Existen enfermedades bastante frecuentes en los perros como lo son las diarreas y el vómito, sin embargo, a pesar de que sean una situación bastante normal, nunca se debe infravalorar la salud de tu can, pues, esto puede tratarse de alguna infección o enfermedad letal para tu perro. A continuación, en este artículo podrás saber cómo actuar si tu perro tiene diarrea y vómito, sin mencionar las causas que lo están causando, no pienses en irte sin antes haberlo leído. .

mi perro tiene diarrea y vomito

Mi perro tiene diarrea y vómito

Las diarreas y los vómitos, a pesar de que son una condición bastante común en los perros, la realidad es que pueden llegar a ser originadas por diversos factores muy perjudiciales para cualquier animal, entre estos pueden estar diferentes infecciones, enfermedades, o incluso, envenenamientos. A continuación se expondrán todas las posibles causas de esto, y las mejores formas para hacerle frente.

Para hablar del vómito y la diarrea de tu mascota, lo primero que debes hacer es enfocarte en su sistema digestivo, debido a que la mayoría de las veces estas dolencias son causadas por una disfunción gastrointestinal, la cual causará molestias en el estómago, en el intestino delgado y el intestino grueso del perro, produciendo vómitos y diarrea, a su vez, estas pueden ser pequeñas o abundantes y de diferentes aspectos.

Siguiendo en este orden de ideas, lo que deberás hacer es identificar si lo que le está pasando a tu perro es vómito o regurgitación, ¿Cómo haces esto? Conociendo las diferencias entre ellas; en el caso del vómito te darás cuenta que tu mascota hace mucha fuerza y diferentes sonidos con su estómago, por el otro lado, en los casos en donde los alimentos y los líquidos salgan solos, estarías observando la regurgitación, Es importante conocer que las diarreas son evacuaciones líquidas y con una mayor regularidad; aparte de esto, debes estar muy alerta de la hematoquecia que es la aparición de sangre roja o fresca en las heces y melena, que es la sangre que aparece de color marrón u opaco en estas evacuaciones.

Es importante estar al pendiente de todos los síntomas que llegue a presentar tu mascota canina, para que cuando llegue el momento de comunicarle a un especialista las características de las señales que está presentando tu perro, este mismo pueda aplicar las diferentes pruebas pertinentes, y así, llegar a un diagnóstico exacto y emprender el tratamiento más adecuado para el animal.

Si tu mascota presenta vómitos y diarrea, pero no son recurrentes y no presenta más indicios como cambios en su humor no debes preocuparte, ahora bien, si por lo contrario estos síntomas vuelven a presentarse de manera repetida durante un tiempo prolongado, o presenta otras señales, debes llevar a tu perro a una consulta con su veterinario lo más pronto posible.

mi perro tiene diarrea y vomito

Causas Principales

Al contemplar y analizar a tu mascota, vas a tener todas las características identificadas para llevarlo con su veterinario; este mismo realizará diferentes exámenes para diagnosticar el tipo de enfermedad que presenta tu perro y cuáles son la causas de que esté vomitando o tenga diarrea. Entre las causas más frecuentes nos podemos llegar a encontrar las siguientes mencionadas:

Infecciones: Estas pueden ser ocasionadas por diferentes organismos, como las bacterias, los protozoos y los virus, las cuales también crean vómitos y diarrea. En caso de que tu perro esté presentando cualquiera de estas infecciones, debes llevarlo al veterinario lo antes posible.

Indigestión: Todas las mascotas, en especial a los caninos, les encanta comer en abundancia y en muchas ocasiones pueden llegar a ingerir algunos alimentos que no están diseñados o pensados para su consumo en animales. Ahora bien, a pesar de que es bien sabido que los perros poseen un estómago muy resistente, muchas veces esta ingesta les puede llegar a ocasionar diarreas y vómitos que, por lo general, también suelen irse muy fácilmente.

