Mito de Perséfone, la hija de Zeus raptada por Hades

La mitología griega está llena de historias maravillosas, muchas de estas tienen como objetivo explicar algún evento natural, que de otra manera, no podría ser explicado. Te invitamos a leer este artículo sobre el mito de Perséfone, un personaje importante que utilizaban los griegos para explicar las estaciones.

MITO DE PERSÉFONE

¿Quién es Perséfone?

Dentro de la mitología griega encontramos muchos personajes que cumplen un papel protagónico en los mitos más conocidos alrededor del mundo. Todas las historias tienen un fin, es decir, un propósito, los mitos no son una excepción. Claro que algunas de las narraciones están más enfocadas en las enseñanzas que pueden transmitir. Así, muchos de los mitos fueron creados para dar explicación a algún evento natural.

Para el hombre de esos tiempos, los mitos eran historias reales, que explicaban los eventos de diferentes magnitudes que ocurrían en su vida. Perséfone es un personaje bastante conocido en la mitología, de nombre griego, Περσεφόνη o Persephónē, es una doncella, hija de Zeus y Deméter.

Perséfone o Kore, es la diosa de la primavera, las estaciones y la fertilidad. En algún punto de su vida, también se vuelve en reina del Inframundo, cuando es raptada por Hades y se casa con él. Curiosamente, el personaje de Perséfone ha sido interpretado de diversas formas, que no siempre coinciden con la imagen que tenían de ella en la antigua Grecia.

Existe un cierto romanticismo que gira en torno a su mito más conocido, el mito del rapto. Sin embargo, su historia goza de libre a interpretación, lo que permite que cada individuo tenga una opinión propia sobre este mito.

Si te interesa leer más contenido como este de mito de Perséfone , te invitamos a leer leyenda del maíz en nuestra categoría de mitos y leyendas.

Visión general del mito

La historia de Perséfone son enseña una dualidad, existe un antes y un después en la vida de Perséfone cuando sucede su rapto. Es entonces, que se observa con facilidad, como Perséfone, incluso en su calidad de diosa, no es inmune a ser una persona cambiante.

Al principio de la historia, observamos a una diosa dulce e inocente, que es raptada cruelmente de su hogar y el dolor de su madre es lo que hace que ella vuelva a casa. Ese periodo donde ella no está con Deméter era para los griegos, el tiempo de invierno, mientras que su vuelta a casa era la primavera.

Muchos olvidan que Perséfone cambió al entrar al inframundo. Cuando terminas la historia y escuchas los mitos que suceden después del rapto, puedes notar como la personalidad de Perséfone cambia para adaptarse a su ambiente. Para algunos, ella siempre será la diosa de la primavera, para otros, la reina del inframundo.

El mito de Perséfone

Para empezar con la historia del mito debemos aclarar algunas cosas, existen dos versiones diferentes que hablan sobre lo que pasó.

La primera explica que Perséfone fue raptada por Hades, su tío y que este la obliga a pasar un tiempo encerrada en el inframundo. Siempre en esa historia, se hace énfasis en que Perséfone está pasando tiempo allí en contra de su voluntad. Además, se habla de que Hades la engañó para que comiera una fruta del inframundo sabiendo que eso la obligaría a quedarse.

Sin embargo, la segunda versión del mito habla de una Perséfone bastante inocente que cae por los engaños de Hades. Hasta allí todo sucede de la misma manera, pero la diferencia es que Perséfone se enamora de Hades. Cuando él le ofrece la fruta,  esta la toma sabiendo las consecuencias de consumir un alimento de allí. Así que voluntariamente, consume unas cuantas semillas y decide quedarse con Hades ese tiempo.

Dualidad del mito de Perséfone

Ambas versiones siempre van a depender de la interpretación personal. Los mitos tradiciones también difieren un poco del parentesco de Perséfone, oficialmente Perséfone es hija de Zeus y Deméter. Sin embargo, la biblioteca mitológica de Apolodoro explica que existe la posibilidad de que ella era hija de Zeus y Estige.

Siguiendo la narración que explica que Perséfone es hija de Deméter, cuenta el mito que Deméter, a pesar de ser una diosa del Olimpo, se mantenía muy alejada del mismo. Ella decide criar a su hija bastante alejada de los demás dioses, viviendo una vida tranquila, cuidando de la naturaleza y cultivando semillas.

MITO DE PERSÉFONE

Perséfone en el mito de Deméter

Cuando su hija ya se encuentra en edad, esta es cortejada por los dioses Hermes, Ares, Apolo y Hefestos. No obstante, Deméter rechaza todos los regalos y proposiciones para su hija. Ella decide alejarla aún más, llevándola a un campo bastante lejano de toda civilización. En aquel campo, Perséfone se encargaba de ayudar a su madre y cuidar de toda la naturaleza y criaturas vivas. Era una vida sencilla y bastante tranquila.

