Analizar el Mapa de Palestina en tiempos de Jesús tiene su importancia, para comprender aún más lo valioso del mensaje y la grandeza del Señor. Regiones como Galilea, el Río Jordán, Samaria y Judea se relacionan con este mapa. En esta oportunidad además se van a tratar aspectos como su organización política, doctrinas teologales, grupos sociales y más.

mapa-de-palestina-en-tiempos-de-jesús-2

Mapa de Palestina en tiempos de Jesús

En la actualidad Palestina no es reconocida como un país dentro de la organización de las Naciones Unidas. Aun así es considerada como un territorio y la ONU la admite solo en calidad de observador. No obstante históricamente se considera Tierra Santa, a este territorio que se ubica entre el Río Jordán y el Mar Mediterráneo. Por desarrollarse en él la mayor parte y los más relevantes sucesos del relato bíblico.

En el mapa de Palestina en tiempos de Jesús se pueden observar diferentes regiones de gran importancia. Lugares donde se desarrolló el ministerio terrenal de nuestro Señor Jesucristo.

Mateo 4:23-25: 23 Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. 24 Y se difundió su fama por toda Siria; y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó. 25 Y le siguió mucha gente de Galilea, de Decápolis, de Jerusalén, de Judea y del otro lado del Jordán.

Algunos lugares de este mapa y Jesús

El mapa de Palestina en los tiempos de Jesús, contiene algunos lugares que son mencionados en los evangelios para indicar importantes acontecimientos sobre el Señor, tales como:

  • Belén: Región donde se lleva a cabo el nacimiento del Señor, Mateo 2:2
  • Nazaret: Lugar donde transcurre la vida de Jesús con sus padre, Lucas 2:39-40
  • Jesús es bautizado en el Río Jordán, Mateo 3:1
  • Caná: Hace su primer milagro en unas bodas (Juan 2:1-12)
  • Jericó: Hace el milagro de curar a un ciego (Lucas 18:35-43)
  • Jerusalén: Aquí muere y resucita Cristo (Marcos 11:11, 15:22, 16:6)

Por tanto el mapa de Palestina en tiempos de Jesús es significativo en el análisis del Jesús histórico en la biblia. Así como también conocer los tipos de gobierno, grupos sociales, culturas, etc. de esa época resulta de gran importancia para una mejor comprensión del mensaje del Señor.

Origen etimológico de Palestina

La toponimia u origen etimológico del nombre del lugar denominado como Palestina, según algunos autores, fue dado por los romanos. Que al parecer llamaron así a este territorio o provincia, tomándolo del griego Παλαιστίνη, transliterado al latín Palaistine, y cuyo significado es Tierra de los Filisteos.

Este origen etimológico no está muy claro, no obstante históricamente, los judíos y los filisteos en la biblia, desde los primeros tiempos han peleado por las mismas tierras. Son muchas las luchas que enfrentaron estas dos civilizaciones. Las cuales quedaron registradas en varios pasajes bíblicos. Una muy relevante fue el enfrentamiento del rey David con el gigante de los filisteos llamado Goliat. Conócelo entrando a este enlace David y Goliat: un duelo bíblico que hizo historia. En este duelo, David el ungido por Dios logra vencer al gigante de los filisteos, al atinarle una piedra lanzada con una honda en su frente, dejándolo sin vida en el terreno de batalla.

Durante el transcurso del siglo dos antes de Cristo, los filisteos fueron dominados por el reino de Israel. Posteriormente en el siglo primero, todo el territorio enmarcado en el mapa de palestina en los tiempos de Jesús se encontraba bajo el dominio del floreciente imperio romano, teniendo como capital a la ciudad de Jerusalén.

mapa-de-palestina-en-tiempos-de-jesús-3
Imagen Nº 1

Contexto histórico del mapa de Palestina en tiempos de Jesús

En los inicios del siglo primero de la era cristiana el portentoso ejército de Roma llegaba a unir todas las regiones ubicadas en el perímetro de la cuenca mediterránea; en un único vasto y poderoso imperio, el imperio romano, ver arriba imagen Nº 1. Los romanos habían logrado consolidar muchas de estas regiones, resguardando muy bien sus fronteras.

El territorio palestino estaba en esta situación desde la toma victoriosa de la ciudad de Jerusalén a manos del General romano Pompeyo el grande en el año 64 antes de la era cristiana.

El imperio moderno de ese entonces, del cual aún se conservan muchas ruinas arqueológicas. Se comunicaba por diversos y entretejidos caminos. Los mismos que serían usados por aquellos que ayudaron a propagar una naciente doctrina. La doctrina que anunciaba al mesías, el Salvador, el enviado de Dios. Quien se había encarnado, naciendo en un lejano rincón del gran imperio romano.

Dios padre trastorna al mundo desde un principio al escoger para la encarnación de su hijo una lejana provincia del vasto imperio romano, la provincia de Palestina. Y es que el salvador anunciado por los profetas no nace en un lugar o en un tiempo cualquiera.

El porqué de ese tiempo

Dios decide justamente el tiempo de prosperidad de Roma, en el que esta civilización había logrado absorber y dominar la helenística de los griegos. Dando como resultado una gran suma de culturas. Es así como la presencia de la cultura helénica junto a la romana permite una mejor comprensión del mensaje del evangelio cristiano, que ya era asomado por el evangelista Juan en el primer capítulo de sus escritos.

Juan 1:10-14: 10 En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. 11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. 12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios. 14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

El porqué de ese lugar

Si bien los profetas anunciaban a un Salvador enviado por Dios para hacerse hombre y ocupar el puesto de Rey de Reyes, Señor de Señores. Según esto, el mundo pudo pensar que Dios escogería la esplendorosa Roma de ese tiempo como lugar digno de nacer un hombre con tal majestad y divinidad. Y si no en todo caso otras de las ciudades importantes del imperio de esos tiempos. Pero esto es solo la concepción del mundo, más no la de Dios.

Dios por tanto logra desconcertar al mundo al escoger una muy pequeña localidad llamada Belén ubicada dentro del territorio de la provincia de Palestina, ocupada en ese tiempo por el imperio romano.

Sobre los profetas del antiguo testamento de la Biblia se puede decir que eran aquellos personajes que tenían un nivel superior de intercesión o una profunda intimidad con Dios. A estos personajes bíblicos, el Señor los usaba como una vía para informar con autoridad a Israel, sobre su Palabra. Te invito a conocer más sobre ellos en el siguiente artículo, Los Profetas: ¿Quiénes eran?, menores, mayores y más

mapa-de-palestina-en-tiempos-de-jesús-4
Imagen Nº 2

La provincia de Palestina en los Tiempos de Jesús

Al este de la cuenca mediterránea se extiende verticalmente un eje de tierra fructífera, que los romanos pasaron a llamar la provincia de Palestina. Este territorio desde los primeros años de la historia era la ruta habitual que usaban las caravanas que se movían desde Egipto con destino a Mesopotamia, hoy Irak. Bordeando por esta ruta grandes extensiones de desierto ver arriba Imagen Nº 2 y abajo la situación de la provincia de Palestina en la cuenca del Mediterráneo en la imagen Nº 3.

La provincia de Palestina con una geografía de generosas lagunas en algunas zonas, moderada y árida en muchas otras zonas tiene una particularidad muy especial que la distingue. Y es que es la tierra prometida por Dios al propio Abraham.

Los descendientes de Abraham en ese tiempo conformaban el pueblo de Israel. Por tanto los judíos estaban claros en definirse como el pueblo elegido por el único Dios verdadero. Jehová Dios que los saco de Egipto guiados por Moisés, a quien entregó la ley para ser dada a su pueblo.

Tomada por Pompeyo la ciudad de Jerusalén, capital de la provincia de Palestina, el general romano deja a todo el territorio sometido a Roma. Por lo que debían de pagar tributos a Roma toda la población.

