallecer.

También a una de sus personalidades se le denominaba como Macha, es decir batalla, la cual al mostrarse era una figura de una hembra de cuervo. Mientras que Badb, denominación proveniente del protocelta bodbh, que significaba corneja, tenía un aspecto que incitaba a los a los guerreros a la batalla.

Esta diosa, también se conoce por estar asociada en la Táin Bó Cúailnge (leyenda del Ciclo de Úlster), donde a su vez era una auxiliadora y un estorbo para el héroe Cúchulainn. Frecuentemente es representada como un cuervo o corneja, pero hay momentos en que adopta las formas de vaca, anguila o lobo.

A ella también se le conoce como la diosa de la muerte y la destrucción. Su figura se representa frecuentemente con armadura y armas, teniendo entre sus principales habilidades el uso de la magia negra. Además su rol en la guerra es animar a los soldados la fuerza y la ira para pelear. De hecho, su nombre hace referencia a Gran Reina o Reina Espectral y en algunas ocasiones se encuentra escrito como Carrie o Carrigan.

Mitología celta

Aunque es considerada la diosa de la guerra y la muerte, representa la renovación, así como la muerta que da origen a una nueva vida, el amor y el deseo sexual. Incluso en el mundo celta la vida y la muerte se encuentran muy unidas.

Es considerada doncella, madre y amante. Así que integraba una triada de diosas con sus hermanas, quienes eran Badb y Macha, en algunos casos también junto a Nemain (diosa de la guerra). Pero en diversas investigaciones respecto a este tema, es descrita como que sus hermanas son otras manifestaciones de ella.

Sus primeras representaciones, se relataron de manera individual, en las historias del Ciclo del Ulster, en donde se establece una relación incierta con el héroe Cú Chulainn. Así que en el relato El ataque al ganado de Regamain, Cú Chulainn se consigue con Morrigan aunque no la reconoce cuando ella se encontraba orientando a una vaca desde su territorio.

Al desconocerla como soberana, se genera una respuesta en la que lo considera un desafío insultante y precio a que él la ataque, ella se transforma en un pájaro negro y vuela hasta la rama más cercana. Cuando Cú Chulainn la conoce, le expresa que si lo hubiese sabido antes no habría existido ningún inconveniente con ella, ya que lo que había realizado le ocasionó mala suerte. Así que le advirtió que en la próxima batalla él iba a ser asesinado.

Esta diosa también aparece en el Ciclo mitológico, a través de una compilación histórica del siglo XII, a la que se le denominó como Lebor Gabála Érenn, donde se encontraba entre los Tuatha Dé Danann, siendo una de las descendientes de Ernmas, quien era la nieta de Nuada.

Incluso las tres primeras descendientes de Ernmas fueron  Ériu, Banba y Fodla, además que sus denominaciones eran sinónimos de Irlanda. Siendo consideradas como la representación de la triple diosa de la soberanía, relacionadas con la tierra y la realeza.

De hecho, ellas eran esposas de Mac Cuill, Mac Cecht y Mac Gréine, quienes fueron los últimos tres reyes de Irlanda, descendientes de los Tuatha Dé Danann. Hay descripciones que mencionan que la denominación de Morrigan, es Anann, la cual tuvo tres hijos, Glon, Gaim y Coscar.

Durante el Ciclo mitológico, también hace aparición en La batalla de Cath Maige Tuires, así como en la festividad de Samhain, donde Dagda se une a ella, a través de una señal de su relación con la fertilidad de las tierras. Esta diosa también se evidencia en el Ciclo feniano, donde en conjunto con Midir y Badb, expulsan a los fomoré al intentar desaparecer el grano, las frutas y la leche de los Tuatha Dé Danann.

Ella al defenderse de ellos, invoca los poderes de la naturaleza, proclamando la victoria sobre las montañas reales de Irlanda, sus aguas principales y las desembocaduras de los ríos. Incluso era habitual tomar juramento a través de los elementos. Conoce los personajes mitológicos.