Un día, mientras Perséfone estaba con las ninfas, una gran grieta se abrió en el suelo y de allí salió Hades, el dios de los muertos y guardián del inframundo. Él había observado a Perséfone durante un tiempo y se enamoró completamente de ella, así que ingenia un plan para raptarla y lo logra. Toma a Perséfone entre sus brazos y se devuelve al inframundo donde la vuelve su esposa.

Primavera e invierno

Las ninfas que estaban con Perséfone fueron castigadas por no intervenir y ayudar, así que fueron convertidas en sirenas. Deméter descubre de la desaparición de su hija y hace que la tierra se vuelva en un mundo desolado y sin vida.

Hécate escucha los gritos de Deméter que busca a su hija y le dice que debería hablar con Helios. El dios del sol le cuenta todo, le explica cómo apareció Hades y el rapto de Perséfone. Deméter. al escuchar la historia, se dirige a Zeus y le exige que busque a su hija, sino, la tierra permanecerá fría para siempre.

Más del mito de Perséfone

Zeus le pide a Hades que devuelva a Perséfone al mundo terrenal. Para lograrlo busca a Hermes quien la rescata. La única condición que existía para rescatar a Perséfone,  era que no consumiera algún alimento durante el trayecto. Hades, siendo más inteligentes que Zeus, logró convencer a Perséfone para que comiese seis o cuatro semillas de granada.

Por cada semilla, Perséfone  debía pasar un mes en el inframundo. Con semejante condición logró que Perséfone permaneciera con Hades por lo menos una gran parte del año. Existen varias opiniones con respecto a esta última versión, se dice que fue obligada y engañada. Sin embargo, Ascálo le contó a los demás dioses, que Perséfone consumió las semillas voluntariamente.

Cuando ambas mujeres se reúnen por fin, la tierra se convierte de nuevo en un lugar con mucha vegetación y vida. Sin embargo, seis meses al año la tierra será un sitio estéril, consecuencia del dolor de Deméter por su hija.

Te invitamos a leer este artículo sobre leyenda de las sirenas en la categoría de mitos y leyendas.

Otras versiones de Perséfone

Algunos investigadores modernos teorizan de la existencia de una personalidad con las mismas características de Perséfone que se le rendía culto mucho antes de la existencia griega.

De hecho, es gracias a estas investigaciones, que se ha logrado determinar que desde el tiempo Neolítico ya se le profesaba culto a esta diosa, aun cuando no era conocida exactamente por su nombre griego. Por otro parte, el mitólogo Károly Kerényi explica que Perséfone estaba vinculada con Ariadna, la hija de Mino, rey de Creta y que era identificada como la señora del laberinto.

Veneración y culto

Los 12 dioses principales del Olimpo no eran los únicos que recibían veneración. Para el pueblo de la Antigua Grecia, Deméter y Perséfone representaban un rol bastante importante para la cultura, debido a los poderes de la naturaleza que tenían. Eran las encargadas de mantener el ciclo de vida de todos los seres vivos.

No solo se les rendía culto en varias localidades de Grecia, sino que también se cree que la existencia de ambas diosas data mucho antes de la existencia del panteón olímpico. Esto las convierte en parte del grupo de deidades más antiguas en la historia. Existen varias etapas de su culto o veneración, las más modernas, es decir, en tiempos griegos, son las que se encuentran más registradas y estudiadas.

Ritos eleusinos

Los secretos de Eleusis explica que ambas diosas tenían ritos de iniciación del culto para su veneración y que estos ritos se celebraban cada año en Eleusis. Eleusis era una población cercana a Atenas y era considerado uno de los aposentos de Deméter durante la búsqueda de su hija.

Se consideran que los ritos eleusinos eran ceremonias sumamente importantes para el pueblo griego, de hecho, lograron sobrevivir lo suficiente para que el pueblo romano también los realizaba. Sin embargo, explicar qué exactamente era lo que sucedía en esos ritos es muy difícil, las personas iniciadas tenían prohibido hablar de lo que debían hacer durante las partes privadas. A pesar de esto, muchos poetas griegos lograron inmortalizar algunas partes de los ritos que sucedían en público, como las procesiones.

Investigaciones recientes sobre los ritos

Varios investigadores han analizados las escrituras y los mitos. Han determinado que los misterios detrás de estos ritos prometían revelar el gran secreto de la humanidad, la promesa de la inmortalidad en el Hades (o el inframundo), todo sobre el reino subterráneo de Perséfone y finalmente cuando llegara la muerte para la humanidad y para cada individuo.

La inclusión de Deméter y Perséfone en el Olimpo fue gracias al dios principal Zeus. Sin embargo, era bastante inestable, ya que los historiadores teorizan que Deméter y Perséfone realmente no pasaban tiempo en el Olimpo, por lo que muchos no  las consideran cuando se habla de los dioses del Olimpo.

MITO DE PERSÉFONE

Curiosamente, existe evidencia que refleja que muchas de las personas que veneraban a Deméter y a Perséfone no querían que ellas pertenecieran al Olimpo. Consideraban que eran demasiado poderosas para verse bajo la sombra de una divinidad masculina, por lo que el culto de estas diosas, trató de distanciarlas de estas personalidades.