Intolerancias o alergias alimentarias: Muchas veces podremos observar que estos problemas producen vómitos y diarrea con mucha frecuencia en el día a día de nuestra mascota, además de otras señales como por ejemplo, el prurito constante y molesto en alguna zona específica del cuerpo. Todo lo anterior mencionado son indicios característicos de que debes llevar rápidamente a tu perro con un veterinario, en esta consulta se le practicarán diferentes pruebas alérgicas especializadas para tu mascota y luego se le propondrá un régimen de alimentación adecuado para el caso específico de tu perro.

Medicamentos: Existen varios casos en donde los remedios que se utilizan para las mascotas pueden ocasionarle problemas estomacales, que luego van a desencadenar en diarreas y vómitos; por lo cual deberás comunicar rápidamente al veterinario si tu perro está tomando está consumiendo algún medicamento, el por qué lo hace, y también la dosis exacta. Tu veterinario indicará si puede seguir optando por esta sustancia, o por el contrario, deberás suspender su uso y cambiar la medicación por otra que no le afecte.

mi perro tiene diarrea y vomitoEnfermedades subyacentes: Igualmente hay momentos en donde se observan otros síntomas que pueden indicar que tu perro está padeciendo de otra enfermedad, como por ejemplo, alguna enfermedad renal, que normalmente sus características provocan que la mascota tenga vómitos y diarrea como parte de los síntomas; esta indisposición suele diagnosticarse luego de aplicarse un examen de sangre al animal, luego de esto, el veterinario nos recetará el mejor tratamiento para combatir todos estos síntomas molestos.

Obstrucciones: Debido a que normalmente los perros suelen tener un apetito insaciable, es muy recurrente que huelan o se coman cualquier cosa que lleguen a conseguir, entre estos están los objetos de plástico, juguetes o huesos que pueden ocasionarle una obstrucción en cualquier punto de todo su sistema digestivo, además, en muchos de estos casos, los objetos consumidos pueden generar un dolor impresionante para tu mascota y causar diferentes problemas letales, incluso la muerte. Por esta misma razón, es de vital importancia que acudas con tu veterinario lo más rápido que puedas, luego de examinarlo este mismo realizará una intervención quirúrgica.

Intoxicaciones: De la misma forma que el punto anterior, los perros podrían llegar a consumir algún producto o sustancia en general que le cause una intoxicación o envenenamiento, lo que causará también vómitos persistentes y diarreas. Al igual que en todos los puntos, se reitera que debes acudir con tu veterinario frecuentemente y en especial en estas ocasiones, pues, esto podría provocar una muerte bastante dolorosa para tu mascota.

Parásitos: En algunas ocasiones, cuando los perros presentan una vulnerabilidad especial en su sistema inmunológico o bien, cuando están presentando casos muy graves y avanzados de parasitosis, pueden manifestar algunos síntomas como la diarrea y el vómito, en estos casos el veterinario luego de observar las heces del animal te informará que tipo de parásito tiene en su organismo y la forma correcta de tratarlo; a su vez, siguiendo con lo anteriormente dicho, debes estar muy atento a todas las fechas de desparasitación que tu veterinario indique.

Estrés: Muchos perros pueden llegar a sufrir de estrés por diferentes circunstancias que ocurran en su vida, o bien, por un entorno inadecuado para él, ahora bien,  cuando sus niveles de estrés se encuentran muy altos y durante un tiempo prolongado, la mascota puede mostrar vómitos y diarreas, es precisamente en este momento que debes acudir con un especialista que te indicará el siguiente paso.