Pompeyo antes de retirarse de Jerusalén deja a un judío, Herodes el grande como autoridad de la provincia de Palestina. A quien el senado romano le había concedido la investidura de rey de Judá, por el decisivo apoyo prestado a Marco Antonio

mapa-de-palestina-en-tiempos-de-jesús-5
Imagen Nº 3

Herodes el Grande

Herodes el grande fue un rey vasallo, usado por el imperio romano para que gobernara todo el territorio de Palestina ocupado por Roma. Llego a gobernar Palestina como rey vasallo de Judea, Galilea, Samaria e Idumea entre el año 37 antes de Cristo y el año 3. Herodes tiene en el Nuevo Testamento de la Biblia cristiana, la autoría de ordenar por ser el gobernante de Judea, la Matanza de los Inocentes, en el tiempo que nacería Jesús, Mateo 2:13-23. Este gobernante de Judea era de una cruenta crueldad, llegó a matar a todo aquel que pudiera aspirar a su cargo. Incluso ordenó la muerte de dos de sus hijos por temor a que lo pudieran destituir.

Por otra parte el rey de Judá, Herodes el grande promovió grandes y significativas construcciones en el territorio. Edifico la ciudad marítima de Cesarea, tomando en cuenta de construir todo lo necesario y acorde a lo que concernía a una ciudad helenística de la época. De igual forma le construyó a dicha ciudad un extraordinario e importante puerto marítimo.

Herodes el grande dentro de su promoción de obras, logro:

  • Reconstruir la antigua ciudad de Samaria
  • Construyo grandes fortalezas
  • Restauró las fortalezas existentes, en las cuales edifico esplendidos palacios
  • Construyó un teatro, un anfiteatro y un hipódromo

No obstante la obra cumbre de Herodes el Grande fue la reconstrucción del templo de Jerusalén. Reconstrucción que llevo a cabo con una extraordinaria magnificencia.

mapa-de-palestina-en-tiempos-de-jesús-6Herodes y el sanedrín

En cuanto al aspecto religioso Herodes modificó drásticamente el Sanedrín judío y lo correspondiente al cargo del Sumo Sacerdote. El puesto de Sumo Sacerdote antes del gobierno herodiano poseía el carácter vitalicio, se heredaba y era el representante de la nación. Herodes para poder tener el control sobre el Sumo Sacerdote, le suprimió dicho carácter así como quitarle toda influencia en lo referente a la política judía.

En cuanto al sanedrín lo transformo para asemejarlo al consejo que establecía la monarquía griega. Por lo que el sanedrín estaba conformado por los consejeros del rey y presidido por Herodes.

Al morir Herodes

Nacido Jesús muere el gobernante de toda Palestina, Herodes el Grande, como lo dice el evangelio de Mateo:

Mateo 2:19-20: 19 Pero después de muerto Herodes, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José en Egipto, 20 diciendo: Levántate, toma al niño y a su madre, y vete a tierra de Israel, porque han muerto los que procuraban la muerte del niño.

Al morir Herodes el grande dejo como legado testamentario el reino dividido. Dividió en tres el territorio de Palestina, dando una parte a tres de sus hijos y ninguno podía ostentar el título de rey, estos heredan:

  • Arquelao: Judea, Samaria e Idumea
  • Filipo: Traconítide e Iturea
  • Herodes Antipas: Galilea y Perea

Este es el momento en que se inicia la actividad del Jesús histórico. Cuyos sucesos más importantes en la vida del Señor, tuvieron lugar principalmente en dos regiones del mapa de palestina en tiempos de Jesús: Galilea y Judea. Dos regiones con regímenes políticos de gobiernos independientes, cada uno con su forma de mando dentro del imperio romano.

Mateo 2:22: 21 Entonces él se levantó, y tomó al niño y a su madre, y vino a tierra de Israel. 22 Pero oyendo que Arquelao reinaba en Judea en lugar de Herodes su padre, tuvo temor de ir allá; pero avisado por revelación en sueños, se fue a la región de Galilea, 23 y vino y habitó en la ciudad que se llama Nazaret, para que se cumpliese lo que fue dicho por los profetas, que habría de ser llamado nazareno.

Mapa de Palestina en tiempos de Jesús – La división del territorio

En los tiempos de Jesús cuando se inicia la era cristiana en el año uno. Los evangelistas del Nuevo Testamento bíblico, hacen una distinción en un lado del Jordán y el otro lado, ejemplo de ello se puede leer en:

Marcos 6:45: 45 Enseguida hizo que sus discípulos subieran a la barca y fueran delante de Él al otro lado, a Betsaida, mientras Él despedía a la multitud.

El río Jordán al parecer establecía una línea divisoria de dos territorios, pero a la vez dividía dos culturas. Los evangelistas al hablar del otro lado hacían referencia al pueblo gentil No judío, este territorio hoy día se conoce como Jordania, ver imagen Nº 4

mapa-de-palestina-en-tiempos-de-jesús-7
Imagen Nº 4

Mientras que la región del lado del Jordán estaba habitada por la civilización judía. Jesús habito y vivió en el territorio ubicado al oeste del Jordán, hoy territorio de Palestina. Un territorio que en ese tiempo se encontraba bajo el dominio del Imperio Romano. Y que a lo largo de la historia ha tenido nombres como: Tierra prometida, Canaán, Judea, Tierra Santa, etc. En la imagen Nº 5 se puede apreciar a las poblaciones de Cafarnaúm y Betsaida separadas por el Río Jordán.

No obstante para el año uno del primer siglo cristiano, el territorio de Palestina se encontraba dividida en cuatro regiones principales:

  • Galilea
  • Samaria
  • Judea
  • Perea

En este tiempo la ciudad de Jerusalén pertenecía a una provincia que incluía además de Judea a Samaria. Provincia que había sido heredada por Arquelao. En cuanto a la región de Galilea, donde Jesús paso la mayor parte de su ministerio; estaba gobernada por el Petrarca Herodes Antipas.

Ambas provincia por tanto las separaba un régimen político diferente, que incluso para pasar de una a otra era necesario cruzar una frontera.

mapa-de-palestina-en-tiempos-de-jesús-8a
Imagen Nº 5

Galilea

Galilea es la región más septentrional del mapa de Palestina en los tiempos de Jesús. Esta región se desarrolla desde las faldas del Monte Hermón hasta el Valle de Jezreel de norte a sur. Mientras que de este a oeste, se desarrolla desde el Mar Mediterráneo hasta el Río Jordán en el Mar de Galilea o Lago de Genesaret.

La geografía de Galilea posee un relieve de colinas hacia el norte, cultivadas de viñedos y olivares, en las zonas de valles se acostumbra cultivar cereales como el trigo y la cebada. Por el este los terrenos disminuyen en pendientes hasta llegar al gran Lago de Genesaret.

En las riberas de este lago y zonas aledañas transcurrió la mayor parte del ministerio terrenal de Jesús. Sobre todo en ciudades como:

Cafarnaúm

Cafarnaúm es la ciudad donde habitaban Pedro y Andrés dos de los discípulos de Jesús. A pesar de que Cafarnaúm no era muy relevante como ciudad, si lo era en el aspecto religioso. Ya que contaba con una de las poblaciones judías más importantes de Galilea, por ser una región fronteriza.

Cafarnaúm quedaba además junto a la vía que comunicaba a Galilea con el territorio gobernado por el tetrarca Filipo, Traconítide e Iturea. La capital de ese territorio era la ciudad de Betsaida, nombrada en los evangelios de Jesús.

