¿Por qué mi perro no quiere comer?, es una pregunta que muchas se están haciendo en este momento al notar que su can no ha dado un solo bocado a su comida. En este artículo resolveremos tu duda presentando diversas causas y soluciones ante este problema, ¡No te lo pierdas!

mi perro no quiere comer

¿Por qué mi Perro no Quiere Comer?

Las razones por las que un perro no quiera comer pueden ser diversas, en realidad los perros pueden desarrollar anorexia al igual que los seres humanos, la diferencia es que en la anorexia del perro puede ser causada por diversas razones que acarrean su vida y los cambios que se puedan producir en ella por lo que hablaremos más a detalle de las causas de este problema.

Problemas de Salud

Los perros pueden presentar diversas patologías las cuales pueden provocar la falta de apetito del perro o no precisamente que tenga falta de hambre, a veces puede tratar de que a nivel físico el perro no puede ingerir por algún tipo de patología que se lo impida como pudiera ser problemas dentales, obstrucción en la cavidad nasal, traumatismos craneales, faciales, entre otros.

Este tipo de problemática debe ser verificada por un veterinario el cual dará su diagnóstico según los estudios que haya hecho, por lo que el dictara si ese asunto pudiera causar la falta de apetito del canino y vera que es lo mejor para su bienestar.

Se pudiera presentar es que el perro en realidad quiera comer, pero el problema es que su cuerpo se lo impida por lo que es importante estar pendiente de los síntomas o comportamientos que pueda presentar que haga referencias a problemas físicos, por lo que siempre se debe tener en vigente el registro de salud de su mascota para poder certificar si la causa de que no coma sea su cuerpo por problemas de salud.

Aburrimiento

Los perros pueden dejar de comer porque muchas veces la comida les puede parecer poco provocativa e incluso aburrida, los perros al igual que las personas comen a través de la mirada y el olfato, el mismo menú todo el tiempo o una comida mal preparada puede ser el causante de su poca disposición para comer.

mi perro no quiere comer

El aburrimiento ante la comida es comprensible ya que hasta los animales se pueden hartar de comer exactamente la misma comida todos los días por lo que al pasar el tiempo el canino empezará a rechazar la comida muy seguidamente si no se toma la iniciativa de hacer cambios al respecto.

Estrés

El estrés puede jugar un factor importante en la alimentación del canino y con el estrés vendrán posteriormente problemas emocionales como podría ser la depresión o el enojo junto con la violencia, esto hará que su hambre sea menos inminente como también afecta otros comportamientos y aspectos de su vida cotidiana por lo que tómalo como un llamado de atención cualquier tipo de manifestación de manera negativa.

Los problemas de estrés pueden ser provocados por diversas razones. Los perros sienten cualquier tipo de cambio que pudiera ser producido por diferentes agentes de su alrededor como pudiera ser mascotas, personas o cosas nuevas las cuales pueden producir inquietud, mal humor, tristeza, en fin, los cambios pueden lograr alterar a varios perros siempre y cuando esos cambios producidos en su entorno sean negativos o simplemente a el perro en particular le afecte su vida cotidiana ya que cada perro es una mente completamente diferente.

Temporada de Celo

Los perros pueden presentar falta de apetito al ser la temporada reproductiva, los perros al estar en celo piensan solamente en sus necesidades la cual es este caso será aparearse por lo que alimentarse poco a poco va dejando de ser una prioridad quedando en segundo plano al dejar de ser una prioridad para su cabeza y su estómago.

Factores Externos

Los cambios externos por parte de la naturaleza y el transcurso de los días también pudieran causar la falta de apetito del perro, estos pudieran ser los cambios de temperatura, ambiente, clima o estación, es algo a lo que deberíamos prestar mucha más atención.

mi perro no quiere comer

Deshidratación

La deshidratación puede jugar un papel fundamental a la hora de comer en el perro ya que no incentiva las ganas de comer y es justificable en caso que el canino coma mucha comida seca por lo que es necesario estar al tanto de colocar agua junto a su comida.

Vacunas

Uno de los efectos secundarios posteriores a la vacunación es la falta de apetito, si este es el caso de tu perro bastará con esperar uno o dos días para que quiera volver a comer, al no ser así ya deberá ser atendido por el veterinario.

Vejez

La mayoría de los perros al pasar los años y volverse más viejos empiezan a perder facultades básicas de su cuerpo y entre ellas está el nivel de hambre que a medida que vayan pasando los años sus sentidos y características irán disminuyendo drásticamente como el olfato y el gusto.

Como hemos visto la falta de hambre de los perros se puede deber a diversas causas, algunas de ellas muy diferentes a otras por lo que se debe estar muy atentos para poder descartar cualquiera de estas posibles razones.

Soluciones

Ya al tener vigente las causas que acarrea que el perro no coma se debe empezar a tomar acciones para poder conseguir una alimentación más fluida, balanceada y que resulte apetitosa para el canino.

mi perro no quiere comer

Es importante que le podamos ofrecer a nuestro canino diferentes elementos y variedad en sus alimentos cotidianos como incluir más proteínas como carne, pollo y pescado lo que significa que hay que buscar alternativas caseras de en vez en cuando para motivar más a los perros a comer, procuremos nutrir a nuestra mascota de forma natural y casera lo cual también conlleva que le podamos ofrecer alternativas diferentes en cada plato que coma.

