Libro Seda de Alessandro Baricco ¡Sinopsis y reseña!

El libro Seda es una historia de amor no consumado, es nostálgica y melancólica. Fue publicada en el año 1996 y representa el mayor éxito literario de su autor, Alessandro Baricco.

libro-seda-1

Seda: Una historia de amor no consumado.

Libro Seda

El libro Seda es una novela de amor, de un tipo inusual: es breve, pero intensa; y aunque deja vacías algunas partes de la historia, el mensaje queda claro. Hervé Joncour siente un amor que jamás llega a ser real.

Sinopsis

La narrativa del libro Seda se desarrolla en Lavilledieu, Francia, a mediados del siglo XIX, específicamente en 1861. Cuenta la historia de Hervé Joncour, un exitoso vendedor de huevos de gusano de seda, quien viaja a Japón sin sospechar que allí su corazón vivirá una extraña experiencia de amor.

Aunque Joncour está casado con Hélene, él no puede evitar sentir una intensa atracción por la joven amante de Hara Kein, Así, en cada viaje que él realiza siempre termina buscando así sea su sola mirada.

No obstante, al final del libro Seda él se da cuenta que la nostalgia que siente por un amor que no puede ser termina rompiéndole el corazón. En el siguiente vídeo puedes ver un resumen acerca del contenido de la novela.

Personajes principales

Como en toda novela de amor, cada historia se entrelaza a través de las vivencias de sus personajes principales. A continuación se presentan los correspondientes al libro Seda.

Hervé Joncour

El protagonista de esta novela fue criado para ser militar, sin embargo el destino quiso que tuviera un oficio muy singular. Para el momento en el cual el libro Seda narra su historia, Hervé Joncour cuenta con 32 años y está casado con Hélene, con quien no tiene hijos.

En términos generales, Joncour se dedica a viajar para así comprar y vender huevos de gusanos de seda. De esta forma, anualmente entre enero y abril, él atraviesa el Mediterráneo hasta llegar a Siria y a Egipto.

Cuando Joncour regresa a su hogar tiene millares de huevos minúsculos de color gris y amarillo, los cuales son de gran valor. Estos se rompen un mes después para luego convertirse en capullo y finalmente en hilos de seda.

Sin embargo, el trabajo de Joncour culmina dos semanas después de su regreso, pues a él no le corresponde ser testigo de la mágica transformación de los huevos. Cuando ese tiempo transcurre el exitoso vendedor se dedica a descansar el resto de los meses del año junto a su esposa.

Joncour vive cómodamente en las afueras del pueblo llamado Lavilledieu, sin mayor esfuerzo, disfruta del beneficio económico que le genera su peculiar trabajo. Simplemente, él ve como su vida transcurre sin preocuparse en lo qué puede pasar mañana.

No obstante, cuando Joncour vuelve de su viaje en 1861 el rumbo de su vida comienza a cambiar, pues esta vez los huevos están infectados, poniendo en riesgo toda la producción del pueblo. Nadie parece creer que es posible escapar de esa epidemia y que las ciudades puedan sobrevivir sin la riqueza que proporciona la compra y venta de los huevos del gusano de seda.

Primer viaje

En esa época, el protagonista del libro Seda planifica su primer viaje a Japón junto con otros sericicultores, todos motivados por su mentor, Baldabiou. Sin embargo, por consenso, Joncour parte solo hacia el otro lado del mundo en el mes de octubre de ese mismo año.

libro-seda-2

Joncour lleva en su viaje un poco de oro y los nombres de tres personas a quien buscar cuando llegue a su destino. La travesía no es fácil, él tiene que viajar durante muchos días utilizando diversos medios, como: tren, caballo, barco e incluso a pié.

Cuando Joncour llega a Japón se encuentra con el mejor contrabandista del Japón quien trata de engañarlo dándole huevos de pez. Como respuesta, Joncour paga con oro falso.

Luego de ese primer encuentro, el protagonista del libro Seda regresa a Francia tres meses después de su partida. Esta vez los huevos de gusano de seda son de excelente calidad y Joncour se convierte en un hombre adinerado.

Con el dinero que resulta del primer viaje a Japón, Joncour aumenta el terreno de su propiedad. Es allí donde él disfruta cada tarde de la voz más hermosa que ha escuchado en toda su vida, la de su esposa Hélene.

Segundo viaje

El próximo octubre Jancour viaja de nuevo hacia el oriente en busca de más huevos de gusano de seda. El protagonista del libro Seda vuelve a encontrarse con Hara Kei y con su hermosa y joven compañera.

A su regreso, Joncour guarda dentro de su equipaje un pequeño papel doblado que no se atreve a abrir. Sin embargo, 41 días después él toma la decisión de buscar ayuda para conocer qué dice el mensaje que la joven desconocida de facciones no orientales le entregó en secreto.

