¿Te intriga el funcionamiento de las mareas vivas? Ese es el fenómeno que hace que a veces la orilla de la playa se acerque más y en otros momentos se aleje de la línea costera. En este artículo vamos a ofrecer toda la información al respecto, sus causas, sus tipos, sus efectos y más.

mareas vivas

Mareas Vivas

Las mareas, es un prodigio que provoca que la playa en ocasiones se llene más de agua, subiendo su nivel y en otras ocasiones, la playa parezca tener menos volumen o nivel de agua. Básicamente, son movimientos cíclicos de extensos cuerpos de agua que se deben a la fuerza de atracción gravitacional que despliegan la luna y la Estructura del Sol sobre la Tierra. Cuando se menciona a las mareas, normalmente se las divide en mareas vivas y muertas.

Formación de Mareas Vivas

El Sol y la Luna practican una acción de gravedad sobre nuestro planeta, lo que produce que ocurran desplazamientos cíclicos de estos cuerpos de agua. En ocasiones, la fuerza de atracción de la gravedad incide junto con la inercia que produce el movimiento de rotación de la tierra y en esos casos las mareas son más prominentes. Por causa de que la luna está más cerca de la Tierra, el efecto que ella provoca sobre los cuerpos de agua es mayor que la del sol.

Nuestro planeta realiza una vuelta sobre sí mismo cada 24 horas, es el llamado movimiento de rotación. Si pudiéramos verlo desde el espacio, es posible que pudiéramos observar que la Tierra y la Luna se alinean una vez al día. Esta singularidad podría hacernos pensar que hay ciclos de mareas de una por cada 24 horas. Pero en realidad se producen en ciclos que duran alrededor de 12 horas.

Esto ocurre porque, cuando la luna se halla directamente encima de un océano, ejerce su poder de atracción sobre las aguas y estas de elevan. Ello es debido a que nuestro planeta y la luna conforman un régimen que se mueve en torno a un centro de rotación. Cuando esto pasa, en el lado opuesto de la Tierra se verifica un movimiento de rotación que produce una fuerza centrífuga.

Esa fuerza centrífuga es capaz de provocar que las aguas se levanten produciendo lo que se conoce con el nombre de pleamar. Ahora bien, lo que ocurre con las caras de nuestro planeta que se encuentran opuestos a la luna y que no están afectados por la atracción de la gravedad experimentarán la marea baja.

Para poder apreciar el ciclo verdadero de las mareas vivas, hay que imaginar que en el mismo momento en que nuestro planeta gira sobre su propio eje durante el movimiento de rotación, también están ocurriendo Movimientos de la Luna también se encuentra girando alrededor de la tierra en un movimiento de traslación, logrando avanzar aproximadamente 12° diarios y requiriendo de 29 días, 12 horas, 44 minutos y 3 segundos para poder completar su Órbita.

Ese movimiento de traslación de la luna, ocasiona que desde cualquier lugar de la tierra tardemos algo más de 24 horas en volver a encontrarnos alineados frente a la luna. De hecho, concretamente se tardan 24 horas, 50 minutos y 28 segundos. A eso es a lo que se llama un día lunar y ese es el tiempo por el cual se rigen los ciclos de las mareas.

Por lo que acabamos de explicar, en teoría, el lapso de la marea es de unas 12 horas, 25 minutos y 14 segundos entre pleamar y pleamar; y de 6 horas, 12 minutos y 37 segundos entre la pleamar y la bajamar. Con ello, lo que queremos indicar es que, en teoría, ya que normalmente en verdad las matemáticas no son exactas respecto a estos asuntos, es que cada tipo de marea es de 12 horas.

La marea viva no es siempre igual, ya que existen varios factores que influyen sobre su capacidad. Aunque el conocimiento común indica que los ciclos entre marea baja y marea alta duran unas 6 horas, en el contexto no es verdaderamente así. Nuestro planeta no está conformado exclusivamente por agua. Se sabe que hay continentes, orografía de costas, siluetas de profundidad, tormentas, corrientes oceánicas y vientos que tienen influencia activa sobre las mareas.

