Causas por las que Mi Perro Ladra a Otros Perros

Como dueños de mascotas, sabemos que un buen paseo es necesario para la rutina diaria. Pero hay circunstancias que se salen de nuestro control debido a que el perro toma una conducta no adecuada para el momento. Es aquí donde nos preguntamos ¿Por qué mi perro ladra a otros perros? Si esto te está sucediendo te invito a que continúes leyendo el siguiente artículo, para que así puedes conocer las causas y cómo evitar que suceda de nuevo.

MI PERRO LADRA A OTROS PERROS

Mi Perro Ladra a Otros Perros

En las rutinas diarias que tenemos con nuestros perros, el paseo es esencial. Pero hay algunas ocasiones donde el paseo se convierte en una situación bastante fastidiosa y no solo para el dueño ni para el perro, sino que también para aquellos que los rodean. Uno de los motivos por el cual estos paseos se ven empañados es que el perro desarrolle una conducta agresiva, al momento de cruzarse con otros perros en el camino. Entendemos que esta situación es muy problemática e incómoda y no sabes cómo reaccionar o el por qué tu perro se comporta de esta manera.

Existen diversas circunstancias que se da esta situación y no comprendes ya que cuando tu perro anda suelto, sin correa y se encuentra con otros perros va a socializar sin ningún problema con ellos. Pero sucede todo lo contrario cuando lo llevas a pasear con correa, acá tu can comienza a mostrar una conducta defensiva a su entorno. El hecho es que al tener una correa tu mascota se siente cohibido y por ello se ve limitado la libertad de sus movimientos.

¿Por qué mi Perro Ladra a Otros Perros?

Como ya explicamos anteriormente el hecho de que el perro vaya atado es sinónimo para ellos limitación en la libertad de sus movimientos. Aun cuando nosotros solo hacemos como medida de prevención y precaución necesaria para su seguridad. Pero el hecho de que ellos estén atados les provoca ansiedad, ya que esto no los hace sentir completamente confiados o incluso relajados. El hecho de que se encuentren atados les va a impedir huir si se encuentran asustado o también le impide correr a aquellas cosas que les llama la atención y les parece interesante.

Es por ello que en vez de disfrutar su paseo solo se va a sentir apresado, algunos perros se van a encontrar acechando y ladrando a todo perro que llegue a cruzarse en su camino. Esta conducta va a tener como objetivo el alejar aquellos perros desconocidos que se puede llegar a encontrar en la calle. Esto se puede deber por diversos motivos entre ello; un trauma, por un miedo, por fobias sin identificar, puede deberse también por una mala socialización en su etapa más joven, cuando era cachorro. E incluso esto se puede deber también por la genética del can.

Cuando se desarrollan este tipo de situaciones lo recomendable es mantener la calma ya que si se altera puede influir aún más en la conducta de tu perro. Es importante conocer entonces cómo es que se debe mantener la calma en este tipo de situaciones. Debemos darle una zona de confort a tu mascota para que sepa que nosotros estamos con él y que estamos pendiente de él. De esta manera confiará en nosotros aún más y de esta manera no muestre la iniciativa de querer ladrar a otros perros.

De esta manera podremos responder su pregunta del ¿Por qué mi perro ladra a otros perros? Si por casualidad sabes que tu perro es inseguro debes tener en cuenta que el hecho de que este se encuentre atado a una correa puede hacerlo sentir mucho más atrapado y más inseguro. La inseguridad es lo que le va a generar la ansiedad al can, y esto es debido a que no puede controlar lo que está a su alrededor ya que se encuentra limitado.

No utilizar Métodos Drásticos

Son varias las personas que piensan en adoptar las medidas por un collar de entrenamiento, como, por ejemplo, los collares de ahorque o los de semi-ahorque. Incluso consideran utilizar medidas drásticas como el uso de collares de descargas eléctricas. Esto no es recomendable para el uso en las mascotas, de hecho, para los amantes de los animales consideran estos métodos como maltrato al animal. Ya que este tipo de herramientas solo van a ser causantes de dolor y puede causar daños al organismo del animal.

Incluso la European Society of Veterinary Clínical Ethology la encuentra contraindica su uso en los canes. Lo que llevará a que si utilizamos este método es desarrollar otro factor negativo a una situación ya de por si estresante para el can. El perro puede llegar a asimilar que tú eres el que le provoca el dolor que se encuentra sintiendo. Y en aquellas graves situaciones puede asociar ese dolor con las otras personas. Este tipo de método va a causar el efecto contrario, ya que va asociar el dolor con los paseos diarios.