El caldo de pollo puede hacer una gran diferencia al momento de cambiar el gusto en el paladar perruno, los perros son muy olfativos por lo que un buen caldo de pollo bien preparado para colocar en su pienso puede hacer una gran diferencia, el caldo no tiene que ser específicamente de pollo ya que se puede variar por uno de carne o pescado, es importante que el caldo no esté frío ya que su aroma no tendrá potencia, por lo que recomendamos calentar un poco el caldo antes de colocarlo en la comida, esperar a que este tibio y listo.

Siguiendo con el tema del olfato, la verdad es que nos podemos valer muchas veces de los aromas para que el perro pueda despertar su hambre o ganas de comer por lo que las especias pueden ser de gran ayuda para incentivar al canino a ser más cooperativo, usar diferentes especias lograra que el sentido del olfato se active y busque los aromas que le agradan tanto, el jengibre suele ser del agrado de muchos caninos al igual que el hinojo y el eneldo, también es una opción factible colocarlas en al agua o incluirlas en los caldos que elijas para su comida.

La variedad de la comida es fundamental en lo que se trata de la alimentación de nuestro perro ya que algunos alimentos que venden en las tiendas son muy secos por lo que se puede volver un poco difícil de digerir o simplemente no son del gusto de tu mascota en particular.

Como se ha mencionado anteriormente se debe tener en cuenta como una prioridad el proveerle agua fresca y limpia al canino, algunos alimentos pueden ser muy secos o duros para poder digerirlos con fluidez como se espera, ayudara con una excelente digestión y el buen estado del aspecto físico del canino.

mi perro no quiere comer

La comida seca de los perros se puede humedecer un poco con un poco de agua caliente, posteriormente se debe dejar que la comida se enfríe hasta quedar tibia, esto ayudará que el perro pueda masticar y digerir bien sus alimentos en caso de que su problema haya sido la deshidratación o la comida muy seca.

Otros trucos que puedes intentar es sacar a pasear unos minutos antes de comer a tu perrito, esto hará que pueda quemar energía, termine muy cansado y hambriento por lo que a llegar a casa tal vez vaya directamente a buscar su alimento muy emocionado y ansioso por poder comer.

Fíjate en la hora de comer, al establecer un horario para el perro sobre cuándo comer deberá ser fijo y volverse una costumbre para él, en cambio en darle de comer en horas diferentes el perro no relacionará el momento en el que deba comer como un hábito cotidiano y no tendremos de él la disposición que necesitamos para que pueda darle más importancia a su comida.

Se puede agregar a su alimentación diaria mientras está en el periodo de que no toque la comida, el yogurt es conocido por ayudar a despertar el hambre de nuestros perros por lo que te recomendamos que lo emplees para resultados más eficientes, debes procurar que el yogurt sea de calidad, natural y sin ningún tipo de endulzante artificial ya que los perros no pueden consumir grandes cantidades de azúcar, de preferencia que el yogurt no tenga agregado ningún tipo de chocolate, dulces o frutas en almíbar, solo bastará unas cucharadas al día.

Los caninos pueden consumir un poco de azúcar, pero esta debe constar un pequeño porcentaje de su alimentación por lo que debe ser suministrada en pequeñas rodajas, puede alimentarse de manzanas, plátanos, Kiwi, naranja, pera y calabaza, se debe tener cuidado de las frutas que contengan pequeñas pepas o que sean muy dulces ya que pueden causarle graves problemas en el organismo, por lo que las uvas, ciruelas, aguacate y uvas quedan estrictamente prohibidas para el canino.

mi perro no quiere comer

Ten en cuenta que debes observar y analizar en qué momento en particular el perro presenta inquietud y estrés, así podremos verificar a raíz que elemento de su alrededor podría causar el estado emocional o de ánimo del perro para poder intervenir en la causa directamente.

En caso que el pienso que compraste para tu perro no sea el adecuado o no le guste no se le deberá cambiar de golpe, a los perros se les debe acostumbrar a nueva comida de forma progresiva y lenta, poco a poco le podrás cambiar su alimento por otro pienso u opción que hayas escogido para tu mascota, siempre y cuando te fijes de las pautas a las que debes seguir.

El cambiar muy rápido de pienso o cualquier tipo de alimento del perro puede causar problemas estomacales para este como pudiera ser diarrea o vómito, esto aparte de que podría causar problemas de salud hará que el canino tenga experiencias negativas hacia la comida y puede ser que se le vuelva aún menos apetecible por lo que se volverá más difícil la tarea de hacer que vuelva a comer.

Otra opción muy factible para el canino es que si no se come por completo su comida en los horarios establecidos entonces puedes optar por administrarle comida a lo largo de día en pequeñas cantidades que al final del día signifique una cantidad sustanciosa para el perro, esto es un gran método ya que ayudamos a incentivar el hambre del perro, esto junto con llevarlo a pasear antes de comer pueden lograr significativos cambios en sus costumbres alimenticias.