Todo lo anterior demuestra que existen diversas causas por las cuales tu perro podría sufrir de vómitos y diarrea. De esta forma, siempre será aconsejable mantenerte muy atento ante cualquier tipo de afección que sufra tu mascota, así podrás evitar inconvenientes mucho más grandes en el futuro y mantener la salud de tu perro en un estado óptimo.mi perro tiene diarrea y vomito

Sangre en las heces y en el vómito

Como se ha explicado anteriormente, en algunos momentos se puede evidenciar sangre en las heces del animal, y también existen dos tipos de presentaciones, la sangre fresca que indica una hematoquecia o la sangre ingerida que es llamada melena. Estos mismos aspectos te pueden ayudar mucho a la hora de identificar la procedencia de la sangre y también será de gran ayuda al momento de explicar por qué tu perro tiene diarrea y vómitos constantes.

Es por ello que cuando se evidencia sangre muy fresca en las heces, puede indicar algún padecimiento proveniente de la parte inferior del sistema digestivo, que puede estar ubicado en los intestinos, en el recto o en el ano; por el contrario si la sangre ya está digerida, esto significará algún problema en zonas como el estómago, el intestino delgado o incluso también puede ser un problema en las vías respiratorias que finalmente pasan por todo el sistema digestivo debido a la deglución.

A su vez, la simple presencia de vómitos en una forma constante, es un indicativo muy grande de que debes actuar y llevar a tu perro rápidamente con un veterinario; es por esto que debes fijarte muy bien en cualquiera de los síntomas que esté presentando tu animal, de esta forma podrás informarle a tu veterinario la situación exacta, y este podrá tener un diagnóstico mucho más preciso para que finalmente, te indique todo el tratamiento adecuado que deberás seguir.

Falta de apetito

Como se ha ido desarrollando en este artículo, los vómitos,  las diarreas y la falta de apetito de tu mascota, serian los síntomas más comunes en los trastornos gastrointestinales. Por lo tanto, si observas estas dolencias en tu perro, sabrás que con un malestar de estómago es muy difícil que tu perro tenga ganas de comer algo; sin embargo, no te preocupes, como ya se ha visto anteriormente, esto puede ser simplemente alguna situación muy puntual ocasionada por la mala alimentación de tu mascota y que no requiera de ninguna revisión veterinaria.

Todos estos casos leves pueden remitirse de una forma bastante espontánea, en solo cuestión de un par de horas. Ahora bien, en el caso de que el malestar o la diarrea no pare en cuestión de horas y simplemente todo vaya empeorando, debes acudir rápidamente con tu veterinario de confianza para que este mismo identifique el por qué nuestra mascota está vomitando o tiene diarrea.

Una vez que hayan transcurrido unas cuantas horas, puedes ofrecerle a tu mascota un poco de agua para que dé un par de tragos muy pequeños, debes estar seguro de que sea una cantidad muy pequeña. Si luego de que tome agua, han pasado aproximadamente unos 30 minutos y no ha vomitado, quiere decir que tu perro puede soportar sin muchos problemas el agua en su estómago y puedes ofrecerle un poco más, cabe destacar que en estos casos tan leves los perros no acostumbran a deshidratarse. Una vez que hayan pasado varias horas y tu mascota no haya vomitado ni haya tenido diarreas, puedes empezar a ofrecerle un poco de comida.

Sí tu perro atravesó un ciclo de vómitos por varias horas, lo más recomendable es que reinicies la alimentación de tu mascota con una dieta especial, es decir, una dieta mucho más digestiva, un gran ejemplo de estas dietas son las que puedes encontrar en las clínicas veterinarias. También puedes optar por darle algo de jamón o pollo cocido, y arroz, todos estos alimentos deben estar libres de salsas o sal, el yogur natural sin azúcar también podría ser una opción muy buena.

Diarrea y vómitos amarillos en perros

Si observas estas características en tu perro, debes preocuparte y acudir de inmediato al veterinario, pues, esto podría desencadenar varios síntomas fatales. Cuando tu mascota tiene vómitos y diarrea amarilla quiere decir que este ya ha vomitado varias veces y lo que está expulsando es el líquido biliar. Esto puede llegar a ser provocado por diferentes afecciones, la gran mayoría bastante graves, estas pueden ir desde una infección a una alergia severa, en todo caso, significa que tu mascota debe estar deshidratada y requiere atención médica de inmediato.