Incluso también lo asocia con el hecho de que vaya atado, y por ende vas a ver que esta conducta que ya tenía antes empeore. Por lo que te seguirás preguntando el por qué mi perro ladra a otros perros, sin saber que tú eres una de los principales causantes de esta situación. Los perros que son de pequeñas razas son los que son mucho más inquietos y mucho más inseguros, es por ello que tienden a ladrar aún más que los grandes. Debes saber que estos al ir con correa no debe provocarle estímulos estresantes.

Muchas de estas situaciones surgen ya que fuerzan al animal a ciertas situaciones que le puedan resultar estresantes o incluso agresivas. Un ejemplo de ello es cuando el dueño de la mascota obliga a su perro a acercarse a otro cuando este se niega, queriendo que este socialice o que supere el trauma. Esto, exponer a tu perro a este tipo de situaciones, es un grave error.

MI PERRO LADRA A OTROS PERROS

El can es el que debe dar el primer paso para socializar con otro perro, nunca se debe obligar al perro a relacionarse si no lo desea. Esto es un riesgo muy alto ya que puede llegar a ocurrir una situación muy desagradable. Se supone que la correa y el hecho de que amarres a tu perro con ellos es por su seguridad y nunca como una obligación.

Cómo Evitar Situaciones Estresantes

Antes de que comiences a utilizar alguna técnica o método que pueda modificar su conducta, es necesario que lo consultes con un profesional, es decir con un veterinario. Este es el que puede descartar si la agresividad se debe a que es un problema hormonal, al dolor, la edad, herencia genética, entre otros factores. Se debe tener en cuenta que no se puede trabajar con un perro enfermo, débil o que incluso no posea las 5 libertades del bienestar del can.

Por esto te recomendamos acudir a un profesional, bien sea educador, adiestrador u etólogo para modificar su conducta. Esta gran variedad de profesionales son los que van a tener el poder de diagnosticar de manera correcta el por qué del comportamiento.

Reducir esta Conducta con Seguridad y Confianza

Si mi perro ladra a otros perros cuando se encuentra atado, el principal objetivo empezará a entender a qué se debe y conseguir de esta manera una solución que permita estabilizar a nuestro perro. Para poder remediar estas situaciones debemos tener mucha paciencias, ser cariñosos y compresibles con nuestra mascota. Debemos mantenernos calado, guardar la compostura y ser muy firmes cuando se den estas situaciones, se le debe demostrar que no va a pasar nada.

Nuestro perro no va a tener nada a que temer, ya que como dueños estamos allí para ello para protegerlos y brindarles la calma que necesitan. Además, el perro debe comprender que el hecho de ir atado es por su seguridad, y no por obligación o dominación. Para ello debemos ganarnos la confianza total de ellos, mostrarle que nosotros somos los que llevamos la batuta durante el paseo. Él no va a necesitar que nos defienda, ni a él mismo ni a nosotros. Solo será un paseo de rutina para estirarse y para distraerse.

Primero que nada, debemos localizar a qué distancia nuestro perro comienza a reaccionar de manera negativa. No podemos exponerlo a estas situaciones que lo estresan, para que pueda superar esto tiene que ser de manera gradual, hasta que este se encuentre seguro de estar en ese sitio. Si somos muy violentos y sobre-exponemos a nuestro perro a esta situación y no puede escapar. Lo que lograremos con esto es fomentar el miedo de ir atado. Por esto es que tenemos que estar al tanto de lo que se encuentra en nuestro entorno.

También recomendamos evitar los cruces y las vías estrecha. Esto es más que todo al principio del paseo. En caso de que veamos un perro que se dirige en nuestra dirección, debemos detenernos. Si se da que el perro se sienta, esto será mucho mejor. Debemos aprovechar esta oportunidad para transmitirle seguridad, lo podemos hacer acariciándolo o incluso hablándole efusivamente. Vamos actuar como una especie de barrera física entre el perro y lo que le provoca el miedo, sin apartarnos de él, para que vea que se encuentra totalmente protegido.

Vamos a mantener una postura relajada y natural, al momento de acariciarlo o al hablarle. Si nuestro perro comienza a ladrar, es debido que la distancia de seguridad que habíamos colocado entre ambos perros es muy corta. Cuando suceda esto debemos colocarnos delante de nuestro perro y hacer que este nos mire, tenemos que ser el centro de atención de él. Esto va a permitir que vea que siempre estará cuidado y que no hay una situación de peligro.

Este ejercicio se debe realizar todos los días, con cierta distancia. Hasta que por propia voluntad de tu perro decida reaccionar y socializar, sin tener una conducta agresiva. Esta técnica o método tiende a ser muy eficaz. La cual es la más utilizada mayormente para modificar este tipo de conducta. Para que así podamos superar la situación en la que mi perro ladra a otros perros, sin ningún tipo de repercusiones.

Si te interesó este tema sobre Mi Perro ladra a Otros Perros, te invito a que también continúes leyendo los siguientes artículos:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.