Lug

Es de las figuras que más aparecen en los relatos pertenecientes a la mitología celta. Incluso la raíz Lug se evidencia en la totalidad del cantábrico, uno de estos ejemplos es el de la tribu de los Astures denominados como Lugones. Además se encuentra Lugás, una aldea localizada en el oeste de Asturias.

También está la denominación de lugas, la cual en el ámbito de las tierras interiores de Cantabria, hace referencia a los rayos de sol que se encuentran entre las nubes.

Este personaje, se describe en la mitología celta, como una figura cercana a la lista de dioses y su descripción es de un hombre joven. Sin embargo, a pesar de que es considerado el dios más importante de la mitología irlandesa, no es el dios supremo. De hecho, es el dios sin función, ya que las cumple en su totalidad.

A su vez, forma parte de los Tuatha Dé Danann debido a su padre, pero también es de los Fomoré por su madre. Además que en la segunda batalla de Mag Tured, se impuso como caudillo de los Tuatha dé Danann y los orienta a la victoria, llegando a matar a su abuelo Balar, el del ojo pernicioso.

Asimismo, su nombre se deriva de un término indoeuropeo que significa blanco, luminoso y también cuervo. Así que este animal se relaciona de alguna manera con él. Aunque su aspecto es solar no es considerado como un dios del sol, ya que era una función entre los celtas de índole femenina.

Las armas que tenía eran la jabalina y la honda. Incluso en Irlanda, la celebración de Lughnasad se realiza en homenaje a él. Siendo esta fiesta realizada el 1 de agosto y que abarca comida y matrimonios celtas celebrados en el bosque por versiones modernas de los antiguos Druidas.

Tiene en equivalente en el país de Gales la denominación de Llew Llawgyffes, denominado como el de la mano diestra. Llegando a aparecer en los relatos de los Mabinogion (colección de historias en prosa derivadas de manuscritos medievales galeses.

Mitología celta

Investigaciones irlandesas han descrito que la sociedad divina se estructura de la misma forma que la sociedad humana. Siendo la organización de los Tuatha Dé Danann, jerarquizada en tres clases funcionales:

  • Función sacerdotal: dirigido a lo sagrado y representado por Dagda, el dios druida.
  • La función guerrera: la cual se encarga primordialmente de la soberanía y se representa por Ogma, el dios guerrero y Nuada, el dios rey.
  • Función artesanal: producida en el conjunto de la comunidad, representada por Goibniu, Credne y Luchta.

Sin embargo, Lug no forma parte de ninguna clase específica, ya que él pertenece a todas, lo cual se debe a que es capaz de llevar a cabo la totalidad de las funciones. De hecho, hay quienes lo denominan como Samildanach, que significa el politécnico, haciendo referencia a su dominio en todas las artes y ciencias.

Su lanza es denominada como Lanza de Assal y fue llevada a Irlanda por los Tuatha Dé Danann, así lo describen los antiguos relatos en lengua gaélica. Es flamígera y la única manera en que pierda su fuego es al ser mojada por sangre humana.

Mitología celta

Versiones de relatos de él, describen que es el hijo de Cian y Eithne y tiene relación con los Fomoré, por su abuelo materno Balor, a quien asesina con su honda, según una profecía.

También se describe en algunos relatos, que se dirigió a donde habitaba el rey Nuada, con motivo de una celebración, el portero le negó la entrada. A pesar de ello, Lug le asegura que puede ser de mucha utilidad pero igual es rechazado. Así que él hace la propuesta de servirles y de esa forma lo aceptaron.

A partir de allí fue carpintero, herrero y guerrero. También fue aceptado como jugador de hnefatafl (antiguo juego de mesa germánico, practicado en una tabla cuadriculada) y lleva a cabo una partida con el rey, a quien le gana. Siendo esa partida totalmente simbólica, debido a que es una justa intelectual por medio de la cual Lug establece el control del mundo.