En el caso de que tu perro tenga vómitos amarillos y estos vengan seguidos de una diarrea, debes buscar lo que lo está originando, lo más común en estos casos suele ser una intoxicación o una enteritis infecciosa aguda. Este último suele ocurrir normalmente en cachorros muy pequeños que no han sido vacunados completamente; por el otro lado, en el caso de la intoxicación, es una enfermedad que puede atacar a los canes de cualquier edad y los síntomas más comunes son las heces líquidas y la expulsión de espuma blanca o amarilla por el hocico.

Causas del vomito y diarrea

Finalmente, vamos a hablar de los adorables cachorros que, al ser mucho más jóvenes, también son los más indefensos y desvalidos. Por lo tanto, en ellos, la mayoría de las causas de los trastornos gastrointestinales, como el vómito y la diarrea, son las mismas que se pueden observar a lo largo de este artículo en los perros adultos; el problema con los cachorros, sobre todo con los que tienen muy poco tiempo de nacidos, es que son más propensos a sufrir una deshidratación y por ende al ser más pequeños, su cuerpo y todo su sistema inmunológico se encuentra en desarrollo, lo que trae como consecuencia que sean mucho más vulnerables a cualquier tipo de enfermedad.

Todo esto muestra la importancia de ser bastante escrupulosos con todas las medidas que indicará tu veterinario para cuidar a tu cachorro, sobre todo cumplir con su ciclo de vacunación y desparasitación en las fechas establecidas. Y en estos casos, es de suma importancia que cuando se presenten vómitos y diarreas tengas que acudir de inmediato a tu veterinario, principalmente si observas que lo que expulsa tu mascota es un líquido sanguinolento, ya que podría tratarse de un parvovirus, la cual es una condición médica vírica que puede ocasionar también la muerte de tu perro y consiste en vómitos y diarreas abundantes con trazas de sangre,

Aunque el parvovirus canino, no tiene una cura a día de hoy, existen diferentes medicaciones para que sea mucho más llevadera la enfermedad y así, mejorar todos los síntomas y que el cachorro pueda combatir esto y tener una calidad de vida mucho más alta.

¿Qué se puede hacer?

Si tu mascota presenta diarrea y vómitos por motivos leves, como haber ingerido alimentos en mal estado, lo que debes hacer es dejar de alimentarlo y de darle líquidos por unas tres o cuatro horas aproximadamente; luego de esto, podrás darle algunas pequeñas cantidades de agua y verificar si este vuelve a vomitar, debes esperar al menos una hora más, si evoluciona bien, puedes permitirle beber agua como usualmente lo hace.

Sin embargo, debes seguir evitando los alimentos sólidos por lo menos durante unas 24 horas, una vez pasado este tiempo, puedes ofrecerle pequeñas porciones de comida y observar cómo le sientan en su estómago. Trata de que los alimentos que le ofrezcas sean alimento livianos y sencillos de digerir, como pollo cocido con un poco de arroz, hasta que finalmente puedes observar que tu perro empieza a mejorar bastante.

Es importante, distinguir que es lo que está produciendo las diarreas y los vómitos a tu perro, en el caso de una alergia alimentaria, debes buscar cuál es la comida que la ocasiona para evitar complemente ese alimento en la dieta de tu perro; para esto mismo, debes llevar a cabo unas cuantas pruebas alérgicas o ir realizando una dieta de eliminación y prueba de alimentos, hasta que puedas descubrir el alimento que lo ocasiona. También, si el motivo de las diarreas y los vómitos es estrés, debes averiguar que factor lo está ocasionando y hacer todo lo que puedas para evitar que tu mascota afronte esta situación.

