El día de hoy vamos a hablar sobre el luteranismo, una de las ramas del cristianismo cuyo pionero fue el gran Martín Lutero, un teólogo y fraile alemán que se convirtió en un gran reformador doctrinario.

luteranismo-2
Una rama del cristianismo.

¿Qué es el Luteranismo?

El luteranismo es una de las principales ramas del cristianismo, la cual sigue la doctrina de su fundador Martín Lutero, el cual fue uno de los más grandes reformadores doctrinales.

Se destaca el hecho de que este término no fue ideado por su propio fundador, sino que fueron sus opositores en el año 1519, quienes iniciaron su uso.

Sin embargo, se dice que Lutero prefería el término de “Evangélicos”, por lo que se le cambio el nombre a su grupo de adeptos, quedando como la “Iglesia Evangélica Luterana”, bajo este nombre se conoce hasta la actualidad.

Esta corriente surgió debido a los intentos de Lutero de reformar los principios y postulados de la Iglesia Católica, tras publicar las 95 tesis que envió el 31 de Octubre de 1517 al arzobispo electo de Maguncia, Alberto de Brandenburgo.

Este era el mayor e influyente poder del Sacro Imperio Romano para ese momento, por esa razón se considera en la actualidad ese día como el Día de la Reforma Protestante.

Posteriormente, todos sus escritos se difundieron a nivel mundial, todo gracias a la imprenta, invento que estaba en pleno surgimiento para el momento.

Debido a la pérdida de control por parte de la Iglesia Católica, se celebró en el año 1521 una asamblea llamada: “Dieta de Worms”.

La asamblea fue precedida por Carlos V, el cual había sido nombrado «Emperador del Imperio Romano Germánico», en ella se sentenció la separación absoluta entre los católicos y luteranos.

Los principales puntos de diferencia eran dos: en primer lugar, el principio formal, el cual era el origen de la autoridad en la Iglesia y, en segundo lugar el principio material, el cual expresaba la doctrina de la justificación.

Actualmente, la Federación Mundial Luterana, corresponde y representa a la principal comunidad luterana, con más de 74 millones de personas.

Inicios del Luteranismo

Es considerado que el surgimiento de esta rama del cristianismo se remonta al 31 de octubre de 1517, ya que fue la fecha en la que Martín Lutero dio a conocer sus noventa y cinco tesis, clavándolas en la puerta de la “Iglesia de Todos los Santos” en Wittenberg, Alemania.

Lutero no pretendía que con este acto se dividiera la Iglesia y se creara una nueva institución, ni mucho menos que sus planteamientos hicieran que se generara una nueva corriente cristiana, por lo que expresó las siguientes palabras:

“Ruego por que dejen mi nombre en paz. No se llamen así mismos ‘luteranos’, sino cristianos. ¿Quién es Lutero?, mi doctrina no es mía. Yo no he sido crucificado por nadie. ¿Cómo podría, pues, beneficiarme a mí, una bolsa miserable de polvo y cenizas, dar mí nombre a los hijos de Cristo? Dejen, mis queridos amigos, de aferrarse a estos nombres de partidos y distinciones; fuera a todos ellos, y dejen que nos llamemos a nosotros mismos solamente cristianos, según aquel de quien nuestra doctrina viene.”

Sin embargo, se utilizó su nombre para referirse a esta doctrina. El término luterano o luteranismo, es utilizado tanto por las personas que se han identificado con esta corriente como por la Iglesia Católica.

luteranismo-3
Martín Lutero, clavando las 95 tesis, en la «Iglesia de Todos los Santos».

Doctrina del Luteranismo

Hay 4 puntos importantes a señalar en donde la doctrina luterana se diferencia de lo que plantea el catolicismo. También, cabe destacar que,  presenta algunas diferencias con lo que se conoce actualmente como la doctrina evangélica:

1-Sacramentos: En primer lugar, se plantean los dos sacramentos expuestos por Cristo, los cuales son: el bautismo y la Santa cena.

Sin embargo, los luteranos practican adicionalmente otros ritos, estos son: la confirmación, la unción de los enfermos, el matrimonio y las sagradas órdenes, los cuales son un poco distintos a los sacramentos originalmente constituidos.

2-Imágenes: Permiten utilizar las imágenes, pero únicamente como método de enseñanza y aprendizaje, más no para rendirle culto o idolatría.

3-Liturgia: Los luteranos antiguos tenían una inclinación por realizar cultos similares a la misa pre-tridentina. En la actualidad, son influenciados por los cultos contemporáneos de las iglesias evangélicas.

4-Vestimenta y otras costumbres: Los luteranos le permiten al pastor y a la congregación vestirse libremente con prudencia, de igual forma se le permite al pastor contraer matrimonio y tener una familia. Igualmente, este puede realizar actividades lucrativas tanto para beneficio propio como de la iglesia.

Fundador

El luteranismo fue fundado por Martín Lutero, el cual nació el 10 de noviembre de 1483 en Eisleben y falleció el 18 de febrero de 1546, igualmente en el Sacro Imperio Romano Germánico. Se destacó como teólogo y fraile.