También hay relatos de la mitología celta, donde se le describe peleando al lado de su descendiente Cúchulainn, en la invasión del Ulster por la reina Medb. Conoce todo sobre Orfeo.

Mitología celta

Otros dioses de Irlanda

Además de los dioses de la mitología celta antes mencionados, también se encuentran los siguientes:

Brigid

Considerada como la gran diosa irlandesa del fuego y la poesía. Descendiente de Dagda y forma parte de los Tuatha Dé Danann. El origen de su nombre se debe a altura, eminencia, haciendo referencia a su preeminencia.

Se describe en los relatos de la mitología celta, a través de la tradición irlandesa, atribuyéndole diferentes denominaciones, que son símbolos de las funciones sociales que se le otorgan. De forma esquemática se considera como triple, ya que es parte de las tres clases de la sociedad indoeuropea.

Además de ser considerada diosa de la inspiración y de la poesía a través de la clase sacerdotal. También como protectora de los reyes y guerreros en la clase guerrera y la diosa de las técnicas en la clase de los artesanos, pastores y labradores.

Diosas de la naturaleza

Entre estas se encuentra Epona, considerada como la diosa celta de los caballos, la fertilidad y la naturaleza. Relacionada con el agua, la curación y la muerte, asociada a la diosa griega Cibeles. Su figura es la de una antigua diosa yegua. Su denominación deriva del galo epo, equivalente a caballo, perteneciente a griego hipos y equus latino. También se le conoce como Tailtiu y Macha.

Dioses masculinos

Entre estos dioses de la mitología celta, se encuentra Goibniu, considerado el dios herrero de los Tuatha Dé Danann. Se le atribuye como el señor de los artesanos, que fabrica las armas de los guerreros y dirige un desconocido festín de inmortalidad, donde los dioses son regenerados al comer los cochinos mágicos del dios acuático Manannán mac Lir. La denominación de Goibniu, proviene del nombre herrero en celta.

Dian Cecht

Considerado como el dios de la medicina en la mitología celta. Algunos relatos describen que formó parte de la batalla Mag Tured y abre una fuente de salud en la que une diversas hierbas que le dan la posibilidad de devolver la vida a los guerreros heridos o muertos.

Angus

Se le atribuye como el dios irlnades del amor. Además su seudónimo es Mac Oc, joven hijo. Es descendiente de Dagda y también hijo adoptivo de Manannan. Tiene un manto de invisibilidad con el que cubre a los que quiere brindar protección.

Dioses de Gales

En esta área de la mitología celta, se hace referencia a los dioses de la Britania Prehistórica, los cuales fueron oscurecidos por siglos de cristiandad, pero descritos en los relatos de Gales. En ellos hay dos clasificaciones de linajes de las deidades: los niños de Don y los niños de Llyr.

En cuanto a Don, se le denomina también Anna, Anu, Ana o Dana, diosa madre de los antiguos celtas. Considerada en Irlanda, como la madre de los dioses, los conocidos Tuatha Dé Danann. A su vez, se le considera una divinidad indoeuropea arcaica, que se conoce en la India con el nombre de Anna Purna, lo que significa Ana la que provee, mientras que en Roma se le denomina como Anna Parenna.

De hecho, hay quienes consideran este personaje divino como representación cristianizada bajo la figura de Santa Ana, madre de la Virgen María. En lo relacionado a Llyr, se le considera como el padre del linaje de dioses, entre ellos Manannan. Además es una divinidad asociada al mar, aunque no es un dios del mar.

Cabe destacar, que los celtas de la Galia rindieron culto a distintas deidades. Algunas de ellas han sido descritas en distintos relatos. Uno de ellos fue un escrito elaborado por el escritor romano Lucano, donde hace referencia a las deidades Taranis (dios estruendoso, del trueno, la luz y el cielo, la rueda cósmica y que es símbolo del transcurrir de las noches y de los días), Teutates (considerado como el dios de la unidad tribal masculina del panteón galo) y Esus (dios principal galo).