En la vía fronteriza que comunica Cafarnaúm con Betsaida se ubicaba un servicio de aduanas y una guarnición militar romana. En la salida de Cafarnaúm en sentido sur de la ciudad y cercana a la rivera del lago Genesaret; se atraviesa un terreno que es fértil en la estación de primavera, que bordea una colina a su lado derecho. En este terreno se encuentra ubicado el lugar donde, según la tradición, Jesús trasmitió el sermón de la montaña. A los pies de esa montaña se llevó a cabo el prodigio de Jesús de la multiplicación de los panes y de los peces.

NAZARET, ISRAEL – vista panorámica de Nazaret en la actualidad, una ciudad de Galilea, al norte de Israel. En esta ciudad pasó Jesús su niñez y juventud

Nazaret

Nazaret se ubica en una llanura bastante fértil de una zona montañosa cercana al lago de Genesaret y al sur de Galilea. En la población de Nazaret, vivió Jesús hasta el momento de iniciar su ministerio terrenal. De igual forma algunos de los discípulos de Jesús eran de Galilea.

Los galileos no eran bien vistos por los judíos radicales, debido a que se habían mezclado por años con descendientes extranjeros no pertenecientes a la religión judía. Por lo que los judíos fervientes llamaban a la región como La Galilea de los gentiles.

Aspectos o puntos resaltantes de la región de Galilea:

-En la parte más baja de Galilea se encuentra el tan conocido Mar de Galilea o Lago de Tiberíades también o Lago de Genesaret. Es un gran lago de 21 kilómetros de largo por 12 de ancho y con una cota negativa de 210 metros bajo el nivel del mar.

-La llanura de Genesaret era una región multicultural y multiétnica, debido a la frecuencia de caravanas que pasaban de camino de Damasco a Cesarea de Filipo.

-En Galilea se impone con sus 588 metros de altura sobre la llanura, el Monte Tabor ubicado al suroeste del lago de Genesaret.

-Las típicas casas de la población rural de la región eran pequeñas y frecuentemente de una sola pieza.

-Galilea predominaba el dominio de tierra latifundista, cuyos dueños podían ser el rey o gobernante, sus familiares y los ricos comerciantes.

-Los pobladores de Galilea eran judíos, circundados por pueblos paganos. Debido a esto estaban más abiertos a otras culturas y costumbres. El judío de esta zona era de un espíritu menos religioso que los de Judea, en cuanto a la observancia de la ley.

-Los judíos de la región de Judea por ser más legalistas, consideraban a los judíos de Galilea semi paganos. Debido a esto los religiosos escribas, fariseos y Saduceos, repudiaron a Jesús y a sus discípulos.

-La mayoría de los pobladores de Galilea eran de oficio pescadores y campesinos. Es por esto que muchas de las parábolas de Jesús giraban en torno a la vida agrícola y pesquera. ¿Conoces cuáles son estas Parábolas? Entra a este enlace y conoce las mejores parábolas de Jesús y su significado bíblico. Con estos breves relatos el Señor enseñaba al pueblo y a sus discípulos, a fin de que pudieran comprender el mensaje de Dios y su Reino.

Samaria

Al Norte de Judea y al sur de Galilea se puede observar en el mapa de Palestina en los tiempos de Jesús a la región de Samaria. Mientras que por el este y el oeste Samaria se encuentra limitada por el valle del Río Jordán y el Mar Mediterráneo. En esos tiempos esta región se incluía dentro del territorio gobernado por Arquelao hijo de Herodes el Grande. Un macizo central de montañas y montes bajos conforman el núcleo de la población o ciudad de Samaria. A este macizo central lo separa de la región de Galilea el Valle de Esdrelón también denominado Yesrael.

En los evangelios de Jesús se puede ver como el Señor atravesó en varias oportunidades el territorio de Samaria para dirigirse de Galilea a Jerusalén. Este era el camino más corto, no obstante los judíos lo evitaban. Debido a su antipatía con el pueblo samaritano por motivos religiosos e históricos.

El viaje caminando como lo hacía Jesús por este camino de geografía accidentada es realmente implacable, sobre todo en las horas de mayor calor. El camino discurre por sucesivas colinas cultivadas de olivos, montañas de suelos áridos y uno que otro valle revestidos de espigas de trigo. Por toda esta ruta se camina a través de angostos senderos que discurren por los pasos más accesibles.

El Valle de Esdrelón

El nombre primero del Valle de Esdrelón, es el de Llanura de Jezreel o Yesrael y se puede leer en el libro de Jueces del Antiguo Testamento de la Biblia. En estas llanuras acamparon con sus tiendas los enemigos de Israel, que posteriormente derrotaría Gedeón.

Jueces 6:33: Pero todos los madianitas y amalecitas y los del oriente se juntaron a una, y pasando acamparon en el valle de Jezreel

El término hebreo Yesrael tiene el significado de “Dios sembró” y se le dio este nombre a la llanura por su ciudad con la misma denominación. Posteriormente en los libros de 2 Crónicas y el de Zacarías, el Valle de Jezreel es nombrado como campo o valle de Meguido

2 Crónicas 35:22: Más Josías no se retiró, sino que se disfrazó para darle batalla, y no atendió a las palabras de Necao, que eran de boca de Dios; y vino a darle batalla en el campo de Meguido.

Zacarías 12:11: En aquel día habrá gran llanto en Jerusalén, como el llanto de Hadadrimón en el valle de Meguido.

La denominación de Valle de Esdrelón, es la transliteración al griego del hebreo Yesrael. El historiador judío y fariseo, Flavio Josefo (37 – 100 d.C.), se refiere a esta llanura como: La Gran llanura de Samaria. Llanura que demarca el límite sur de Galilea en la localidad de Iksal y el límite nórdico de Sanaría en la ciudad de Yenín. Todo el territorio entre esas dos ciudades, es precisamente la llanura de Esdrelón.

Aspectos o puntos resaltantes de la región de Samaria:

-Samaria era habitada por una población multiétnicas y multicultural, una mezcla entre asirios e israelitas.

-Entre los judíos radicales y la población samaritana se había arraigado un odio recíproco. Debido a que en el año 107 antes de la era cristiana; el sumo sacerdote de Judea de la familia de los asmoneos, Juan Hircano, toma la ciudad de Siquem capital de Samaria. Al tomar el poder de la ciudad Hircano destruye el templo de Gerizim.

-El templo de Gerizim es restaurado en el año 30 a. C., al casarse con una mujer de Samaria.

-Posteriormente en el año 6 del tiempo de Jesús, los samaritanos profanaron en gran manera el templo de Jerusalén. Haciéndose más acérrima la hostilidad y el odio entre los dos pueblos.

-Debido a este gran odio y a las mezclas del pueblo de Samaria, los judíos consideraban a los samaritanos un pueblo impuro de sangre contaminada con la de otros pueblos extranjeros.

-Los judíos etiquetaban a los samaritanos como un pueblo hereje. Por tanto no tenían ningún trato con ellos.

-Por su parte el pueblo de Samaria se consideraban los auténticos descendientes de los hijos de Israel. Esta población fue la que preservó la antigua escritura hebrea, por tanto se consideraban fieles a la Ley y auténticos israelitas.

Los samarios contaban con su propio templo en el Monte Gerizim y no le daban importancia al de Jerusalén. De igual forma negaban la religión que se profesaba en Jerusalén.

-En el evangelio de Juan hace ver que si un judío denominara a otro de samaritano era en ese entonces una grave ofensa. Es por esto que a Jesús lo insultan los líderes judíos:

Juan 8:48: Respondieron entonces los judíos, y le dijeron: ¿No decimos bien nosotros, que tú eres samaritano, y que tienes demonio?

Ciudad de Jerusalén

Judea

Al sur de Samaria se puede observar en el mapa de Palestina en los tiempos de Jesús a la Región de Judea. La cual en esos tiempos era gobernada por el hijo de Herodes el Grande, Arquelao. Quien unos años después en el año 26 de la era cristiana, fue apartado del gobierno por sus múltiples descalabros. A partir de allí hace su presencia Poncio Pilatos como prefecto de Roma en Judea.