Además de su trabajo como profesor, se dedicaba a ser predicador en la iglesia Santa María de la ciudad de Wittenberg y en la “Iglesia de Todos los Santos”, donde posteriormente clava sus 95 tesis.

Comenzó la llamada reforma religiosa y exhortaba a la iglesia a volver a las escrituras originales, hizo un gran trabajo para que las personas se dieran cuenta que no tenían que seguir pagándole indulgencias a la Iglesia Católica, sino que había un camino directo a la salvación y al perdón de los pecados. Dedicó toda su vida al servicio de Dios.

Principales creencias del luteranismo

El luteranismo considera a Jesucristo como fundador espiritual, cree en la Trinidad, la cual está conformada por Dios Padre, Dios Hijo y Espíritu Santo, siendo cada uno de estas personas, diferentes y  unidas en uno solo llamado de Dios,

Asimismo, cree en la Biblia como el único libro escrito bajo inspiración divina, considerándose la palabra viva de Dios.

Además, Lutero plantea que Dios no justifica a los hombres por sus buenas obras, sino por la gracia de ÉL, donde la fe es la única fuente de perdón y salvación posible, siendo esta una de las grandes diferencias con la rama católica.

En esta rama anteriormente mencionada, plantean que la salvación está ligada a los méritos personales y el perdón se puede obtener a cambio de dinero, bienes o acciones.

Otra de las grandes diferencias es el rechazo absoluto a la primacía o autoridad universal del papado como una institución divina, ya que se propone que todas las personas tienen comunicación directa con el Padre, sin necesidad de un mediador en la tierra para poder limpiar sus pecados, esto pueden hacerlo ellos mismos teniendo un corazón arrepentido.

De igual forma se niega la existencia de un purgatorio y la necesidad de repetir la oración de los santos y de esta forma ganar un lugar en el cielo.

Cabe resaltar, aunque no se reconoce la figura del Papa, de manera similar se necesita de ministros y sacerdotes, no para limpiar pecados, sino para llevar la administración de los bienes de la iglesia, siendo estos tanto espirituales como físicos, controlando que se cumplan los sacramentos y ayudando a las personas a llevar una vida junto a Cristo.

Postulados del luteranismo

La teología luterana está basada en tres postulados principales, los cuales concuerdan con los postulados de la rama evangélica, estos son:

  1. Solo por la Gracia (Sola gratia): Este postulado está basado en lo que expresa Efesios 2: 8-10, citada a continuación.

8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

9 no por obras, para que nadie se gloríe.

10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

En estas citas se expresa el hecho de que la salvación es por gracia, el único que puede limpiar pecados es Jesucristo, que murió en la cruz por cada uno de nosotros. Cualquier intento de buena obra o algún otro acto de mérito propio no es válido para ser canjeado a cambio de la salvación.

  1. Solo por la Escritura (Sola Scriptura): Este postulado se basa en que la única fuente de esta doctrina son las sagradas escrituras, las cuales fueron creadas bajo inspiración divina, que a lo largo de Antiguo y Nuevo Testamento nos expresa la manera correcta de actuar como cristianos.
  2. Solo por la fe (Sola fide): Este postulado está basado en lo que expresa Romanos 1:16-17, citado en lo siguiente:

16 Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.

17 Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.

Como se expresó en el primer postulado, somos salvos por gracia mediante la fe, ya que el perdón de Dios se concede a través de la fe exceptuando todas las obras.

Existen falsos profetas, descubre como reconocerlos y cuidarte de ellos haciendo clic en el enlace, para que en todo momento puedas tener tu mirada puesta en Jesucristo.

luteranismo

Luteranismo en el mundo

Alemania

Primer Período:

En Alemania, el luteranismo tuvo distintos períodos, el primero se extendió desde la aparición de las tesis para 1517 hasta lo que se conoció como la Fórmula de Concordia para el año 1580.

Al principio, el luteranismo creció rápidamente, para el año 1526 ya era conocido en toda la parte norte de Alemania y se comenzaron a establecer iglesias estatales; esto fue aumentando con el paso de los años, hasta que en 1546 comienza una Guerra Religiosa que culminó en el año 1555.

Cabe destacar, que hubo varios intentos para terminar esta guerra y lograr una reunificación, pero con ninguno de los esfuerzos realizados se logró llegar a un acuerdo.

Lutero se dedicó hasta su muerte a luchar contra los que decían que sus principios eran una locura o que no era lo correcto, por lo que en este periodo del luteranismo hubo muchas peleas y disputas internas.

Con el tiempo se concretó un acuerdo denominado La Forma de Concordia, este buscaba tanto la conciliación como la armonía y fue publicado en 1577. La inclinación de este documento era hacia la corriente ortodoxa.

Segundo Período:

Luego, tuvo lugar un segundo período que inicio con la Forma de Concordia. Este tuvo lugar desde 1580 hasta lo que se conoció como el inicio del Movimiento Pietista en 1689.