Mitología celta

Todos ellos dioses de la noche, aunque no hay muchos manuscritos que afirmen que eran deidades destacadas en la mitología celta.  También se considera que muchos de esas deidades, eran variantes de otros, tal es el caso de Epona, la cual puede haber sido transformada en la heroína Rhiannon en Gales, así como a Macha, a la que se le rendía culto usualmente en Ulster. Algunos dioses de esta clasificación de la mitología celta son:

Cernunnos

Es uno de los más antiguos de la mitología celta, incluso se tiene muy poca información de él. Se cree que es quien está representado en el conocido caldero de plata localizado en Gundestrup en Dinamarca, el cual data del siglo 1 o 2 a.C. También se cree que es el dios de la abundancia y señor de los animales salvajes. Su naturaleza es totalmente terrenal. Es representado con orejas y cuernos de un ciervo y tiene un torque, el cual de hecho es un collar galo, caracterizado por ser rígido y redondo.

Se representa principalmente con una serpiente con cabeza de carnero, así como se le atribuye ser el amo de los animales salvajes, terrestres y acuáticos. Por lo que, es la manifestación de la fuerza, el poder y la eternidad, lo cual se simboliza a través del ramaje. También se le considera como el donador de un altar con un cesto de vituallas, pasteles y monedas. Conoce más de Gorgona.

Belenus

Se le considera como un dios regional al que se le rendía culto especialmente en el norte de Italia y en la costa de la Galia mediterránea. También es el dios de la agricultura. De hecho, hay una festividad que se denomina Beltaine y que es relacionada con él.

Mitología celta

Su denominación tiene como significado, luminoso y brillante. A demás hay quienes consideran que representa las extensas hogueras de la festividad de Beltaine. De acuerdo con esta idea el nombre asturiano Beleñu deriva del céltico Belenus, al cual se le agregó el de San Xuan, ya que es el día de la celebración del solsticio de verano, en el que se realizan las hogueras similares con el día de Beltaine.

Teutates

Este dios de la mitología celta, se le atribuye ser guerrero y quien protege a las tribus. Es asociado con el dios romano Marte y el dios Dagda de los irlandeses. Pertenecía a los dioses de la noche, al igual que Esus y Taranis. Además recibía una gran cantidad de sacrificios por parte de los druidas. Era adorado principalmente en la Galia y en la Bretaña romana.

Taranis

Se le considera como el dios del trueno, de la tormenta y del cielo. Le temían y su culto se difundía por la Galia y parte de Bretaña. La adoración hacia él era similar a la de Teutates, lo cual se debe a que para calmar su ira se realizaban sacrificios en honor a él y era de la triada formada por ellos dos más Esus.

Se le asimila con Thor (dios del trueno y fuerza en la mitología nórdica y germánica), especialmente por lo parecido en cuando a los poderes del rayo y el trueno. También los romanos lo asemejaban con Júpiter (principal dios de la mitología romana y por lo tanto padre de dioses y de hombres).

Esus

Se le considera como un Dios sanguinario y señor de los bosques. Clasificado por el poeta romano Lucano junto a Teutates y Taranis, los tres deidades principales de los galos. Además recibía sacrificios ocasionados al temor, ya que era un dios salvaje y ávido de sangre. Conoce el resumen de Helena de Troya.

Héroes

Entre los principales héroes de la mitología celta, se encuentran:

Manannan

Formaba parte de los Tuatha Dé Dannann. Considerado un poderoso mago, el cual tenía un casco flameante que encandilaba a sus enemigos, también una coraza invulnerable, un manto de invisibilidad, una nave que navega el mar sin tener que usar remos ni velas y una espada denominada como Fragarach.