Como ya hemos tratado de explicar, las mareas vivas se presentan en relación con la ubicación de la luna y del sol. Cuando esos cuerpos se encuentran alineados en conexión con la Tierra, el poder que ejerce la atracción de la gravedad es más fuerte. Esto se produce usualmente cuando la luna se encuentra en fase de luna llena o en fase de luna nueva. Estas alineaciones producen que las mareas sean más altas y es cundo son denominadas mareas vivas.

Por otra parte, cuando la Tierra, el sol y la luna se colocan en un ángulo recto, la fuerza de atracción de la gravedad es muchísimo menor. Cuando las mareas se presentan en esos momentos, son conocidas con el nombre de mareas muertas. Estas mareas muertas se presentan cuando la luna se encuentra en la fase de cuarto creciente y en la fase de cuarto menguante.

Definiciones relacionadas con las Mareas Vivas

Con el objetivo de poder esclarecer el significado de muchos términos que se emplean con relación a las mareas vivas, en esta sección del artículo nos proponemos explicar el significado de varios de ellos, lo cual puede resultar de utilidad para el lector:

  • Marea alta o pleamar: se presenta en el lapso en que el mar llega al nivel máximo dentro del ciclo de la marea.
  • Marea baja o bajamar: es la que se presenta cuando el nivel del agua del período de la marea llega al mínimo.
  • Hora de la pleamar: es el momento en que se presenta la pleamar o, lo que es lo mismo, el momento de mayor altura del nivel del mar en un lugar determinado.
  • Hora de la bajamar: se trata del momento en que se verifica la bajamar o, lo que es lo mismo que decir que es el instante de menor altura del nivel del mar en un lugar determinado.
  • Vaciante: se trata del periodo que hay entre la pleamar y la bajamar.
  • Creciente: es el periodo que se verifica entre la bajamar y la pleamar

Tipos de Mareas Vivas

Se tratan de múltiples las variables que afectan y ejercen su influencia sobre las mareas y, debido a esas variables, hay varios tipos de mareas:

Mareas Vivas normales

También reciben el nombre de sizigias. Se trata de las mareas vivas que son las más usuales, esto quiere decir, que son las que aparecen en los momentos en que el sol, la luna y la Tierra se encuentran alineados. Es en ese momento en el que la fuerza de atracción de la gravedad se encuentra al máximo. Y como hemos dicho en una sección anterior de este artículo, se verifican cuando la luna se encuentra en fase de luna llena y en fase de luna nueva.

Mareas Vivas equinocciales

Este tipo de mareas vivas se verifica cuando se junta otro factor que condiciona el comportamiento de las masas de agua. Estas ocurren cuando los astros se alinean en fechas que se encuentran muy cerca de los equinoccios de primavera u otoño. Otro dato a tener en cuenta es que ocurren cuando el Sol se encuentra posicionado absolutamente sobre el plano de ecuador terrestre. Cuando esto ocurre, las mareas vivas tienen mayor intensidad.

Mareas Vivas equinocciales de perigeo

Esta clase de mareas vivas ocurren cuando se juntan todas las variables que hemos mencionado anteriormente, pero, adicionalmente, la luna está en la fase de su perigeo. Es cuando se juntas todas estas variables, cuando las mareas altas son mayores que en ningún otro momento, y ello se debe a la estrecha cercanía que existe entre la Tierra y la luna cuando ello ocurre.

Además, estando alineados la luna, el sol y la Tierra, se aumenta la fuerza de gravedad. En los momentos en que ocurre este tipo de mareas vivas, es cuando las zonas costeras son más afectadas y cuando el volumen de aguas de las playas se reduce a más de la mitad.

¿Por qué no hay mareas en el Mar Mediterráneo?