Judea es una región al sur del territorio de Palestina, posee un relieve de montañas altas y áridas. Montañas que conforman por un abrupto y cerrado macizo. A Judea la rodean extensos desiertos por sus lados este y sur. Su ciudad más importante es la capital Jerusalén, la cual fue testigo de múltiples y relevantes acontecimientos en la vida de Jesús durante su permanencia en la tierra.

Jerusalén

La capital de Judea es Jerusalén, una ciudad santa para las principales doctrinas teologales como el judaísmo, cristianismo y musulmana. El aspecto religioso es el que reviste de importancia a Jerusalén, más que el tráfico comercial es la peregrinación de multitud de personas atraídas por lo que representa esta tierra en santidad.

Hacia el este de la ciudad se puede encontrar el Monte de los Olivos junto al Valle de Cedrón. Monte donde Jesús acostumbraba a orar en intimidad con su padre celestial y en el cual fue entregado, tomado como prisionero.

Desde los tiempos de Jesús, Jerusalén debía su importancia al culto religioso. Por ubicarse dentro de su territorio el único templo judío. Por lo que todos los judíos de las regiones del mapa de palestina en tiempos de Jesús acudían en peregrinación hasta la ciudad de Jerusalén. Además, también era el centro de formación judaica. De manera que a lo largo de la historia, Jerusalén ha estado ligada a su importante e imponente templo.

En los alrededores por las laderas y las colinas las casas de la antigua Jerusalén, brindan un paisaje hermoso y muy difícil de olvidar. El Señor Jesús amaba entrañablemente a su tierra y a su pueblo, como se puede apreciar en su lamentación por lo que habría de sufrir Jerusalén en manos de Tito el emperador de Roma al destruirla en el año 70 después de Cristo.

Mateo 23:37-39 Lamento de Jesús por Jerusalén: ¡Oh Jerusalén, Jerusalén, la ciudad que mata a los profetas y apedrea a los mensajeros de Dios! Cuántas veces quise juntar a tus hijos como la gallina protege a sus pollitos debajo de sus alas, pero no me dejaste. 38 Y ahora, mira, tu casa está abandonada y desolada. 39 Pues te digo lo siguiente: no volverás a verme hasta que digas: ¡Bendiciones al que viene en el nombre del Señor!

Imagen animada de la ciudad de Jerusalén y sus lugares de relevancia en tiempos de Jesús

En el territorio de Judea se concentran una variedad de localidades o pueblos que tuvieron protagonismo durante la vida terrenal de Jesús. Entre estos pueblos se encuentran los siguientes:

Belén

Aproximadamente a ocho kilómetros por el sur de Jerusalén se encuentra la pequeña población de Belén. Esta localidad se encuentra conformada por casas agrupadas que dan la impresión de estar pintadas en la ladera de una loma. En los tiempos de Jesús las casas de Belén eran muy humildes. Y las cuevas que se formaban en las colinas eran aprovechadas por los pobladores como depósitos para las cosechas y establos para los animales. Es precisamente en una de estas cuevas que era usada como establo, en la que nació nuestro Señor Jesús.

En esa época Belén era una aldea importante para el comercio de ganado caprino y ovino. Debido a su ubicación estratégica entre la tierra fértil y las zonas desérticas de la región de Judea. Por lo que los pastores frecuentemente se hospedaban con sus rebaños de cabras y ovejas a las afueras de Belén

La aldea de Belén también es llamada por los judíos como la ciudad de David, porque fue en ella que Samuel lo ungió como rey en nombre de Dios. De igual forma en el antiguo testamento es anunciado por los profetas que en Belén nacería el Mesías, el salvador enviado por Dios.

Miqueas 5:2: Un gobernante saldrá de Belén. 2 Pero tú, oh Belén Efrata, eres solo una pequeña aldea entre todo el pueblo de Judá. No obstante, en mi nombre, saldrá de ti un gobernante para Israel, cuyos orígenes vienen desde la eternidad.

Localización de Jericó en el Mapa de Palestina en los tiempos de Jesús

Jericó

En la región de Judea se localiza una de las ciudades más antiguas del mundo, Jericó. Según los descubrimientos arqueológicos es una ciudad que se construyó hace entre ocho o diez mil años atrás. Siendo sus primeros habitantes el pueblo cananeo, descendientes de Cam hijo del personaje bíblico Noé. Este territorio es un hermoso oasis con una cota negativa de unos 250 metros por debajo del nivel del mar mediterráneo.

Por ser un oasis, la vegetación que allí se encuentra es exuberante, comparada con las zonas desérticas del territorio de Palestina. En Jericó abundan las palmeras productoras de dátiles y otro gran número de árboles frondosos. De igual forma en esta ciudad se cultivan rosas y toda clase de flores.

La ruta que conduce de Jericó a Jerusalén es una de las más transitadas de Judá y es además agotadora. Ya que los treinta kilómetros de distancia que existen entre ambas ciudades discurren la mayor parte atravesando el desierto de Judea. Así como también por el desnivel de altura que existe entre Jericó y Jerusalén que es más de mil metros de altura. Por lo que transitar esta vía es necesario salvar esta diferencia de altura entre subida y bajada según el sentido de la travesía.

En la actualidad Jericó se encuentra dentro de Cisjordania, muy cerca del río Jordán y dentro del territorio de Palestina. La ciudad de Jericó es mencionada en varias oportunidades en los libros de la Biblia. De los cuales resalta el relato de la caída de los muros de Jericó en el libro de Josué:

Josué 6:20: Cuando el pueblo oyó el sonido de los cuernos de carnero, gritó con todas sus fuerzas. De repente, los muros de Jericó se derrumbaron, y los israelitas fueron directo al ataque de la ciudad y la tomaron.

Antiguo Camino de Jerusalén a Jericó, fotografía tomada en el año 1932

Betania

Casi llegando a la ciudad de Jerusalén a escasos tres kilómetros se localiza la aldea de Betania, desarrollada al pie del Monte de los Olivos. En esta pequeña aldea se ubican las primeras fuentes de agua y las primeras refrescantes sombra de los árboles, luego de la travesía hasta Jerusalén. En Betania habitaban unos amigos de Jesús, ellos eran tres hermanos llamados Lázaro, Marta y María.

Lucas 10:38-42 Jesús visita a Marta y a María: 38 Durante el viaje a Jerusalén, Jesús y sus discípulos llegaron a cierta aldea donde una mujer llamada Marta los recibió en su casa. 39 Su hermana María se sentó a los pies del Señor a escuchar sus enseñanzas,

Juan 11:4-6: Cuando Jesús oyó la noticia, dijo: «La enfermedad de Lázaro no acabará en muerte. Al contrario, sucedió para la gloria de Dios, a fin de que el Hijo de Dios reciba gloria como resultado». 5 Aunque Jesús amaba a Marta, a María y a Lázaro, 6 se quedó dónde estaba dos días más.

El Monte de los Olivos separa a Betania de Jerusalén. Al salir de Betania rumbo a Jerusalén se atraviesa un camino con árboles de higuera a los costados, luego se sube una cumbre desde donde se obtiene una hermosa imagen de la ciudad de Jerusalén, el Valle del Cedrón y el huerto de Getsemaní donde se cultivan antiguos arboles de olivo. De igual forma se puede observar el templo que allí está construido con su inmensa explanada y demás edificaciones.

