Para todos los dueños de gatos, siempre será un gran dolor de cabeza cuando su pequeño felino empieza a manifestar algún problema de salud, independientemente de cuál sea. Ahora bien, específicamente, el vómito suele ser uno de los problemas más comunes en los gatos. Sí deseas aprender mucho más acerca del porqué mi gato vomita, no lo pienses más. Aquí en este artículo te diremos cuáles son las causas.

mi gato vomita

Mi Gato Vomita

Como se mencionó en la introducción, el hecho de que un gato vomite suele ser algo bastante cotidiano, sin embargo, a pesar de que sea algo relativamente normal, nunca debes restarle la importancia que puede llegar a tener, pues, si tu gato empieza a vomitar quiere decir que alguna cosa, así sea pequeña, dentro su organismo no está funcionando de la mejor forma. Las causas de estos vómitos pueden ser bastante diversas, esto puede ser desde una simple alergia alimentaria hasta incluso un trastorno conductual, asó como también lo puede ser el mismo estrés o cualquier enfermedad mucho más grave.

¿Por qué vomitan los gatos?

En regla general, se puede llegar a afirmar que si tu gato ha vomitado quiere decir que esto va ligado a una mala alimentación o un trastorno de salud. Puede llegar a suceder que las proteínas que tu gato está recibiendo son de una calidad muy baja, es decir sobras de matadero, y como consecuencia de esta mala calidad, son mucho más difíciles de digerir para tu pequeño gato, puede que sea alérgico a cualquiera de los compuestos de este alimento o quiere decir que si dieta normal debe empezar a variar un poco más.

Por otro lado, en diferentes ocasiones, el origen de los vómitos puede deberse a que los componentes de los snacks o premios que le has dado a tu gato sean muy dañinos para su propia salud, es importante que te fijes muy bien en la etiqueta de estos y te asegures de que no contengan alguna sustancia dañina para él. Si es el caso, es muy posible que en la etiqueta puedas encontrar componentes como lo son el propilenglicol, etoxiquina, surfactantes, emulsificantes, y entre otros diferentes conservantes y aditivos que pueden ser perjudiciales para el organismo de estos animales. Cabe mencionar que la leche de vaca es perjudicial para los felinos, debido a su carencia de un páncreas que procese la lactosa.

Causas digestivas que provocan vómito

Dentro de este apartado se pueden encontrar diferentes enfermedades mucho más graves y que el vómito tan solo sea una de las consecuencias o síntomas de estas mismas. Dentro de estas enfermedades nos encontramos algunas como son las siguientes:

Hipersensibilidad alimentaria:

Estos casos quieren decir que tu gato puede ser intolerante o alérgico a cualquiera de los elementos que están inmersos en su dieta. Para solucionar este problema deberás empezar a darle de comer a tu gato una dieta de exclusión, la cual involucra un pienso hipoalergénico de proteína hidrolizada que le suministrarás durante aproximadamente unos dos meses, todo esto siempre bajo la debida supervisión de un veterinario.

mi gato vomita

Inflamación intestinal:

La colitis, gastritis, enteritis o también el síndrome del intestino irritable son integrantes de un grupo de enfermedades que para diagnosticarlas con exactitud se requieren de diferentes pruebas como pueden ser la ecografía o una biopsia. En el caso de que estas enfermedades se puedan llegar a cronificar, esto puede llegar a causar un linfoma, lo que también por supuesto, causa vómitos.

Linfoma intestinal: 

Estas afecciones se clasifican en los de células grandes, es decir, los más agresivos y perjudiciales para tu gato; y los de células pequeñas, o bien sea, los que requieren un tratamiento mucho más sencillo y se diagnostican con mayor facilidad.

Infecciones: 

Los parásitos, virus o también las bacterias, pueden llegar a provocar como un efecto secundario, vómitos persistentes, que a su vez, normalmente se encuentran acompañados de heces muy pastosas y con un olor espantoso.

Pancreatitis:

El páncreas de un felino puede llegar a emanar menos cantidad de lipasa, amilasa y proteasa de las que son necesarias, lo cual también trae como consecuencia una pancreatitis crónica o también aguda de perfil bajo. La recomendación principal para estos casos, es que se empiece a introducir en la dieta de nuestro felino las enzimas digestivas; luego de un corto tiempo empezarás a notar como tu gato mejora bastante.

Colangitis: 

Esta enfermedad básicamente consiste en la inflamación de todas las vías biliares y que produce una afección en el hígado.