De hecho con esa espada, se podía cortar cualquier armadura y ejercer control del viento. Esta figura de la mitología celta es nativo de la Isla de Man, de donde proviene su nombre.

Mitología celta

Ogmios

Es considerado la representación de la fluidez y elocuencia. Su figura es la de un anciano arrugado, que tiene como vestimenta una piel de león, sostiene una maza, un arco y una carcaj (bolsa en forma de tubo donde se llevaban las flechas y se colgaba en el hombro izquierdo a través de una correa, para tomar las flecas con la mano derecha).

Además tira muchos hombres atados por las orejas, utilizando una cadena de oro en donde su extremidad atraviesa la lengua agujerada del dios. Se le considera como la elocuencia segura de su poder, la deidad que por medio de su magia atrae a sus fieles. A su vez, se le atribuye como un símbolo del poder de la palabra ritual que realiza una unión entre el mundo de los hombres con el de los dioses. En su nombre se exclaman las bendiciones a favor de los amigos y las maldiciones contra los enemigos.

En Irlanda se le denomina como Ogma. Incluso se le atribuye también la invención del oghman, grupo de signos mágicos que tienen una fuerza tan extensa que es capaz de detener al enemigo. Uno de los relatos de la mitología celta donde aparece es en la batalla Mag Tured.

Nuada Airgetlam

Su denominación quiere decir brazo de plata. Forma parte de los Tuatha Dé Danann. Al llevarse a cabo la primera batalla de Mag Tured, perdió un brazo y no pudo reinar. Así que el dios Diancecht le elabora una mano de plata y eso ocasiona que de nuevo asuma su rol de rey y dirija a los Tuatha Dé Danann en la segunda batalla de Mag Tured.

Rhiannon

Considerada una heroína galesa, cuya denominación deriva de Rigantona, la gran reina. Es descrita como una amazona (personas de un antiguo pueblo, integrado y gobernado por mujeres guerreras) y selecciona de esposo a Pwyll. Su descendiente Pryderi, le fue arrebatado cuando nació y se le culpó de haber desaparecido al niño. Siendo condenada a llevar encima de su espada a la totalidad de los visitantes que se dirijan a la fortaleza de su esposo.

Gwyddyon

Se considera como uno de los héroes de más fama en la tradición galesa. Descendiente de Dana y padre de Lleu Llaw Gyffes. Se cree que el nombre significa sabio. Además es la representación del poder mágico que heredó de los antiguos druidas.

Finn Mac Cumail

Se le atribuye haber sido un guerrero y mago, descendiente de Cumail y padre de Ossian. Es temido y se encargó de vengar a su padre fallecido en un combate, además que reconstituyó la tropa de los Fiana. El significado de su nombre es Blanco, hermoso, rubio y de buena raza. Además era un poeta y mago, que conocía los doce libros de poesía y tenía el don de la iluminación al morder el pulgar.

Cuchulain

Considerado el personaje más conocido en lo que respecta a la epopeya de Irlanda. Según versiones de su leyenda, se describe que es descendiente del dios Lug. De nombre verdadero Setanta y de seudónimo Cu Chulainn , que significa perro de Culann, luego de haber asesinado al perro de los ulates, Culann, donde hace la promesa de que iba a reemplazarlo como protector.

Mitología celta

Tenía tanta furia guerrera que podía llevar a cabo contorsiones increíbles, capaz de deformar todo su cuerpo, lo que destacaba su apariencia sobrehumana y lo convertía en un ser ciclópeo.

Además de su cabeza deriva la Luz de Héroe, símbolo de los semidioses y de los personajes inspirados por la divinidad. Por lo tanto, es un héroe de luz, civilizador y que personifica a la sociedad donde forma parte, pero a la que él le otorga un carácter divino. A su vez, es la representación de una especie de culto solar masculino.

