Manatí del Caribe: Características, Habitad y más

Encuentra en este post toda la información acerca del manatí del Caribe, sus características morfológicas, habitad, alimentación y mucho más, te sorprenderás de saber cuáles son los extraordinarios datos que definen e identifican a este animal tan interesante.

Características del manatí del Caribe

Suelen estar representados como mamíferos robustos, los cuáles presentan un color grisáceo intenso. En cuanto a sus cuerpos, estos se encuentran definidos gracias a una especie de superficie de gran planicie, acompañado de una cola que posee una formación más o menos ovalada. Cuentan con un par de brazos conocidos o denominados como aletas, los cuales manifiestan al menos uñas en cada una de estas extremidades. En cuanto a la cabeza, esta suele ser grande y ancha, además de contar con una gran cantidad de arrugas en toda la superficie.

Quizás desconocías este dato, y es que los manatíes han llegado a ser considerados familia de los elefantes. Es importante resaltar que el manatí del Caribe ha ido evolucionando conforme transcurre el tiempo, la ciencia ha aportado algunos estudios que indican concretamente que el manatí evolucionó mediante otro animal clasificado como herbívoro, y además acuático.

Entre las medidas más comunes sobre las cuáles se logre presentar a dicho animal, es aproximadamente sobre los tres metros, llegando a poseer un peo de al menos 600 kilos. En cuanto a las especies son diversas las características.

Habitad y distribución

Las zonas sobre la cual habitan los manatíes deben estar dotadas de una gran cantidad de vegetación, acompañada de una buena porción de agua. Les encanta pasear y frecuentar ríos, fuentes, lagos, en ellos deambula de forma tranquila, ya que alrededor de estas zonas, logra alimentarse de forma exitosa de las hierbas que hacen vida en dichas inmediaciones.

Estos se consideran animales que constantemente se mantienen migrando hacia nuevos horizontes, se logran encontrar de forma fácil en su mayoría en EE.UU. Cuando el crudo invierno está por comenzar aun con más razón se mantendrán reunidos en el estado de Florida.

No obstante en otras épocas del año, este suele ser encontrado albergando de forma exitosa en Masachusetts, por lo que es muy común encontrarlos en dichas regiones. También podemos encontrarlos en las zonas americanas, específicamente en los siguientes países:

  • México
  • Venezuela
  • Guatemala
  • Brasil
  • Panamá
  • Colombia
  • Guyana

Es decir que el manatí del Caribe se encuentra alojado en una gran cantidad de países sur americanos, por lo que se le considera un animal medianamente universal.

Comportamiento del manatí del caribe

Estos cuentan con características muy bien formadas en cuanto al temperamento del animal. Representan un carácter completamente apacible, dotado de tranquilidad y armonía. En muy pocas ocasiones se les observa agresivo. Entre la gran porción de su tiempo, estos se toman el tiempo de descanso prolongado, además invirtiendo su recurso temporal en el descaso la alimentación, y los viajes. Comúnmente suelen alimentarse de vegetales, por lo que se les considera herbívoros.

En otras circunstancias, el manatí del Caribe se dispone a alimentarse de peces que le ayudan a mantener una dieta balanceada, también como lo mencionamos, acompañada de una gran diversidad de plantas, llegando a su vez a consumir al menos unos 16% de plantas entre ellas flores y hoja, siendo esta la forma de alimentación más regular que un manatí lleva a cabo diariamente.

Gracias a que cuentan con grandes capacidades, estos logran mantenerse de forma exitosa debajo de la superficie acuática. Logrando efectuar un tipo de respiración completamente normal, la cual oscila entre los 2 a 6 minutos aproximadamente. En el caso de requerir de mucha más vitalidad y energía estos logran salir del agua al menos unas treinta veces por segundo.

Por el contrario, estando completamente en estad de quietud, llegan a mantenerse debajo de la superficie hasta unos 30 minutos aproximadamente. Otra de sus características, es que poseen la destreza de nadar llegando a efectuar sobre una velocidad de hasta 29 kilómetros, cabe destacar en su mayoría en pequeñas distancias. Bajo un ritmo normal se mantienen en movimiento durante unos ocho kilómetros.