La afirmación no es correcta, porque si hay mareas vivas en el Mar Mediterráneo, lo que ocurre es que en ese mar son prácticamente imperceptibles. Esto se debe a que el Mediterráneo es un mar que se encuentra casi cerrado por completo. Su única entrada de agua de renuevo es por vía del Estrecho de Gibraltar.

Ahora bien, el Estrecho de Gibraltar es una vía de agua muy pequeña y no es capaz de atraer un gran volumen de litros de agua desde el Océano Atlántico. Por esa razón, este volumen de agua queda atrapado en el estrecho. Estas peculiaridades provocan que el Estrecho de Gibraltar opere como una especia de grifo que se cierra. Además, si existe la posibilidad de que nazca una robusta corriente de entrada pero que es incapaz de alcanzar el Mar Mediterráneo.

Y todo ello ocurre a intervalos de tiempo muy dilatados, por lo que se puede afirmar que no existe suficiente tiempo para que en el Mar Mediterráneo se puedan experimentar los efectos de las mareas que proceden del Océano Atlántico.

Sin embargo, los efectos de las mareas se pueden observar un poco en ciertas temporadas especiales y más selectas, pero no se tratará nunca de mareas vivas fuertes. Durante el momento de la vaciante, ocurre totalmente lo opuesto y, de manera paradójica, desde el  Estrecho de Gibraltar se produce una fuerte corriente de salida hacia el Mar Atlántico.

Otro elemento que se debe tener en consideración es que el Mar Mediterráneo se trata de un mar pequeño, por lo que el poder de atracción de la fuerza de gravedad de la luna es menor. Hay muchos promontorios, puntos y costas en la orografía mediterránea y las mareas vivas solo se pueden apreciar en diferencias de algunos centímetros.

¿Cómo se explicaba antiguamente el origen de las mareas?

Podría sorprenderles, pero la comprensión de las mareas vivas, y de los elementos que las producen, es de reciente date. Eso históricamente ha sido así porque, tal como lo acabamos de explicar en una sección anterior de este artículo, las mareas en el Mar Mediterráneo, que fue la cuna de la civilización occidental, son casi imperceptibles, así que no se consideraban algo muy importante.

De otra parte, para poder comprender la manera en que funcionan las mareas vivas, hay que comprender igualmente las fuerzas que se generan desde el cosmos y la manera en que están distribuidas las aguas en Mares y Océanos, algo que no fue posible entender hasta hace no mucho tiempo. De hecho, en algunas culturas, se pensaba que el comportamiento de las mareas vivas era la forma en que latía el corazón de nuestro planeta.

¿Por qué es conveniente conocer el horario de las mareas?

Si vas a realizar alguna actividad relacionada con el mar, como bucear, es necesario que conozcas el horario de las mareas, debido a que en algunos lugares corremos el riesgo de quedar atrapados por una marea alta y dejarnos expuestos a situaciones peligrosas.

Esto precisamente fue lo que le pasó a Julio César, que cuando fue a conquistar Britania, fue atrapado por una marea viva entrante y quedó atrapado con todos sus ejércitos en la desembocadura del Río Támesis, en el Canal de la Mancha.

En el caso de un buceador, un reflujo es capaz de arrastrarlo hasta el mar adentro, sin que pueda ser capaz de regresar a la costa. Esa es la razón por la que se recomienda bucear en los períodos de marea viva baja, y hay que salir del agua justo antes de la subida de la marea. Es conveniente siempre consultas las tablas de las mareas vivas antes de realizar ese tipo de actividades o utilizar una aplicación de cálculo como medida de seguridad.

¿Cuáles son las mareas vivas más altas que se conocen?

Las más altas que se conocen ocurren en el Mar Atlántico, en la Bahía de Fundy, en las costas de Canadá. Se ha podido medir que el nivel del agua ha llegado a oscilar hasta los 19 metros entre la marea alta y la marea baja. También en la zona de la Bretaña francesa, en el área de Mount Saint Michel, se ha llegado a medir una oscilación de 16 metros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here