Arturo

Considerado el personaje de mayor importancia en la mitología celta. Al comienzo era descrito de forma histórica como un modesto caudillo guerrero, líder de jinetes, que alquilaban sus servicios a los reyes insulares britones, en la lucha que tenían en contra de los invasores sajones.

Tuvo tanto éxito, que esa leyenda se le atribuyó a él, donde se exageró de forma notable su rol y poder, otorgándole un ámbito mitológico.

Su nombre, que era un sobrenombre, tiene el significado que posee el aspecto de un oso o descendiente del oso guerrero. Donde también se le asemeja con la denominación romana de Arturius, quien obtuvo la totalidad de los aspectos de una divinidad de la tradición celta.

Otras historias

Otros relatos de la mitología celta, se agregaron al esquema primitivo y Arturo pasó a ser el símbolo del mundo celta ideal, que tiene funcionamiento según un eje establecido por el rey. Aunque este gobernante solamente posee poder cuando está presente, así no actúe.

Asimismo, Arturo y Merlín, constituyen la conocida pareja rey-druida, con la que ninguna sociedad celta puede existir. Su padre fue el rey Uther Pendragon, el cual obtuvo con la magia de Merlín a su hijo Arturo, con la esposa del duque de Cornualles.

Además hubo una mujer de nombre Igraine, que le había dado dos hijas al duque Morgause, la cual era la esposa del rey Lot de Lothian y madre de sir Gawain y Morgana, quien obtuvo los aprendizajes de las artes mágicas de Merlín y se le denominó como Le Fay o El Hada.

Incluso prosigue a su padre al arrancar la espada Excalibur de la roca en la que estaba clavada. De hecho, en la totalidad de las novelas de la mesa redonda (mesa mística de Camelot donde el rey y sus caballeros discutían asuntos cruciales para la seguridad del reino) a Arturo se le describe por su pasividad.

Sobre todo porque eran sus caballeros los que realizaban los hechos en su nombre y en el de la reina Ginebra, la cual ejercía la soberanía. De hecho Ginebra amaba a Lanzarote del Lago, el mejor caballero de Arturo y el hijo adoptivo de la Dama del Lago. El reino se dividió en dos cuando el Hada Morgan da a conocer el adulterio que estaba ocurriendo. Donde Mordred (hijo incestuoso del rey Arturo y de Morgana) asesinó al Rey Arturo en una batalla, Morgana lo traslada a Ávalon (isla británica) lo cuida y entierra.

Merlín

También de los personajes más famosos de la leyenda artúrica. De hecho, se cree que él existió 70 años posterior al Arturo histórico. Se caracterizó por ser un reyezuelo de los bretones del norte, ubicado en la Baja Escocia. Donde al perder el juicio debido a una batalla ocasionó que se refugiara en un bosque y empezara a profetizar. Lo cual generó que la leyenda se apoderara del personaje y con él distintos aspectos mitológicos.

Uno de los relatos más destacados es el del mito del loco inspirado por la divinidad, el hombre salvaje, señor de los animales y equilibrador de la naturaleza. También el niño que acaba de nacer y que hace la revelación del porvenir. De hecho, es conocido frecuentemente como el mago.

En la leyenda, se describe que Merlín es el descendiente de un demonio íncubo de nombre Belial el Bestial, de allí sus poderes. Es conocido por oponerse al rey usurpador Vortigern, además que sirve y aconseja a Aurelio Ambrosio (líder celto romano) y pasa a ser un consejero permanente y mago titular de Uther Péndragon.

Además hace que este engendre a Arturo y obliga a reconocer a Arturo como el rey de los bretones, aconsejándolo y ayudándolo en sus empresa, también estableciendo la Mesa Redonda. Sus día culminan en el bosque de Broceliande al lado de su amada Nimue, la Dama del Lago.

Si te interesó la información de este artículo, quizás también te interese saber acerca del mito de Eco y Narciso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here