Es entonces cuando, por recomendación de Baldabiou, Joncour parte hacia Nimes en busca de Madame Blanche. Ella lee el mensaje y le aconseja no volver a buscar a la joven mujer, sin embargo, él no le hace caso.

Tercer viaje

Un tiempo después llega nuevamente el mes de octubre, y con él el tercer viaje de Joncour hacia Japón. En esa oportunidad, luego de una fiesta a la que fue invitado por Hara Kei, el protagonista del libro Seda tiene un fugaz encuentro con la joven.

Es un momento de magia, de miradas dulces, de inocentes roces y de manos entrelazadas sin que haya espacio para algo más. Después de un corto instante ella se marcha.

No obstante, esa misma noche Joncour tiene entre sus brazos a otra joven mujer vestida con un kimono blanco. En la oscuridad es fácil compenetrarse, sin siquiera mirarla él siente que en ella amaba a la hermosa joven de facciones no orientales que un año atrás le envió un extraño mensaje.

Al llegar a casa luego de su tercer viaje a Japón, Jancour busca con impaciencia el amor de su dulce esposa Hélene. Ella llora, pero él casi no lo nota; la melancolía que se apodera de él no lo deja.

Un tiempo después el protagonista del libro Seda compra la vieja casa abandonada de Jean Berbén. La gente del pueblo cree que él construirá ahí otro laboratorio, pero Jancour tiene otra intención: ese es su refugio.

Más tarde en Japón comienza la guerra y el siguiente viaje de Joncour prevé alto riesgo, así se lo hace saber Baldabiou. Sin embargo, a él no le importa, pues está dispuesto a ir así sea usando su propio dinero.

Cuarto viaje

Nuevamente llega octubre y Joncour prepara su cuarto viaje hacia Japón. El protagonista del libro Seda tiene la obligación de regresar a Francia porque los miembros del consorcio están financiando la expedición, además, él le promete a su esposa que volverá.

Cuando Joncour llega a Japón encuentra sólo desolación, en el sitio donde antes estuvo la casa de Hara Kei esta vez no hay más sino ruinas. Sin embargo, él recibe un inesperado mensaje.

Joncour siente dudas, pero finalmente decide seguir al niño mensajero. Después de varios días de viaje llegan a una montaña donde a lo lejos él ve un cortejo conformado por un pueblo entero que va de viaje.

El cortejo pertenece a Hara Kei, el protagonista del libro Seda decide seguirlo de lejos hasta que en la noche es descubierto. Cuando Joncour está frente a Hara Kei, sin intercambiar palabras ni responder a las interrogantes del jefe de la tribu, él le entrega algunas pepitas de oro.

A la mañana siguiente Joncour ve con horror que el joven mensajero ha sido ahorcado: el único delito del niño fue llevar un mensaje de amor. A su encuentro viene por última vez la joven de facciones no orientales y Hara Kei termina perdonándole la vida al protagonista del libro Seda.

El regreso del cuarto viaje es diferente a todos los demás, pues esta vez lo que Joncour encuentra en su maleta no son más sino larvas muertas. Ese es el comienzo del fin del negocio de la seda en Lavilledieu.

Sin embargo, el protagonista del libro Seda encuentra una alternativa. Él emplea a varias personas del pueblo para que construyan el parque que siempre ha deseado tener en su terreno.

El nuevo proyecto genera gran cantidad de comentarios opuestos. Algunos afirman que Joncour es una estafa, otros dicen que él está enfermo desde que regresó de Japón y otros pocos agradecen que les haya dado trabajo.

Algunos años después, Joncour continúa con el corazón roto por el amor que no pudo ser consumado. Entonces recibe una carta que reconoce de inmediato, pero otra vez no es capaz de leerla.

Así es como Joncour recurre nuevamente a la ayuda de Madame Blanche. Esta vez el mensaje de la joven de facciones no orientales está cargado de sensualidad, pero al final es sólo la despedida de su amante.

A partir de allí, el espíritu de Joncour parece renovarse, hasta que tras la muerte de Hélene se da cuenta que la carta de su liberación había sido escrita por ella misma. Pasa el resto de sus años en Lavilledieu con la serenidad que le dan sus recuerdos.

Baldabiou

Baldabiou vive en Lavilledieu desde hace 20 años, es el primero en creer que el negocio de la seda puede dar increíbles resultados. Sin embargo, cuando él llega al pueblo el alcalde no le cree.

No obstante, él no se detiene y marca el comienzo del progreso de Lavilledieu. Pues de ahí en adelante el pueblo se convierte en una de las principales referencias en materia de sericicultura y filatura de la seda.

Por otra parte, Baldabiou es quien inicia a Joncour en el mundo de los huevos del gusano de seda. Apenas él ve al joven militar, el cual para ese entonces tiene 24 años, lo convence de acompañarlo en su travesía, primeramente hacia Egipto.

