Conozca todo sobre los evangelios que narran la vida, pasión, muerte y resurrección de Jesús, descubra cuándo tuvo lugar su origen. Además de enterarte sobre los tipos que existen de ellos, y cuáles son los aceptados por la doctrina cristiana.

los-evangelios-2

Los evangelios

Los evangelios son los textos sagrados que contienen la narración de lo que fue la vida de Jesús durante su tiempo como hombre en la tierra. Narran además el mensaje del evangelio de Jesús es decir la buena noticia de la salvación.

La vida y obra de Jesús descrita en los evangelios, representan el cumplimiento de la promesa dada por Dios a los patriarcas en el Antiguo testamento: Abraham (Génesis 22:17), Isaac (Génesis 25:11) y Jacob:

Génesis 28:14 (DHH): Ellos llegarán a ser tantos como el polvo de la tierra, y se extenderán al norte y al sur, al este y al oeste, y todas las familias del mundo serán bendecidas por medio de ti y de tus descendientes.

De la descendencia de Jacob saldría el Salvador Jesucristo precisamente del linaje del rey David:

Isaías 9:7 (NTV): Su gobierno y la paz nunca tendrán fin. Reinará con imparcialidad y justicia desde el trono de su antepasado David por toda la eternidad. ¡El ferviente compromiso del Señor de los Ejércitos Celestiales hará que esto suceda!

Siendo la promesa cumplida el Señor Jesucristo quien establece el Reino de Dios para toda la eternidad. La buena noticia del evangelio de Jesús es que Él redime al mundo del pecado y nos reconcilia con nuestro Padre Celestial.

El mensaje iniciado en los evangelios sobre la vida, pasión, muerte y resurrección de Jesús es expandido a los confines del mundo a partir de los primeros discípulos. Quienes fueron apostolados por Jesús para continuar la obra de su ministerio, mediante la gran comisión.

¿Has oído hablar de la Gran Comisión? Si quieres saber un poco más de este tema tan importante para los cristianos. Te invitamos a entrar aquí, la gran comisión: ¿Qué es? Importancia para el cristiano.

los-evangelios-3

Etimología de la palabra evangelio

La palabra evangelio tiene su origen de la raíz griega euangélion, una palabra que a la vez es compuesta por dos raíces de la misma lengua. Eu que significa bien o bueno, unida al término angélion, cuyo significado es mensaje o noticia, para finalmente indicar buen mensaje o buena noticia.

En la traducción del griego al latín la palabra originaria de euangélion fue transliterada a evangelio. En tal sentido, los evangelios son la buena noticia de Salvación de pecados por la gracia del sacrificio de Jesucristo, la mayor y más grande manifestación de amor de Dios para con la humanidad.

Juan 3:16 (DHH): -Pues Dios amó tanto al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo aquel que cree en él no muera, sino que tenga vida eterna-.

Es así como los evangelios representan las escrituras realizadas por los primeros seguidores de Jesucristo. Estos primeros cristianos vinieron a ser los escribas o intérpretes de las enseñanzas de los discípulos que caminaron con Jesús durante su ministerio.

El tema central de los evangelios por tanto, es la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Todo este mensaje central neo testamentario, conforma el fundamento de la fe cristiana, de allí su relevancia para los cristianos.

Cuatro de los evangelios son los aprobados y aceptados dentro del Nuevo testamento de La Biblia, por eso son denominados Evangelios canónicos. Para diferenciar uno de otros se les agrega el nombre del evangelista o autor a cada uno de ellos: Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

La mayor parte de los evangelios fueron denominados como apócrifos por considerarlos falsos o adulterados. Para las diferentes iglesias cristianas los evangelios apócrifos no son inspirados por Dios, por tanto no llegaron a ser aceptados.

los-evangelios-4

La palabra evangelio en el Nuevo Testamento

Los términos de evangelio y evangelizar son empleados en la Biblia en el Nuevo Testamento. Además de encontrarlos en los evangelios canónicos, el apóstol Pablo es uno de los autores que más veces emplea la palabra evangelio.

De las 76 veces que aparece la palabra evangelio en el Nuevo testamento, 60 solamente es escrita por Pablo en sus cartas apostólicas dirigidas a las primeras comunidades Cristianas. Un ejemplo es el la primera carta a los corintios con una data probable del año 57 después de Cristo:

1 Corintios 15:1 (DHH) Ahora, hermanos, quiero que se acuerden del evangelio (εὐαγγέλιον) que les he predicado. Éste es el evangelio (εὐαγγέλιον) que ustedes aceptaron, y en el cual están firmes.

En los evangelios sinópticos de Mateo, Marcos y Lucas la palabra evangelio se puede encontrar unas pocas veces. Nos obstante el evangelista Juan no la llega a usar y tampoco la palabra evangelizar, un ejemplo en cada uno de los evangelios sinópticos pueden ser los siguientes versículos:

Mateo 24:14 (LBLA): Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin.

Marcos 1:1 (NBLA): Principio del evangelio de Jesucristo el Mesías, Hijo de Dios.