Durante este período por el incremento de las disputas que giraban alrededor de esto, se produjo lo que se llamó “La Guerra de Treinta Años”.

En medio de esto hubo varios intentos para unificar a las iglesias, entre ellos “El Coloquio Caritativo” y “El Sínodo Reformado de Charenton”.

Ninguno de ellos tuvo éxito; no obstante, para el año 1648 se redacta el tratado conocido como el de la “Paz de Westfalia”, en donde se le otorgaron a los reformados algunas concesiones que se le habían limitado previamente y de las cuales disfrutaban los luteranos.

Tercer Período:

Este inició con el Movimiento Pietista en 1689 y duró hasta la Unión Evangélica de 1817, durante este período se hicieron de igual forma, algunos intentos de reconciliación entra amabas iglesias, pero estos planes fueron frustrados por la oposición de los teólogos.

Posteriormente, hubo algunos indicios de negociación, en donde se planteaban algunas modificaciones en los puntos con alto nivel de controversia, pero esto tampoco llego a ningún fin.

Cuarto Período:

El cuarto período comienza con la Unión Evangélica (1817), y se extienda hasta la actualidad. Durante este tiempo, también se hicieron varios esfuerzos para la unificación de las iglesias y de esta forma lograr el fin de las disputas entre luteranos y reformados.

Finalmente, con la celebración de los 300 años de haber postulado las tesis, se logró un resurgimiento de lo que se conocía como el luteranismo estricto.

Desde ese momento, se ha existido una lucha entre los luteranos radicales y los evangélicos que se ha mantenido hasta la actualidad.

Dinamarca

Para el año de 1527, se consiguió que se le respetara a cada uno de los habitantes de este país una medida para garantizar la igualdad en derechos religiosos y, posteriormente, para el año 1529 se declaró el luteranismo como la única y verdadera religión.

Esto trajo algunos problemas en el país, ya que para el año 1546 se emitieron leyes penales en contra de los seguidores del catolicismo y pena de muerte para los sacerdotes que permanecieran en Dinamarca, siendo esta situación superada a mediados de 1849, cuando se decretó libertad de cultos.

Noruega

En tiempos de los reinados de Federico I y Cristián III, el país se había convertido al luteranismo. Pero no fue hasta 1850 que el Pastor Adolfo Lammers fundó la primera Iglesia Apostólica Libre.

Suecia

Para 1529, bajo el reinado de Gustavo Vasa, se estableció formalmente la reforma y luego en el año 1544, se declaró ilegal la antigua religión.

El reinado de Eric XIV estuvo marcado por los conflictos entre luteranos y calvinistas, mientras que durante el reinado de su sucesor Juan III hubo intentos de negociación, pero fracasaron.

Estos intentos estuvieron marcados por varios reinados e intentos fallidos, además de medidas extremas. En 1866, surgió dentro de la iglesia lo que se conoció como “Partido Progresista”, que tenía como misión abandonar los símbolos religiosos y convertir a la iglesia como una entidad laica.

Alrededor de 1922 se declaró la libertad de cultos, sin embargo, en la actualidad la religión predominante es la luterana siendo practicada por el 61.1% de la población.

Mapa de cómo se fue extendiendo el luteranismo en la antigüedad.

Misiones en el extranjero

Aunque la iglesia luterana no ha tenido las misiones como actividad primordial dentro de ella o, no está incluida entre sus principales objetivos, con el pasar de los años se han creado distintas organizaciones religiosas que se identifican con el luteranismo y se han dedicado a las misiones durante el siglo XIX.

Algunas de estas organizaciones son la Sociedad Berlinesa de Misiones (1824), la Asociación Misionera Luterana Evangélica de Leipzig (1836), la Sociedad Hermansburg (1854), entre otras.

Para el año 1833 se crea en Kaiserweth la hermandad conocida como las Diaconisas Luteranas, las cuales se extendieron a nivel nacional teniendo una gran cantidad de instituciones en Alemania, llegando  a Estados Unidos en 1849.

En este mismo país para el año 1837, se crea la Sociedad Germana de Misiones Extranjeras, en donde muchas personas han trabajado como voluntarios alrededor del mundo llevando la palabra de Dios.

Aprendizaje y Educación en el luteranismo

Las iglesias luteranas siempre han sobresalido debido a la importancia que le dan a la educación dentro de sus congregaciones, además de tener participación activa dentro de las universidades.

Cabe destacar que, en los países donde la religión principal es el luteranismo la educación de los niños está en manos de las distintas autoridades religiosas, debido a la importancia que se le da a la educación religiosa, llegando a considerarla como la parte más importante de este aspecto social.

Para los niños, en estos países es obligatorio la lectura y estudio diario de la biblia, asistir a catecismo y aprender las canciones e himnos tradicionales, incluso en algunas escuelas luteranas en Estados Unidos se estudia la lengua madre de los escritos originales la cual es alemán y escandinavo.

Si deseas conocer más sobre cuál es la misión de la iglesia cristiana en la actualidad, haz clic aquí, y podrás descubrir cual es la gran comisión y todo lo que Dios desea que realicemos hoy en día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here