Emaús

Emaús fue una antigua aldea dentro del mapa de Palestina en los tiempos de Jesús. En la actualidad en el sitio donde se encontraba la aldea de Emaús se localiza la población de Imuas entre once y doce kilómetros de distancia de la ciudad de Jerusalén. La antigua aldea de Emaús se nombra en el evangelio de Lucas 24:13-35, donde Jesús resucitado se aparece a dos de sus seguidores:

Lucas 24:13-15 De camino a Emaús: 13 Ese mismo día, dos de los seguidores de Jesús iban camino al pueblo de Emaús, a unos once kilómetros de Jerusalén. 14 Al ir caminando, hablaban acerca de las cosas que habían sucedido. 15 Mientras conversaban y hablaban, de pronto Jesús mismo se apareció y comenzó a caminar con ellos; 16 pero Dios impidió que lo reconocieran.

Aspectos o puntos resaltantes de la región de Judea:

-Es una región de grandes zonas desérticas y posee un gran macizo cerrado y accidentado de montañas.

-En Judea se cultiva trigo en pocas cantidades, pero es gran productora de aceitunas, uvas, dátiles, higos y legumbres.

-Los habitantes de Judea en los tiempos de Jesús en su mayoría eran de estrato social pobre. Su tipo de alimentación consistía principalmente de pescado y muy poca carne.

-En los tiempos de Jesús casi toda la producción de ganado era destinado a los sacrificios del templo.

-La capital de Judea, Jerusalén era la ciudad santa de los judíos, era una ciudad de poco tráfico comercial, su importancia se debía a la razón religiosa.

-En Judea específicamente en Jerusalén se ubicaba el único templo judío del mundo y al que los judíos acudían en peregrinaje.

-El templo de Jerusalén era el centro de formación religiosa y sede de la máxima autoridad judía en lo religioso.

– En Judea se localizan diferentes pueblos de gran relevancia en el ministerio terrenal de Jesús

Perea

Perea fue una región en la época de Jesús que junto a la de Galilea conformaban la parte del territorio heredado por Herodes Antipas de su padre. Quien la gobernó en calidad de tetrarca hasta el año 39 después de Cristo. Esta región se puede observar en el mapa de Palestina en los tiempos de Jesús del lado este del Río Jordán, teniendo de vecinas al otro lado del Río a las regiones de Samaria y Judea. La denominación de Perea viene dada por ser el País de más allá, ya que era el territorio más alejado del reino de Judá y su rey Herodes el Grande. En la actualidad el territorio que se denominaba Perea se llama Jordania

Perea fue territorio cananeo hasta el año 1400 antes de la era cristiana. Posteriormente recuperada de los amonitas en el 1300 antes de Cristo, al mando de del rey cananeo Sihon de Hesbon. Cien años más tarde el territorio fue dominado por el reino de Israel hasta mediados del siglo nueve, cuando los amonitas se apoderan de las tierras de la región de Perea.

Siglos más tarde en el año 160 antes de Cristo, el movimiento judío de los macabeos tomó posesión de este territorio hasta que se implanto el dominio del Imperio Romano en todas las regiones de la cuenca mediterránea. Perea pasó a ser dominio de Roma en el año 63 antes de Cristo. Las principales ciudades de la región de Perea fueron Amathus y Betharamphtha, y su límites territoriales fueron:

  • Norte: La ciudad de Pela de la región de Decápolis
  • Este: Las ciudades de Gerasa y Filadelfia de la región de Decápolis
  • Sur: La región de Moab
  • Oeste: El Río Jordán

Maqueta del Templo de Jerusalén de época herodiana (siglos I a.C. – I d.C.), en el Museo de Israel.

Forma de gobierno en el mapa de Palestina en tiempos de Jesús

Antes del nacimiento de Jesús en el año 63 del tiempo antiguo, el general romano Pompeyo Magno o Pompeyo el grande, toma la ciudad de Jerusalén. Conquistando así para el imperio a Palestina. Herodes el grande quien había sido gobernador de Galilea consigue que Marco Antonio lo nombre a él y a su hermano tetrarcas de Palestina en el año 41. Porque en ese tiempo Marco Antonio poseía la parte oriental del imperio.

Los romanos para poder controlar los territorios pequeños de la zona del Medio Oriente se valían de reyes vasallos. Herodes el Grande fue uno de esos hombres usados por Roma. El Senado romano nombra a Herodes el Grande como Rey de Judá, gobernando a toda Palestina desde el año 37 antes de Cristo, aunque otros autores dicen que fue a partir del año 39. Herodes era descendiente edomita, pero su padre se había convertido al judaísmo, por tanto fue criado como un judío.

Para el año 31 antes de Cristo es emperador de Roma Octavio Augusto, Herodes logra que el nuevo emperador lo ratifique como rey de Judá. Al poco tiempo de nacer Jesús, Herodes muere y deja a tres de sus hijos a cargo del gobierno del reino de Judá. Un reino que había sido divido por roma en regiones, convirtiendo así el gobierno de Palestina en una tetrarquía a cargo de los herederos de Herodes:

  • Arquelao: Gobierna Judea, Samaria e Idumea, entre el año 4 y 6 del tiempo de Jesús. Este gobernante es destituido y sustituido por procuradores romanos, Poncio Pilato fue uno de ellos entre el año 26 y 37 después de Cristo
  • Filipo: Gobierna a Traconítide e Iturea entre el año 4 y 34 después de Cristo
  • Herodes Antipas: Gobierna Galilea y Perea entre el año 4 y 39 después de Cristo

Las políticas de Roma en el gobierno de Palestina

En el tiempo que nace Jesús Roma es gobernado por el Emperador Octavio Augusto. Quien se mantiene en el cargo hasta el año 14 de la era cristiana. Para el tiempo del suceso de la muerte y resurrección de Jesús Roma es gobernado por Tiberio. Quien ocupa el cargo de Emperador de Roma desde el año 14 hasta el 37 después de Cristo. Algunas de las políticas de gobierno de Roma sobre palestina son las siguientes:

  • Permite que se mantengan las costumbres locales.
  • Se reserva las decisiones de política exterior
  • Controla la moneda, los caminos y exige pago de impuestos elevados.
  • Se vale de autoridades locales vasallas y fieles al imperio para ejercer la política interna
  • Permite que la justicia ordinaria sea controlada por el Sanedrín y el Sumo Sacerdote. El Sanedrín era una especie de consejo judío de sabios. El cual era presidido por el Sumo Sacerdote y líderes o rabinos judíos. Este era el tribunal y el Sumo Sacerdote fungían como juez.
  • Solo el procurador de Roma era quien tenía la autoridad para sentenciar la pena de muerte.

-El Procurador de Roma tenía su residencia en la ciudad de Cesarea. Solo acudía a Jerusalén en ocasiones especiales. Durante su estadía en la capital de Judea se hospedaba en la ciudadela militar conocida como Torre Antonia, ubicada en la parte nordeste del Templo de Jerusalén.

El culto religioso en el mapa de Palestina en tiempos de Jesús

La religión que prevalecía en las regiones del mapa de Palestina en los tiempos de Jesús era la judía. Esta era una religión donde solo el varón asumía roles de importancia. Incluso dentro del templo y la sinagoga las mujeres debían de permanecer separadas de los hombres, ellas pasaban a ocupar los lugares secundarios de la sinagoga.

Era una sociedad religiosa totalmente patriarcal, el culto solo podía celebrarse si se contaba con la presencia de por lo menos 10 varones judíos. Sin importar si las mujeres lograban superar esta cifra.

Los varones judíos de las diferentes regiones de palestina tenían la obligación de peregrinar al templo de Jerusalén durante las celebraciones judías. Mientras que para las mujeres no era obligatorio que peregrinaran, lo hacían solo si lo querían.

Tanto para los hombres como para las mujeres era obligatorio cumplir con la ley de la Torá dada por Dios a Moisés para ser cumplida por el pueblo judío. La autoridad judía que velaba por el cumplimiento de la ley de la Torá estaba a cargo del sanedrín.

El Sanedrín

El sanedrín era una especie de Consejo o Cabildo y era la organización que ejercía la autoridad dentro de la religión judía. Este Sanedrín lo conformaban 71 miembros, presidido por el Sumo Sacerdote.