Alimentación

El manatí del Caribe se encuentra bajo la clasificación de Animales herbívoros, increíblemente su alimentación se basa en el consumo de más de 55 especies de plantas marinas. En casos especiales, cuando el agua de estos mares tiende a estar alta, los animales aprovechan para alimentarse fácilmente de las plantas que se encuentran en la superficie.
A diferencia de otras clases de manatíes, el manatí del Caribe cuenta con un estilo de hábito alimenticio completamente diferente al de las demás. Gracias a esto, incluye en sus hábitos formas diversas de recolectar el alimento, ayudándose con el hocico a sostener las diversas hierbas, siendo el pasto marino su dieta favorita, por lo cual se mantiene en una constante búsqueda para su hallazgo y disfrute.

manatí del caribe morfología

Cuenta con algunas habilidades corporales, que le permiten alimentarse de forma satisfactoria, su labio superior le ofrece gran flexibilidad. Por lo cual logra estirar lo suficiente el órgano para alcanzar la hierba o el pasto que no se encuentra a un nivel favorable en cuanto a la distancia. Otro de los órganos que le son de bastante provecho son las aletas ya que a través de estas, logran desenterrar las hierbas que se encuentran a gran profundidad para así sacarlas de raíz.

Además de alimentar se plantas, en algunos casos han sido capturados alimentándose de peces de menor tamaño, los cuales son fácilmente capturados. Gracias a la baja cantidad de nutrientes que les suministran las plantas, los manatíes tienden a alimentarse al menos de unas 5 a 9 veces al día, por lo que se confirma que estos animales llegan a digerir de cinco a diez% de su peso.

Siendo la alimentación de los manatíes una dieta rica en plantas ásperas, la dentadura tiende a desgastarse de manera progresiva, sin embargo logran reemplazarlos en el transcurso del tiempo. Específicamente los dientes que más son afectados, son por lo general, los molares. En lo que respecta al procesamiento de los alimentos, se logra conocer que el sistema digestivo efectúa un gran trabajo, al procesar las plantas ingeridas descomponiendo inclusive aquellas celulosas que contienen las hierbas.

Reproducción

Una de las características que poseen estos Tipos de animales, es su costumbre de permanecer solos, no obstante, estudios han arrojado que al momento de la reproducción y apareamiento, estos tienden a permanecer en grandes manadas con el único fin de lograr una reproducción efectiva al aparearse con alguna hembra que se encuentre en celo.

El hecho de agruparse se manifiesta gracias a que los machos se mantienen en varias agrupaciones con el fin de perseguir de forma continua a las hembras que se encuentran receptivas sexualmente. Por su parte los machos agrupados entre sí, logran formar un tipo de jerarquía que alude a una especie de dominio que indica los posibles derechos de reproducción. Las hembras por su parte huyen de los machos, y estos tienden a estar detrás de ellas aproximadamente durante un mes.

Una vez los machos tenga unos 11 años, logran definir la madurez de reproducción. Sin embargo, cuentan con la capacidad de apareamiento a partir de los dos años de vida. En contraste con esto, las hembras tardan un poco más, ya que logran iniciar el proceso de reproducción a partir de los cuatro años de vida.

Por su parte, las hembras que aun no llegan a los 8 años, no cuentan con la destreza de crianza en lo que respecta a la fecundación, por lo que son verdaderamente inexpertas. En su gran mayoría estas comienzan a adquirir habilidades desde la edad de nueve años, es cuando se consideran un tanto maduras y listas para la crianza.

En cuanto a la gestación tiende a tener una duración exacta de catorce meses, es decir un poco más de un año. En tanto nazcan las crías, estos tienden a permanecer con la madre hasta los dos años de vida, tiempo en el cual tienden a depender de ella en gran manera. Se tiene en cuenta que se fecunda una sola cría. Aunque se han dado los casos del nacimiento de gemelos.

