Los cactus absorben la energía negativa según el Feng Shui

cactus y otras crasuláceas en pequeñas macetas para decoración

Los cactus son los mayores representantes de una familia de plantas a las que se las conoce como suculentas. Se trata de un tipo peculiar de vegetal extraordinariamente adaptado a vivir en entornos áridos donde la disponibilidad de agua es escasa o muy escasa. Su estética peculiar, con tallos gruesos y carnosos recubiertos de espinas, responden a esta capacidad para hacer un uso muy eficiente del poco agua que pueden absorber.

Considerados habitualmente como los guardianes del desierto, los cactus han trascendido su papel botánico para convertirse en símbolos culturales cargados de significado. Entre las creencias más recientes, destaca la idea de que los cactus tienen la capacidad única de absorber la energía negativa, según los principios del Feng Shui. En las próximas líneas, exploraremos en profundidad cómo los cactus absorben la energía negativa según el Feng Shui y en general, qué papel cumplen las plantas en nuestro bienestar.

Los cactus: el poder de una suculenta muy especial

hermosos cactus con flores blancas

Los cactus son plantas del desierto pertenecientes a la familia de las suculentas. Se caracterizan por su gran resistencia y adaptabilidad a las condiciones extremas de los entornos áridos.

Su aspecto es muy característico, con tallos carnosos cubiertos de espinas protectoras. Te sorprenderá saber que las espinas de los cactus y de otras suculentas son en realidad hojas modificadas, que evolutivamente han sufrido esa extraordinario modificación como forma de adaptación a entornos con contenidos muy limitantes de agua. Todas las características de las suculentas  responden a increíbles adaptaciones que han desarrollado para conservar agua en entornos áridos. De ahí se deriva su estética tan singular.

Por su capacidad para prosperar en condiciones adversas, los cactus se han convertido en un símbolo de resiliencia y fortaleza en la cultura.  Así, costumbres milenarias como el feng shui otorgan ciertos “poderes” a estas plantas tan especiales, a las que se les atribuye la capacidad de absorber las energías negativas y purificar los entornos.

Los cactus: símbolo de resiliencia

Su capacidad para florecer en entornos áridos y desafiantes ha generado gran admiración en la humanidad desde tiempos inmemoriales. Es por ello que algunas tradiciones culturales los han elevado al nivel de protectores energéticos.

La resistencia de los cactus se considera un símbolo de fuerza y adaptabilidad, de gran resistencia física, atributos que se cree que transfieren a quienes tienen cactus en su entorno.

Feng Shui y la dinámica energética en el hogar

cactus purifican el hogar según el feng shui

El Feng Shui, antiguo arte chino de la armonización del entorno, nos invita a considerar la energía que fluye a través de nuestros espacios habitados. En este contexto, la energía, conocida como «chi», debe moverse de manera equilibrada para fomentar la salud y la prosperidad. Algunas personas afirman que los cactus pueden desempeñar un papel clave en la regulación de esta energía y así parecen experimentarlo en su presencia.

Los cactus como escudos protectores

En el amplio sistema de creencias  del Feng Shui, se sugiere que los cactus actúan como escudos protectores. Colocando cactus en lugares estratégicos del hogar, como la entrada o las esquinas de una habitación, estas plantas podrían absorber y neutralizar la energía negativa circulante, permitiendo que solo la energía positiva fluya sin obstáculos. Este concepto añade una dimensión espiritual y simbólica al ya fascinante mundo de los cactus.

Dónde colocar los cactus según el arte del Feng Shui

colocación de cactus en ele hogar según el feng shui

Como adelantábamos, la ubicación de los cactus es crucial para maximizar sus posibles beneficios según el Feng Shui. Los principales sitios sugeridos son la entrada de la casa y las esquilas, lugares por excelencia donde puede haber mayor densidad de energía nociva (cuando llegamos de la calle estresados, por ejemplo, en lo que se refiere a la entrada de la casa; y la interconexión de habitaciones y movimientos de la casa, para las esquinas).

En la entrada, los cactus pueden actuar como guardianes, filtrando la energía antes de que ingrese a tu espacio vital. En las esquinas, se cree que disuelven la energía estancada o disarmónica. Colocarlos cerca de dispositivos electrónicos también puede contrarrestar la energía electromagnética.

En general, la creencia milenaria estima que su ubicación en cualquier foco supone una limpieza energética favorable para nuestro bienestar. Con lo cual, los cactus son bienvenidos en cualquier rincón de la casa y si no tienes mucha idea de dónde colocarlos, simplemente hazlo donde te apetezca o consideres que luce bonito.

Cómo nos cuidan los cactus

Los cactus no solo son elementos decorativos; también se dice que cuidan de nosotros en niveles más profundos. Su capacidad para purificar el aire al absorber dióxido de carbono y liberar oxígeno es un beneficio tangible para la salud. Además, algunos estudios sugieren que tener plantas en espacios interiores puede mejorar el bienestar emocional y reducir el estrés.

Por lo tanto, y más allá de las creencias, es una evidencia científica que los cactus, como otras plantas, liberan oxígeno como consecuencia de la fotosíntesis y eso indudablemente mejora los entornos haciendo el aire más “puro”. Nuestros pulmones no los agradecerán sin duda, a la par que todas las células de nuestro cuerpo.

Además, está probado que simular entornos naturales en nuestros espacios nos sitúa en lo que siempre fuimos: animales de la naturaleza. Esta reminiscencia nos ubica en nuestro entorno de origen y nos aleja del estrés del urbanismo.

La carga positiva de los cactus: creando un ambiente equilibrado

cactus crean armonía en el hogar

La carga positiva de los cactus no solo se limita a absorber energía negativa, también contribuyen a crear un ambiente equilibrado y armonioso. Como decíamos en el párrafo anterior, su presencia puede traer una sensación de conexión con la naturaleza, mejorando así la calidad del espacio que habitamos. Este aspecto positivo se combina con su estética única, haciendo que los cactus sean elementos multifacéticos en la práctica del Feng Shui.

Si bien se trataría de un “decoro” o simulación de un entorno natural, al cerebro a veces es fácil “engañarlo”, y con determinados elementos estratégicos llega a “creerse” los mensajes que le mandamos: en este caso, la creencia de estar en un entorno natural.

Los cactus como anclaje del balance y la armonía en tu vida

La idea de que los cactus absorben la energía negativa se vincula fundamentalmente con la interpretación del Feng Shui. Existen muchas personas fervientemente apegadas a estas ideas. Sin embargo, es importante recordar que el equilibrio y la armonía en un espacio dependen de muchos factores. Los cactus pueden agregar belleza y frescura a tu entorno, pero la clave está en encontrar un equilibrio que se ajuste a tu estilo de vida y creencias personales.

Y para terminar, es fundamental que recuerdes esto: no deposites en estas plantas la capacidad de armonizar o “arreglar” tu vida. Eso solo lo puedes hacer tú con tus propósitos y acciones. Los cactus o los símbolos que elijas, son solo elementos reforzadores, muy válidos siempre y cuando implementes acciones eficaces en tu cotidiano.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.