Inmediatamente después de que tu mascota mejore, lo más importante es la prevención, sobre todo en los casos en donde se observa claramente que el perro se alimenta de una forma poco saludable, come en exceso o come alimentos dañados. Tomando esto en cuenta, lo más recomendable es que sigas algunos de los consejos que se expondrán a continuación:

Impedir que el perro tenga forma de acercarse a elementos potencialmente venenosos como detergentes o insecticidas, de igual forma, existen distintos alimentos para humanos que no deben ser ingeridos por ningún animal, por esto, debes vigilar muy bien tus alimentos y que tu perro no tenga contacto alguno con la basura. A su vez, debes estar alerta en los momentos cuando tu mascota está mordisqueando sus juguetes, recuerda que puede tragárselos fácilmente.

Debes enseñar a tu perro a consumir solamente alimentos de excelencia y en las cantidades establecidas por los fabricantes y por el veterinario. Igualmente debes estar atento a las fechas de  vacunación y desparasitaciones que te indique tu veterinario, ya que esto será lo primordial si quieres prevenir infecciones graves ocasionadas por diferentes virus e igualmente te ayuda a prevenir los parásitos intestinales, sin mencionar todas las situaciones indeseadas que pueden traerle a tu mascota.

Bajo ninguna circunstancia le des medicamento a tu perro sin que tu veterinario lo haya recetado previamente, pues, darle un medicamento inadecuado puede traer severas consecuencias para tu mascota, incluso hasta los medicamentos más tomados por los humanos pueden llegar a ser fatales en animales.

Tratar de hacer que tu perro tenga una excelente calidad de vida con hábitos saludables que le permitan prevenir el estrés y mantener un estado mental y físico óptimo. Una de las recomendaciones más importantes es acudir al veterinario siempre que tu perro presente vómitos y diarreas, sobre todo si se observa la presencia de sangre en las heces y los vómitos son constantes. También, debes tener presente, que cuando tu mascota ya ha cumplido siete o más años de vida, debes llevarlo al especialista al menos una vez por año, en donde lo examinaran completamente y también tendrán que aplicarle un examen de sangre, esto ayudará a detectar posibles enfermedades que estén comenzando y que puedan producir síntomas como el vómito o la diarrea.

Remedios Caseros para los vómitos y la diarrea

En ocasiones y siempre con el asesoramiento de un veterinario, se pueden complementar las prescripciones médicas con remedios caseros, aparte de evitar que el perro consuma alimentos, como lo vimos anteriormente, se le puede ofrecer té de menta, el cual tiene excelentes atributos digestivos y diuréticos, de la misma manera se le puede ofrecer al perro té de jengibre, el cual es otro remedio natural estupendo para tratar los vómitos y las diarreas.

¿Cuándo acudir al veterinario?

Es de vital importancia que acudas lo más rápido que puedas con tu veterinario de confianza en el caso de que tu mascota esté presentando alguna de las situaciones que se expondrán a continuación:

  • En los casos donde tu mascota presenta vómitos y diarreas sobre todo si estas presentan rastros de sangre.
  • Cuando tu perro esté presentando otros síntomas como falta de ánimo, falta de apetito, prurito en algunas zonas del cuerpo, empiece a adelgazar, temblores, entre otros.
  • Si tu perro sigue presentando los vómitos y la diarrea una vez que ya has dejado de darle alimento por más de 24 horas.
  • Si la mascota presenta temperaturas altas.
  • En el caso que pienses que lo que ocasiona la diarrea y los vómitos pudiera deberse a que tu mascota se ha envenenado o tenga una intoxicación severa.

Por último, recuerda que ante cualquier situación extraña que notes en tu perro, debes llevarlo lo más rápido que puedas con un veterinario, este se encargará de mantener la salud de tu mascota en el estado más óptimo posible, y te recetará todos los medicamentos pertinentes para su situación.

Sí deseas aprender mucho más acerca de todos los animales a lo largo y ancho de todo el planeta, no pienses ni por un segundo en irte de esta página sin antes haber leído estos tres maravillosos artículos:

El Perro Japonés

Enfermedades que Transmiten los Gatos

Mi Gato Vomita

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here