Todos los miembros del Sanedrín se sentaban en forma de semicírculo, colocándose el Sumo Sacerdote en medio de ellos. Adicional a los 71 miembros existían dos judíos que ejercían la función de escribas en el consejo. Los cuales tomaban nota sentados en unos taburetes frente al semicírculo formado por los miembros del Sanedrín.

Los miembros del sanedrín en su mayoría eran del grupo de religiosos de los saduceos. Este grupo eran sacerdotes, ricos y de gran poder dentro de la comunidad judaica. El resto de los miembros pertenecían al grupo religioso de los fariseos.

El sanedrín ejecutaba la justicia según la ley judía de la Torá, teniendo competencia en todo lo referente a la práctica y culto religioso, así como a todo lo que se derivara de la ley judía. Por tanto el sanedrín tenía la potestad de juzgar, castigar y encarcelar. No obstante el gobierno de Roma le impuso que solo la autoridad romana era la que podía imponer la pena o sentencia de muerte.

El Sumo Sacerdote

El sumo sacerdote era la mayor autoridad dentro del templo y ejercía el cargo de presidente del Sanedrín. Tal autoridad le daba el disfrute de poseer poder y una excelente posición económica Los sumos sacerdotes eran elegidos del partido o grupo religioso de los saduceos. Ellos colaboraban con la autoridad romana.

El cargo del Sumo Sacerdote mantuvo su carácter vitalicio hasta la llegada de Herodes el Grande como rey de Judá. Cuando Roma estableció a los procuradores romanos en Palestina, estos tenían el poder de nombrar y destituir a los Sumos sacerdotes en el momento que así lo requirieran. En los tiempos de Jesús, el sanedrín estuvo bajo el poder de dos Sumos Sacerdotes, estos fueron:

  • Anás: desde el año 6 hasta el año 15 de la era cristiana
  • Caifás: desde el año 16 hasta el año 37 después de Cristo. Este sumo sacerdote era el yerno de su antecesor y además fue el que acuso a Jesús ante el Procurador de Roma Poncio Pilatos.

Juan 18:28-31 Jesús ante Pilato: 28 Llevaron a Jesús de casa de Caifás al pretorio. Era de mañana, y ellos no entraron en el pretorio para no contaminarse, y así poder comer la pascua. 29 Entonces salió Pilato a ellos, y les dijo: ¿Qué acusación traéis contra este hombre? 30 Respondieron y le dijeron: Si éste no fuera malhechor, no te lo habríamos entregado. 31 Entonces les dijo Pilato: Tomadle vosotros, y juzgadle según vuestra ley. Y los judíos le dijeron: A nosotros no nos está permitido dar muerte a nadie;

Mapa de Palestina en tiempos de Jesús y los grupos religiosos

Las personas que habitaban las regiones del mapa de Palestina en tiempos de Jesús provenían de diversas civilizaciones. No obstante la mayoría era de carácter religioso, destacándose la religión judía, Sobre todo los habitantes de Judea y Galilea. En cuanto a los habitantes de Samaria, ellos se consideraban judíos en su mayoría, aunque para los judíos de la región de Judea estos eran paganos.

Los judíos se consideraban un pueblo especial, un pueblo santo, porque Dios había establecido con ellos un pacto a través de la ley Mosaica. Pero para los tiempos de Jesús se habían establecido diferentes grupos o sociedades religiosas. En los que cada uno de estos grupos tenía su propia interpretación de la forma que debían de vivir, su propia interpretación de la ley y por consiguiente su fidelidad a Dios.

Los más importantes de estos grupos o sociedades religiosas judías eran los fariseos, saduceos, esenios y samaritanos. Incluso en los evangelios de la vida de Jesús se menciona la relación de algunos de ellos con el Señor y de sus discrepancias sobre algunos aspectos de las enseñanzas particulares de cada uno.

Mateo 23:1-4: 1 Entonces habló Jesús a la gente y a sus discípulos, diciendo: 2 En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. 3 Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; más no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen. 4 Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas.

Mateo 16:11-12: 11 ¿Cómo es que no entendéis que no fue por el pan que os dije que os guardaseis de la levadura de los fariseos y de los saduceos? 12 Entonces entendieron que no les había dicho que se guardasen de la levadura del pan, sino de la doctrina de los fariseos y de los saduceos.

Además de los grupos antes mencionados también existían sociedades religiosas como: Los ancianos, los sacerdotes, escribas y los Zelotes

Los Saduceos

Dentro del grupo de la sociedad en los tiempos de Jesús llamados los saduceos se tienen unos personajes que provenían todos del linaje de la tribu de Leví. Además eran descendientes de la rama sacerdotal de los hijos de Aarón específicamente. Inclusive de un posible primer sumo sacerdote, que sería Sadoc.

Es de allí que se deriva su denominación, la cual fue primeramente saduquines, pasando por saducayos, hasta finalmente definirse como los saduceos. Este grupo social y religioso se centraba en cumplir la ley de la Torá. En especial a lo que tiene que ver con los sacrificios, descritos en los textos bíblicos del éxodo, levítico y números.

Para ellos eso era lo que debían cumplir, lo que tenían que hacer, era dar ese culto a Dios. Santificando, manifestando la santificación del pueblo de Israel por medio de esos sacrificios permanentes, los holocaustos y todo en torno al templo.

Debido a que los saduceos llevaban a cabo de la religión judaica fundamentalmente todo lo que girara en torno al templo. Hacía que fueran en sobre manera defensores de la estabilidad social religiosa y por tanto solían llevarse muy bien con las autoridades de Estado. A pesar que los saduceos no se habían llevado del todo bien con Herodes el grande, no obstante con los romanos en general se relacionaron muy bien. De igual forma lo hicieron en parte con la sociedad helenística, los griegos.

Para los saduceos el solo estar muy pendiente de cumplir todo lo que significaban los sacrificios; lo demás de la vida judaica no les prestaban tanta importancia. Es decir a las revelaciones dadas por los profetas y al resto de las escrituras, ellos las consideraban de segundo orden. Por tanto se centraban en lo escrito en el pentateuco de Moisés, de las profecías se hablaba poco.

Los Fariseos

En cuanto a los fariseos, estos le daban gran importancia a los ritos sobre las purificaciones de la vida cotidiana. Incluso aquellas que debían de hacerse fuera del templo, en especial al lavatorio con agua, por tanto para ellos el lavado de las manos antes de las comidas, era de suma importancia. De este tema se puede encontrar en los evangelios a estos personajes contendiendo con Jesús y sus discípulos. Porque al parecer, ellos no les daban la misma importancia, decían que para Jesús y sus discípulos, todas estas cosas de las purificaciones eran minucias en todo momento.

Para los fariseos cobraba una gran importancia obedecer la ley de Dios, la Torá. Todo lo escrito en el pentateuco se debía cumplir al pie de la letra. Sobre todo le daban excesivo rigor a todo lo que allí se describía sobre las purificaciones. De hecho desde la teología, algo que caracterizaba a los fariseos era el carácter sagrado que le conferían a la ley de la Torá. A la que le concedían un nivel casi de divinidad.

Para los fariseos, lo primero que Dios crea, incluso antes de la creación del mundo es la ley de la Torá. Y que esta ley en cierta forma funciona como un filtro por medio del cual, Dios lleva a cabo la creación del mundo. Quedando así impresa toda la razón de la Torá en todas las cosas creadas por Dios.

Otra particularidad en las creencias o doctrinas de los fariseos, es creer de cierta forma en una especie de vida después de la muerte y en un juicio por parte de Dios. En donde él premiará o castigará las obras de cada persona. Para los fariseos entonces se tenía la concepción de que en los cielos Dios va almacenando las buenas obras de cada persona. A fin de que al final, él hará un recuento de las personas que fueron mejores y con mayor abundancia de buenas obras que de malas obras.