Lucas 4:43 (RVA-2015): Pero él les dijo: “Me es necesario anunciar el evangelio del reino de Dios a otras ciudades también, porque para esto he sido enviado”.

Como se puede ver, el sentido que le dan los autores a la palabra evangelio es el mismo: La buena noticia, que es Jesucristo para el mundo.

Si bien Lucas es el evangelista que menos usa este término dentro de su evangelio. En su libro de los hechos de los apóstoles llegar a usar la palabra evangelizar 15 veces, mucho más que los otros evangelistas.

Los evangelios canónicos del Nuevo Testamento

Como ya se mencionó anteriormente, del gran número de evangelios que se tiene registro; son solo cuatro los que fueron aprobados y aceptados por la iglesia cristiana de ser escritos por inspiración divina.

Constituir como canónicos o apropiados a los evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan fue una labor encomiable de los cristianos de los primeros siglos. Un duro crítico cristiano del siglo segundo como Irineo de León en su libro denominado “Contra las herejías”, muestra su desacuerdo en cuanto:

  • En esos tiempos, alrededor del 185 después de Cristo, las comunidades de cristianos se concentraban en leer sólo el evangelio de Mateo.
  • Los evangelios considerados como apócrifos o no apropiados infundían o estimulaban una falsa fe o doctrina. Dando origen a sectas como la secta cristiana gnóstica del siglo II denominada valentinianos.

Para el teólogo y obispo Irineo de león los cuatro evangelios considerados canónicos son fundamentales para el conocimiento de Jesús. Ya que cada uno presenta a Jesús de una forma diferente, además de haber sido escrito con una intención y audiencia distinta.

De igual forma Irineo afirma que deben ser cuatro los evangelios de Jesús, conforme a la visión profética de Ezequiel y los cuatro rostros de los querubines en el trono de Dios:

Ezequiel 1:10 (TLA): Los seres tenían también cuatro caras. Vistas de frente, tenían apariencia humana; vistas del lado derecho, parecían caras de león; por el lado izquierdo, parecían caras de toro, y por atrás parecían caras de águila.

Los cuatro rostros de los querubines del trono de Dios son los cuatro rostros de Jesús en los cuatro evangelios canónicos. De esta forma como lo afirma Irineo de león es necesario leer los evangelios canónicos para poder ser conformados a cada imagen de Jesús.

Evangelio de Mateo, el rostro de León

Jesús en el evangelio de Mateo es presentado a la humanidad como el Rey, con el rostro del León en la visión de Ezequiel 1:10. Mateo hace énfasis en mostrar a Jesús como el mesías anunciado por los profetas del antiguo testamento.

Esta forma del evangelista de mostrar a Jesús se debe a que la audiencia para la que escribe es primeramente para el pueblo judío, quien tenía conocimiento de las escrituras. En cuanto a los ministerios de los que dice Pablo, constituyó Jesús:

Efesios 4:11 (NVI): Él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; y a otros, pastores y maestros,

El evangelio de Mateo representa al ministerio de Maestro, al resaltar las enseñanzas del Rey Jesús, como: Las tres grandes predicaciones, el Sermón de la montaña, las parábolas del reino y la de la mayordomía.

Si quiere profundizar más sobre Evangelio de Mateo: El libro que escribió el recaudador, no dejes de entrar aquí. Mateo era un publicano y recaudador de impuestos en la ciudad de Carfanaúm, en Galilea, hoy Israel, a quien Jesucristo llamó para que lo siguiera y formará parte de sus discípulos.

Evangelio de Marcos, el rostro de Buey

Jesús en el evangelio de Marcos es presentado a la humanidad como el Siervo, con el rostro del Buey o toro en la visión de Ezequiel 1:10. Marcos hace énfasis en mostrar a Jesús como el servidor, el hombre fuerte y con autoridad.

Esta forma del evangelista de mostrar a Jesús se debe a que la audiencia para la que escribe es primeramente para los romanos. Los romanos era una gente guerrera, acostumbrada al poder por eso en el evangelio de Marcos se resalta a Jesús realizando prodigios y milagros.

El evangelio de Marcos por otra parte, representa al ministerio Pastoral, al resaltar el Servicio y las obras de Jesús como el Buen Pastor con sus ovejas.

Evangelio de Lucas, el rostro de Hombre

Jesús en el evangelio de Lucas es presentado a la humanidad como el rostro de Hombre, con la apariencia humana en la visión de Ezequiel 1:10. Lucas hace énfasis en mostrar la humanidad de Jesús, su dedicación por los más necesitados y los desechados por la sociedad de esa época.

Esta forma del evangelista de mostrar a Jesús se debe a que la audiencia para la que escribe es primeramente para los griegos. Los griegos eran la civilización del conocimiento y la perfección, por eso muestra la gloria, lo bello y lo perfecto de Jesús como hombre ejemplar y universal.

El evangelio de Lucas por otra parte, representa al ministerio evangelista, al resaltar a Jesús como el Salvador, el hombre que vino a salvar al extraviado o perdido. Es por ello que enfatiza en las Parábolas de la oveja perdida, la moneda perdida y la del hijo perdido.