En caso que el perro haga caso omiso a cualquier tipo de táctica entonces lo mejor será que vayas a un especialista que te ayude a verificar y ver que podría ser lo que causa la poca cooperación a la hora de comer del canino, el especialista será el encargado de averiguar cualquier tipo de problema que pueda presentar y te pautara las acciones que se deban tomar de forma personalizada dependiendo del caso que sea.

mi perro no quiere comer

Un nutricionista de mascotas puede ser una excelente opción si lo que deseas es tener una opinión más valida y certera, el podrá diseñar un plan de alimentación específico para tu perro basándose en sus evaluaciones y buscando la mejor nutrición en todos los aspectos posibles para tu mascota.

Alimentos Recomendados para la Dieta Diaria de un Perro

Mencionaremos algunos alimentos que son muy beneficiosos para nuestro perro al contener proteínas, vitaminas, minerales, fibra y nutrientes que ayudarán a que nuestro perro pueda estar sano y guapo, por lo que te recomendamos que las implementes de forma variada.

Salmón

Está repleto de omega 3 lo cual ayuda a reforzar su sistema inmune como también ayuda a relucir su pelaje y aspecto en general, es muy beneficioso cuando se trata de enfermedades como alergias o problemas de artritis en los caninos.

Huevo

Los huevos ofrecen mucha proteína y energía a los perros siendo muy recomendados en caso que nuestra mascota sea muy activa y queme mucha energía. Los huevos deben ser cocidos antes de implementarlos en la comida de perro de lo contrario podría traerle problemas estomacales.

Avena

La avena es muy recomendable en el caso de los perros más viejos que pueden presentar problemas intestinales y una opción factible para los perros intolerantes al trigo. Se debe siempre dar de comer al perro cocida sin agregar ningún tipo de endulzante, procura que esta esté tibia al momento de que la coma.

mi perro no quiere comer

Pollo

Es una fuente inagotable de proteínas inmensa baja en grasas que resultar una excelente opción para el menú diario de nuestra mascota. Se debe procurar que el pollo este cocido al momento de darle de comer a nuestro perro, el pollo crudo puede provocar malas consecuencias en el organismo de nuestro canino.

Zanahoria

La zanahoria resulta ser muy beneficiosa para el organismo del perro ya que es una gran fuente de vitamina B, minerales y nutrientes que ayudaran la vista, pelaje y energía de nuestro perro, se puede cortar pequeños pedazos de este vegetal y dárselos entre comidas como una merienda.

Puntos a tener en cuenta al momento de cocinar para nuestro Perro

  • Se debe tener en cuenta que las cantidades de comida que se le deba dar al canino son específicas de cada uno de ellos por lo que no está de más consultar con un nutricionista la cantidad adecuada que deba comer tu perro.
  • Las carnes como el pollo o carne es preferible que sean cocidos, procura no proveerle tantos alimentos crudos a excepción de algunas verduras y frutas como la zanahoria o las manzanas.
  • Las comidas preparadas para un perro no deben ser muy excesivas en lo que se trata de ingredientes debido a que el sistema digestivo del perro no está completamente diseñado para poder digerir muchos tipos de alimentos a la vez por lo que intenta mantener las comidas simples con 5 o 6 ingredientes máximos.
  • Es fundamental que todos los alimentos que vayan a ser usados para la alimentación del perro sean lavados y muy bien cuidados en el ámbito de la higiene para no ocasionar problemas de infección y salud a nuestros pequeños compañeros por lo que también se debe fijar que los ingredientes que serán usados sean de calidad, estén frescos y en su mejor punto.

La alimentación es la base de nuestra buena salud y aspecto por lo que debe ser tomado como un gran llamado de atención que nuestra mascota no quiera comer por lo que siempre debemos estar al tanto de los comportamientos que pueda presentar y de la causa por la cual él se niegue a probar bocado de su alimento.

Se debe tomar en cuenta que nuestro perro puede ser muy expresivo y muchas veces nos puede estar mandando señales de atención que muchas veces podemos ver como normales y eso ya indica cómo se encuentra en muchos sentidos nuestro pequeño compañero.

Por lo que en resumidas cuentas preocuparse y brindarle una mejor alimentación y costumbres a nuestra mascota ayudara a que el bienestar físico y mental de los dos además que es una excelente forma de mostrar amor y comprensión entre cada uno de ellos y más si se carga con la responsabilidad de una mascota que cuenta como un compañero y un ser vivo más que merece tanta atención como las personas.

Procura tomar todos los puntos en cuenta, inspeccionar más su ambiente, cuidar de un entorno que no lo inquiete, ser más observador al momento que no quiera comer, variar más sus comidas para que pueda obtener diferentes nutrientes de varias fuentes de alimento y para evitar que se aburra de ellos y se emocione cada vez que sea su hora de comer.

No te vayas sin antes leer los siguientes artículos:

Síntomas de Parásitos en Perros 

Razas de Perros más Inteligentes

Alergia en Perros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here