Algunos años después, cuando la epidemia de pebrina está en pleno auge, vuelve a mover los hilos de la vida de Joncour y lo envía a Japón. Baldabiou está convencido de que los hilos de seda del país que se encuentra al otro lado del mundo son los mejores de todos.

Sin duda, Baldabiou es un personaje extraño, tanto como para ser capaz de jugar billar contra él mismo. De esta forma, dentro de la misma partida, da un golpe normal y uno con una sola mano hasta que el verdadero Baldabiou resulta siempre ganador.

Ante todo, Baldabiou es amigo de Joncour. Por eso le advierte sobre el peligro que representa volver a viajar a Japón mientras ese país se encuentra en guerra.

Sin embargo, Joncour decide ignorar sus advertencias y le dice que es capaz de ir por sus propios medios. Baldabiou se preocupa y decide hablar con los miembros del consorcio para volver a reunir el dinero que hace falta para el viaje.

Finalmente, Baldabiou es la única persona que conoce la verdadera razón del dolor que aflige a Joncour desde la llegada de su último viaje a Japón. Sin embargo, como tantas otras veces no dice nada y sólo se limita a escuchar la confesión de su amigo.

Diez años después del comienzo de los acontecimientos que narra el libro Seda, el manco que suele jugar billar contra Baldabiou gana la partida. Es así como éste decide marcharse de Lavilledieu y le regala las hilanderías a Joncour.

Hélene

Es la esposa de Hervé Joncour, físicamente es delgada, de cabellos negros y bella voz. Todas las tardes Hélene lee libros para su esposo, lo cual él disfruta con extrema quietud.

Cuando Joncour regresa de su tercer viaje a Japón, Hélene nota la impaciencia de su esposo y se entrega a él con la misma dulzura de siempre. Sin embargo, ella sabe que algo ha cambiado en él, y entre lágrimas alcanza a decirle a su marido que es muy feliz a su lado.

Tiempo después de ese extraño episodio, Hélene convence a Joncour para viajar hacia Niza. Ella quiere alejar la melancolía que se encuentra arraigada en su esposo desde su regreso de Japón.

Cuando los esposos regresan del viaje a Niza, el matrimonio está fracturado, pero ninguno habla al respecto. No obstante, en el momento en el que Joncour vuelve a viajar para Japón, Hélene le hace prometer que volverá.

Hélene vive sólo para Joncour, hasta que muere de fiebre cerebral en 1874, es en ese tiempo cuando Joncour realmente se da cuenta de la grandeza del amor que su esposa sentía por él.

En el libro Los puentes de Madison puedes leer otra hermosa historia de amor ¡Anímate!

Hara Kei

Es un hombre poderoso que cubre su rostro con un velo de seda negra. Cuando Joncour hizo su primera expedición a Japón, fue Hara Kei quien le entregó los huevos de contrabando.

Hara Kei es el hombre más buscado de su país, pues es el rey de los asuntos fuera de la ley. Así que en ese primer encuentro el trata de engañar a Joncour entregándole huevos de pez, en vez de huevos de gusano de seda. No obstante, al poco rato, tanto Hara Kei como Joncour notan lo que ha hecho el otro y se ganan el respeto mutuo.; desde ese momento cada encuentro que se produce entre ellos es amistoso.

En cada viaje de Joncour a Japón, Hara Kei lo recibe con amabilidad. Si en algún momento él nota lo que pasa entre su compañera y Joncour nunca lo menciona; luego de la singular experiencia que Joncour tuvo con la amante de Hara Kei, éste abandona el pueblo sin dar aviso alguno. Junto con él viajan todos los integrantes de su séquito, incluyendo la joven de facciones no orientales.

Mujer desconocida

Es blanca, joven, hermosa y es la compañera de Hara Kei, pero desde que ella ve a Joncour demuestra un tímido interés en él. Desde la primera vez, la joven de facciones no orientales dedica gestos y miradas cómplices a Joncour.

Incluso, casi al término de la segunda visita de él, ella logra darle un papel con un mensaje: Vuelve, o moriré. Joncour regresa por ella en cada uno de sus viajes, pero su amor no es posible, pues lo único que ella puede hacer es mirarlo y en esa mirada transmitirle el amor que siente por él.

Madame Blanche

Es una mujer japonesa, de cabello negro y adinerada, además es dueña de un almacén de telas y de un burdel, ambos ubicados en Nimes. Joncour recurre a Madame Blanche por recomendación de Baldabiou.

Su intención es que ella le diga cuál es el mensaje que está escrito en el papel que él guarda celosamente desde su segundo viaje a Japón. Cuando Madame Blanche accede a la petición de Joncour, descifra el mensaje que la joven de facciones no orientales le entregó a él en un pequeño papel.

Tres años más tarde Joncour vuelve a pedirle el mismo favor, ella accede a cambio de que esa sea la última vez. Luego de la muerte de Hélene ella admite que la carta de despedida que le leyó a Jancour había sido escrita por su esposa.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.