Los fariseos, su relación con el pueblo y las autoridades romanas

Los fariseos tenían una gran influencia entre el pueblo de las regiones del mapa de Palestina en tiempos de Jesús. Las personas admiraban la erudición de los fariseos, por tanto en ese tiempo por lo general los escribas eran fariseos. En cuanto a su comportamiento ante las situaciones políticas en las que vivía el territorio de Palestina en aquel entonces había una cierta división entre ellos. Porque para la mayoría de los fariseos pensaban que la soberanía absoluta le pertenecía a Dios. Y que no había un inconveniente en especial, de que en la cotidianidad el gobierno pudiera ser llevado por otras autoridades, incluso aunque estas no fueran judías. Siempre y cuando estas autoridades fueran tolerantes ante la ley de Dios. En los tiempos de Jesús los fariseos tenían una relación relativamente abierta de colaborar con las autoridades romanas.

Los Esenios

Los esenios eran un grupo religioso que vivía una vida monástica, estableciéndose en la localidad de Qumrán en las riberas del Mar Muerto. Ellos creían en lo anunciado por lo profetas y esperaban a dos tipos de mesías uno de carácter político y el otro religioso. Quienes vendrían a restablecer la justicia en el mundo, redimir de pecado y a restaurar el reino de Israel.

Los documentos encontrados en el Mar Muerto en las cercanías de Qumrán, hablan de las costumbres y creencias de este grupo religioso. Algo relevante en los esenios es especialmente su ruptura con el sacerdocio del templo. Porque estos consideraban que el sacerdocio se había corrompido en los tiempos del reinado asmoneo. Por tanto hacían un culto indigno al que ellos no se podían congregar. En vista de esto los esenios rompen con el sacerdocio del templo y se van hasta el desierto, para no contaminarse con la gente corriente a través de las relaciones comerciales.

Los esenios mantenían así esa separación con el mundo exterior para no dañar la pureza ritual que querían experimentar hasta en los detalles más pequeños y profundos. Y al romper todo vínculo con el templo de Jerusalén, los esenios se ven a ellos mismos como un templo espiritual y vivo; hasta llegado el momento para la reconstrucción y restauración del culto puro y legítimo.

Los Zelotes

Si bien los fariseos eran un grupo colaborador con la autoridad romana, existía otra sociedad judía que consideraba que esta colaboración en ninguna forma podía ser posible entablarla con un régimen que no fuera propio de Israel. El grupo que tenía estas concepciones fueron los Zelotes. Los cuales se comenzaron a formar a raíz del dominio romano y surgieron de la sociedad de los fariseos.

Por tanto los zelotes fueron un grupo de hombres provenientes de los fariseos, que consideraban que no se les podía otorgar el ejercer la soberanía a aquellos regímenes que no fueran capaces de reconocer la soberanía total y absoluta del único Dios, el Dios de Israel. A medida que transcurría el régimen de gobierno romano, los zelotes se fueron radicalizando cada vez más en su postura. Ellos estaban convencidos que el reino de Dios se llevaría a cabo en la práctica a través de la propia acción del Señor. Y que ellos estaban demandados de colaborar con el Señor de darse una lucha armada, como estaba acostumbrado el pueblo judío de la antigüedad.

De esta forma se fue alimentando en los zelotes un movimiento rebelde y de insurrección contra las autoridades romanas. Los zelotes al principio de la dominación romana llegaron a tener algunos seguidores del pueblo local. Pero al pasar del tiempo se fue menoscabando las condiciones de vida del pueblo local. Habiendo más hambre, paga de impuestos altísimos, mala situación agrícola y comercial. Por lo que comerciantes de la región de Galilea se fueron sumando a la causa de los zelotes, así como otros simpatizantes. Estos zelotes llegaron a combatir con las autoridades romanas en los tiempos de Jesús. Incluso unos años después llegaron a establecer una revolución contra Roma poco antes del año 70 después de Cristo.

Los Samaritanos en el mapa de Palestina en tiempos de Jesús

Luego de la caída del reino del norte en el tiempo de los reyes asirios entre los siglos ocho y siete antes de Cristo. Las tribus de Israel pertenecientes al reino del norte son deportadas a vivir en el exilio en la región de Nínive. Estas son las tribus de Israel que la historia considera que se perdieron y son las que al parecer repueblan toda la zona del reino del norte al salir del exilio. Fundamentalmente el territorio de la región de Samaria. Una repoblación que se lleva a cabo con personas de diversas procedencias, mezcladas entre ellas.

Al finalizar el cautiverio de los judíos en Babilonia y retornar a Jerusalén, inician la restitución del templo. Los habitantes que habían repoblado la región de Samaria van hasta Jerusalén y ofrecen su ayuda a los judíos. Pero los judíos recién llegados del destierro consideran que los samaritanos son prácticamente gentiles o paganos. Por lo que desprecian la ayuda, diciéndoles que no quieren nada que provenga de ellos, que no quieren mezclarse con ellos. Es así como se origina el distanciamiento, la separación y el desprecio que van a tener judíos y samaritanos.

El templo de Guerizín

Al transcurrir de los años y en vista de que los judíos no dejaban acercarse a los samaritanos al templo de Jerusalén. Los samaritanos construyen un pequeño templo en torno al monte de Guerizín.

Posteriormente alrededor del siglo uno antes de Cristo, el sumo sacerdote de Judea Juan Hircano destruye el templo de Guerizín. Con este hecho se hace mayor la aversión entre samaritanos y judíos.

Los samaritanos al verse sin templo continuaron practicando sus ritos al aire libre en torno al monte de Guerizín y a su vez no veían con buenos ojos a los judíos que pasaban por sus tierras. Mientras que por el lado de los judíos actuaban de la misma forma con los samaritanos por considerarlos paganos y sin conocimiento de la ley de la Torá.

No obstante los samaritanos conservaban lo que se llamaba el pentateuco samaritano. Conformados por los cinco libros de la ley pero con ciertas diferencias del verdadero pentateuco de Moisés. En especial con lo dicho sobre la centralización del templo.

A la izquierda un Sumo Sacerdote samaritano con el Pentateuco antiguo, en 1905, y a la derecha un samaritano y la antigua Torá samaritana

Las clases sociales en el mapa de Palestina en tiempos de Jesús

En los tiempos de Jesús habitaban en Galilea gente de dos culturas diferentes. Una buena parte de la población la constituían personas de cultura helénica que hablaban griego. Estas personas eran de una clase social que vivía principalmente del comercio y de la industria. De igual forma se alojaban en las grandes ciudades como Séforis o Tiberíades.

La otra parte de la gente de galilea era la población rural de gran predominación judía. Estos hablaban arameo y habitaban en casas de campo en aldeas o pequeñas localidades de Galilea. Algunas de estas localidades suelen nombrarse en los evangelios, tales como Nazaret, Caná de ellos resulta muy familiares a los lectores de los evangelios, Nazaret, Caná, Corozaím, etc.

No queda muy claro en las escrituras del Nuevo Testamento de que hubiera un trato frecuente entre la población de cultura griega y la de cultura judía que habitaban en Galilea. Pero las escrituras de los evangelios si revelan de forma muy clara, que Jesús estuvo en Cafarnaúm, Corozaím, Betsaida, Caná, Nazaret. Todas estas poblaciones de igual forma las excavaciones arqueológicas muestran que la gente que allí habitaba eran judíos.