En cuanto a la alimentación de los descendientes, estos se mantienen alimentados gracias al alimento que la madre les suministra diariamente, a través de sus pechos. Este proceso de alimentación tiende a efectuarse en las profundidades del agua. En otros casos también se les suministra desde el primer mes el consumo de plantas.

Las madres mantienen un vínculo muy extenso con la crías, incluso tiempo después de destetarlos. Estudios han arrojado que el reconocimiento entre una madre y la cría incluso después de 5 a 8 años es completamente efectivo. También se considera que a través de este vínculo, los jóvenes manatíes logran encontrar algunas vías de migración, que les son suministradas mediante el vínculo que su madre les proporcionan, por lo cual se da una transferencia de información.

Costumbres del manatí del caribe

Gracias al entorno en el que comúnmente convive el manatí del Caribe, este no se encuentra en la necesidad de defenderse de depredadores extremos. Por este motivo, no cuentan con la gran necesidad de estimular su comportamiento hacia un estilo más agresivo, por este motivo se considera que son animales bastante sumisos y tranquilos.

En cuanto a su habitad hemos hablado que se encuentran habitando en zonas bastante templadas, provistas de la cantidad suficiente de alimentos que les permiten satisfacer sus necesidades de forma continua, y sin ningún tipo de problemas. Hemos recalcado que este tipo de especie es completamente solitaria.

A diferencia de algunas especies estos no cuentan con ninguna conducta territorial, en cuanto a eso son completamente despreocupados. El único motivo en el cual se les logra ver en manadas, es al momento de la reproducción o apareamiento, de lo contrario se mantienen aislados.

Costumbres del manatí del caribe

Uno de los órganos más utilizados por el manatí del Caribe, es la cola, la cual cuenta como un instrumento que le permite impulsase con gran rapidez, y a su vez le otorga gran agilidad al momento de moverse en las profundidades. Por este motivo, el manatí del Caribe es uno de los animales más acrobáticos que podemos encontrar en el mar.

Gracias a estas habilidades este sorprendente mamífero cuenta con la capacidad de establecer contacto con su misma especie a través de diversos métodos de comunicación. Esto también le funciona como herramienta para adquirir información acerca de la hembra y así, determinar si la misma se encuentra en su etapa de apareamiento. A continuación, les presentamos los métodos de comunicación más comunes del manatí del Caribe:

  • Frotar: Utilizan este método para obtener información sobre otro animal de su misma especie. También sirve para establecer un vínculo entre la madre y la cría, a su vez, se puede utilizar para demostrar afecto.
  • Sonidos: Sirve para entablar una comunicación debajo del agua con otros individuos de su misma especie. También se pueden utilizar estos sonidos para que la cría le indique a la madre cuando se encuentre en peligro.
    En cuanto a su navegación, utilizan la vista principalmente para observar el camino. Podemos destacar que estos animales, en su juventud son muy activos, sin embargo no suelen separarse de la madre hasta que cumplen cierta edad.

Riesgo de amenaza

A lo largo de los años, el manatí en general sufre ataques humanos de forma constante, esto se debe a que utilizan no solo su carne, sino sus huesos y el cuero de su piel para fabricar objetos. En la antigüedad, utilizaban estos elementos para crear objetos como armas, ropa, entre otras cosas.

En la actualidad se considera al  Manatí en peligro de extinción, gracias a las actividades de caza,  acción que se ha intensificado en algunas regiones del mundo, como en América del Sur y Central. Esto trae como consecuencia la disminución de su especie, este animal entra en dicha categoría, gracias a los estudios realizados por la IUCN.

Métodos de protección

Las organizaciones que se encargan de la protección animal y ambiental, sugieren que los manatís se utilicen como regulador de malezas en el fondo del mar. No obstante, esta alternativa no genera cambios positivos en la reducción de la especie. Esto principalmente se debe a que el manatí es comercializado de forma ilegal, por lo que muchos individuos fomentan a que se aplique la caza furtiva.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.