Puedes leer otros artículos como este de mito de Perséfone en nuestro blog, de hecho te recomendamos leer mitos y leyendas de México.

Cultos órficos

El orfismo es un conjunto de creencias, ritos y prácticas religiosas que pertenecen a la religión órfica, que se le atribuye su fundación al poeta Orfeo, un personaje mítico. Su principal creencia era que el alma de un ser era su verdadera esencia y que esta era la parte más importante del ser humano, adicionalmente, hablaba del alma y del cuerpo como dos objetos individuales. Especifica que el cuerpo solo era en contenedor del alma y que este moriría, mientras que el alma sufriría las consecuencia de la vida.

Perséfone representaba un papel bastante destacado en los cultos órficos, era venerada en conjunto con Dionisio . De hecho, no se sabe exactamente qué tipo de relación tenían ya que existen varias versiones que afirman que era su hijo, su hermano o incluso su amante.

Más del orfismo persefónico

Dentro de estos cultos y creencias, se destacan los templos especialmente dedicados a ellos, un ejemplo de esto es el Gortina, un lugar que se utilizaba para hacer ritos místicos, además, como un dato curioso, en estos sitios se llevaban a cabo celebraciones llenas de alcohol y el motivo principal era celebrar la vida y la muerte.

MITO DE PERSÉFONE

Por otro lado, tanto los iniciados como los creyentes del culto debían pasar por un periodo de abstinencia, donde debían permanecer sobrios durante largos periodos de tiempo para luego beber una gran cantidad de vino. Esto lograba alterar los estados naturales de su mente y cuerpo, lo que permitía desinhibirse completamente, una característica que era necesaria para rendirle culto a esas deidades.

Este tipo de rituales, donde el consumo de vino era gigantesco, era muy común entre los iniciados, es de estos mismos, que se dice que se le revelaban a las personas los diferentes secretos que mantenían. Dionisio y Perséfone tenían algo en común, ambas deidades habían pisado el inframundo y habían regresado a la tierra sin ningún problema.

La diosa y los arquetipos femeninos

Para entender la influencia del mito de Perséfone y ella misma en los arquetipos femeninos debemos saber exactamente qué son estos. Los arquetipos son un término que se utiliza en la psicología profunda para definir los elementos o los dispositivos de la mente, que se pueden encontrar en las personas, con una influencia externa o interna.

Esos manejan o influyen las conductas de un individuo por diferentes razones. Este tipo de elementos no tiene una fijación exacta, existen independientemente de la cultura, la época, el pensamiento, la religión, el lugar u otras condiciones, el arquetipo femenino suele encontrarse muy asociado con la mitología.

Aunque las referencias más comunes entre los arquetipos femeninos y las divinidades son los casos de la diosa Atenea, Hera y Deméter, si existe una referencia con la Diosa Perséfone y esa es la que vamos a explorar a continuación. Perséfone es la diosa de la primavera y la reina del inframundo, esta dualidad presenta características que pueden ser usadas como un modelo para identificar la personalidad de un grupo de individuos.

Perséfone como arquetipo

El tipo de Perséfone suele verse como una persona pasiva, muy dependiente de entes ajenos y susceptibles al engaño. Se dice que esta personalidad se desarrolla debido a la existencia de una madre como Deméter, es decir, un personalidad controladora, posesiva y exigente  en su rol de madre. Perséfone era totalmente sumisa y benevolente.

Por otro lado, una persona con personalidad de Perséfone suele ser una persona que busca la aprobación femenina o la aprobación materna constantemente, esto lo hace inconscientemente, ya que no son capaces de racionalizar ese deseo. Adicionalmente, se suelen referir a estas personas como débiles ante una persona con mayor fuerza.

Dedican su vida a complacer a los demás, no buscan el liderazgo, son personas sumisas pero con mucha creativa, en general, transmiten una personalidad infantil aun cuando su edad refleja una edad madura. El arquetipo de Perséfone está más relacionado a su personalidad antes de ser la reina del inframundo, ya que poco se sabe de su carácter luego de este hecho.

MITO DE PERSÉFONE

Arquetipo femenino y la dualidad mitológica

Muchos declaran que existe una dualidad bastante fuerte que hace contraste en su personalidad, es decir, son sumisos pero testarudos. No son líderes pero tampoco siguen a los demás fielmente y así, muchos aspectos de sus conductas reflejan polos opuestos.

El desarrollo de su personalidad solo va a depender de su autoexploración y el desenlace de sus características, tal y como lo hace Perséfone. Ese proceso de autoconocimiento y renacimiento se repite a lo largo de la mitología griega.

Si te ha gustado este artículo, te invitamos a que sigas explorando las diferentes categorías que se encuentran en nuestro blog, con artículos llenos de conocimientos increíbles y muy completos. De hecho, te recomendamos leer nuestro último artículo sobre el callejón del beso.

Nos interesa mucho tu opinión, así que déjanos un comentario para saber qué piensas sobre este artículo de mito de Perséfone.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.