No obstante no se tiene tal certeza de que Jesús haya estado en el interior o permanecido en ciudades de población helenística. Como por ejemplo Cesarea de Filipo, Tiro, Cidon, Tolemaida, Gádara. De estas ciudades resulta muy llamativa Séforis, en ese tiempo era una gran ciudad con gran número de habitantes, y que quedaba a una hora de distancia caminando desde Nazaret. Y a pesar de ello nunca se llega a mencionar en alguno de los evangelios, ni que Jesús haya estado o pasado por allí. En cuanto a las otras ciudades habitadas por los griegos, en las escrituras se dice por ejemplo que Jesús:

  • Estuvo en los confines de Cesarea de Filipo
  • Fue a la región de Tiro y Cidon
  • Se dirigió hacia Tiberíades y a Gádara

Pero en ningún momento se escribe que Jesús haya estado en esas ciudades. Esto refleja una actitud en Jesús que hace suponer una falta de consideración en ese tiempo hacia la población helenística. Lo que hace revelar el plan progresivo de la providencia del Señor que habría de comenzar como comenzó en el antiguo testamento por el pueblo elegido por Dios.

Jesús por tanto se dirige en primeramente al pueblo de Israel que es el que puede conocer bien su mensaje. Debido a que ellos conocen de lo predicado por los profetas y de los libros de la ley de la Torá. La segunda etapa del mensaje de Jesús les correspondería a los apóstoles y a la iglesia naciente de los cristianos llegar el evangelio y la predicación de nuestro Señor Jesucristo a todas las demás personas y a todas las demás culturas.

La mujer en el mapa de Palestina en tiempos de Jesús

La sociedad palestina en los tiempos de Jesús era totalmente patriarcal. Esta era una cultura trasmitida desde principios del mundo de generación en generación. Los hogares eran constituidos por familias numerosas, ya que al hombre le era lícito tener más de una mujer. Pudiendo todas ellas juntas en una misma casa con el marido. Por tanto la mujer ocupaba un papel insignificante en comparación a la del hombre. A continuación algunos aspectos relevantes en cuanto a las mujeres en el tiempo que estuvo Jesús en la tierra:

-Para referirse a una familia se hacía mención de la casa del padre de esa familia. Ya que el padre era el Señor de la casa y responsable de los bienes de ese hogar.

-Solo los descendientes hombres podían heredar los bienes de la familia. Pues las hijas solo aportaban a la familia lo correspondiente a la dote que pagaban los esposos al padre al momento de casarlas.

-Las mujeres se debían a su señor de igual forma que lo hacía un esclavo o un niño menor de trece años. Por tanto de soltera, la mujer se sujetaba a su padre, de casada se sujetaba a su esposo, y si quedaba viuda debía casarse con el hermano del esposo y sujetarse a él. Como estaba escrito en Deuteronomio 25:5-10.

-La mujer estaba destinada a la ignorancia, además no podía recibir enseñanza religiosa, porque según los hombres no tenía la capacidad para comprender las enseñanzas. Por tanto las escuelas eran solo para los hombres.

-Las mujeres eran consideradas impuras durante su periodo de flujo de sangre. Durante ese tiempo el hombre no podía acercarse a ellas, ni tocarlas. Cuando la mujer daba a luz debía ir hasta el templo y ofrecer un sacrificio a Dios, a fin de ser purificadas. Según lo escrito en el libro de Levítico 12, sobre la purificación de la mujer después del parto

-La mujer no estaba en la capacidad de solicitar el divorcio, esto solo lo podía hacer el esposo al repudiar públicamente a la mujer, exigiendo divorciarse de ella.

Jesús y la mujer

Jesús durante su ministerio terrenal no hizo acepción de personas, a todas las trato por igual sin distingo de sexo y todo el pueblo estaba al alcance de su llamado a conformar el Reino de Dios. Siempre hizo ver que a la mujer se debía tratar con respeto y consideración. Esto se podía manifestar en que entre sus seguidores había tanto hombres como mujeres.

Jesús, tenía a la mujer en la misma posición y con los mismos derechos que a un hombre. Por tanto públicamente hizo oposición a las leyes o costumbres que pudieran hacer ver a la mujer como un ser humano de segunda. En la Biblia se pueden encontrar diferentes pasajes en donde Jesús se involucra en defensa de una mujer, como:

  • La samaritana en Juan 4:4-42
  • Marta y María, y su amistad con Jesús en Lucas 10:38-42
  • Jesús perdona a una pecadora, Lucas 7:36-50
  • Mujeres que servían a Jesús, Lucas 8:1-3
  • Jesús sana a una mujer, Lucas 8:43-48

El Templo de Jerusalén en el mapa de Palestina en tiempos de Jesús

El templo de Jerusalén era la edificación de mayor relevancia para el pueblo judío de la palestina en los tiempos de Jesús. Dentro de sus muros se celebraba culto a Yahvé, al único Dios, al Dios de Israel. De igual forma dentro del templo de Jerusalén los sacerdotes llevaban a cabo los sacrificios. El templo de Jerusalén en sí representaba la presencia de Dios entre su pueblo.

Los judíos hombres de todas las regiones del mapa de Palestina en los tiempos de Jesús debían obligatoriamente peregrinar anualmente al templo de Jerusalén, en general durante la celebración de la Pascua.

Para los tiempos de Jesús el Estado de Palestina era fundamentalmente del tipo teocrático. Ocupando la religión un papel protagónico, por lo que los líderes religiosos gozaban de gran poder y autoridad sobre las demás instituciones, así como sobre el pueblo en general.

La reconstrucción del templo

Fue Herodes el Grande el que realizo la tarea de reconstruir el Templo en el año 19 antes de Cristo, siendo el rey de Judá. La reconstrucción se llevó a cabo sobre los cimientos del primer templo construido inicialmente por los reyes israelitas David y su hijo Salomón.

El templo lo conformaba una extensa explanada con un área de 480 x 300 metros. La cual estaba rodeada por un muro bastante alto. El gobernante Herodes le dio gran magnificencia al templo al revestirlo de mármol y oro, para darle una apariencia digna del poder divino. En la Biblia se puede leer en el evangelio de Marcos lo siguiente:

Marcos 13:1: Saliendo Jesús del templo, le dijo uno de sus discípulos: Maestro, mira qué piedras, y qué edificios.

El templo contaba con grandes puertas, nueve en total y ocho de esas puertas estaban revestidas de oro y plata. De igual forma los dinteles de dichas puertas relucían de oro y plata. Solo una puerta era recubierta con láminas de Bronce provenientes de Corintio. Dándole un valor aun mayor que las otra ocho. Ostentaba de igual forma oro y plata en otras partes, como algunos portones, candelabros, los utensilios sagrados usados en lo sacrificios y ritos judíos.

El templo reconstruido por Herodes es saqueado y destruido tras la caída de Jerusalén en el año 70 después de Cristo, como lo habría profetizado Jesús durante su ministerio terrenal.

Marcos 13:2: Jesús, respondiendo, le dijo: ¿Ves estos grandes edificios? No quedará piedra sobre piedra, que no sea derribada.

Los Oficios en el templo

En el templo de Jerusalén se celebraban diariamente dos oficios o cultos. El primero se hacía durante la mañana y el segundo por la tarde. En las celebraciones especiales de la tradición judía se realizaba un oficio especial. Entre estas celebraciones o fiestas judías se pueden mencionar:

  • La Pascua judía o Pésaj
  • El Shavuot o la fiesta de las Primicias
  • La fiesta de los Tabernáculos o el Sucot

Para estas celebraciones era obligatorio la presencia de todo varón judío mayor de los trece años de edad. Sobre todo debían asistir para la pascua judía los hombres que habitaran en tierras lejanas a Jerusalén.

El templo también era un centro de enseñanza, donde se impartían cátedras de ciencia religiosa, teológica y de justicia judaica. En los tiempos de Jesús, él solía enseñar en el Templo, y en las diferentes sinagogas de la región. Que eran una especie de sucursal del templo y un lugar de reunión de los judíos para la oración, así como para el estudio de la Ley.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here