En tu vida cristiana, ¿crees definirte como evangelista?, para conocer las características de este ministerio, te invitamos a entrar aquí: ¿Qué es ser evangelista? Funciones y mucho más. Ser evangelista es uno de los ministerios por  los cuales le podemos servir a Dios en nuestra profesión como cristianos.

Evangelio de Juan, el rostro del Águila

Juan nos presenta en su evangelio a Jesús como el hijo de Dios, con el rostro de águila en la visión de Ezequiel 1:10. Juan hace énfasis en mostrar a Jesús como hijo de Dios, el verbo hecho carne, el camino, la vida eterna.

Esta forma del evangelista de mostrar a Jesús se debe a que la audiencia para la que escribe es para el mundo entero, para la iglesia universal. En el tiempo que fue escrito este evangelio había surgido una proliferación de herejías que se pronunciaban en contra de la naturaleza divina de Jesús.

En tal sentido Juan se propone la tarea de exaltar y emplazar a Jesús como Hijo de Dios, haciendo énfasis de las enseñanzas del carácter divino de Jesús.

El evangelio de Juan por otra parte, representa al ministerio apostólico y profético, porque este evangelista pone de manifiesto la revelación del misterio de Jesucristo como el Hijo de Dios. Juan exalta la persona de Cristo por encima de los hechos de Jesús.

Los evangelios sinópticos

De los evangelios canónicos, tres de ellos son considerados a su vez sinópticos, debido a las semejanzas en algunos de sus pasajes. Textos similares que cada autor le da su enfoque de acuerdo a la forma que presentan a Jesús a la humanidad.

Los evangelios canónicos y sinópticos son: Mateo, Marcos y Lucas. El término fue adoptado a raíz de un cuadro presentado por Johann Jakob Griesbach en 1776, en la búsqueda de una solución a lo que él llamaba el problema sinóptico de los evangelios.

El cuadro presenta un análisis en sinopsis o vista conjunta en una tabla de tres columnas, donde se puede visualizar mejor las coincidencias de los tres evangelios de Mateo, Marcos y Lucas.

Autoría de los evangelios canónicos

La autoría de los evangelios canónicos es aceptada más por tradición que por comprobación. En todo caso la iglesia afirma que los cuatro evangelios canónicos tiene un origen apostólico, en este sentido la autoría de cada uno es atribuida según lo siguiente:

  • Mateo: Evangelio escrito por Mateo el apóstol de Jesús.
  • Marcos: Escrito por un discípulo del apóstol Pedro.
  • Lucas: Escrito por el autor del mismo nombre, Lucas, quien fuera médico y aprendiz del apóstol Pablo.
  • Juan: Escrito por el discípulo amado y amigo íntimo de Jesús, el apóstol Juan.

Fechas de los evangelios canónicos

Los eruditos y expertos teólogos en su mayoría coinciden que los cuatro evangelios canónicos fueron escritos en un periodo entre el año 65 y 100 después de Cristo. Si bien no existe información de la fecha exacta de escritura de cada uno, la investigación los ubica entre los siguientes años:

  • Marcos: Entre el año 68 y el 73 después de Cristo.
  • Mateo: Entre el año 70 y 100 después de Cristo.
  • Lucas: Entre el año 80 y 100 después de Cristo.
  • Juan: Entre el año 90 y 100 después de Cristo.

Los evangelios apócrifos

Además, de los evangelios canónicos existen otros manuscritos antiguos a los cuales se les conoce como evangelios apócrifos. Estos últimos son una gran mayoría de textos que por no considerarse que fueron inspirados por Dios, no son aceptados o reconocidos por la iglesia cristiana.

De manera, que a ninguno de estos evangelios los llegaron a incluir en la Biblia Septuaginta griega, ni en ninguna de las versiones posteriores a ella.

No obstante en los primeros siglos de la era cristiana, algunas sectas que se formaron a partir de las comunidades de cristiano, llegaron a considerar los evangelios apócrifos como escrituras sagradas. Como es el caso de la secta cristiana gnóstica del siglo II denominada valentinianos.

También existe el caso de las primeras comunidades cristianas que se formaron a partir del pueblo judío. Que consideraban los evangelios de los hebreos y el secreto de Marcos, como escrituras sagradas.

Desde este punto de vista, existen críticos que dejan de considerar a algunos de los evangelios apócrifos, para denominarlos como extra-canónicos. De forma de sacarlos de lo que sería considerado como manuscritos falsos o sin relación con la inspiración divina.

En función a esto el manuscrito definido como el evangelio de Tomás, vendría a ser el más antiguo de los evangelios. Porque según los expertos este manuscrito tiene fecha de haber sido escrito en el año después de Cristo.

El origen etimológico de la palabra apócrifo proviene de las raíces griegas: από que denota lejos y κρυφος, cuyo significado es oculto. Al ser transliterado a la lengua latina queda la palabra apócryphus, para indicar según su origen griego: ocultar lejos.

Entre los evangelios apócrifos se pueden mencionar entre otros al evangelio:

  • De los Hebreos
  • Griego de los egipcios
  • Secreto de Marcos
  • De Judas
  • Apócrifos de la Natividad
  • De María Magdalena

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here