Algo muy importante para mencionar, es que los felinos poseen un esófago que está orientado de forma horizontal, en lugar de vertical que es lo normal en la mayoría de especies de animales, por lo tanto, es muy probable que tu gato llegue a presentar varios de estos factores incluso al mismo tiempo. Este caso recibe el nombre de triaditis, y dentro de esta misma tu gato podría llegar a sufrir de pancreatitis, inflamación intestinal y de colangitis todas al mismo tiempo, lo cual, por supuesto, complicaría mucho más su intervención médica.

mi gato vomita

Causas no digestivas que provocan vómito

Ahora bien, por el otro lado, podríamos llegar a considerar una causa no digestiva a cualquiera de las siguientes que expondrán detalladamente a continuación:

Enfermedad renal crónica: 

Esta grave enfermedad suele ser extremadamente común en todos los gatos, de hecho, según diferentes estudios científicos, uno de cada tres gatos mayores de los 10 años de edad, la sufren. Básicamente, esta enfermedad consiste en que el riñón es completamente incapaz de depurar correctamente la orina del gato y por lo tanto, causa irritación gástrica, náuseas constantes y por supuesto, vómitos.

Hipertiroidismo:

Esta es una alteración metabólica que de hecho suele ser muy frecuente en todos los gatos mayores de los siete años de edad. El exceso de la hormona tiroidea puede llegar a provocar vómitos, sin mencionar la pérdida de peso tan drástica a causa de la pérdida de su apetito.

Diabetes: 

En la diabetes, uno de los síntomas más conocidos que hay son los vómitos intermitentes y también el gran aumento en la frecuencia de micción, del apetito y de la anorexia, entre otros síntomas bastante graves.

Envenenamiento:

En el caso de que los vómitos estén siendo agudos, es decir, muy repentinos, lo más probable es que sean debidos a la ingesta de herbicidas, plantas, productos de limpieza, pesticidas o diferentes cuerpos extraños. Cuando los gatos comen una plata empiezan a manifestar una cierta necesidad de comer algunos alimentos crudos. Por lo tanto, siempre será muy recomendable que tengas en tu casa hierba para gatos o un producto llamado catnip.

Tricobezoares:

El acicalamiento persistente de los gatos y también la lengua tan rugosa que tienen, favorece la cantidad de pelos que consumen diariamente, y como consecuencia de esto es que se forman muchas más bolas de pelo. Sin embargo, el sistema digestivo de estos felinos suele estar completamente adaptado a esta situación y normalmente evacuan los pelos mediante sus heces.

¿Cuándo acudir a la Consulta Veterinaria?

No solo cuando empieces a notar muchos pelos en su vómito debes ir al veterinario, sino también debes acudir con uno cada cierto tiempo o cuando empieces a notar cualquier otro síntoma extraño, de esta forma te asegurarás de que la salud de tu gato se mantenga en óptimas condiciones. En todo caso, podemos intuir que las bolas de pelo no son para nada la causa de los vómitos si tu felino está cumpliendo alguno de los siguientes requisitos:

  • Tu pequeño felino se encuentra vomitando más de dos veces cada mes o incluso varias veces entro de un solo día, o en varios días seguidos.
  • Sí tu gato ya tiene más de siete años de edad y ha empezado a vomitar mucho más regularmente desde hace poco tiempo sin ningún tipo de razón aparente.
  • Le has tratado de suministrar la malta para gatos pensando que tenía bolas de pelo, pero aun así tu gato ha seguido vomitando.
  • Puedes llegar a observar diferentes síntomas aparte de los vómitos, como lo son las diarreas, pérdida de peso, apatía, inapetencia, o que está bebiendo y orinando con una mayor frecuencia.

Sí tu gato ha venido presentando cualquiera de estos síntomas esto puede llegar a ser por una causa mucho más grave que requiere rápidamente de una intervención médica, por lo tanto, siempre será muy aconsejable que lleves a tu gato con un veterinario cada cierto tiempo, de esta forma tendrás un buen control de su estado de salud general y en el caso de tener una enfermedad grave, podrá recibir su debido tratamiento a tiempo.

Sí deseas aprender mucho más acerca de todos los animales a lo largo y ancho de todo el planeta, no pienses ni por un segundo en irte de esta página sin antes haber leído uno de estos tres maravillosos artículos:

Gato Bombay

Gatos sin Pelo

El Erizo Mascota

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here